1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Atletismo

Mohamed Katir: medallas contra la xenofobia

Es una de las grandes referencias del atletismo español tras las dos medallas logradas en el Europeo y el Mundial, pero reconoce que sufre rechazo por haber nacido en Marruecos

Ricardo Uribarri 25/08/2022

<p>El atleta murciano Mohamed Katir. </p>

El atleta murciano Mohamed Katir. 

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La medalla de bronce lograda en el Mundial y la de plata conquistada en el reciente Europeo de Múnich han convertido a Mohamed Katir en una de las grandes referencias del atletismo español, por mucho que les pese a algunos que anteponen que naciera en Marruecos al hecho de que lleve viviendo en nuestro país desde que tenía cinco años y haya crecido y se haya formado aquí. Ante esta situación, la respuesta de Katir ha sido pregonar a los cuatro vientos su orgullo de ser de Mula, el municipio murciano donde vive, y seguir trabajando para conseguir nuevos éxitos. Es la receta que ha empleado para llegar a este momento de éxito, a pesar de las dificultades con las que se ha ido topando en su vida.

“Todos los días me he encontrado con rechazo por mi origen”, confesaba con pesar el atleta hace unos días en una entrevista con la agencia EFE. No debe de ser fácil enfrentarse a algo así, pero él intenta no hacer caso a esas “malas vibraciones”, como las define, y centrarse en la gente que le motiva y en su carrera. De esa forma ha conseguido firmar un verano inolvidable, al obtener el bronce en la prueba mundialista de los 1.500 metros –ningún atleta español lo lograba desde 1999–, y la plata en los 5.000 metros del Campeonato Europeo con la mejor marca (13:22.98) nacional en esa prueba en la historia del evento continental. Las cualidades de Katir ya asomaron el pasado año, cuando, en apenas 33 días, logró batir tres récords nacionales: el de 1.500 metros, que tenía Fermín Cacho; el de 3.000 metros, que ostentaba Isaac Viciosa; y el de 5.000, en poder de Bezabeh.

Tras superar la marca de 3.000 metros, Mohamed tuvo que escuchar cómo Viciosa afirmaba lo siguiente: “Quizás no es políticamente correcto, pero me gustaría decir que me hubiera gustado que el récord lo hubiese batido un atleta con apellidos castellanos”. Katir no dudó en contestar, poniendo en valor a sus antepasados: “Para quien no sepa de quién es mi apellido, es de un gran señor, de origen marroquí. Mi gran motivación, un ejemplo a seguir, mi abuelo Mailud Katir. Este señor ha tenido que trabajar duro, desde los cinco años ha sufrido en la vida por temas de la guerra. Ya podéis juntar a toda la vieja escuela, no hay comparación con este señor. Es un honor llevar tu apellido, abuelo, solo es el comienzo”. 

Katir pudo haber competido con Marruecos por haber nacido allí, pero él siempre tuvo claro que quería hacerlo por el país en el que vive desde pequeño: “Me siento cien por cien español. He crecido y estudiado aquí, he pasado toda mi vida aquí, mi carrera como atleta se ha forjado aquí, aunque haya nacido en Marruecos. Quiero competir como español y solo como español. Me da igual que la gente diga que no he nacido aquí o que no tengo que coger la bandera. El que corre soy yo, no otra persona. Si represento a un país es porque estoy orgulloso”. 

Nacido en 1998 en la localidad marroquí de Alcazarquivir, el atleta llegó a España cuando tenía cinco años junto a su madre, de origen egipcio. Se instalaron en un primer momento en Huesca, donde se reunieron con el padre de Mohamed, que había llegado tiempo antes desde Marruecos buscando un mejor futuro laboral. A él le dedicó el bronce ganado en el Mundial: “Sufrió muchísimo para que yo estuviera aquí. Esta medalla es suya. Gracias a él me puedo dedicar al atletismo”. El joven Mohamed empezó a jugar al fútbol en la cantera de la Sociedad Deportiva Huesca, pero pronto se dio cuenta de que, a pesar de que corría mucho, el balón no era lo suyo. Su vida cambió cuando la familia se trasladó a la localidad de Mula. Allí, con 11 años, se presentó en una carrera del colegio, en la que quedó primero con un minuto de ventaja, superando a competidores que estaban federados. Aquella prueba la presenció Cristobal Carlos Ramírez, responsable del club Mula Sport, que enseguida habló con sus padres para decirles que el chico tenía condiciones para dedicarse al atletismo.

Y así, en una localidad que no tenía pista de atletismo, teniendo que entrenar en descampados, campo a través y en los caminos de la huerta murciana, Katir inició su etapa como atleta. Cuando llevaba entrenando poco más de tres semanas ya participó en un campeonato regional y quedó en cuarta posición. Poco a poco fue destacando y consiguiendo grandes resultados. Llegó a ser cuatro veces campeón de España de cross, pero en aquellos años se encontró con otro problema. Al no tener la nacionalidad española, su nombre no figuraba como vencedor de forma oficial ni recibía el reconocimiento de su éxito. “Llegaba a mi casa y mi padre me daba la enhorabuena por haber ganado, pero no me daban la medalla y me sentía fatal. Me quedaba horas llorando. Era duro, durísimo, cuando ganabas y veías que el que había quedado segundo te quitaba la medalla. Sentaba muy mal, aunque yo sabía que algún día iba a tener la nacionalidad; era cuestión de paciencia. Pero si le pasa a alguien que no tiene la cabeza fría y una mente sana..., yo creo que hubiera dejado el deporte”.

Katir pidió la nacionalización en 2015, pero no se la concedieron hasta el 31 de diciembre de 2019. Cuatro años en los que se perdió la posibilidad de competir en Europeos y en Mundiales, en los que no obtuvo muchos trofeos que en justicia le correspondían, como el oro en el Campeonato de España de 3.000 metros en pista cubierta que ganó meses antes de recibir el visto bueno para ser considerado español de forma oficial. Con los papeles ya en regla, el atleta afrontó en 2020 otro cambio importante. Dejó al que había sido su entrenador hasta ese momento para pasar a entrenar con un joven técnico, Gabriel Ruiz, con el que le ha llegado su explosión definitiva a nivel internacional. En ello seguramente ha ayudado las concentraciones que suele realizar en la estación granadina de esquí de Sierra Nevada, el lugar perfecto para prepararse para las grandes citas. Tanto le gusta que sus conocidos ya le conocen como “el monje de Sierra Nevada”.

Amante de la introspección, “converso conmigo mismo en la meditación, me tomo el tiempo antes de tomar una decisión”, aficionado a leer a Antonio Machado, a escribir poesía, que muestra de vez en cuando en sus redes sociales, y también al boxeo y al fútbol, este español llamado Mohamed está decidido a seguir conquistando metales y marcas para el atletismo nacional. Y, cuando lo haga, seguirá mostrando con orgullo la bandera del que siente que es su país, por mucho que algunos sigan negándoselo. A ellos podía ir dirigida esta afirmación que hizo en una entrevista en Público: “En mayor o menor medida, y si leemos bien la historia a lo largo del tiempo, absolutamente todos somos migrantes”.

La medalla de bronce lograda en el Mundial y la de plata conquistada en el reciente Europeo de Múnich han convertido a Mohamed Katir en una de las grandes referencias del atletismo español, por mucho que les pese a algunos que anteponen que naciera en Marruecos al hecho de que lleve viviendo en nuestro país desde...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí