1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La vita nuova

Su lucha

La batalla se está desarrollando –aparentemente, cuidadín– donde siempre. En los medios. Acólitos. Esto es, no se desarrolla a partir de la información, sino a través de su sentimentalización, de su orientación y de su manipulación

Guillem Martínez 22/02/2022

<p>Ética.</p>

Ética.

J. R. Mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- ¿Qué se dirime en la batalla PP? Es importante. No pierdan detalle. Me temo que es una exclusiva. Ahí va. Aparten a los niños. Es, ni más ni menos, que esto: no lo saben ni ellos. Lo que empareja esta gran y barroca batalla con su precedente plástico. Otro pabernosmatao: el procés en modo 2017. Una carrera desbocada y caótica de una élite hacia un punto desconocido, si bien sensible de ser ordenado y previsto. Que ellos no sepan bien lo que hacen, no implica que no deba saberlo usted.

2- Hola. Me llamo Martínez y mi trabajo es explicar el concepto “no lo saben ni ellos” y el concepto “punto desconocido”. Porque todo este pifostio es descriptible. Plantea unas tensiones y no otras. Y conducirá hacia un punto determinado y no a otro. Empecemos por el concepto a) o “no lo saben ni ellos”, que el b) –el “punto desconocido”– ya irá saliendo. Casi todo, en fin, tiene una explicación plausible en la vida, si se busca en el lugar indicado. Lo llamativo, y aquí empieza la juerga, es que el lugar indicado, en este caso y en tantos otros, no son los medios, así a lo bestia. 

3- La batalla se está desarrollando –aparentemente; cuidadín– donde siempre. En los medios. Acólitos. Esto es, no se desarrolla a partir de la información, sino a través de su sentimentalización, de su orientación y de su manipulación. Lo que confiere a esta batalla un punto de normalidad cotidiana. O, al menos, no hemos llegado a ningún punto o etapa nuevo. La política como percepción, como trumpismo, se desarrolla en los medios. En primer lugar, en los medios de papel. 

4- MAD es una patología comunicativa. Eso obedece a una dinámica de contacto de la prensa con el poder, dilatada, de alguna manera labrada en el franquismo. En aquella época geológica solo se escurrió un poco –ni más ni menos que un poco– el periodismo BCN. Precisamente porque BCN estaba alejada del poder –no es el caso hoy; BCN es otro polo de poder, que practica la patología sobre los medios de manera similar, y a escala 1:1, a la de la escuela MAD; no se pierdan el punto 5–. En democracia, el periodismo MAD aportó y difundió una nueva herramienta de fusión con el poder. En absoluto franquista. Una novedad. La forma periodística de la cultura esp en democracia. La cultura de la cohesión. La idea de que el medio y el periodista debían fabricar cohesión social y desproblematizar la realidad y la política. La Cultura de la Transición, ese cacharro que hizo aguas hace once años, junto con la cultura de la democracia Esp. Desde entonces, vamos a pelo. Los medios acólitos y sus opinadores se relacionan con el poder ya no a través de una cultura, de la estabilidad profesional, o de la recepción de honor, sino a través de la recompensa. Es decir, de su pago.

5- Es imposible dilucidar el monto de los pagos realizados a la prensa por PP/sus instituciones. Pero se pueden aportar detalles estilísticos. Les paso dos. Bonitos. A) Desde el Ayusato, la CAM ha aumentado su gasto en medios en un 200%. B) Los pagos –a campañas directas, al menos– no se realizan bajo el criterio de la difusión –esto es, cobra más el diario que más vende–, sino desde el criterio de la proximidad –cobra más el más acólito–. El resultado son medios que prolongan el poder. En ocasiones de forma ridícula. Que es lo peor que le puede suceder a alguien que viste de marca.

Los medios acólitos y sus opinadores se relacionan con el poder ya no a través de una cultura, de la estabilidad profesional, o de la recepción de honor, sino a través de la recompensa

6- Lo divertido de los medios como prolongación del poder es que son inútiles como medios. Emiten documentos culturales del poder. No sirven para ver ni para comprender. Aportan confusión. Que es lo previsto. Pero, en lo que no está previsto, pueden llegar a aportar confusión incluso a los políticos que pagan la fiesta. En CAT eso fue determinante en 2017. Los políticos se llegaron a creer a sus medios. Tiene guasa. Si pasó en un punto, en 2017, es que puede pasar en varios puntos y siempre. Es lo que los semióticos de Princeton denominamos Síndrome de Nolosabenniellos.

7- Los medios de papel –hoy ya no solo en papel– no son, a su vez, gran cosa. En general, solo el 37% de la sociedad lee diarios –el principal, el primero, el más difundido es, como ya habrán adivinado, Marca–. De ese 37%, el grupo principal –el 28%– tiene 65 años o más. La edad media del lector de prensa esp son 50 tacos. El lector acólito, presumible, puede tener otra edad media. Tal vez, literalmente, la Edad Media. Con ese perfil queda claro que los medios papel acólitos no son determinantes. No solo carecen de autoridad y respetabilidad, sino de lectores. Pero, snif, tan solo son una primera fase del trato de la información. La creación de agenda y de marcos. Luego, todo eso pasa a su punto de difusión industrializada. Los medios audiovisuales. Otro oficio del siglo XXI.

8- En la radio, en redes sociales –bajo la forma nítida de Guerra Cultural–, y en la tele –el principal medio en Esp; es también un medio envejecido– se retoman los temas, la agenda, del papel y el expapel. Esas informaciones aparecen con el grado de noticia en los telediarios. Crean los límites de la realidad informativa. Pero lo que es la monda es que esa agenda aparece, crece y se matiza aún más en otros géneros y franjas. En el ocio. El gran descubrimiento de Goebbels –el Santo Patrón de la comunicación; no le den más vueltas– es que la ideología transcurre en el ocio, hasta el punto de que, tras la pérdida de Stalingrado, los noticiarios alemanes dejaron de dar la vara, y desplazaron sus mixed-emotions a los programas de radio divertidos, en los que la ideología eran unas gotas. Determinantes. Para, ojo, un genocidio. Es, así, en la franja de mañana y de tarde, y en la noche de los findes –comúnmente a través de la tertulia, género de ocio, no informativo; una mezcla de categorías; un pitote; una confusión sentimental– cuando todo el material de los periódicos alcanza esfericidad. Y crea marcos férreos. Es ahí donde desaparece de la realidad, definitivamente, la Cañada Real –un drama humanitario sin paralelismo en Europa; por lo mismo, una gran noticia–, donde se fija que un okupa te pilla la casa cuando vas al WC, donde se establece la ilegitimidad de un gobierno, que una DUI fake es un golpe de Estado, o que es una DUI a tutiplén –según el canal–, el carácter comunista de una ley, y/o los valores democráticos y de libertad donde no los hay.

9- Según todo este itinerario parainformativo, lo que está pasando en can PP es lo siguiente. Hay un conflicto personal entre dos dirigentes, por el poder/presidencia. Uno ha violado reglas, provocando dolor en el otro. El actual presidente, por esos modos indebidos, está perdiendo la batalla. Los barones, copados por un profundo sentido ético, están tomando posiciones a favor de una presi autonómica, y en contra del presidente. Si todo esto fuera así, sería un no-lo-saben-ni-ellos. La realidad es más complicada. Es decir, más sencilla, pero en otro sitio.

En los espacios de ocio de la franja de mañana y de tarde, y en la noche de los findes, es cuando todo el material de los periódicos alcanza esfericidad. Y crea marcos férreos

10- Todo esto era –ya no lo es; ya es, tal vez, un no-lo-sabe-ni-ellos– un conflicto territorial. Del PP aparato con el PP MAD, ese otro planeta económico. Se trata de un problema periódico desde los años noventa. No es un problema ético. Es un problema funcional. 

11- El secre general hizo lo que podía hacer. Uno puede hacer lo que determinan sus atribuciones legales. Pero, más aún, lo que determina su tradición. Los partidos recurren, comúnmente, a esas tradiciones interiores cuando les falla la verticalidad, ese adhesivo que confirma a un partido. El PSOE, por ejemplo, en la defenestración de Sánchez de 2016, fue antidemocrático. Pero fiel, absolutamente, a sus tradiciones anteriores. Casado, en ese sentido, planteó a Ayuso un momento cremas-cosméticas. Fue fiel a la tradición de su partido, y propuso una extorsión a Ayuso. No comunicar una determinada actitud al mundo a cambio de una modificación de su conducta. El fallo, lo inesperado, la inversión de la tradición, consistió en que Ayuso planteara batalla. Y no hiciera lo tradicional en ese caso. En esa batalla recurrió a la prensa. La ganó. Pero solo en MAD, que es el punto y pico que puede modular la prensa MAD. Fuera de MAD –no olvidemos que esto es un problema territorial– no estaba tan claro. Ayuso da miedo al resto de territorios. Sí, los medios MAD iban a tope con Ayuso. Pero las firmas de opinión era más matizadas. Y, por ello, los firmantes de esas opiniones, también contertulios, no fueron tan prístinos en la tele. Había partido.

12- Casado podría haber ganado esa batalla hasta el fin de semana, cuando se alejó de su tradición. No se alejó de ella unos días antes, cuando planteó la corrupción de Ayuso por valor de  casi 300.000 euros  ganados por su hermano, por la vía del estraperlo de mascarillas –ojo: ese monto coincide no con los 50.000 euros que sostiene Ayuso que ganó su hermano en esa operación, sino con el monto total de cuatro operaciones comerciales, que el PSOE ha denunciado, y que Anticorrupción ha admitido a trámite; esto será, es, determinante; no se pierdan el punto 16–. Se alejó de la tradición interna, y con ello se buscó la ruina, al dar marcha atrás. Al amnistiar el expediente informativo. Después de verbalizar una presi corrupta, decidió negociar ese concepto con la presi corrupta, a fin de hallar una solución pactada al conflicto. Un raje. Es decir, una derrota. Absoluta. En ese momento, en el que Casado no fue fiel a la tradición PP de no negociar a quien se ha señalado ya como cleptómana de cremas, cayó. ¿Ganó Ayuso?

13- Me temo que no. La mani improvisada –ese tipo de manis que requieren el máximo de planificación– frente a Génova fue, me atrevería a señalar, un fracaso. El público asistente, poco, solo posibilitó la visualización de la mani, y de las de frikis, en las pantallas. Poco más. De lo que se deduce que la mani, a) fue frenada por Ayuso, lo que sería otro raje, o b) se alejó, a su vez, de la tradición PP, lo que sería un fracaso aún mayor. 

14- Esa mani era un golpe de Estado interno. Y el PP parece haber deslocalizado la tradición del golpe de Estado a otras instituciones –relacionadas, pero autónomas, y que trabajan alejadas del bullicio y el bisontismo a grito pelado; como la Justicia–. Y, sobre todo, PP ha deslocalizado el rollo bisontismo en Vox. Vox es, esta mañana a primera hora, el partido bisonte en Esp. La creación de Vox supuso poner en el mercado un objeto para radicalizar al PP. Para reubicar el PP en otro punto de la derecha local. Pero no para ubicarlo, internacionalmente, en la extrema derecha 2.0. El PP no puede ser formalmente parecido a Vox. O la diña. Vox aporta al PP todas las ventajas de Hungría, pero sin tener que comer goulash.

Casado planteó a Ayuso un momento cremas-cosméticas. Fue fiel a la tradición de su partido, y propuso una extorsión a Ayuso. El fallo, lo inesperado, la inversión de la tradición, consistió en que Ayuso planteara batalla

15- Vox, si se fijan, es el gran ausente en esta crisis. No ha abierto la boca. No ha intensificado ni buscado beneficio. La explicación está en la verbalización de Vox, emitida por Aznar después de las elecciones en CyL. “No veo ventajas para Esp en que Le Pen estuviera en el Gobierno” / Vox no es un partido de Gobierno. Vox es un partido subsidiario del PP, nacido para ofrecer mayorías al PP, más a la derecha del PP, si bien sin ensuciarse. Por lo mismo, Vox desaparecerá –vía tradición PP; informes, extorsiones sobre la vida privada o económica de los líderes Vox–, en caso de que se lo crea, o en caso de que, sin creérselo, y gracias a la impericia de los líderes PP –a su no-lo-saben-ni-ellos–, se aproxime a un posible sorpasso. 

16- La impericia de Casado –no solucionar un / EL problema territorial; empeorarlo; no seguir las tradiciones internas– y la impericia de Ayuso –ser EL problema territorial; plantear un golpe interno y, con ello, acercarse a un bisontismo literal, poco sofisticado, y depositado con mimo en Vox; no seguir las tradiciones internas, y plantear batalla cuando ha aparecido ya el vídeo en el que mangaba cremas; y, por encima de todo, reconocer públicamente, el cobro de comisiones por parte de su hermano; eso no lo hace ni Laura Borràs– han hecho de Casado y Ayuso los dos grandes perdedores en esta crisis. La crisis son ellos. Ninguno de los dos puede seguir, a tenor de la tradición interna.

17- De hecho ha empezado una posible cascada de dimisiones en el PP Casado. No son a favor de Ayuso. Son a favor del futuro político de los propios dimisionarios, que marcan distancias con Casado, pero sin abrazar a Ayuso. De hecho, hay cuatro presis autonómicos, determinantes, en contra de Casado. Una es Ayuso. Pero los otros tres no están a favor de Ayuso. En tanto que líderes territoriales solo quieren el fin del problema territorial en su modo crisis. El número de barones en esa tesitura está creciendo.

18- Lo más probable, por todo ello, es la dimisión de Casado en breves horas. Que puede ser más o menos instantánea a tenor del honor que quieran darle. Puede llegar como secre general al Congreso extraordinario de abril, si se le dispensa mucho honor. Si es poco o nada, la transmutación será en forma de gestora. En el aludido Congreso se dará acomodo a la Gran Tensión Territorial del PP –y de Esp: el PPMAD–, en la tradición PP. Una tradición, en este punto, frágil, precaria, que conduce a crisis ruidosas y periódicas. Un presi gallego –ya ha salido del armario– que reparta juego territorial y que se aplique el adagio de que lo que pasa en MAD se queda en MAD. Hasta la próxima IDA de Marzo. 

19- Si Ayuso prosigue, incluso si tiene vida política solo en MAD, supondría que el PP lee mucho a la prensa acólita, de manera que esto ya sería un no-lo-saben-ni-ellos como la copa de un pino, sin precedentes y hacia un precipicio próximo. Sólo cabe un Vox en un nacionalismo.

1- ¿Qué se dirime en la batalla PP? Es importante. No pierdan detalle. Me temo que es una exclusiva. Ahí va. Aparten a los niños. Es, ni más ni menos, que esto: no lo saben ni ellos. Lo que empareja esta gran y barroca batalla con su precedente plástico. Otro pabernosmatao: el...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jquintansgarcia

    Había una vez una plaza llena de gaviotas.... Un par de amigos se acercaron taimadamente a una y la cazaron ¡ Y asustadas todas levantaron el vuelo... La pillada gritó: ¡ quién no tiene un hermano ! Y todas se echaron encima de los dos amigos. ...y colorín Azul o Colorado este cuento os lo ha explicado.

    Hace 4 meses 3 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí