1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DIARIO ITINERANTE

Libertad y golpismo en Lima, Miami y Madrid

Miami es una aficionada en el arte del golpe latinoamericano comparada con otra ciudad de élites rancias y comunidades de exilios inventados, integradas por blanqueadores y especuladores inmobiliarios. Pongamos que hablamos de Madrid

Andy Robinson Lima , 28/07/2021

<p>José Luis Martínez-Almeida y Mario Vargas Llosa en la sesión de apertura del XIV Foro Atlántico.</p>

José Luis Martínez-Almeida y Mario Vargas Llosa en la sesión de apertura del XIV Foro Atlántico.

Ayuntamiento de Madrid

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Tras una semana en Miami a principios de este mes, pensé que la ciudad de Marco Rubio y Jorge Más Canosa era el mayor peligro para las democracias latinoamericanas, un centro neurálgico de operaciones de mercenarios y golpes de Estado. 

Pero al llegar a Lima la semana pasada, donde las amenazas golpistas contra el nuevo gobierno de Pedro Castillo siguen circulando, empecé a darme cuenta de algo muy preocupante. Miami es una aficionada en el arte del golpe latinoamericano comparada con otra ciudad de élites rancias y comunidades de exilios inventados, integradas por blanqueadores y especuladores inmobiliarios. Pongamos que hablamos de Madrid.

En Miami había visitado la sede de la empresa de mercenarios CTU para confirmar que su dueño, el venezolano Antonio Intriago, radicado en Doral, el barrio venezolano, no solo había contratado a los asesinos colombianos del presidente de Haití sino que es activista del movimiento de ultraderecha estadounidense Blue Lives Matter que defiende la violencia policial.

De paso había hablado con Eduardo Gamarra de la Universidad Internacional de Florida sobre una operación de mercenarios en Bolivia contratados por el exministro de Defensa del infame gobierno de Jeanine Añez, Luis Fernando López, con el fin de derrocar al flamante presidente electo Luis Arce –elegido de forma abrumadora– en octubre del año pasado. López intentó contratar a 10.000 hombres para una mini invasión de Bolivia que partiría de una base aérea en Miami, según las grabaciones de la conversación entre López y Pereira obtenidas por The Intercept.

Para confirmar mis peores temores sobre Miami, había escuchado también a los cubano americanos en la Pequeña Habana exigir a Washington una invasión militar contra Cuba para solucionar la crisis humanitaria causada por el embargo que ellos mismos exigen a Washington. Y había repasado lo último de la operación Gideón, en la que la empresa de mercenarios Silvercorp organizó en 2019 una mini invasión de Venezuela con dinero de J.J. Rendon, el consultor venezolano millonario afincado en Miami. El director de la compañía, el exboina verde estadounidense Jordán Goudreau, vive en Melbourne, en la costa de Florida, al norte de Miami, y Silvercorp está registrada en el distrito chic de Brickell, también en Miami.

Todo esto confirma una vez más que, como dijo la autora de Cuba Confidential, Anne Louise Bardach, “la península de Florida parece en el mapa un puñal apuntado hacia América Latina y efectivamente lo es”. Pero tal vez, en el mismo mapa, España parece un hacha afilada en el océano Atlántico y Madrid en estos momentos es otro laboratorio de operaciones contra gobiernos de izquierda legítimamente elegidos. Miami proporciona los mercenarios y Madrid los discursos rimbombantes sobre la libertad con marca de premio Nobel.

Pongamos por ejemplo el XIV Foro de la Fundación Internacional para la Libertad (FIL) celebrado el pasado 9 de julio en la Casa de América en Cibeles con el apoyo del ultraconservador think tank estadounidense Atlas e impulsado por la corriente más radical del Partido Popular madrileño. El discurso de apertura fue pronunciado por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y el discurso del cierre por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cuya campaña electoral se resumió en el eslogan “comunismo o libertad”.

El evento contaba con el pedigrí intelectual y cultural de Mario Vargas Llosa, presidente de la FIL, y de su obediente hijo Álvaro. Ambos estuvieron acompañados por una amplia gama de políticos de la derecha latinoamericana, desde Iván Duque, de Colombia, hasta Mauricio Macri, el expresidente de Argentina que, dicho sea de paso, se encuentra bajo investigación por su papel en el envío de armas a Bolivia –concretamente al mismísimo ministro de Defensa Luis Fernández López– que habrían sido usadas para operaciones contra manifestantes opuestos al golpe de Estado.

Tras una serie de elogios a Álvaro Uribe y a la oposición venezolana de Leopoldo López –otro conferenciante– y Juan Guaidó, los defensores de la libertad llegaron al tema del día: Perú. En el último momento, se había fichado como tertuliano presencial al exministro peruano Daniel Córdova Cayo, que fue presentado como “un buen amigo de la FIL”.

Córdova no dudó en afirmar que “ha habido un fraude electoral en Perú y las pruebas son contundentes”, y reprochó a “demócratas de antaño que ahora nos llaman golpistas”. El exministro remató que “las dictaduras actuales son de izquierdas que buscan la forma de perpetuarse en el poder”. Esto pese a que Pedro Castillo lleve toda su vida dando clases u organizando el sindicato en un pueblo de la marginada sierra andina, mientras Córdova y las elites blancas repartían el botín en Lima.

Enfadado por el hecho de que los eurodiputados no hayan sido tan fácilmente convencidos por la derecha española respecto al (inexistente) fraude en Perú, o del (inexistente) fraude en Bolivia, por no hablar de Venezuela, Córdova terminó su intervención con el llamamiento “a los partidos políticos españoles, en particular el PP y Vox, para que nos ayuden a convencer al Parlamento Europeo”. Esto ocurrió el pasado 9 de julio en un momento en el que las presiones golpistas en Perú contra Pedro Castillo –que ganó las elecciones aquel día por un margen de 40.000 votos– iban in crescendo.

Córdova –me cuenta una académica en una universidad en Lima– “fue izquierdista hasta renacer como neoliberal más por su ambición que por sus conocimientos”. Su frustración contra los “demócratas de antaño” que defienden el resultado de las elecciones y la legitimidad de la victoria de Castillo vale también para todos los observadores internacionales, las Naciones Unidas y hasta la Organización de Estados Americanos (OEA) de Luis Almagro, que ha dado por buenos los resultados pese a haber legitimado un golpe de Estado en Bolivia en octubre de 2019. Es decir, que la FIL y sus anfitriones del PP madrileño están un poco solos en este asunto.

Después de Córdova, intervino Vargas Llosa advirtiendo de que si Pedro Castillo llega al poder “habrá desaparecido la democracia en Perú”. Castillo defiende “el modo de Venezuela”, aseguraba el premio Nobel, que terminó su intervención con la promesa de que –ante “la llegada del marxismo leninismo a la presidencia peruana”– “¡no lo vamos a permitir!”.

Acto seguido Álvaro Vargas Llosa dio el golpe de gracia en apoyo implícito al golpe de Estado. “Pedro Castillo tiene la intención de instalar un régimen semejante a los regímenes que hay en Venezuela y en Cuba, que representan la barbarie en América Latina”, dijo. Si Pedro Castillo sigue adelante con su propuesta de celebrar un referéndum sobre la creación de una asamblea constituyente, “se pondrá fuera de la legalidad”. En ese caso habría que responder con “movilizaciones en la calle”. En su argumento quedó implícito que si Castillo está fuera de la ley, ¿quién podría oponerse a una acción militar?

Esto tal vez para los lectores de la prensa madrileña y los directores de la Casa de América es parte del libre debate de ideas. Pero en Lima las amenazas de golpe de Estado contra el nuevo gobierno de Pedro Castillo van muy en serio. Álvaro Vargas Llosa se sentirá satisfecho de que los fujimoristas ya estén acampados desde hace semanas delante del Palacio de la Justicia en Lima con pancartas que anuncian “Libertad” y “No al comunismo y el terrorismo”. Todos piden intervención militar. Al igual que en Madrid , las defensas de la libertad maquillan el racismo. “Los ronderos (campesinos) creen que como vienen de la sierra, donde no hay mucha educación, que son unos pobrecitos… pero hay pobres que se superan”, dijo una fujimorista.

Mientras, los murmullos fujimoristas de la calle se repiten en sectores más peligrosos. Un grupo de militares coordinado por Jorge Montoya, el exalmirante diputado de la ultraderecha en el Congreso, ya ha advertido de que si Castillo sigue adelante con su plan de convocar un referéndum para crear una asamblea constituyente sería la justificación para una intervención militar. Exactamente el mismo argumento que los de Vargas Llosa y la FIL. Como dice en una entrevista que publicaremos esta semana en La Vanguardia Verónika Mendoza, la líder de la izquierda peruana y aliada de Castillo que apoya la constituyente: “Hay una ultraderecha internacional que avala maniobras golpistas”. Y añade: “No tengo la menor duda de que intentarán desde el parlamento impulsar una vacancia (impeachment), y mantener esos niveles de violencia en las calles. Muchos medios de comunicación, y líderes políticos, terminaron avalando este golpismo”. En Madrid aplaudirán.

Tras una semana en Miami a principios de este mes, pensé que la ciudad de Marco Rubio y Jorge Más Canosa era el mayor peligro para las democracias latinoamericanas, un centro neurálgico de operaciones de mercenarios y golpes de Estado. 

Pero al llegar a Lima la semana pasada, donde las amenazas golpistas...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Andy Robinson

Fue corresponsal de ‘La Vanguardia’ en Nueva York y hoy ejerce como enviado especial en América Latina para este periódico. Su último libro es ‘Oro, petróleo y aguacates: Las nuevas venas abiertas de América Latina’ (Arpa 2020)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí