1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Lectura

Cien segundos para la medianoche

Extracto de ‘Universalizar la resistencia’, publicado recientemente por Altamarea

Noam Chomsky 18/09/2023

<p><em>Calentamiento terraplanista.</em> / <strong>La boca del logo</strong></p>

Calentamiento terraplanista. / La boca del logo

La boca del logo

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

No cabía duda de que 2020 iba a ser un año fatídico, especialmente para aquellos que se preocupan lo suficiente por el mundo como para tratar de determinar su destino, para los activistas, en resumen.

Una de las razones es que 2020 nos trae elecciones en el Estado más poderoso de la historia mundial. Su resultado tendrá un gran impacto no solo en los Estados Unidos, sino también, por razón del poder de los Estados Unidos, en los peligros que afronta el mundo entero.

La naturaleza y la escala de estos peligros se pusieron de relieve al comienzo del año, cuando se colocaron las manecillas del famoso Reloj del Juicio Final, lo que proporcionó una evaluación tan buena como sucinta del estado del mundo. Desde la elección de Donald Trump, el minutero se ha movido constantemente hacia la medianoche, lo que significa que «se acabó». Al llegar el 2020, los analistas abandonaron los minutos y pasaron a los segundos: cien segundos para la medianoche, lo más cercano a un desastre terminal tras los ataques con bombas atómicas y desde la primera puesta en marcha del reloj. Las razones fueron las habituales: la grave y creciente amenaza de una guerra nuclear y de una catástrofe ambiental (con la Casa Blanca orgullosamente liderando la carrera hacia el abismo) y el deterioro del funcionamiento de la democracia, la única esperanza para hacer frente al desastre inminente.

Hay tiempo para salvar la sociedad humana (y muchas otras especies) del cataclismo, pero no mucho

Hay tiempo para salvar la sociedad humana (y muchas otras especies) del cataclismo, pero no mucho. La cantidad de tiempo que queda depende, en gran medida, de las elecciones de Estados Unidos en noviembre de 2020, que pueden convertirse en las elecciones más importantes en la historia de la humanidad, quizás incluso en aquellas que sellen el destino de la sociedad humana.

Palabras terribles, pero ¿son una exageración? Cuatro años más de trumpismo podrían llevar el calentamiento global a un punto de inflexión irreversible. Como mínimo, aumentaría considerablemente los costes de lograr algún grado de supervivencia decente. El desmantelamiento que ha hecho Trump de la delgada barrera que nos protegía de la destrucción nuclear bien podría tener éxito y desencadenar una guerra final; y aunque no la desencadene, acercará aún más al mundo al borde del precipicio. Que Trump repita como presidente le dará a Mitch McConnell más tiempo para proseguir con su asalto a la democracia, pues se dedica a llenar el poder judicial de jueces jóvenes de extrema derecha que garanticen la continuidad de políticas profundamente reaccionarias y destructivas, sin importar lo que prefiera el electorado. Las tres terribles amenazas que llevan el segundero hacia la medianoche son objetivos de Trump y del partido que ahora bebe de su mano, y que está dedicado a intensificarlas.

Solo por estas razones —hay muchas otras— se debe hacer todo lo posible para evitar esta tragedia; y, si ocurre, redoblar los esfuerzos para limitar el daño y abrir el camino a un mundo habitable.

Los analistas del Reloj del Juicio Final podrían haber agregado una cuarta razón para adelantar la manecilla hacia la medianoche: la tibia respuesta a la creciente amenaza a «la supervivencia de la humanidad». La expresión se lee en un memorándum de JPMorgan Chase, el banco más grande de Estados Unidos, advirtiendo de lo que se avecina si seguimos así.1 Las crecientes amenazas de Trump sobre una guerra nuclear total apenas recibieron un pequeño comentario durante la campaña de 2019-2020. Ha habido alguna mención a la entusiasta carrera de Trump hacia la catástrofe ambiental que, aunque no ocupa un lugar destacado entre sus disparates, supera ampliamente a los que suscitan un enorme rencor. Mientras tanto, los republicanos continúan por el alegre rumbo de minimizar la amenaza, tal y como lo vienen haciendo desde hace una década, desde que los sobornos y la intimidación por parte del gigante empresarial de los hermanos Koch detuvieron abruptamente el pequeño paso que habían dado para demostrar preocupación por el destino del país y de la sociedad humana en general. El impacto sobre el público es claro en las encuestas: apenas una cuarta parte de los republicanos consideran la amenaza ambiental un problema inminente para la supervivencia de la humanidad, aunque están de acuerdo en que los humanos tenemos alguna responsabilidad en el «cambio climático» (el eufemismo preferido para referirse al calentamiento global en el discurso público, interpretable como una inundación en el patio de atrás en lugar de tratarse, como se trata, de la supervivencia de la humanidad).2

Apenas una cuarta parte de los republicanos consideran la amenaza ambiental un problema inminente para la supervivencia de la humanidad

Trump, que se jacta de su poder personal, parece estar disfrutando con el espectáculo. Se burla abiertamente de las víctimas en cuya destrucción está trabajando, seguramente con los ojos abiertos y las manos extendidas hacia las arcas de su electorado, principalmente compuesto por los defensores de la riqueza en manos de particulares y del poder empresarial. Un ejemplo sórdido es el anuncio de la Casa Blanca de que el presidente se está interesando por el cambio climático y está leyendo un libro para estar mejor informado. Incluso dejaron caer el título: «Donald J. Trump: un héroe medioambiental».3

Es difícil dudar de que ese sea un gesto de desprecio por parte del autoproclamado «elegido» (los ojos levantados al cielo ante una multitud que lo adora, que lo cataloga como el mayor presidente de la historia, su salvador).

Tengo edad suficiente como para recordar las transmisiones de radio de los mítines que daba Hitler en Núremberg; aun sin entender las palabras, el estado de ánimo y el sentido eran inconfundibles. Los mítines de Trump me reavivan esos recuerdos de la infancia. Sin embargo, debemos tener cuidado con la tentación de hablar de fascismo. El nazismo tenía una ideología horrible, que incluía la matanza masiva de judíos y otras conquistas militares indeseables, y también decía que el Partido debía controlarlo todo, incluso el mundo empresarial, que es casi lo contrario de la realidad neoliberal de la que Trump es el actual líder. Donald J. tiene una ideología mucho más sencilla: ¡¡¡yo!!!

Las payasadas de Trump las toleran aquellos a quienes Adam Smith llamó «los amos de la humanidad», que en sus tiempos eran los comerciantes y los industriales ingleses; en los nuestros, las multinacionales y las empresas financieras, llamados «los amos del universo» en una época más global. Los «amos» toleran el espectáculo de monstruos que hay en la Casa Blanca siempre que el principal manipulador sea al menos lo suficientemente disciplinado como para meter más dólares en sus bolsillos, ya de por sí repletos, y cumpla así el objetivo principal de sus políticas «populistas».

Revitalizar la carrera armamentista también parece ser una experiencia gratificante para el elegido, al que no afectarán las consecuencias de la escalada. Seguramente, es un regalo de bienvenida para la industria militar, que se regocija abiertamente por el generoso regalo de los contribuyentes para crear armas aún más asombrosas para destruirnos a todos; y también, más adelante, más regalos para idear algún medio (sin esperanza) de defensa contra los nuevos medios de destrucción que animamos a desarrollar a los enemigos. Volver a los días de Eisenhower y Reagan ofrecería al menos un respiro, tal vez tiempo para poner fin a este horror.

Estos no son asuntos triviales. La supervivencia de la humanidad depende en gran medida de cómo se resuelvan.

El año 2020 comenzó con nuevas advertencias. La especialista en salud Helen Epstein escribió que «Estados Unidos sufre una crisis de sanidad colosal», y decía que por culpa de la mala gestión sanitaria se pierden «aproximadamente ciento noventa mil vidas al año». La principal revista médica británica, The Lancet, añadió a la cifra sesenta y ocho mil muertes adicionales en los Estados Unidos. A esto podemos agregar el número considerablemente mayor de muertes innecesarias en las fallidas residencias privadas de ancianos, que son otro de los placeres de Trump, dirigidas por ejecutivos que son una importante fuente de ingresos para su campaña electoral, ya que reduce drásticamente las normas que los obligan a proporcionar algunos cuidados indispensables.4

La desregulación de las residencias de ancianos llevaba tiempo en marcha, pero progresó a medida que los pacientes morían por culpa del virus

Epstein y los científicos de The Lancet escribieron el artículo antes del estallido de la pandemia de covid-19. La desregulación de las residencias de ancianos llevaba tiempo en marcha, pero progresó a medida que los pacientes morían por culpa del virus. Epstein se refería a la enfermedad estadounidense denominada «muertes por desesperación», que estudiaron en profundidad las economistas Anne Case y Angus Deaton, «concentradas en ciudades industriales en decadencia y en las áreas rurales deprimidas que quedaron abandonadas por la globalización, la automatización y la reducción de personal». El estudio de The Lancet se refería a otra tragedia exclusiva de los Estados Unidos, única entre las sociedades desarrolladas: las muertes por ausencia de seguros sanitarios dignos, o de cualquier tipo. Sucede así en la sociedad más rica del mundo, que tiene maravillas incomparables, pero que sufre bajo un sistema de salud privado con fines de lucro con el doble del gasto per cápita del que tienen sociedades comparables, y con peores resultados sanitarios.

El sistema de salud ha sido un objetivo principal para Trump-McConnell y su partido, comprometidos en hacer que la tragedia sea aún más amarga derogando la Affordable Care Act (Ley de Asistencia Sanitaria a Bajo Precio) de Obama y retrocediendo a una situación anterior considerablemente peor (retórica aparte). No lo lograron, pero sí consiguieron modificar la aca al ofrecer planes de cuotas bajas y copago alto con coberturas limitadas, lo que hace imposible que muchos puedan pagar el coste de la visita o de la prueba y el tratamiento en nuestro disfuncional sistema de atención médica, lo que permitió la propagación de la pandemia. Volvemos a otras contribuciones de Trump en este campo.

La poca atención que se le había concedido hasta el momento a los peligros existenciales llegó a convertirse en una invisibilidad virtual, más cuando apareció la nueva emergencia sanitaria, que ocupó casi por completo la información. Comprensible, pues es realmente grave. Prácticamente ha reducido la sociedad global, lo que ha causado un daño inmenso. En los Estados Unidos, golpeó a una sociedad que ya sufría «una colosal crisis sanitaria»; no una crisis por causas naturales, sino socioeconómica y política, una crisis con un alcance considerablemente más amplio.

Estos son asuntos que deben analizarse y comprenderse cuidadosamente si se quieren evitar catástrofes posteriores. A medida que la crisis se desvanece, la cuestión de cómo reconstruir las sociedades maltratadas adquirirá una importancia cada vez mayor. Para los activistas, la tarea la organizó sucintamente el escritor y periodista Vijay Prashad, la voz habitual de los miserables de la tierra: «No volveremos a la normalidad, porque la normalidad es el problema».5



1. P. Greenfield y J. Watts, «JPMorgan Economists Warn Climate Crisis is Threat to Human Race», The Guardian, 21 de febrero de 2020.

2. B. Kennedy, «U.S. Concern about Climate Change is Rising, but Mainly among Democrats», pewresearch.org, 16 de abril de 2020.

3. L. Friedman, «A Trillion Trees: How One Idea Triumphed Over Trump’s Climate Denialism», The New York Times, 12 de febrero de 2020.

4. H. Epstein, «Left Behind», The New York Review, 26 de marzo de 2020.

A. P. Galvani, A. S. Parpia, E. M. Foster, B. H. Singer y M. C. Fitzpatrick, «Improving the Prognosis of Health Care in the USA», The Lancet 395 (10223), 15 de febrero de 2020, pp. 524-533.

J. Drucker y J. Silver-Greenberg, «Trump Administration Is Relaxing Oversight of Nursing Homes», The New York Times, 14 de marzo de 2020.

5. V. Prashad, «We Won’t Go Back to Normal, Because Normal Was the Problem: The Thirteenth Newsletter», The Tricontinental (blog), 28 de marzo de 2020.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------

Este texto es un extracto del ensayo Universalizar la resistencia de Noam Chomsky (Altamarea, 2023). 

 

No cabía duda de que 2020 iba a ser un año fatídico, especialmente para aquellos que se preocupan lo suficiente por el mundo como para tratar de determinar su destino, para los activistas, en resumen.

Una de las razones es que 2020 nos trae elecciones en el Estado más poderoso de la historia mundial. Su...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Noam Chomsky

Filadelfia, EE.UU, 1928. Lingüista, filósofo y activista estadounidense. Profesor emérito de lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT). Presidente de honor de CTXT.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. hctrmm06_3521

    “No volveremos a la normalidad porque la normalidad es el problema” Triste conclusión, solo queda lamentarnos por lo que no se ha hecho para evitarlo y lo que ya no podemos hacer por pararlo. O quizás Sí, en Europa al menos nos queda la posibilidad de evitar perder la asistencia sanitaria pública antes de que se llegue a equiparar a la americana. Pero claro, el cambio climático no va por países, eso lo arrasará todo.

    Hace 5 meses 4 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí