1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Procesando el yuyu

El factor humano

El pacto entre PSOE y Sumar, antes que hablar de un proyecto, habla de la férrea voluntad de ambos partidos por estar vivos

Guillem Martínez 26/10/2023

<p>Pedro Sánchez y Yolanda Díaz firman el acuerdo de gobierno entre PSOE y Sumar. / <strong>X @Yolanda_Diaz_</strong></p>

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz firman el acuerdo de gobierno entre PSOE y Sumar. / X @Yolanda_Diaz_

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

1- Un gobierno es un ser vivo. Por lo que su prioridad es seguir siéndolo. Un gobierno, algo sensible de serlo, quiere vivir, y a ello aplica toda su energía e inteligencia. No nos dimos cuenta –su energía, aplicada al intento, era la que era, y su inteligencia es la que es–, pero Feijóo/PP aplicó todo su ser en ser gobierno, tras el encargo del rey. Sigue haciéndolo. No desprecien los intentos del PP al respecto, porque su energía y su inteligencia, ahora, no se ubican en la política, donde no tiene nada que rascar, sino fuera de ella, que es lo que domina. En todo caso, este es el momento del PSOE. Es más, lo más probable es que su energía e inteligencia culminen en un gobierno efectivo. Sencillamente porque le va la vida en ello, y un gobierno es, lo dicho, un ser vivo. Vaya, no saben lo que me gusta construir un texto capicúa, que acaba como empieza. Da paz, porque demuestra que en el mundo hay cierto orden. Escondido y donde nadie lo supone. Como sucede en el punto 2.

2- El PSOE debe ser gobierno porque no puede ser otra cosa. En 1996 lo intentó. Intentó ser otra cosa: oposición. Intentó la alternancia, crear un canon al respecto en la Restauración 2.0, ceder el paso al PP, y proponer la democracia española a través de una serie de diversos paréntesis del PSOE y del PP, que se irían sucediendo y agotando, sin especial problema, construyendo ciclos. El PSOE podría no haberlo hecho. Pero lo hizo con vehemencia. Incluso Felipe González solicitó a Pujol su apoyo para un gobierno PP, y no para uno PSOE. Y Pujol obedeció, a pesar de que lo solicitado podría ser un mal negocio. Lo fue, en tanto que el PP no entendió la alternancia. Rompió la baraja. La alternancia, que requería orden, dos jugadores y una sola idea de la CE78, del neoliberalismo, del nacionalismo, de lo público, de los negocios, pasó a ser un juego salvaje y caótico, sin límites, fundamentado en la crispación, y en el que al perdedor se le negaba todo. De aquel 1996 sumamente lejano quedan dos hechos, sumamente frescos, que ilustran que, esta mañana a primera hora, el PSOE puede ser gobierno y que, es más, es más probable eso que su contrario.

3- Hecho a) el PSOE debe ser gobierno, en tanto que el PSOE –el partido– no resistiría cuatro años sin ser gobierno. Es la lucha por la vida de los vivos. Así de bestia. El hecho b) es el postpujolismo, la derecha catalana, que no puede volver a pactar con el PP –o a facilitarle la vida–, en tanto aquel primer pacto de 1996 supuso el inicio del declive convergente, supuso la única contradicción en el sistema propagandístico I+D de Convergència, que culminó, en 2003, con la pérdida de la Gene y, con ella, la imposibilidad de consolidar un objeto que ese partido tenía en la cabeza: la Segona Generació, esto es, la fantasía pujolista de un relevo generacional, tranquilo, interno, sin apearse del poder. Convergència, por cierto, no se recuperó de aquel golpe. Ni siquiera lo ha hecho hoy, que no se llama Convergència. El partido –dejó de ser un ser vivo– no pudo, tan siquiera, conservar una parte importante de sus cuadros. Esto es, una línea coherente y constante en el tiempo. Intentó la remontada desesperada en 2010, alejándose de manera escenográfica, precisamente, de su pacto con el PP. Más, incluso, de lo que podía y quería. El resto ya lo saben.

A PSOE y Sumar se les votó para evitar una victoria de la extrema derecha. ¿Los dos partidos, hoy vivos, han entendido eso?

4- Los hechos a) y b) son muy importantes. Pueden ser más importantes que cualquier otro hecho más reciente. Pueden explicar, por sí mismos, un futuro gobierno PSOE. Al punto que, en este articulete, les explicaré el estado de la cuestión de un gobierno PSOE, al explicarles el estado de la cuestión de los hechos a) y de b). Hola. Martínez. Perdonen estos días de ausencia, pero he estado malito. Puedo permitírmelo, en tanto no soy un gobierno, y no necesito estar vivo todos los días.

5- El PSOE ha cerrado su pacto de coalición con Sumar. Lo que indica que las dos partes vivas del Gobierno quieren seguir vivas. Poco más. El pacto, antes que hablar de un proyecto, habla de esa férrea voluntad del PSOE y S por estar vivos. Y de la fórmula de vida elegida: la vida vivida en la anterior legislatura, con un S y un PSOE muy dispuestos a no tensionarse, a no romper el gobierno bajo ningún concepto, a seguir vivos pase lo que pase, o no pase lo que se había pactado que pasara. Es difícil evaluar este tipo de pactos más allá de ese impulso. El pacto, simplemente, permitirá observar en el futuro si el gobierno PSOE-S fluye en la dirección acordada, o en la dirección que pueda. En el pacto vuelven a aparecer elementos incumplidos en el anterior pacto –control de alquileres, derogación de la Ley Mordaza, reforma del IRPF…–, incumplimientos que, a presión y temperaturas normales, y por la vía de la abstención, hubieran supuesto la muerte de este Gobierno el pasado 23J. No ha sido así. El 23J se votó a PSOE y a S más de lo previsto. Se les votó para evitar una victoria de la extrema derecha. ¿Los dos partidos, hoy vivos, han entendido eso? Es posible que no. Es decir, es posible que ya lo hayan olvidado. Un ser vivo tiene un alto compromiso, en fin, con la vida. Es decir, con la suya. Tal vez ambos partidos crean que el miedo a la extrema derecha es eterno, y que les servirá en las próximas elecciones. No es así. Si en el PP hay alguna inteligencia, debe haber tomado ya nota de su propia derrota, de la derrota polaca, de la derrota argentina. Y, posiblemente, debe de estar ya elaborando algo más amable, menos agresivo, tal vez, que no asuste, como ha sido el caso. El pacto PSOE-S explica, estilísticamente, lo que son las dos socialdemocracias españolas/la izquierda posible. No es mucho, no es una gran defensa contra la extrema derecha, ni un discurso difícil de ser burlado por la extrema derecha. Se trata, por una parte, de un neoliberalismo amable, que limita a su izquierda con la Comisión, ese objeto ubicado en la derecha. Por otra parte, se está dibujando una izquierda laborista, tal vez porque eso es lo que S tiene más a mano, en CC.OO., un sindicato con cierto componente ministerial desde finales de los setenta. Fuera de ese ministerio queda mucha realidad, incluso laboral. Por encima de todo, el pacto es un lenguaje, algo para interpretar. Por lo mismo, es política. Es la vuelta a la política. El ciclo iniciado en 2011, en el que la política dejó de ser escuchada, lo que le obligó a simular explicarse, concluyó hace tiempo. Ahora la política se venga del trato recibido. Vuelve a ser autosuficiente. Vuelve a tener un margen inaudito, y no simula que no tiene ganas de explicarse.

6- Es agradable, por otra parte, el silencio PSOE respecto a las negociaciones con Puigdemont. Ese silencio es indicativo de cierta funcionalidad y cierto optimismo al respecto de un final feliz. Pero aún hay más indicios de optimismo. Se los canto. La esposa de Puigdemont, que cobraba de la Diputació de BCN 6.000 euros mensuales, a cambio de un programa semanal en una tele de internet que nadie ve, perdió ese sueldo tras las ulteriores elecciones municipales. Pero una vez que el PSC vuelve a cortar el bacalao en la Diputació, la señora Puigdemont a) vuelve a cobrar esa cantidad. Lo que habla de un clima de buena voluntad, etc. Puigdemont, por su parte, b) ha ganado una especie de referéndum en el Consell de la República, que supondrá el recauchutado de la institución hacia una dimensión aún más anecdótica. Para este desguace, sobre un censo de unos 90.000 inscritos, votó un 6%. También ha habido otro reciente referéndum en la egregia institución, para bloquear las negociaciones de Puigdemont con el PSOE, fruto de la iniciativa de un particular. Ha ganado el bloqueo a un gobierno PSOE con el 74,9% de los votos, si bien solo votaron 4.000 personas, el 4,45% del censo. Se trata, por otra parte, de un resultado c) que no afecta a las decisiones de Junts, como especificó un gran ideólogo del neo-neo-neo-neorepubicanismo cat, esa edad de oro del hierro. El ministro Albares, por otra parte, ha ofrecido, para el 27N –en esa fecha debería de haber gobierno, o el pitote será de aúpa–, la ciudad de BCN para tratar el tema Israel-Palestina, y uno no va ofreciendo BCN para esos temas si no se prevé, para esa fecha, una d) estabilidad en la ciudad que tire de espaldas, y que dure varias décadas. Otro indicio, no desdeñable, que indica un pacto próximo es que Puigdemont ha delegado, para los flecos legales del asunto, a Quico Homs, exdirigente de CDC que, ejem, e) no es ninguna autoridad al respecto.

El silencio PSOE respecto a las negociaciones con Puigdemont es indicativo de cierta funcionalidad y cierto optimismo

7- Lo que se va presentando como gran problema en las negociaciones PSOE-Puigdemont, son, a su vez, pantallas superadas. Por lo que ignoro el sentido de su filtración periódica. Se trata de puntos de discusión como a) lo del relator –una persona, o algo parecido, que controle lo que se vaya pactando–, que no es más que  exactamente la Mesa de negociación Moncloa-ERC. Algo ya existente y con otro nombre. La reclamación, por parte del PSOE, de que b) Junts haga un gesto de rechazo de la unilateralidad, ya pasó. En la cumbre de Pedralbes entre Sánchez y Torra, en 2018, al final de la cual se acordó un documento, en el que ambas partes asumían ceñirse, en las negociaciones futuras, “al marco de la seguridad jurídica”. La CE78, vamos. El c) rechazo de un referéndum de autodeterminación, por parte del procesismo, a su vez, ya ha pasado chorrocientas veces en la política cat, pero se filtran en la prensa recuerdos escabrosos que explican la dimensión sórdida y realista de esa constante. El último: la filtración del hecho de que el conseller Santi Vila intentó negociar frente al Gobierno Rajoy, en 2017, una salida al asunto, con una simple recuperación del Estatut troceado en el TC.

8- Si seguimos la línea de puntos, se adivina que va a haber un pacto PSOE-Puigdemont. No muy costoso, diría. Estaría limitado a la CE78, si bien con alguna sorpresa. Por tres motivos. Motivo 1) la CE78, y más su título territorial, está tan gagá y dado de sí, que puede haber una aportación interpretativa maragallista, cachonda, que, sin aportar nada efectivo, aporte palabras nuevas, y nuevos estados de ánimo. Motivo 2) como ilustra el pacto PSOE-S, la política económica y fiscal es un campo muy acotado por la Comisión, de manera que el tema territorial es, por aquí abajo, el único tema al que, de alguna manera, se le puede hincar el diente con cierta autonomía y operatividad. Motivo 3) si se fijan, Sánchez es el primer líder del PSOE que está haciendo algo que, tal vez, el PSOE debería haber empezado a acometer hace años: una vez roto cualquier consenso con el PP, Sánchez parece no comportarse como si ese consenso aún existiera. Lo que le puede suponer cierta libertad e iniciativa. Ya sea por 1), 2), o 3), diría que hay muchas posibilidades y ganas de acuerdo, en todo caso. Y que lo único que puede impedir el pacto no se encuentra en la políticaZzzzz, sino en la sociedad. No se pierdan el punto 11.

9- Hace unos días, en el Ateneu barcelonés, S y Comuns presentaron una propuesta de amnistía. Bueno, iba a ser una propuesta, pero finalmente fue un informe, un tanto improvisado y de utilidad muy acotada. Tal vez solo tenga utilidad política, ese territorio autónomo y sin mucho contacto con la sociedad. En todo caso, el documento final –del que tan solo se habló al día siguiente, y luego se olvidó por completo, lo que es un indicio de su operatividad política– puede explicar, según me dicen por el pinganillo, algunos aspectos de la futura ley de amnistía. El texto venía a exponer –de manera no muy certera, y sin verter mucha autoridad al respecto– la constitucionalidad de una ley de amnistía. Y explicaba a) una exposición de motivos –no creo que sea útil, en tanto cargaba la responsabilidad del Estado, y no aludía a la del procesismo; dudo que el PSOE opte por eso–, b) las fechas que contemplaría la amnistía –iría desde la preparación de la primera consulta, la de 2014, hasta la promulgación de la amnistía– y c) los delitos contemplados –malversación, desobediencia, delitos de manifestación, de manera que se beneficiaría de la amnistía militantes de CDRs, si bien también polis y GC que, en aquellos días de octubre, lo dieron todo sin pedir nada a cambio–. Si el pinganillo no va errado, los puntos b) y c) coincidirían con el proyecto del PSOE.

Rosa Lluch habló de la necesidad de una solución generosa. Pero también habló de la mentira, utilizada en todo momento por el Govern

10- El escollo, lo que puede hacer fracasar el todo, quedó también vislumbrado en el acto del Ateneu, en su último parlamento, el de Rosa Lluch, la única historiadora y la única no-jurista presente en el acto. Habló de la necesidad de una solución generosa, que rebaje la tensión, los insultos y también la represión. Pero habló también de un hecho importante, no contemplado en el informe, ni en la política, y que puede no ser contemplado en la ley de amnistía. Se trata de la mentira, utilizada en todo momento por el Govern, antes y después de 2017. Este fue el único momento no político, sino real, en el acto en el que el público participó del factor humano de Lluch. Aplaudiendo. Mucho rato.

11- No creo que el procesismo acepte esto que sería necesario: además de reconocer un momento de exceso del Estado en respuesta a la manifestación del 1-O, un momento tan exagerado que afectaría a la igualdad ante la Justicia, y que la amnistía pretende corregir, se tendría que reconocer otro empecinamiento sostenido por parte del Estado, concretamente de la comunidad autónoma: la mentira, una mentira sostenida, difundida en medios públicos y concertados, que polarizó la sociedad y puso en peligro la convivencia. Y no creo que Puigdemont acepte esto. De hecho, uno de los condenados en el juicio al procés –el primero en exponer en ese juicio, por otra parte, que todo, en 2017, fue política, esto es, nada– mostró, al final del acto, su total desacuerdo ante el discurso de Lluch.

12- Sería bueno no olvidar, aunque la vida empuja a PSOE y a S hacia el gobierno como un aullido interminable, que se está negociando el voto de una extrema-derecha. Y que se debe ser generoso, inteligente y divertido al respecto, para que esa extrema derecha desande su camino hasta ser, tan solo, un derecha. Por eso mismo, el pacto/la amnistía no puede poner en peligro la sociedad cat. No puede mentir, sino que debe reconocer todo lo que pasó. Incluida la mentira.

12+1- La mentira es el principal componente de las nuevas extremas-derechas. Está presente en USA, Asia, Europa, Israel. Enfrentarse a esas nuevas extremas derechas es enfrentarse a la mentira. Que las ansias de hacer política, y de estar vivo en un gobierno, no impidan atajar la mentira, mirando hacia otro lado.

1- Un gobierno es un ser vivo. Por lo que su prioridad es seguir siéndolo. Un gobierno, algo sensible de serlo, quiere vivir, y a ello aplica toda su energía e inteligencia. No nos dimos cuenta –su energía, aplicada al intento, era la que era, y su inteligencia es la que es–, pero Feijóo/PP...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cmvjulio

    Se te echaba de menos para entender un poco todo.. Me alegro de tu vuelta. Saludos.

    Hace 3 meses 29 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí