1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

María José Pizarro /Diputada y artista plástica colombiana

“En Colombia nos devolvieron a un estado de guerra”

Carlos García de la Vega 19/10/2021

<p>La artista colombiana María José Pizarro, en la redacción de CTXT (Madrid, España).</p>

La artista colombiana María José Pizarro, en la redacción de CTXT (Madrid, España).

C.G.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

María José Pizarro (Bogotá, 1978) fue elegida miembro de la Cámara de Representantes de Colombia en 2018 por la lista Decentes. Es artista plástica y ha dedicado su trabajo al activismo de la memoria, mediante la documentación y difusión del conflicto armado colombiano, y al reconocimiento de sus víctimas. Exiliada durante gran parte de su vida, ha sido una de las principales voces articuladoras de la diáspora colombiana. Para las elecciones legislativas de marzo de 2022, forma parte de la candidatura Pacto Histórico, liderada por el senador, exguerrillero y exalcalde de la capital colombiana, Gustavo Petro, quien figura en las encuestas como favorito para arrebatar el poder a Iván Duque, del conservador Centro Democrático, en las presidenciales que se celebrarán en mayo. Nos reunimos con ella en la redacción de CTXT aprovechando su visita a España para participar en la Universidad de Otoño de Unidas Podemos. 

Lo primero de todo, ¿en qué situación se encuentra Colombia respecto a la covid y el proceso de vacunación? 

El desmonte paulatino del sistema público de salud nos ha llevado a una situación que no ha logrado cubrir ni de lejos a toda la población. Por lo tanto, la gente que más ha muerto es gente pobre, que no ha podido acceder a los servicios médicos. El desmantelamiento de la sanidad –también de la educación– se traduce en retrocesos en derechos sociales que han llevado a no poder atender una pandemia de estas características como se debía. La vacunación avanzó finalmente a un ritmo más o menos decente en las zonas urbanas, pero en las zonas rurales va muy lento y hay mucha gente que no ha querido vacunarse por la campaña de las iglesias cristianas, que la han desincentivando. Eso sí es preocupante. Aun así, a pesar de que la vacuna ya está, aunque haya llegado a cuentagotas, para alcanzar a la mayoría de la población estaríamos hablando de conseguirlo en 2023, tal vez inicios del 24. Además, las ayudas sociales han sido muy escasas. El Ingreso Solidario, por ejemplo, rondaba los 160.000 pesos, unos 30 o 40 euros al mes… Eso no sirve para que la gente pueda hacer absolutamente nada. Nosotros planteamos la necesidad de una renta básica de emergencia, pero nunca fue asumida como una política por el gobierno. Todas las medidas fueron fragmentarias y no lograban cubrir las necesidades de la población. Por otro lado, no existieron políticas diferenciales de género ni para la juventud, lo que llevó a un estallido social, que fue liderado por las juventudes, por las mujeres, por los territorios donde no solo el covid, sino también la guerra, estaba haciendo de las suyas y porque allí se entremezclan una serie de factores: el confinamiento por el conflicto, el confinamiento por el hambre, el confinamiento por la pandemia con un sistema de salud insuficiente... 

Este estallido de la pasada primavera, lo que se ha conocido como Paro Nacional, fue reprimido violentamente por el gobierno. ¿Eso ha generado una fractura social o por el contrario ha hecho que la gente que se sentía sin futuro se empoderase? 

Por un lado sí que ha supuesto un empoderamiento, porque se ha creado una dinámica de organización a raíz de un estallido espontáneo que nadie preveía que fuera a tener esas dimensiones. Los sectores políticos contrarios a estas movilizaciones aprovecharon la situación para estigmatizar a la juventud que estuvo en la primera línea. Era algo que ya habían intentado durante las movilizaciones estudiantiles de 2018, a las que calificaron como una guerra. A los jóvenes colombianos también se les ha dado tratamiento de guerrilleros y el hecho de consideraros así contribuyó a deslegitimar la protesta y a generar un rechazo social que se intensificó a medida que pasaban los días. El desgaste de los tres meses de la movilización, el bloqueo y la persecución fueron atroces. Los jóvenes fueron víctimas de una cacería en las calles. Después de una lucha enorme se consiguió la matrícula cero para los estratos del uno al tres [los sectores más pobres], pero no conseguimos la matrícula universitaria gratuita universal. Ahora bien, de todo eso surgió un nuevo sujeto social y una conciencia pública que ojalá logremos que se convierta en un movimiento político que haga posible un gobierno diferente en las próximas elecciones. 

El desgaste de los tres meses de la movilización, el bloqueo y la persecución fueron atroces

Usted es congresista por la lista Decentes pero en las próximas elecciones de marzo concurren con una candidatura más amplia llamada Pacto Histórico. ¿Cuál es la estrategia? 

El primer intento de coalición estaba formado por dos partidos políticos (inicialmente tres) y algunos movimientos sociales. Pacto Histórico reúne cuatro partidos políticos y más de cien organizaciones sociales que, aunque no tengan personalidad jurídica, sí que se agrupan alrededor de esta propuesta. Es el intento de formar un gran bloque de centro-izquierda que trascienda una simple coalición y que puedan albergar otras expresiones políticas y sociales.

¿Y cómo gestionan la elaboración de una sola voz política que aglutine tantas sensibilidades?

No es fácil, pero somos conscientes de que solos no vamos a ganar y de que necesitamos más fuerza, más músculo político y, sobre todo, de que somos organizaciones afines, tanto política como socialmente. Desde ese principio de afinidad es más fácil comprendernos y establecer reglas del juego que sean claras para todos y todas. Obviamente, la coyuntura electoral no permite discusiones mucho más profundas y por eso avanzamos en que haya una bancada unitaria y conjunta que va a trabajar mancomunadamente durante los próximos cuatro años. 

En España, la ultraderecha está ocupando posiciones de poder y dominando gran parte del discurso público. Eso está sacando a la luz que buena parte de la judicatura española tiene una tendencia ideológica peligrosamente conservadora y se traduce en una diferencia de trato a partidos de izquierdas y de derechas, a la Corona, a las grandes corporaciones etc. ¿En Colombia, cómo viven ustedes el lawfare al que les someten los poderes para tratar de frenar su avance electoral? 

No lo vivimos, lo padecemos. Intentamos sobrevivir a los ataques jurídicos y a la inteligencia militar, que en Colombia es muy fuerte. Nuestros teléfonos están intervenidos; nuestras vidas, acosadas; también las de nuestras familias, y continuamente expuestas a los medios de comunicación y a las redes sociales. El partido de gobierno coopta todos los poderes del Estado, también el judicial: la procuraduría, la fiscalía, la contraloría. Han avanzado también en la cooptación de las Altas Cortes, que hasta ahora eran un bastión de dignidad, transparencia e imparcialidad. Las garantías que nosotros tenemos son mínimas ante el aluvión de demandas, el desgaste en términos jurídicos es enorme. Hay compañeros que están realmente perseguidos, empezando por Gustavo Petro, al que le han abierto más de 30 procesos y de los que, al final, sale inocente. Están intentando bloquearlo pero no lo consiguen. Esa tríada de inteligencia militar, medios de comunicación y redes sociales nos parece una señal: en este proceso electoral ellos están muertos del susto porque seguramente van a perder y así lo reconocen tanto las encuestas como ellos mismos. Eso nos coloca en el centro del huracán. Estamos en medio de una licuadora intentando sortear las aspas.

Antes ha mencionado el conflicto en los territorios del que no nos llegan tantas noticias aquí. ¿Cuál es la situación actual? 

Nos devolvieron a un estado de guerra. No solamente por el número de masacres, por el número de líderes sociales y ambientales, de líderes indígenas asesinados, sino que realmente hay una reorganización de las estructuras paramilitares insurgentes, o guerrilleras más bien. Esa reorganización viene acompañada de una disputa por el control territorial, a la que hay que sumar los clanes del narcotráfico que intentan cooptar los territorios para la siembra de coca y también para las rutas del narcotráfico, después de la salida de las FARC. En términos de intensidad de la guerra, del control territorial, de vivir en medio de un fuego cruzado en el que están las comunidades yo sí afirmo, sin temor a equivocarme, que nos van a devolver a los años duros de la guerra. Si esto no para ahora, vamos a vivir una intensificación del conflicto. Ya hay pequeños grupos que mantienen vínculos muy estrechos con los grupos del narcotráfico. El cártel de Sinaloa, por ejemplo, está comprando tierras en el sur del país y los índices de deforestación están creciendo. A pesar de lo que dice el gobierno, están aumentando los cultivos de coca; la lucha contra las drogas es un fracaso. y se trata de una lucha fracasada contra las drogas. 

Ahora, además, nos enfrentamos al problema del glifosato y a sus efectos altamente contaminantes En definitiva, es una situación muy dramática en la que no existe un diálogo estratégico para poder combatirla. El problema es la violencia exacerbada que se produce en los territorios productores. Da la impresión de que la coca solo genera problemas de salud pública en los países consumidores como Estados Unidos o España, pero nunca se piensa en los que acarrea en el país de origen: guerra, violencia y muerte.

Tras la demanda de petición de perdón de López Obrador a la Iglesia Católica y a la Corona Española, se ha revelado que en España está más arraigado de lo que creíamos un estado de opinión que niega la verdad histórica, las realidades decoloniales y que ensalza la Hispanidad sin tener en cuenta sus muchos aspectos negativos. ¿Qué opina?

Me da hasta risa, porque me parece que, como sociedad, es una visión que tendríamos que haber superado. Uno no tiene que tener dos dedos de frente para saber que, más allá del idioma castellano y de una cultura mestiza, que es la nuestra, definitivamente lo que hubo en América Latina fue un genocidio sin precedentes y la desaparición de culturas enteras, la expropiación de los recursos naturales que continúa hasta hoy. Así como el gobierno australiano tuvo la grandeza de pedirle perdón a los aborígenes australianos; así como el mundo debería pedirle perdón a África por la esclavización de los pueblos africanos; lo que me parece inverosímil es que no seamos capaces de reconocer cuál es el legado de América Latina para el mundo. Y eso debería estar en el centro de todas las preocupaciones, sobre todo, después de una pandemia: la posibilidad de una vida mucho más armónica que reconozca los derechos de la naturaleza, del territorio como víctima y de una forma de vida que debería ser un legado común, parte del patrimonio de la humanidad. 

A la señora presidenta de la Comunidad de Madrid, que habla de las bondades de la colonización, sería bueno decirle que leyera más

Por otro lado, nos enfrentamos a grandes migraciones provocadas por guerras,  conflictos religiosos y deterioro ambiental y, en este aspecto, América Latina tiene mucho que enseñarle al mundo, porque nosotros surgimos de esa mezcla, de ese encuentro entre culturas, a veces dramático, a veces amoroso. Hemos sobrevivido a muchas tragedias y somos una raza nueva para el mundo, una raza que se reconoce negra, indígena, europea, multicolor. Yo podría pasar por andaluza, mis apellidos son más españoles que los españoles y soy nieta de esclavos y libertarios, de gente que luchó por la independencia en el continente latinoamericano. Reconocernos como latinoamericanos es parte del legado para demostrar que el encuentro es posible desde una manera mucho menos agresiva que la que se vivió con la lógica eurocentrista. 

A la señora presidenta de la Comunidad de Madrid, que habla de las bondades de la colonización, sería bueno decirle que leyera más, que se instruyera un poco más, y que saliera de las fronteras de “su” España, para encontrarse con otros territorios y otras culturas que le permitan entender que la colonización fue muchas más cosas que la expansión del progreso y de la lengua española. También habría que decirle que nosotros no tenemos un espíritu revanchista, que precisamente eso nos ha enseñado la historia y que estamos dispuestos, desde al amor, el afecto y el reconocimiento a enseñarles que Europa va a sobrevivir gracias a la inmigración. Como dirían los mexicanos en Estados Unidos, la venganza de Moctezuma. Si los Estados europeos pueden mantener su Estado del bienestar es por la inmigración latinoamericana, africana y asiática.

María José Pizarro (Bogotá, 1978) fue elegida miembro de la Cámara de Representantes de Colombia en 2018 por la lista Decentes. Es artista plástica y ha...

Autor >

Carlos García de la Vega

Carlos García de la Vega (Málaga, 1977) es gestor cultural y musicólogo. Desde siempre se ha dedicado a hacer posible que la música suceda y a repensar la forma de contar su historia. En CTXT también le interesan los temas LGTBI+ y de la gestión cultural de lo común.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí