1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS

Lo importante, dicen, es la vida

Barbara Celis 24/09/2021

<p>Tríptico del <em>Jardín de las delicias</em> (1490-1500).</p>

Tríptico del Jardín de las delicias (1490-1500).

El Bosco

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Paraíso, falso paraíso, infierno. He escogido El jardín de las delicias como nombre para esta columna mensual porque además de ser el título de uno de mis cuadros favoritos, creo que este tríptico es una fantástica metáfora de nuestra vida sobre la tierra, donde, a lo largo de los años, todos atravesamos por alguno de esos tres lugares. Es posible que mi idea de falso paraíso e infierno no concuerden completamente con la de El Bosco, autor del cuadro, pero ¿quién no ha bajado a algún infierno a lo largo de su vida?, ¿quién no ha creído tocar el cielo para luego estrellarse? Es cierto que no tengo nada que objetar a los placeres carnales que ocupan la parte central del cuadro, la que él le dedica al falso paraíso en el que considera vive la humanidad. Es más, ojalá hubiera más gente disfrutona en el mundo ya que dicen que el sexo mejora la ansiedad, el estrés, favorece la producción neuronal y te pone de buen humor.

Pero sí creo que los falsos paraísos abundan –Instagram, Facebook, Tinder, nuestro teléfono móvil…–, y la mayoría de nosotros se pasa la vida saltando de un falso paraíso a otro, tengan la forma que tengan. A veces consigues entrar en un paraíso real, en versión actualizada respecto al que pintó El Bosco (hoy la imagen del paraíso se identifica más con una hamaca y un mojito en una playa tropical y no con Adán y Eva correteando desnudos por un parque), aunque a menudo te estrellas en algún infierno vital. Por otro lado, reducir el infierno a los siete pecados capitales como hizo El Bosco me parece reduccionista ya que para mí el infierno no está en el más allá sino en el presente: el infierno es pasar hambre, tener frío y no poderte arropar, llorar porque no tienes trabajo para alimentar a tus hijos, no poder pagar tus facturas y que te duela el estómago cada vez que lo recuerdas, es ver morir a una madre y a un hijo, o que un huracán te arrebate todo lo que tienes.

En la parte derecha de El jardín de las delicias, dedicada al infierno en el sentido cristiano de la palabra y que desde el punto de vista artístico es un maravilloso espectáculo a caballo entre el cómic renacentista, el cine antes de que lo inventaran y la maestría de aquellos pintores increíbles que cambiaron el curso de la historia del arte, asoman montañas de fuego por todas partes y claro, cómo no pensar al verlos en las imágenes que nos llegan desde La Palma, tan bellas como aterradoras.

El volcán es la crisis climática y el bombero somos muchos, es Greta Thunberg, es la ONU y todas sus agencias proponiendo soluciones

Esta semana el nuevo volcán canario me hizo llorar. Hay un video sobre la evacuación de Todoque en el que un bombero les dice a unos vecinos que tienen que irse ya, que la lava del volcán va a aplastar su casa. Justo detrás, a unos treinta metros, la lava avanza, despacito pero implacable, como esos monstruos babosos de los libros de ciencia ficción. La mujer está ya en su coche, sentada al volante, su marido a punto de entrar en él. De repente, el bombero se acerca a la mujer y le dice: “ ¡Está encima de la casa. Se la tira abajo, se la tira!”. En ese momento, en un gesto espontáneo de empatía, el bombero se acerca, apoya la mano sobre el brazo de la mujer y añade: “!Venga, lo importante es la vida!”. El coche arranca y se va.

Y mientras la pareja, acongojada, se alejaba, yo no pude contener las lágrimas. Podía sentir como si fuera mía la angustia de quien sabe que su casa y su mundo están a punto de ser engullidos, pero también la impotencia de un bombero que sabe cómo apagar fuegos pero contra éste no puede. Aun así, se siente responsable de salvar las vidas de quienes están en peligro.

No es una filmación extraordinaria, más bien normalita, y sin embargo, a mí me atravesó el corazón. Y lo que es peor, después me hizo ver la foto desde la distancia: el volcán es la crisis climática y el bombero somos muchos, es Greta Thunberg, es la ONU y todas sus agencias proponiendo soluciones, son millones de personas diciendo que el monstruo se acerca, va a devorarnos y la única manera de ponerse a salvo es romper de forma drástica con nuestra adicción a los combustibles fósiles, actuar. Para ello, habría que tomar medidas concretas que todos conocemos desde hace ya tres décadas (¿se acuerdan del climatólogo James Hansen expresando su certeza sobre la relación entre calentamiento global y gases de efecto invernadero (GEI) producidos por el hombre frente al Congreso estadounidense allá por 1988?), pero que los gobiernos sólo han abrazado tímidamente y sin la urgencia necesaria.

Sin embargo, entre el bombero de La Palma y nosotros hay una diferencia abismal: él no puede parar el avance de la colada del volcán pero nosotros hace años que podríamos haber tomado medidas radicales para frenar el calentamiento global y, sin embargo, aquí seguimos, en 2021, mirando un año más hacia lo que ocurra esta semana en la ONU, que celebra su Asamblea General, además de una histórica Cumbre sobre Sistemas Alimentarios, adonde acuden los gobiernos del planeta con promesas renovadas y de las que se espera nuevos compromisos. No es nada nuevo, lleva ocurriendo desde que Al Gore y el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU se llevaron el premio Nobel de la Paz en 2007, y sin embargo, este año parece que hay una nueva urgencia, un consenso hacia el “actuemos porque YA es demasiado tarde”. Veremos. 

Por un lado el sexto informe del IPCC no deja dudas: hagamos lo que hagamos el calentamiento global aumentará hasta 2050 porque todos los gases que ya hemos emitido no pueden regresar al gorro del mago, están aquí para quedarse. Pero si además continúa nuestro actual ritmo de inacción, a finales de siglo la temperatura del planeta podría elevarse hasta 4 grados, con consecuencias dramáticas e irreversibles para todos.

Curiosamente, más que lo que dice el IPCC, ser testigos este año de cómo la lluvia ahogaba Alemania y Bélgica, cómo Texas se congelaba, cómo Nueva York se inundaba, cómo Canadá rozaba los 50 grados o cómo Grecia y Turquía ardían es más difícil de ignorar que saber que el hielo se derrite en el Ártico o que la sequía mata en Madagascar (la primera hambruna de la historia provocada directamente por el cambio climático) porque lamentablemente, el hombre tiende a actuar sólo cuando los problemas llaman directamente a su puerta y, aunque la Tierra sea un todo interconectado, hasta ahora en el mundo desarrollado hemos preferido vivir como si nuestros países fueran una isla y la crisis climática un problema del mundo en desarrollo, al margen del responsable (nosotros). 

Mientras la indecisión continúa, la lava avanza, y si en La Palma la mujer del coche al menos puede arrancar, huir y tratar de empezar una nueva vida lejos del volcán, la humanidad no tiene esa opción, no hay adónde ir. Pero sí puede tomarse en serio esta emergencia. Las soluciones ya son de sobra conocidas. Si seguimos ignorándolas, la lava nos aplastará. Y entonces el infierno que pintó El Bosco será absolutamente real y de su paraíso, sólo nos quedará el recuerdo.

Paraíso, falso paraíso, infierno. He escogido El jardín de las delicias como nombre para esta columna mensual porque además de ser el título de uno de mis cuadros favoritos, creo que este tríptico es una fantástica metáfora de nuestra vida sobre la tierra, donde, a lo largo de los años, todos atravesamos...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Barbara Celis

Vive en Roma, donde trabaja como consultora en comunicación. Ha sido corresponsal freelance en Nueva York, Londres y Taipei para Ctxt, El Pais, El Confidencial y otros. Es directora del documental Surviving Amina. Ha recibido cuatro premios de periodismo.Su pasión es la cultura, su nueva batalla el cambio climático..

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí