1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El golpe de los jueces

El gran teatro del Consejo del Poder Judicial

La negativa de los guardianes del funcionamiento del poder judicial a cumplir la ley tiene efectos demoledores sobre la estabilidad democrática

José Antonio Martín Pallín 17/09/2022

<p>CGPJ, bloqueo conservador</p>

CGPJ, bloqueo conservador

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El edificio que ocupa actualmente el Consejo General del Poder Judicial en la calle Marqués de la Ensenada de Madrid fue en tiempos la sede del Teatro París, donde, según los historiadores, se estrenó en España la Quinta sinfonía de Beethoven. Fue pasto de las llamas y sobre su estructura se reconstruyó el actual edificio que primero albergó al Ministerio de Trabajo y posteriormente el Liceo Francés. Los visitantes pueden comprobar que todavía sobrevive el diseño del teatro en la distribución de los despachos y oficinas.

En el año 1990, el Consejo del Poder Judicial se instala definitivamente en su actual sede de Marqués de la Ensenada. Desde entonces, sobre los restos del antiguo teatro, se han escenificado muchos acontecimientos y reuniones, resoluciones y confabulaciones. No pretendo hacer una recopilación de todo el amplio repertorio. En mi opinión, en estos momentos, la pieza teatral que se está representando en el histórico teatro, desde hace casi cuatro años, se parece más a un sainete que a la inmortal sinfonía de Beethoven. Según los analistas, no acapara excesivamente la atención del público, pero tiene enfervorizada a la crítica.  Las opiniones y los juicios sobre los estrenos teatrales tienen sus secciones especializadas en los medios de comunicación. El esperpento constitucional provocado por el PP y sus correligionarios, instalados en los cómodos sillones en los que los vemos retratados, ha pasado a ser el menú obligado en cualquier tertulia que se precie e incluso encabeza, con gruesos titulares, las primeras páginas de los medios de comunicación. Casi con el mismo tipo de letra que la guerra de Ucrania o el fallecimiento de la reina Isabel II.

Pero vayamos a los hechos y a la trama. Título de la obra: El motín del Marqués de la Ensenada. 

Acto I. El 3 de agosto de 2018, el presidente del Consejo General del Poder Judicial, cumpliendo con las previsiones legales, remite a la señora presidenta del Congreso de los Diputados y al señor presidente del Senado, el acuerdo por el que se pone en marcha el sistema previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial para proceder a la elección por los jueces y magistrados de los candidatos para ser nominados como aspirantes y luego ser elegidos por los tres quintos de los componentes de ambas cámaras.  El 27 de septiembre de 2018 se envía la lista de los 51 miembros de la carrera judicial que aspiran a las doce vocalías que establece la Constitución. Pasaron todos los trámites de las comparecencias en las respectivas comisiones de Justicia y quedaron a la espera de ser votados. Por lo tanto, el trámite parlamentario ya está abierto y corresponde cerrarlo a los miembros de la Cámaras.  

El espectador neutral que haya seguido las peripecias de la trama habrá detectado que la parálisis se debe a la programada y calculada táctica dilatoria urdida por el Partido Popular.

Acto II. Los actores principales deberían haber completado, en un tiempo razonable, la investidura de los candidatos. El próximo 27 de septiembre se cumplirán cuatro años de retraso. El espectador neutral que haya seguido las peripecias de la trama habrá detectado que la parálisis se debe a la programada y calculada táctica dilatoria urdida por el Partido Popular. En el escenario se puede ver cómo los dirigentes del partido barajan todas las posibilidades para conseguir su objetivo final. Hasta la renovación disponen de una mayoría suficiente para controlar los nombramientos que  corresponden al órgano de gobierno, fundamentalmente los magistrados del Tribunal Supremo y los presidentes de los Tribunales Superiores de justicia. Después de unos escarceos iniciales, en los que parecía que se había llegado a un acuerdo, el PP se dio cuenta del error de haber otorgado la mayoría al sector progresista por lo que decidió dinamitar el acuerdo, ordenando al senador Coisidó la difusión de su famoso whatsapp. Ciertamente, el dinamitero, con su texto, y el señor Marchena, con su renuncia a una presidencia que nadie le había otorgado, no estuvieron muy afortunados en sus respectivos papeles. Se baja el telón y termina el segundo acto.    

Acto III. Se alza el telón y los espectadores pueden escuchar la conversación de los dirigentes del Partido Popular, sentados alrededor de una mesa, barajando las posibilidades que ofrece la situación excepcional planteada por la pandemia y otras tensiones añadidas. Cualquier excusa, incluso la más infantil, es válida para negarse a la renovación. El viento de las encuestas sopla a su favor y deciden dar el golpe definitivo. Se trata de agotar la legislatura sin realizar la renovación o, en todo caso, confiar en que la salida de la pandemia, la invasión de Ucrania y la inflación, provoquen un terremoto político, como el que se vivió en las últimas elecciones andaluzas, que pongan al gobierno contra las cuerdas, forzándole a convocar elecciones anticipadas. Alguien entra apresuradamente en escena y comunica a los asistentes que el Gobierno, con sus apoyos parlamentarios, ha decidido modificar la Ley Orgánica del Poder Judicial, privando al Consejo, en funciones, de la posibilidad de realizar nombramientos. 

Aquí debería haber terminado la función, pero irrumpen otros personajes que dan un giro inesperado al tinglado de la antigua farsa.

Acto IV. Desde el 24 de junio está pendiente la renovación de cuatro magistrados del Tribunal Constitucional,  dos de los cuales corresponden al gobierno y otros dos al Consejo General del Poder Judicial. El presidente del Tribunal Constitucional, González Trevijano, insinúa que si no se puede nombrar a los dos magistrados que le corresponden al Consejo, el Gobierno tampoco puede nombrar a los dos de su cuota. El señor González Trevijano nunca ha comparecido ante los medios de comunicación para defender la peregrina tesis de que la Constitución obliga a que los dos magistrados que le corresponden al gobierno tengan que ir conjuntamente, en un bloque sólido e indivisible, con los dos del Consejo para que su elección sea válida. Semejante dislate es impropio de un jurista de tan alta alcurnia, aunque su reciente y rotunda afirmación de que “el derecho es conservador” da pie para esperar cualquier barrabasada jurídica.

Así las cosas, el Gobierno decide cambiar el guion, autorizando al Consejo del Poder Judicial en funciones, de forma excepcional e innecesaria, a nombrar los dos magistrados del Tribunal Constitucional que le corresponden. La Constitución le permite, desde el momento de la caducidad del mandato de los dos magistrados gubernamentales, elegir a los que le corresponden sin necesidad de esperar a la decisión del Consejo, que es absolutamente autónoma.   

Esa modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial se produce, una vez más, con el apoyo mayoritario y abrumador de los grupos que sostienen al actual Gobierno. Se trata de una norma discutible, pero en todo caso, absolutamente legal y de obligado cumplimiento. Se fija el día 13 de septiembre como plazo final para alcanzar un acuerdo. Siguiendo el mandato obstruccionista de sus superiores, ocho vocales, se supone que juristas de reconocido prestigio y con sentido de la ética y de los principios democráticos, deciden amotinarse, negándose a cumplir lisa y llanamente la ley. 

Incomprensiblemente reciben el apoyo de la prensa conservadora. ¿Se imaginan ustedes a la prensa conservadora británica alentando y jaleando dicha insurrección? El Código Penal considera sediciosa la conducta de los que se rebelan contra el cumplimiento de la ley, agravando la pena cuando se trata de personas investidas de autoridad. Antes de que algún improvisado jurista salte a la palestra, recordándome que el Código exige el alzamiento público y tumultuario, le recomiendo la lectura de la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los dirigentes políticos catalanes como autores de un delito de sedición. En ella se dice textualmente que “una interpretación actualizada de ese alzamiento público que abarque la interconexión de miles de personas que pueden actuar de forma convergente, o sin presencia física a través de cualquiera de los medios que ofrece la actual sociedad de la información” En fin, dejemos las disquisiciones para otros momentos. Lo realmente grave, con efectos demoledores sobre la estabilidad democrática, es la negativa de los guardianes del funcionamiento del Poder Judicial a cumplir la ley.

Aquí no ha pasado nada ni pasará porque, como dicen algunos, vivimos en una de las democracias más modélicas y consolidadas del orbe mundial. Bajamos el telón y a esperar acontecimientos.

 

 

 

El edificio que ocupa actualmente el Consejo General del Poder Judicial en la calle Marqués de la Ensenada de Madrid fue en tiempos la sede del Teatro París, donde, según los historiadores, se estrenó en España la Quinta sinfonía de Beethoven. Fue pasto de las llamas y sobre su estructura se...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José Antonio Martín Pallín

Es abogado de Lifeabogados. Magistrado emérito del Tribunal Supremo. Comisionado de la Comisión Internacional de Juristas (Ginebra).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. arocas

    Que se juzgue al CGPJ por sedición.

    Hace 2 meses 11 días

  2. aramis

    El artículo suscita más preguntas que las que responde. El análisis de Pallín bascula con ambigüedad calculada entre lo jocoso y lo tenebroso; entre la caricatura de los entremeses y la tragicomedia del absolutismo español. Después del fantasma del golpismo militar cutre a manos de un Tejero, nos descubrimos con un rey semental y comisionista además de impune cristiano refugiado en los reinos de Alá. Y ahora Pallín nos habla de la sedición judicial en alzamiento público 3.0 donde lo tumultuario ya no se mide por calles sino que se aprecia por las redes sociales o por la prensa on line. O lo que es lo mismo; por los santos testículos del toro de Osborne. Menudo cachondeo de sociedad consolidada y avanzada en inventos para que todo siga igual. Sorprende la autoridad de Pallín en la descripción de la escena, el escenario y la trama de los payasos. Pero… ¿Acaso esto no se veía venir, o es fruto de la contingencia de los tiempos? … Menos teatro y más compromiso.

    Hace 2 meses 13 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí