1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Carta a la comunidad de CTXT

Militantes del periodismo

Cuando nacimos, uno de nuestros objetivos fue la defensa del periodismo como herramienta democrática, y durante estos siete años hemos intentado denunciar cualquier práctica que atentara contra las raíces de nuestro oficio

Vanesa Jiménez 19/09/2022

<p>Imagen antigua en el salón en el que se editaba CTXT en los comienzos de la revista.  </p>

Imagen antigua en el salón en el que se editaba CTXT en los comienzos de la revista.  

PATRICIA J. GARCINUÑO

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Querida comunidad de amigas y amigos de Contexto:

Cuando hace tres semanas el director de CTXT les contó que dejábamos el Taller que en los últimos años había sido redacción y cabaré de las gentes de Contexto, yo andaba perdida en Sagres, en el extremo más occidental del Algarve. Había llegado unos días antes, por la autovía que parte Portugal en dos, tras un viaje asfixiante que se fue enfriando conforme dejamos Lagos, la última ciudad grande antes del Cabo de San Vicente. Mientras recorría los 30 kilómetros finales y me comía un doce de ovo de los que ponen a bailar las neuronas del placer, recordé la otra vez que había estado allí, en abril de 2015. Y así entré en Sagres: con 13 grados menos, un viento que ya no se iría, y la visión nítida de mi estancia en ese lugar siete años antes.

En aquel fin del mundo, salvaje y hermoso, yo había pasado una semana trabajando para que el cartón piedra que era entonces la web de CTXT se convirtiera en algo más habitable. Tras volver, me vi de nuevo en la terraza del hotel que miraba al puerto, con el portátil entre las manos y Miguel y Mónica al otro lado, y al otro lado también la empresa que habíamos contratado para que terminara el desarrollo de la web. La cosa, como todo aquel primer año, acabó sin acabar: con el trabajo a medio hacer y nosotras más pobres que al comienzo.

Viví el cierre del Taller de CTXT en la distancia portuguesa, con la pena controlada, como ahora intento que sean mis penas, porque las penas siempre son muchas y los años solo acumulan. Y por eso, supongo, mientras leía los comentarios de mis compañeras y compañeros en el grupo de la Redacción sobre cajas y despedidas, pensé en el primer año de la revista. Y en todas las veces que las cosas no salieron bien. Y en todas las decepciones. Pero sobre todo en cuánto nos reímos. Y en que nunca se nos fueron las ganas.

Las vacaciones tienen una cosa maravillosa, el cerebro descansa, se vacía, y una puede elegir en qué pensar. Y yo, mientras gastaba el tiempo sin obligaciones,  decidí recuperar todas aquellas veces en las que, pese a todo, acabamos llorando de risa. Porque fueron muchas. En los primeros meses de CTXT cualquier idea/propuesta/consejo para conseguir influencia, publicidad o financiación para la revista parecía una buena idea. O no lo parecía, pero lo intentábamos igual. Se pueden imaginar las hazañas de un grupo de periodistas sin ningún conocimiento en estrategia, empresa, comercial, marketing, publicidad… Aquí van algunos ejemplos.

Nuestra primera preocupación fue dar a conocer la revista. Así que un frío día de febrero de 2015 nos fuimos a la Facultad de Ciencias de la Información de la Complutense. Queríamos que los estudiantes del oficio supieran que CTXT existía y como gancho llevamos a la periodista Maruja Torres, que aceptó animosa nuestra invitación. Una vez allí comprobamos que los tiempos ya eran otros, y que ni Maruja ni nosotras habíamos provocado ningún interés. Nos fuimos tan contentas como llegamos, no teníamos otra opción, y paramos en un restaurante italiano para comer. Si lo cito aquí es porque al poco de que llegáramos entró Andrés Velencoso. Le miré tan fijamente que me dijo hola un poco asustado. Fue una forma educada de responderme: señora, suélteme el brazo. Gracias a él no olvido aquel día.

La tarde siguió en el Saloncito, que como saben fue nuestra redacción durante mucho tiempo, con un consejo editorial larguísimo, como eran los de entonces. Apenas tuvimos tiempo de lavarnos la cara para acudir al segundo bolo del día, ya de la noche, que consistía en presentar la revista en un sótano muy apañado en el que nos esperaban personas adineradas. Y allí nos plantamos, en cuatro pequeños taburetes blancos que nos habían preparado para la actuación, con el objetivo de contar las virtudes de CTXT. Los ricos sueltos y los ricos en pareja que nos escuchaban nos miraban realmente sorprendidos, pensando en qué estaban haciendo allí y quiénes eran esas personas que les hablaban de prensa comprometida e independencia periodística. Al terminar nos quedamos charlando con el único pobre que había en la sala y nos fuimos convencidas de que ese no era el camino. Acabamos en un bar cercano, comiéndonos una hamburguesa y leyendo un mail del que solo puedo decir “sencilla y duramente”. Aquel día había sido un completo fracaso, pero allí estábamos, riéndonos como niños, felices de intentarlo, convencidas de que se podía.

En aquellos comienzos todavía nos resistíamos a asumir que las vías tradicionales de financiación, mecenas importantes y publicidad a destajo, iban a ser un imposible para la revista, así que contratamos a un pequeño grupo de personas que nos habían recomendado por su condición de mesías. Les ahorraré detalles. Pero de aquella colaboración destaco dos hitos: unos flyers como reclamo para jóvenes que al imprimir quedaron color caca de niño pequeño enfermo y tuvimos que tirar al contenedor del papel y un señor japonés muy pinturero que durante dos horas nos relató con gran detalle sus logros profesionales mientras Mónica y yo –el director andaría pidiendo dinero– nos esforzábamos por contener un ataque de risa. Vino después. De todas las visitas que hemos tenido en nuestra historia aquella, sin duda, fue la más surrealista.

Esto que les he contado es una forma de responder a muchos de vosotras y vosotros, suscriptores de la revista, y a muchos lectores también, que se han preocupado con la carta de Miguel, en la que además del cierre de nuestra redacción les contaba que la previsión de pérdidas este año es de 80.000 euros. Porque desde casi el principio supimos que mantener a flote CTXT ocuparía una gran parte de nuestras energías y que a veces la tarea sería muy difícil. Y lo más importante: no solo lo supimos, también lo aceptamos como requisito de libertad, a pesar de que entonces el modelo de negocio de la revista, la forma en la que nos íbamos a financiar, era una incógnita.

Entre aquel primer año de despachos, visitas, reuniones, presentaciones… que pasamos como pudimos, sin cobrar un duro y dedicando el escaso dinero que entraba a pagar –muy poco– a decenas de generosos colaboradores, y este septiembre de 2022 hay una diferencia sustancial: ustedes. Entonces estábamos solos, ahora nos acompañan varios miles de amigas y amigos de CTXT que hacen (hacéis) el esfuerzo de destinar parte de su dinero a que la revista siga viva. Llevamos ya dos años terribles y este parece empeñado en empobrecernos todavía más. Aun así, las nuevas suscripciones superan un poco a las bajas, que son muchas y comprensibles, y la cuenta es positiva. Vivas de milagro, pero vivas.

Como tampoco es cuestión de desatar el optimismo, debo acabar con una cuña publicitaria. Los que hacemos CTXT pasamos mucho tiempo pensando en cómo mantener el presupuesto en verde, y por eso tenemos ya algunos proyectos en marcha que les iremos contando. Ahora, lo que nos ocupa es la venta del último libro de nuestra editorial: Medios y cloacas. Así conspira el Estado profundo contra la democracia, de Pablo Iglesias. Sé que lo saben. Y me disculpo por la cantidad de correos promocionales que les mandamos. Pero la máxima de que perro no come perro, que es la ley del silencio del periodismo, funciona, y por el momento la repercusión en los medios es prácticamente nula.

El miércoles, mientras presentamos el título en Madrid, yo pensaba que es un libro que me gustaría no haber tenido que publicar, porque apunta contra la línea de flotación de un oficio, que es el mío, que está lleno de fango y eso me indigna. A la vez también pensaba que si no existiera CTXT, nadie –o muy pocos– se hubiese atrevido a publicarlo. Por eso, les animo a que hagan un ejercicio de militancia periodística y compren el libro. Por tres razones. La primera, porque es una forma de ayudar a CTXT. Si las ventas van bien, parte del agujero en las cuentas con el que nos acercamos a final de año se cerrará. La segunda, porque el libro compone un relato interesante e importante sobre una de las cloacas mediáticas de este país. Y la tercera, que entronca con una de las luchas de la revista: el periodismo como servicio público. Comprar este libro también es decir no al periodismo que miente y manipula, que no es periodismo, sino negocio y poder. 

Cuando nacimos, uno de nuestros objetivos fue la defensa del periodismo como herramienta democrática, y durante estos siete años largos hemos intentado denunciar cualquier práctica que atentara contra las raíces de nuestro oficio. Nos sentimos orgullosas de existir también para eso. Y seguiremos empeñadas en seguir existiendo. 

Gracias siempre por vuestro apoyo y ¡larga vida a CTXT!

Vanesa

Querida comunidad de amigas y amigos de Contexto:

Cuando hace tres semanas el director de CTXT les contó que dejábamos el Taller que en los últimos años había sido redacción y cabaré de las gentes de Contexto, yo andaba perdida en Sagres, en el extremo más occidental del...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Vanesa Jiménez

Periodista desde hace casi 25 años, cinturón negro de Tan-Gue (arte marcial gaditano) y experta en bricolajes varios. Es directora adjunta de CTXT. Antes, en El Mundo, El País y lainformacion.com.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Avila20

    Como suscriptor desde hace bastante tiempo me gustaría comentar algo que he pensado mucho, sobre todo últimamente. ¿Cómo puede ser que no aumente de forma sustancial el número de suscriptores cuando está claro que han optado por el apoyo casi incondicional a Iglesias teniendo este tantos seguidores?

    Hace 2 meses 11 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí