1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

  292. Número 292 · Enero 2023

  293. Número 293 · Febrero 2023

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PACO CERDÀ / ESCRITOR Y PERIODISTA

“¿Cómo imaginar un 14 de abril después del 18 de julio y sus cicatrices?”

Marcos Pereda 5/12/2022

<p>Paco Cerdà.</p>

Paco Cerdà.

Marga ferrer

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Paco Cerdà (Valencia, 1985) es uno de esos periodistas con alma de escritor, o viceversa. De los que juguetean por el territorio fértil de la no ficción, el reportaje, la crónica. De los que miran cosas pequeñas para intentar explicar (o comprender) las grandes. Lo hizo con la llamada Laponia española, pueblos que ya (casi) son solo recuerdos. También sobre la figura (paradójica, símbolo, peón para otros) de Arturo Pomar. Ahora publica 14 de abril (Libros del Asteroide, 2022), donde disecciona minuciosamente, pulso de cirujano que lee versos, un día tan importante como poco conocido. De todo eso hablamos con Cerdá. De caciques y reyes sin corona. De poetas y contraépica. De Wittgenstein y paisanos que hablan galego. Todo desde el detalle menor, que es la mayor de las metáforas...

Empezamos fuerte. Extracto directo del libro: “Otro Borbón marcha al exilio”. ¿La frase dialoga con pasado y futuro?

Refleja una tradición que, desde luego, tiene ecos en el presente. Sería ilógico negarlo. Aquel 14 de abril de 1931, Alfonso XIII, aun cuando hubiera nacido “Rey por la Gracia de Dios”, sabía que los monarcas no acababan bien sus reinados en los últimos tiempos. Esa frase refleja el peligro constante para la monarquía; la silla caliente que ha sido el trono de España en muchos momentos de la Historia. Ayer y hoy.

¿Qué te lleva a hablar sobre este 14 de abril de 1931?

Es imposible de entender sin mi anterior libro, El peón, que era un caleidoscopio de historias de peones políticos circunscritas al año 1962: del 1 de enero al 31 de diciembre. Después, dándole vueltas a qué podía escribir, cayó en mis manos 14 de julio, de Eric Vuillard, que reconstruía aquel día de la historia de Francia. Me hizo reflexionar: de qué día podría hacerse algo similar en España. Instintivamente pensé en el 14 de abril. Es curioso: yo apenas sabía nada de aquella fecha. La primera bandera en Eibar, plazas atestadas de gente, el rey huyendo del país, y poco más. Empecé a indagar y encontré muchas historias por sacar a la luz. Historias que compensaban de una forma justa el desequilibrio que más me ha interesado contrarrestar: el 14 de abril ha sido fecha marcada por banderas e himnos. Yo me he centrado en las personas. En sus vidas minúsculas. Las vidas rotas –aquel día– del encuadernador Emilio, de Cándida la pescadera, de Teresa la anarquista, del telegrafista Pàmies, de Antonio el jornalero, de Francisco el manifestante, o del militar Eduardo. Los más olvidados del 14 de abril, cuya memoria restituye el libro.

Al reconstruir el 14 de abril queda patente que los grandes asuntos no siempre partían de Madrid

Ya que has sacado lo de Eibar... antes Jaca... Parece que antaño la política española no era tan centralista, podía bascular por diferentes centros de poder.

Sí, es una realidad palmaria. Al reconstruir el 14 de abril quedan patentes varias cosas. Una, que los grandes asuntos no siempre partían de Madrid. Dos, que los periódicos eran muy prolijos en información.

Eran ricos en información y en anécdotas de esas que luego ayudan a encajar la Historia con mayúsculas.

¡Exacto! Hoy sería imposible reconstruir un día de la Historia de España como yo lo he hecho a partir de los periódicos. Tendrías la información fundamental, mucha opinión, mucho análisis… pero sin “color”.

Pero sin paisaje.

Sí... y lo que yo he intentado es reconstruir el paisaje emocional, el decorado sentimental de una gran narración, de una trama principal. Para eso necesité consultar libros de memorias, diarios personales, cartas privadas, dietarios… De aquel día nos ha llegado una estampa algo naïf de banderas, algazara, pasodobles y marsellesas. Y no: fue una epopeya sin guión, una película de alto voltaje político y, sobre todo, social. Por eso me interesaba recrear –desde la no ficción– esa épica, o contraépica, de la derrota, del olvido, del abandono. Creo que lo más halagador que me han dicho hasta ahora es que el libro permite vivir, en primera persona, aquel 14 de abril.

Tú has dado voz a los muertos. Me parece interesante ese recuerdo a la violencia en el 14 de abril, porque ha pasado a la Historia como un espacio de civismo y paz. Lo mismo ocurre con la Transición...

Sí. Y fíjate: es un solo día lo que retrato en el libro, pero allí ya se detecta el germen de lo que será ese odio emponzoñado, esa violencia creciente de los años treinta. Y hasta ahora no se le había prestado atención…

En las primeras Cortes republicanas habrá un único monárquico, que es Romanones... O Figueroa, para entonces.

Él fue personaje clave para comprender la deserción colectiva de los más cercanos al rey. Los monárquicos estaban aún descolocados por el resultado electoral registrado en las urnas dos días antes. Y hay dos aspectos fundamentales para entender la audacia de los dirigentes republicanos que toman el poder saltándose toda legalidad. ¡Una revolución en toda regla! La primera es la actitud de Sanjurjo, garantizando que la Guardia Civil no cargará contra los dirigentes republicanos. La otra es el poder intimidatorio de las masas que llenaban plazas y calles de toda España. Ya había una noción asentada de que tenía unos efectos mucho mayores lo que ocurriera en las ciudades que en el ámbito rural. Una desigualdad que seguimos sufriendo.

Las elecciones del 12 de abril son buen ejemplo de eso...

Claro. Y luego hay un elemento interesante. ¿Por qué las elecciones son el 12 y la proclamación el 14? El día 13 de abril es lunes, y en aquel entonces los lunes no se publicaba ningún periódico. Eso trasluce el poder que tenía la prensa escrita.

La figura del cacique sigue bien presente. Más sujeta a la denuncia, pero ahí están

¿Crees que siguen existiendo algunos Romanones en la política española?

¿Acaso lo dudas? Esa figura del cacique sigue bien presente. Más sujeta a la denuncia, más susceptible de ser zarandeado por “catorces de abril cotidianos”. Pero ahí están.

Sobre la prensa... escribes que es cansado ser Josep Pla.

¡Es muy cansado hacer lo que hacía Pla, sin duda! Y, sobre todo, estar a la altura de lo que hiciste anteriormente cuando eso es excelso, como en su caso. Arrastrar esa leyenda, ser permanentemente ingenioso, constantemente perspicaz. Eso no es ser un periodista; eso es ser Josep Pla. 

La tuya es una obra de ficción narrativizada.

Narrativizada, sí, con todos los elementos que ya manejaba Truman Capote cuando puso en boga el género. Que venía de lejos: estaban Chaves Nogales, Ramón J. Sénder y todos esos cronistas que deberíamos reivindicar más como eslabón entre la crónica y la literatura: los maestros de la crónica literaria, como lo es Carlos Arribas o Plàcid Garcia-Planas. Como Gay Talese o Joseph Mitchell, y toda la estirpe del New Yorker. También está la escuela latinoamericana de Martín Caparrós... También Leila Guerriero o la Mariana Enríquez de la no ficción. En mi opinión, le sobran complejos a la crónica no debemos justificar nada respecto a la calidad de lo que se puede escribir desde la no ficción, como hacen Vuillard, Carrère o David Remnick. Hay ilustraciones mejores que óleos, igual que hay crónicas mejores que novelas. Y al revés.

¿Y cómo escoges el tono para hacer una obra así?

Sinceramente, ni idea: no me voy a poner exquisito. Intento hacer algo honesto con las reglas del juego que manejo, las reglas de la no ficción, que obligan a trabajar mucho, a buscar muchos detalles para poder armar narrativamente una historia. Dejemos las teorías y la hermenéutica a los críticos, que es su trabajo. Solo puedo decirte que de forma natural me sale la curiosidad, la empatía y la obsesión por el detalle. 

Me han llamado la atención tus inserciones de rima interna... 

A veces buscas una prosa más seca, más trepidante, más acelerada. En otros pensaba que la rima ayudaba a un diálogo literario interesante. En otros fragmentos introduzco intertextualidades poéticas que tienen como misión recordar a algunos poetas de la República como Miguel Hernández o Federico García Lorca. Le doy mucha importancia al estilo. Especialmente, al ritmo y a la musicalidad de las frases. Para mí es tan importante la forma como el fondo en una historia.

Me ha agradado leer también frases y expresiones que introduces en otros idiomas distintos del castellano. Suenan naturales...

Suena a reflejo de lo que era España aquel 14 de abril y lo que es hoy: un mosaico de lenguas, de culturas, de personalidades distintas que cohabitan. Eso, para mí, es una riqueza. Y esos guiños ayudan a entender el paisaje emocional de aquel día. 

Se ve en la obra una intención muy wittgensteiniana por el detalle, el nombre concreto... eso de que todo lo que dice existe. 

Sí, estoy muy de acuerdo: el detalle fue una de las cosas más importantes a la hora de abordar este libro. El detalle y, sobre todo, el detalle humano. Que a Niceto Alcalá Zamora se le murió su pequeña hija con siete años, perdió a un hijo con siete días y otro niño les nació muerto. O incidir en esa cojera de Romanones que había marcado su carácter. 

¿Cuánto crees que influye la figura de Alfonso XIII en su final? 

Es indudable que contribuyó. Sobre todo, por su apoyo a la dictadura de Primo de Rivera y a la de Berenguer: ahí se erosiona mucho la imagen del rey. Pero, especialmente, fue un rey desconectado de las desigualdades que atravesaban el país. Por eso muestro un poblado chabolista, el analfabetismo, los conflictos sociales en zonas como las minas de Riotinto. El rey vivía ajeno a esa España. Y esa España, y el devenir incontrolable de la Historia acelerada de los años 30, lo engulló.  

¿Ves algún paralelismo con el momento actual para que se dé otro 14 de abril?

Percibo un gran cambio respecto a aquella jornada. Aquel día, las calles de España se llenaron del combustible que más prende: la ilusión, la esperanza. Tal vez hay un hecho que dificulte ese estado de ánimo general. Igual que Adorno dijo que no se podía escribir poesía después de Auschwitz, es difícil mantener esa ilusión –y, en parte, esa ingenua inocencia– después de lo vivido y lo sufrido en la guerra civil, en la posguerra, en la larga noche de la dictadura. ¿Cómo imaginar un 14 de abril después del 18 de julio y sus cicatrices?

Terminamos: ¿por qué crees que el debate republicano no está presente en la agenda política?

Así es, y se me escapan las razones de fondo. Quizá esa respuesta la tenga otro entrevistado...

Paco Cerdà (Valencia, 1985) es uno de esos periodistas con alma de escritor, o viceversa. De los que juguetean por el territorio fértil de la no ficción, el reportaje, la crónica. De los que miran cosas pequeñas para intentar explicar (o comprender) las grandes. Lo hizo con la llamada Laponia española, pueblos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Marcos Pereda

Marcos Pereda (Torrelavega, 1981), profesor y escritor, ha publicado obras sobre Derecho, Historia, Filosofía y Deporte. Le gustan los relatos donde nada es lo que parece, los maillots de los años 70 y la literatura francesa. Si tienes que buscarlo seguro que lo encuentras entre las páginas de un libro. Es autor de Arriva Italia. Gloria y Miseria de la Nación que soñó ciclismo y de "Periquismo: crónica de una pasión" (Punto de Vista).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí