1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

La crisis comunicada

Los fondos europeos vendrán acompañados de su contrapartida: contra-reformas. Sanidad, pensiones. Retrasar o endulzar eso, los fondos y el cultivo del PSOE –ese aparato, ese votante– parecen ser los objetivos del pack PSOE en este nuevo Gobierno

Guillem Martínez 10/07/2021

<p>Pedro Sánchez anuncia la remodelación del Gobierno, el 10 de julio. </p>

Pedro Sánchez anuncia la remodelación del Gobierno, el 10 de julio. 

Vídeo Moncloa

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- En democracia, o en su contrario, un Gobierno es lo que uno quiera, pero también es una forma de comunicar. Tradicionalmente existen en él dos momentos de efervescencia comunicativa. Su formación y su crisis. Un gobierno es un objeto opaco y secreto que, en esos dos momentos, comunica como un poseso. Comunicar no es dejar de ser opaco y secreto. Es comunicar. Un teléfono al que nadie responde, por ejemplo, comunica. Parece un absurdo, pero todo esto es un paso adelante de la Humanidad. Hace pocas décadas, un gobierno aún se comunicaba a través de la guerra y de la pena de muerte.

2- Una crisis gubernamental no es una crisis. Salvo para el/la/le/li/lo/lu que lo sufre. Se le llama crisis porque así nos vino el palabro de UK, en el XIX. Y porque las crisis de gobierno en el XIX esp eran, en efecto, terribles, al punto que producían un deshecho denominado “el cesante”, hoy desaparecido –únicamente en el Estado; en el resto de la sociedad es el parado de toda la vida–. A la crisis de gobierno se le sigue llamando crisis porque, en efecto, un gobierno, una central nuclear, o un matrimonio, cuando se les toca mucho, se les puede calentar el núcleo. 

3- Bueno. Crisis de gobierno. Comunicación. Tocamientos. Núcleo. ¿Qué ha pasado?

4- El principal objetivo de un gobierno –un organismo vivo, las más de las veces– es seguir vivo. El presidente de gobierno ha hecho, por tanto, una apuesta por la vida. La suya. Lo que implica una lectura de la sociedad y la política del futuro inmediato, y la condena, a convertirse en pasado, de determinadas tendencias. 

5- Salta Calvo. Calvo es a) un elemento inestable. Es decir, que esa era la orden recibida. Hizo, desde antes del gobierno de coalición, en su formación incluso, lo peor que se puede hacer en un gobierno. No es mentir. Es mentir y que te pillen. Ensayó, sin mucho conocimiento –no es necesario para ello, en verdad, ningún conocimiento– la guerra cultural. Calvo era un elemento clave. Su cargo le hacía estar presente en las reuniones de directores generales, previas a los Consejos de ministros. Esa reunión semanal es El Gobierno. Es decir, su filtro. Es el punto en el que se practica la prioridad y el mal rollo. Es decir, la ideología. Será sustituida en ese rol por Félix Bolaños. Otra forma de comunicar, supongo. Bolaños se conoce el PSOE de memoria. Esta crisis, por tanto, tiene algo que ver con el PSOE, ese partido extraño, inexistente en MAD, y que poco tiene que ver con el PSOE de fuera de MAD, a las puertas de un tute/Congreso.

6- El cargo de vicepresidenta 1ª de Calvo pasa a Calviño. Lo que presupone una intensificación de Calviño. Calviño es, a su vez, un personaje político diáfano. Aspira a la Presidencia del BCE. En el Gobierno, Calviño es a) el vínculo del Gobierno con Europa, que le impide al Gobierno ser un objeto bajo sospecha. Y/o b) el vínculo de ella con su aspiración. Lo que puede explicar sus políticas –no se pierdan el punto 11–. Defensora de que un gobierno es su tramo económico –si se le suma Interior, tiene razón; tiene razón en una región de la política muy conservadora, quiero decir–, su ascenso a Vicepresi 1ª comunica a locales y foráneos que el concepto europeo “colaboración-público-privada”, estructural, se ha entendido a la primera, y será el eje de la reconstrucción post-covid. Lo que evitará literatura rosa en temas como la privatización de la sanidad –exigida por la Comisión, vamos–, y en el tema pensiones. Sobre pensiones: si nació con posterioridad a 1957, sepa que su vida será una aventura, tal y como deseaba en la adolescencia. El contrapeso –comunicativo– al Calviñato es el ascenso de Yolanda Díaz a Vicepresi 2ª. Lo que en la UEFA de gobiernos equivale a un 2º o 3er Dan de vicepresidencia. Y presupone un conflicto –existente, por otra parte; es un signo de identidad de este Gobierno de coalición– entre el área económica y Trabajo. Trabajo es, a su vez, algo nuevo. Una sorpresa inesperada. Una asociación intelectual con esa cosa rara y sexi  que es la ulterior CC.OO. Da frutos. Uno es que PP no se entera ni participa del diálogo social con el empresariado, por ejemplo. Los otros frutos, rojos, carnosos, se calibran en el despacho personal de Sánchez, que da y quita OKs. Está en el aire/en ese despacho la subida del SMI –pactada, lógica, satisfactoria salvo para el Banco de España, ese Nobel de Economía al Tacto–, y la reforma a la contra-reforma laboral. 

7- Desaparece Duque. Lo que es un error: un gobierno progresista debe disponer siempre de un astronauta. Y Celaá, amortizada con la tradicional reforma educativa dadá de cada gobierno. Desaparece González Laya, de Exteriores. Tal vez por la cosa Ceuta. O no. Puede haber razones profundas en un cambio o expulsión ministerial. O no. Napoleón, el único asesino ante el que es difícil no sentir cierta simpatía, siempre quería tener a su lado, en las batallas, a un general de caballería que era un inepto, y que ponía de los nervios a Murat. La razón: aquel inútil, y no otro, le traía suerte. El poder es algo humano. Y, por lo tanto, también arbitrario y absurdo.

8- Otros cambios son, tal vez, menos enigmáticos. Iceta va a Cultura, un ministerio del que su mejor ministro hasta la fecha –Semprún– decía que tenía que desaparecer. Ese cambio de cartera, supongo, son dos cosas. Cosa a) la cosa indultos ha quedado amortizada. No le ha salido mal al Gobierno. La cosa b) es el reconocimiento personal a Iceta, bajo la forma de ministro, nuevamente. La cosa Cat, en todo caso, zas, queda poco menos que clausurada. En su Mesa de Diálogo. En la que, visto lo visto, no se contemplan grandes cesiones, salvo, tal vez, en financiación y lengua y simbolitos, esas cuentas y espejuelos que tanto gustan a los procesistas. El Estado puede estar, frente a la cosa Cat, en modo fabula-finita-est-plaudite. Veremos. Es menos sencillo el cese de Campos en Justicia. Los indultos –espero que eso sea improbable, pero en todo caso, no es imposible– no están conclusos. La Sala III aún no ha dicho si acepta los recursos de la esp irredenta. Eso puede ser, o no, otro capítulo de la guerra abierta entre Legislativo y Ejecutivo. Un conflicto que, al parecer –no se pierdan el punto 12– puede solucionarse, indirectamente, en Europa. Y, glups, no de la manera más satisfactoria para los usuarios de la Justicia local. El nombramiento de Pilar Llop –un itinerario progresista y no muy frecuente en el staff Justicia; viene, además, del Senado, un sitio del que no se sale, como en algunas sectas– puede ser el signo de que el Gobierno va a plantar cara ante ese peligro trumpista que es ya la Justicia esp. O que no. Por ejemplo, Robles, que sigue en Defensa –como Marlaska en lo suyo–, practica el oficio de ir vestida de rojo a las ceremonias militares. Es decir, la guerra cultural/los símbolos/la nada. 

9- Y algo rarísimo. Y, hasta cierto punto, expectante. Raquel Sánchez sustituye a Ábalos. El ulterior Ábalos –que se peló, obedeciendo a su jefe, el pacto de Gobierno de coalición en lo referente a regulación de alquileres–, antes de morir –ministerialmente– abrió, por primera vez en el PSOE, la posibilidad a soluciones ante el alquiler que, sin pasar por la regulación, abandonaban el incentivo-fiscal, ese chiste que se cuentan dos tipos en un hipódromo. Pues bien, me informa Carme –a quién saludo: hola–, del Sindicat de Llogueters/Inquilinos, que Raquel Sánchez, hasta hoy alcaldesa de Gavà, ha participado del hecho de que Gavà sea uno de los 25 municipios del Àrea Metropolitana de BCN que ha aprobado la aplicación de la regulación del precio de alquiler por cinco añitos más. 

10- Iván Redondo lo deja, o lo dejan, lo que da igual, como sabemos todos los divorciados. El autor del Gobierno de coalición no ha trascendido mucho después de aquel hecho. Lo que –no es ironía– es posible que sea un gran éxito comunicativo, que le aleja de su etapa extremeña. Será sustituido en sus funciones por la persona a la que sustituyó en sus funciones. Un psoeólogo. Redondo y Jaime Miquel –el hombre que conoce más y mejor las dinámicas electorales en Esp– eran dos hechos extraños, cada uno por lo suyo, en Moncloa. No he tenido acceso a ellos en este tiempo. Moncloa, en todo caso, parece que se ha bastado a sí misma, sin necesidad de asesores, para chascos como el murciano/madrileño. A Redondo y, más netamente, a Miquel, se les asociaba a lo que el propio Miquel describía en su fantástico La Perestroika de Felipe VI –con prólogo de Enric Juliana, la nariz más fina por aquí abajo–, como una agenda democrática para Esp, un algo previo y opuesto al colapso, que tenía que ver con el federalismo, la plurinacionalidad, la intensificación democrática y un cambio de cultura en instituciones y partidos gagás. Yo no he visto de eso estos años. Si bien, también es cierto, un gobierno gobierna, no teoriza, de la misma manera que el cerebro, como se dice en Mon oncle d'Amérique, no piensa, sino que actúa.

11- Bueno. El Gobierno comunica. Comunica que el Estado está en modo reconstrucción. Que el PIB de este año será como el de China cuando era buena y fabricaba destornilladores malos. El turismo, con alguna inconstancia, vendrá imparable, incluso con los virus más agresivos –el covid delta o, pero aún, el covid luisvi–. Europa, que tiene la austeridad congelada, la congelará más tiempo. Es decir, le resulta imposible volver a ella sin pifostio en el Sur. Los fondos llegarán en breve. Y no será repartidos, sino destinados. Matiz importante, y para lo que se requiere mayor verticalidad gubernamental –conseguida, alehop–. Los fondos vendrán acompañados de su contrapartida: contra-reformas. Sanidad, pensiones. Retrasar o endulzar eso, los fondos y el cultivo del PSOE –ese aparato, ese votante– parecen ser los objetivos del pack PSOE en este nuevo Gobierno. Cat ya no se considera un problema. Cat es ya solo el problema de Cat. El Gobierno –no el Deep State, ese psicópata insaciable– tiene los XXXXXX pelados de guerra cultural cat. El procesismo puede seguir practicándola. Pero eso ya es algo sostenible para dos gobiernos. Si bien, mucho menos, para la sociedad cat, un tanto harta, en las dos trincheras, de los mismos símbolos. Otro corpus político amante de la ficción –PP-VOX-C’s– quedan descolgados. No por esta crisis gubernamental, claro. Sino por lo que comunica. Comunica que el PP no se entera. O aún no.

12- PP ha perdido contacto con la economía real y su interlocución. PP y Deep State no se han enterado de que la Justicia ha dejado de ser absolutamente soberana. Tiene una instancia encima. Los tribunales y las opiniones europeas. La política reaccionaria esp no es exportable, ni normalizable, por lo mismo. Tampoco se ha enterado del cambio de ciclo en Europa que, como todo, durará hasta que Alemania se raje. El nuevo ciclo es un enfrentamiento serio con Hungría. Lo que debería hacer cambiar léxico y políticas en el PP. Y distanciarle de Vox. El PP es un partido de lenguaje complejo, por lo que puede hacer todo eso a la vez que no lo hace. La mala noticia es que el enfrentamiento contra Hungría puede facilitar la autogestión del CGPJ. Abandonar los jueces esp a sí mismos, en tanto en Europa se combatirían los nombramientos políticos de las cúpulas judiciales. Paradójicamente, eso, en Esp, supondría un orbanismo king-size. Veremos.  

1- En democracia, o en su contrario, un Gobierno es lo que uno quiera, pero también es una forma de comunicar. Tradicionalmente existen en él dos momentos de efervescencia comunicativa. Su formación y su crisis. Un gobierno es un objeto opaco y secreto que, en esos dos momentos,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí