1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

china

Los dos debates y medio del XX Congreso del PCCh

En China, el malestar por la persistencia de la covid y lo draconiano de las medidas de contención han generado desasosiego

Xulio Ríos 28/08/2022

<p>El presidente de China, Xi Jinping, en la sede de la ONU en Ginebra en 2017.</p>

El presidente de China, Xi Jinping, en la sede de la ONU en Ginebra en 2017.

UN Photo / Jean-Marc Ferré

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Tras la reunión informal de verano de la dirigencia china en Beidaihe, no debería demorarse mucho la convocatoria oficial del XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh). Las duras restricciones, impuestas en la capital para convertirla en una burbuja que garantice a toda costa la ausencia de contratiempos por el covid-19, se podrían reforzar, no obstante, con un anuncio tardío, rígidamente preservado merced a esa disciplinada opacidad que caracteriza la política china. 

De cara al conclave, hay dos debates y medio que merecen interés. Y digo medio porque el desenlace de una parte, aquella en la que pone el foco la mayoría de los medios occidentales, ya se da por concluido: la continuidad de Xi Jinping. Llegados a este punto, si por alguna razón no continuara, sería una verdadera hecatombe. Otra cosa es cómo se lleve a cabo. Pudiera ser bajo la fórmula actual (secretario general del partido, presidente del Estado y de la Comisión Militar Central) u otras más livianas. No menos importante será la composición del Comité Permanente del Buró Político y, sobre todo, si entre sus incorporaciones se aventura o no un hipotético sucesor. Porque bien podrían ser cuatro, al menos, y no tres, los mandatos quinquenales de Xi. E igualmente el nivel de sus concesiones internas más allá de lo relativo a pactos previos, que tendrían su principal reflejo en el ascenso de Hu Chunhua para sustituir al primer ministro Li Keqiang. 

En lo ideológico todo apunta a que el xiísmo goza de buena salud y que el eclecticismo de preeminencia marxista prevalecerá sobre cualquier tendencia liberal

Con independencia de las personas, lo realmente importante es la cuestión de la sucesión. La continuidad de Xi echa por tierra un gran logro del denguismo. En efecto, Deng Xiaoping cerró, en un cuarto oscuro y bajo siete llaves, el errático proceder del PCCh durante el maoísmo en tan delicada cuestión. Instituyendo reglas para arbitrar una sucesión ordenada y pactada se aseguraba la estabilidad y la convivencia entre las diferentes líneas, corrientes y clanes. La llave maestra que ahora exhibe Xi para poner en solfa dicha institucionalidad es su propia continuidad, que abre serias incógnitas sobre el mecanismo que en el futuro podría adoptar el PCCh en este aspecto. Por tanto, más que los nombres, lo realmente importante es la definición de un nuevo modelo sucesorio que aporte estabilidad al complejo sistema chino.

¿Más xiísmo?

Un segundo debate tiene que ver con la línea política. Esto tiene más chicha, naturalmente. En una sesión de estudio de funcionarios de nivel provincial y ministerial llevada a cabo a finales de julio, Xi apuntó los objetivos, tareas y políticas a desarrollar en los próximos años en coherencia con la estrategia de dos etapas (2035-2049), y reafirmando al completo los ejes definitorios de su mandato. Así pues, en lo ideológico todo apunta a que el xiísmo goza de buena salud y que el eclecticismo de preeminencia marxista prevalecerá sobre cualquier tendencia liberal. 

¿Tendrá algún impacto en dicha política la compleja situación de la economía china? La dramática lucha contra la covid, olas de calor inusuales, sequías e inundaciones, escasez de energía, etc., han provocado consecuencias graves, afectando al empleo y la producción. En este contexto, no falta quien atribuya las dificultades a las hipotéticas rigideces de un modelo económico que no incorpora dosis suficientes de liberalismo y sugieren la adopción de un enfoque más favorable al mercado. 

Hasta ahora, el cambio en el modelo de desarrollo, apostando por la mejora de la calidad y la innovación, se conduce bajo el estricto marco de un esquema que insiste en perpetuar la condición básica de la propiedad pública como principal o la vigencia incontestable de la planificación económica. La sucesión de crisis como la inmobiliaria, los problemas ligados a las finanzas grises (como hemos visto en Zhengzhou) o la situación de la deuda china, son problemas de larga data. No son resultado del modelo diferenciado chino y probablemente es esta diferenciación la que aporta más ventajas comparativas para hallar soluciones estructurales a medio plazo que eviten explosiones sociales y permitan mantener la estabilidad de la economía.

Esta China no crecerá a través de grandes olas de privatizaciones, como sugieren desde el  Occidente liberal, y confía en seguir profundizando su modelo

Este es un debate que trascenderá al XX Congreso aunque es previsible que las tendencias mostradas durante el xiísmo (desde la repartidirización del Estado –que se refiere a un incremento del peso del Partido sobre el Estado. Hubo un tiempo en que en China se hablaba de la separación entre Estado y Partido, pero con Xi el Estado se supedita al Partido que gana terreno en su estructura multiplicando su presencia–, la reafirmación de la relevancia de la economía pública o la insistencia en la gobernanza del mercado) sigan prevaleciendo. En este sentido, hay que señalar que la corrección del rumbo liberal de la economía china no se inició con Xi sino con Hu Jintao (2002-2012). Fue este quien instituyó de manera enfática, por ejemplo, la importancia del control público de los sectores estratégicos o quien dio los primeros pasos en el cambio del modelo de desarrollo o en el énfasis de la justicia social con su “sociedad armoniosa” que ahora Xi transmuta en “prosperidad común”. Otro tanto podríamos decir a propósito del enfoque de las cuestiones ambientales y la “civilización ecológica”. Lo que sí se ha descartado es el giro liberal que apadrinaba Li Keqiang, quien tras el encuentro en Beidaihe aprovechaba una visita a Shenzhen para depositar flores ante la estatua de Deng en el parque Lianhuashan. Quizá con más nostalgia que júbilo. Y lo más probable es que aunque Hu Chunhua asuma el cargo de primer ministro en marzo de 2023, esa política no varíe. Aun siendo de la misma facción que Li, es distinta su sensibilidad. 

Por otra parte, no conviene olvidar que, a pesar de estos matices, a todos ellos les une algo superior: la defensa del sistema político –basado en la hegemonía indiscutible del PCCh– como garantía de la culminación del proyecto histórico. Wang Huning es expresión de ese hilo que cose las diferentes épocas que transitan de Jiang Zemin a Xi Jinping.  

Esta China no crecerá a través de grandes olas de privatizaciones, como sugieren desde el  Occidente liberal, y confía en seguir profundizando su modelo (que incluye también un sector privado muy potente que representa hoy el 60 por ciento del PIB del país y el 80 por ciento del empleo urbano, según cifras oficiales). La apertura al exterior, tanto por la vía de abrir su mercado interno (los mercados financieros son el foco ahora mismo) como de inyectar dinamismo a través de su expansión internacional (no solo la Franja y la Ruta sino también la Asociación Económica Integral Regional o RCEP), tampoco será dejada a un lado. La novedad, ciertamente relevante, sí, es que ya no estará centrada en EE.UU..

¿Precipitación en la política exterior?

Un tercer debate es la situación internacional y la respuesta del PCCh (y, por ende, de China) a una coyuntura a cada paso más problemática. El horizonte de tensas relaciones con el Occidente desarrollado (con EE.UU. a la cabeza) augura una derivación hacia una posible reedición de la guerra fría. Cabe esperar que el PCCh opte por hilar fino, explorar las contradicciones, evitar un eco excesivo de las apelaciones respecto a las economías principales de Occidente, seguir primando el desarrollo y, sobre todo, impulsar cuanto pueda su propia red de acrónimos (desde los BRICS a la Organización de Cooperación de Shanghái).

El juicio de la política exterior bajo Xi gira en torno a si hubo o no precipitación en el abandono de la modestia denguista. Pero la puesta en escena de esa inflexión es anterior a Xi: es 2008, los Juegos Olímpicos. Entre bambalinas se estaban gestando ideas y proyectos que Xi pudo implementar nada más llegar. Los problemas de China en la relación con EE.UU. se diría que empezaron cuando se negó a ser la otra parte del G2 que sugería Hillary Clinton o cuando desdeñó cualquier interés en sumarse al G8-1 (Rusia). En verdad, la causa de las tensiones que circundan la política exterior china obedece a su empeño en transitar por una vía propia, decisión que es interpretada en Occidente como un desafío a su hegemonía, al que responde con un envite en toda regla. 

En China el malestar por la persistencia de la covid y lo draconiano de las medidas de contención han generado desasosiego así como preocupación por las consecuencias

Es comprensible entonces que el mayor reto para el PCCh sea lograr que EE.UU. acepte su desarrollo, tal como indicó el embajador Qin Gang en el Foro de Seguridad de Aspen (Colorado), el pasado julio. Por ahora, las medidas de EE.UU. las conocemos: reforzar las alianzas en el Indo-Pacífico, Europa y Oriente Medio, aumentar la presión estratégica por doquier, incrementar la tensión en torno a Taiwán y el cerco económico, con especial énfasis en las tecnologías clave. Esto cambiaría solo si China baja la cerviz y tampoco esto es probable que ocurra. Puede haber diferencias en el liderazgo chino pero si algo las amortigua es el consenso nacionalista, imbuidos como están de la convicción histórica que nutre sus ambiciones, aun sin albergar, reiteran, propósito mesiánico alguno. ¿Hay espacio para una estrategia de compromiso? En ella habría que trabajar.

La seguridad política

En la sociedad china hay síntomas de cansancio. El malestar por la persistencia de la covid-19 y lo draconiano de las medidas de contención, a veces dispares de provincia a provincia, han generado desasosiego así como preocupación por las consecuencias en una economía a la que le cuesta recuperar el pulso del crecimiento. En la reciente crisis de Taiwán, muchos chinos, compartiendo la irritación de su gobierno, permanecieron en vela la noche de la llegada de Nancy Pelosi, a la espera quizá de una acción contundente que no llegó. Para algunos, otra decepción. 

Desde el prisma del PCCh, en la que se anuncia como una etapa crucial en su estrategia de desarrollo y modernización, la seguridad política debe primar sobre cualquier otro valor. Y esa exigencia se traduce para el PCCh no solo en más Xi sino también en más xiísmo en el horizonte inmediato. Ese podría ser el anticipado balance del XX Congreso. 

Tras la reunión informal de verano de la dirigencia china en Beidaihe, no debería demorarse mucho la convocatoria oficial del XX Congreso del Partido Comunista de China (PCCh). Las duras...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Xulio Ríos

Es asesor emérito del Observatorio de la Política China. 

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí