1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

  294. Número 294 · Marzo 2023

  295. Número 295 · Abril 2023

  296. Número 296 · Mayo 2023

  297. Número 297 · Junio 2023

  298. Número 298 · Julio 2023

  299. Número 299 · Agosto 2023

  300. Número 300 · Septiembre 2023

  301. Número 301 · Octubre 2023

  302. Número 302 · Noviembre 2023

  303. Número 303 · Diciembre 2023

  304. Número 304 · Enero 2024

  305. Número 305 · Febrero 2024

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Democracia amenazada

Guatemala, un gran volcán con una semilla de esperanza

El Estado de derecho está en peligro en el país centroamericano por los ataques del poder a los jueces comprometidos. El Movimiento Semilla abre una vía al optimismo en las elecciones del 20 de agosto

Jesús López-Medel 15/08/2023

<p>Bernardo Arévalo y Karín Herrera, candidatos a presidente y vicepresidenta por el Movimiento Semilla, en un acto de campaña. / <strong>Twitter @BArevalodeLeon</strong></p>

Bernardo Arévalo y Karín Herrera, candidatos a presidente y vicepresidenta por el Movimiento Semilla, en un acto de campaña. / Twitter @BArevalodeLeon

En CTXT podemos mantener nuestra radical independencia gracias a que las suscripciones suponen el 70% de los ingresos. No aceptamos “noticias” patrocinadas y apenas tenemos publicidad. Si puedes apoyarnos desde 3 euros mensuales, suscribete aquí

La sacudida de seísmos que padece toda América Latina está recorriendo las venas –como diría Eduardo Galeano– de este continente. Su más abrupta manifestación ha sido el asesinato de un candidato presidencial en Ecuador. En la misma fecha de las elecciones ecuatorianas, este próximo domingo 20 de agosto, se dilucida el rumbo de un país aún con más inestabilidad y muchos más peligros. 

Guatemala es en la actualidad más que un volcán. Un lugar hermoso, pero atravesado por encrucijadas muy complejas. Escribo desde allí en la séptima ocasión en que visito el país centroamericano, aunque esta vez lo hago como turista. Los otros viajes eran por causa de mi actividad relacionada con los derechos humanos. Trabajé tras los acuerdos de paz de 1996 con la gente de la antigua guerrilla, formándoles en lo que debía ser el trabajo en las instituciones democráticas y la conveniencia de utilizar bien éstas para hacer política por vías pacíficas. Pero esa izquierda revolucionaria pasaría a la marginalidad electoral a partir de 2003, y de ahí a la disolución. 

Otras dos veces acudí como miembro de la Misión de Observación Electoral de la OEA, en los comicios de 2007 y 2015. En las primeras, escribiría mi análisis “Guatemala, un volcán”, reflexión que por desgracia se mantiene vigente. De hecho, la situación ha empeorado. En aquellas elecciones ganaría Álvaro Colom, antaño miembro de la fuerzas de esa izquierda que se iba desangrando sola, aunque él evolucionó hacia la socialdemocracia. Estaba casado con Sandra Torres (atención a este nombre, muy de actualidad), que intentaría sucederle en los comicios de 2011 mediante un divorcio simulado para evitar la prohibición constitucional extensible a los familiares de no renovación de candidatura para los siguientes comicios. La Corte Suprema la vetó. Álvaro Colom acabó enlodado con acusaciones varias y tardías. Falleció hace ocho meses.

Durante aquel periodo adquirió aún más fuerza uno de los grandes cánceres de este país: una muy abundante corrupción a altísimos niveles institucionales. De hecho, cuando llegué por segunda vez con la OEA, para ser observador internacional a las elecciones de 2015, asistí por televisión a la detención de la vicepresidenta, y muy poco después del propio presidente Otto Pérez Molina. Uno de los casos de corrupción del enorme lodazal tenía como implicados a varios empresarios españoles que habían realizado importantes sobornos a miembros del gobierno. En la defensa de los inculpados, sobre los que pesaba orden de extradición, intervino el “patriota” Villarejo a cambio de 10 millones de euros. Sus tentáculos y amistades con personajes de la a veces tenebrosa (en este caso así fue) Audiencia Nacional, con exjueces antaño prestigiosos y fiscales que harían carrera política, salvarían de la extracción al principal sobornador. El excomisario documentó en facturas sus gestiones.

A ese presidente le sucederían otros dos, Jimmy Morales y Alejandro Giammattei, ambos muy de derechas, que permitieron que la corrupción siguiera extendiéndose y se incrementara la impunidad. Asimismo, también se produjo la consolidación de cárteles de narcotráfico y de lavado de dinero cada vez más fuertes en varias zonas del país con lazos en sectores poderosos en la economía, la política y las instituciones. 

La labor muy importante de investigación y denuncia llevada a cabo por la Comisión Internacional Contra la Impunidad, puesta en marcha inicialmente por un fiscal español, Carlos Castresana, gracias a un acuerdo con Naciones Unidas, acabaría disuelta en 2019 por el presidente Morales, inmerso en varios asuntos de corrupción en su final de mandato. Aquello fue un gran golpe para la democracia, y abundantes sectores lamentaron tal decisión. Desde entonces, la impunidad se extiende en el país centroamericano y los pasos hacia atrás son tan graves como evidentes.

La impunidad de los corruptos se extiende en el país centroamericano y los pasos hacia atrás son tan graves como evidentes

Pero llega un momento en que puede resultar de mínima esperanza. La primera ronda de las elecciones generales se celebró hace casi dos meses. Sus resultados fueron dignos de subrayar, pues ¡el ganador del sufragio fue el voto nulo! El rechazo de la población era inequívoco. Este domingo día 20 hay segunda vuelta. A ella concurren dos candidatos. En primer lugar, Sandra Torres, que lleva intentándolo varias veces. Exesposa del otrora revolucionario y después socialdemócrata presidente Álvaro Colom, ella se postula únicamente como salvaguarda de los poderosos, el grupo con más criminalidad e impunidad. Junto al eslogan “Orden” (y sus expresiones de sintonía con el salvadoreño Bukele), su propuesta principal es reveladora, tan desafortunada como patética, pues se declara explícitamente protectora de las élites, como se refleja en la foto siguiente.

Propaganda electoral de Sandra Torres con el lema “Sí es posible ayudar sin quitarle a nadie”. / J. L-M.

En la primera vuelta ya hubo movimientos judiciales muy extraños que invalidaron algunas candidaturas (aunque no a Zury Ríos, la hija del genocida Ríos Montt, al estilo Keiko Fujimori en Perú, pese a la prohibición constitucional de ser candidato algún pariente de condenado según el artículo 186 c) de la Constitución). Pero lo más importante es que, con una cierta sorpresa, el Movimiento Semilla, liderado por el diplomático Bernardo Arévalo, (con breve estancia en la embajada en Madrid hace mucho), pasó a segunda vuelta. Este hecho no cosechó gran atención, lo que le salvó de la metralla institucional de los poderosos en los primeros momentos. Después, han sido muchos los groseros intentos judiciales de impugnar su pase.

El Movimiento Semilla se colocó como número dos a la segunda vuelta, y aunque solo fuese un partido de ideología socialdemócrata, sus contundentes mensajes contra la corrupción asustaron y movilizaron a los poderosos y sus correas de transmisión. Primero, para evitarlo, un juez corrupto promovió la anulación de los resultados. Lo hizo con enorme escándalo, pero la Corte Suprema Electoral lo logró rectificar. También se promovió de repente su ilegalización, ordenando la entrada abrupta en su sede e incautándose de bienes y archivos. También el Ministerio Público fue brutal en su hostigamiento. 

En el final de campaña, la gente a la que preguntaba me contestaba sin ambages: es el mejor candidato. Nunca había experimentado tal contundencia en las respuestas. Mientras, la candidata hiperconservadora (que lleva, por cierto, como candidato a vicepresidente a un pastor evangélico, lo cual está prohibido por el artículo 186 f) de la Constitución guatemalteca), canceló su presencia a un debate público en televisión (me recordó al “valiente” gallego aquí hace menos de un mes). Esto permitió que el candidato del Movimiento Semilla respondiese solo a las preguntas directas e incisivas de tres periodistas.

Pero queda un aspecto muy importante para subrayar la gravísima situación del país. Los gobiernos conservadores y corruptos de los últimos años han tenido como principal enemigo a una parte del poder judicial. Por eso, al igual que otros países de la región, el asalto a este elemento de resistencia viene siendo una constante. Son muchas las anomalías que acontecen en este estamento.

 Los gobiernos conservadores y corruptos de los últimos años han tenido como principal enemigo a una parte del poder judicial

Para empezar, la situación de prórroga e interinidad de la Corte Suprema, constituida por 13 miembros y encargada, además de ciertas funciones jurisdiccionales, de las relativas a autoorganización y nombramiento de jueces. Pese a su provisionalidad, sigue designando jueces a dedo. El bloqueo desde sectores conservadores de esta institución es algo que me recuerda, también, a nuestro país. Además –y esto es muy importante–, se fomenta la progresiva desprotección de jueces que ejercen importantes labores. 

La democracia en Guatemala tiene su principal talón de Aquiles en los rotundos ataques desde el poder a jueces verdaderamente comprometidos. El Estado de Derecho, con ello, está en muy grave riesgo. Porque si a la infiltración y el creciente poderío del crimen organizado, los carteles de la droga y la corrupción de las clases altas, sobre todo a nivel político, no se le pone freno desde una justicia firmemente comprometida, el país se convertirá en una selva.

Hay tres clases de jueces: los nombrados por el poder, que actúan como alfombras sin escrúpulos en defensa de sus protectores o promotores; en segundo lugar, los magistrados buenos que tienen mucho miedo a enfrentarse con el poder y, en tercer lugar, queda un grupo reducido que son los casi héroes. Viven con altísima protección (cuatro militares en todo momento velando por su seguridad), con drones amenazantes en sus patios de casa o sobrevuelos de helicópteros sospechosos y muy intimidantes sobre sus tejados. Algunos de estos jueces, denominados oficialmente de Alto Riesgo, han dejado sus funciones, sobrepasados por el terror, incluso algunos se han ido al exilio. Otros se mantienen, cual heroínas, como Yassmin Barrios, premio Derechos Humanos de la Fundación Abogacía en 2013 y después galardonada por Michelle Obama en 2014 con el premio International Women of Courage en Estados Unidos. 

El abandono político e institucional desde España y la Unión Europea (parece que solo piensen en la dimensión militarista respecto a Ucrania y Rusia) hacia América Latina no puede impedir que otros, ciudadanos demócratas y defensores de derechos humanos, alcemos la voz en contra de lo que está sucediendo. En el caso de Guatemala, seguirá siendo un volcán. Ojalá empiece a germinar la semilla de la esperanza. 

La sacudida de seísmos que padece toda América Latina está recorriendo las venas –como diría Eduardo Galeano– de este continente. Su más abrupta manifestación ha sido el asesinato de un candidato presidencial en Ecuador. En la misma fecha de las elecciones ecuatorianas, este próximo domingo 20 de agosto, se...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Jesús López-Medel

Es abogado del Estado. Ha sido observador de la Organización de Estados Americanos (OEA) y presidente de la Comisión de Derechos Humanos y Democracia de la OSCE.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí