1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

LA VITA NUOVA

¿Y ahora qué?

Los peores políticos de la historia de Cat salen de la cárcel con euforia. Llevan una pancarta con el texto ‘Freedom for Catalonia’. Se trata de un eslogan de los 90, cuando los JJ. OO. Lo que es una metáfora de dónde estamos tras 10 años de nada

Guillem Martínez 25/06/2021

<p>Pedro Sánchez, durante su intervención en el Gran Teatro del Liceu.</p>

Pedro Sánchez, durante su intervención en el Gran Teatro del Liceu.

Pool Moncloa/Fernando Calvo

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- En los 70 del siglo XX, en plena decadencia del Liceu, y en una primera función, los malos mataban a un figurante y herían al tenor. Un coro de soldados entró a retirar al tenor. Pero se hicieron la XXXX un lío y retiraron al personaje muerto. Mientras se lo llevaban a paso lento, el muerto, para comunicar la cagada-pastoret a los soldados, empezó a cantar: “Non sono iooooo/ Non sono iooooo”. Los soldados salieron por el foro. Volvieron, al poco, con el fiambre. Lo depositaron en el lugar del crimen, se llevaron al tenor, y a otra cosa, mariposa. Nadie se enteró.

2- Los minutos musicales del punto 1 son para explicar que la decadencia es lo que uno quiera. Pero también, y sobre todo, cuando no te enteras. 

3- El lunes, en un acto en el Liceu, Sánchez presentó los indultos a la sociedad civil, esa cosa que, estadísticamente, nunca ha existido en el Liceu. En tiempos, se llamaba a sí misma “la sociedad”. Hasta el 98 eran partidarios del proteccionismo y de leña al mono al obrero, ese sueldo bajo que, junto al proteccionismo, les permitía ir al Liceu. Después, pues también. Aquello no era sociedad civil, esa cosa ajena al Estado, sino su contrario. Estado. En términos generales, no existe sociedad civil en Esp. Lo que explica la cultura y la política esp del siglo XX y XXI. Y, en términos generales, no existe sociedad civil en Cat. El procés ha demostrado que no hay de eso, sino una corriente de obediencia absoluta, sin paliativos ni filtros, al Estado en Cat/la Gene. A principios del siglo XX, Josep Carner, un gran poeta maltratado por la historia –carnal, apasionado, con genio personal, no encajó con las futuras autoridades cat; ni siquiera en el franquismo, cuando no las hubo–, definía la catalanidad con una sola palabra: ironía. A principios del siglo XXI no hay de eso. Hay su contrario. Fe y obediencia. Lo que habla y sella la ausencia de una sociedad civil, esa gamberrada que, por sí misma, dificulta los autoritarismos. Esa ausencia –esp y cat– habla de sociedades hipernacionalistas. 

4- En el Liceu, ante 300 ciudadanos –como en las Termópilas– con el trademark de sociedad civil, Sánchez presenta los indultos. Sinopsis: a) los indultos son “un gesto a los votantes” –de nueve personas que serán excarceladas–; b) “un punto de partida”. También c) cita a Martí i Pol. Un poeta pobre de recursos y mirada –literalista, para cuando no hay ironía ni sociedad civil–, con mucha tirada en el procesismo, para el que la poesía es como la ópera para sus antepasados. Un ruido de fondo. Sánchez no ofrece ninguna fórmula para el después, que ya es el ahora. Tan solo conceptos como “afecto”. Y el concepto “concordia”. Es un concepto importante. Lo será más, me temo. Fue emitido en 2017, por el rey. Posteriormente fue muy utilizado por el PP. Casado lo tiene en la flor de sus labios. La concordia es una actitud. No formulada en ninguna ley ni en ningún cambio. Es concordia porque sí, esa cosa posible en grupos sin sociedad civil. Por eso mismo es inquietante. Por lo demás, y se ponga uno como se ponga, los indultos son un objeto valiente, sin premio previsible. Y una doble victoria. Sobre el Deep State –los indultos, por sí solos, hablan de un abuso de Estado anterior; lo reconocen; se dice rápido–, y sobre el procesismo –ese otro abuso de Estado; propagandístico: la mentira, sobre la que ahora se podrá hablar con tranquilidad–. Por lo mismo, son dos triunfos precarios.

5- El varapalo al Deep State ha sido llamativo en un topos sin sociedad civil. La Conferencia Episcopal o el empresariado cat y esp se han decantado por los indultos. La recogida de firmas contra los indultos, por parte del PP, ha quedado pichí, de aquella manera, poco lucida. A 1.000 años luz de un boicot al cava resultón. PP, Vox y C’s se han opuesto a los indultos más allá de lo decoroso y, visto lo visto, más allá también de lo real. En el trance de hacerlo, han utilizado la alocución “golpismo”, para referirse al procés. Algo que ni siquiera hizo el TS en su sentencia sobreactuada. Importante: tras la aparición en el BOE de los indultos, PP-Vox-C’s han presentado, o han anunciado, sendos recursos. Si bien es exótico, es posible. Cabe suponer que solo ha lugar el de Vox, el único partido que estuvo, como acusación particular, en el juicio. El PP se ha dotado de la legitimidad para hacerlo gracias al ulterior informe de la Guardia Civil sobre los CDR. Un informe por los pelos, lo que dibuja una legitimación del PP por los pelos. Los recursos han sido admitidos. Algo normal. Queda por saber si serán desestimados –que es lo que tocaría, con la ley en la mano; o en el pie; o sobre la nariz–, o no. El constitucionalismo se diferencia de lo constitucional en que es incalculable. No desestimarlos, en todo caso, supondría una expansión de la Sala III del TS que chocaría, de morros, con el Consejo de Europa y con su TEDH.

6- Sobre la publicación de los indultos en el BOE. Son indultos parciales. El Gobierno ha tenido la amabilidad/buen rollito con el TS de indultar no solo la sedición esa, sino la malversación. Lo que exime al TS del engorro –y de la erosión– de recalcular las penas para el delito de malversación. Por lo demás, son condicionales. Como todos los indultos: los indultados no pueden cometer un delito grave en un segmento de tiempo. Se mantiene la inhabilitación. Importante: ningún indultado, ni ningún medio acólito, ha puesto el grito en el cielo por ese hecho. Lo que habla de cierto estrés, y de cierto agotamiento propagandístico. 

La recogida de firmas contra los indultos, por parte del PP, ha quedado pichí, de aquella manera, poco lucida. A 1.000 años luz de un boicot al cava resultón

7- Esta semana el Consejo de Europa votó un texto sobre los indultos. Se trata de un texto rodeado de poesía. Es decir, de capacidad de relacionar, con cierto arte, elementos distantes e imprevistos. En el texto se aludía, sin bien diferenciándolos, al Estado esp y al turco. Un indicio de que la judicialización de la política ha supuesto un orientalismo. Una erosión importante, vamos. Rajoy, con sus decisiones, expuso el constitucionalismo, una aberración de consumo local, al público internacional, acostumbrado a productos judiciales de mayor calidad. El texto aboga por los indultos, por suspender las extradiciones de los exiliados, y por una reforma del Código Penal. El texto, a pesar del rapapolvo implícito, es un éxito gubernamental. Es un objeto de presión para el TS, para el Deep State, para la sociedad incivil, a favor de los indultos. El procesismo, a su vez, lo ha vendido como un éxito absoluto –como todos, como siempre– para su causa. Lo es si entendemos que el concepto ‘su causa’, esta mañana a primera hora ha quedado reducido a la excarcelación de sus presos. No hay otra. El texto también cuestiona, en ese sentido, los modos procesistas. La unilateralidad postdemocrática a la que, en su día, ya aludió, negándola como posibilidad democrática, el TEDH. Con todas esas letras.

8- Sobre el TEDH, ya veremos. Los indultos ralentizarán la causa en el TEDH, que ha perdido su urgencia. Cabe suponer que, llegado el caso, el TEDH no se adentrará en la sentencia del TS –el meollo; junto a la fase instructora, el pasote–, pero sí sobre posibles irregularidades en el juicio –las hubo– sobre el uso de la preventiva en modo Conde de Montecristo, y sobre la conculcación de derechos parlamentarios en algunos acusados. El Estado, de una manera u otra, todo apunta a ello, pringará. Posiblemente a través de la tan dolorosa figura de la pasta-gansa. Será bueno que una instancia superior modere el exceso de celo nacionalista de la Justicia esp. Está por ver, y mucho, si lo hace de la forma épica que el procesismo –recordemos, desautorizado también por el TEDH– presenta en sus discursos y en sus medios informativos. 

9- Sobre los exiliados. Los hay de tres tipos y situaciones, lo que puede implicar itinerarios distintos. Los que son eurodiputados, los que no lo son, y los que no lo son, pero tampoco tienen causas pendientes de cárcel en Esp. La situación de los expuestos a cárcel depende de un cambio en el Código Penal. Que les eximiría de una condena gore, en el caso de que vuelvan. Pero no de una condena. Fuentes gubernamentales se inclinan por la simetría. Por el hecho de que cumplan una condena similar al pack preventiva+condena sufrida por los presos indultados. Unos 3-4 años. Mucho por mentir como posesos, en ambos casos. Algunas fuentes procesistas dicen que ese tipo de condena sería asumida por Puigdemont. Yo, la verdad, no lo veo. El tema, en todo caso, queda vivito, coleando y distorsionando la política cat. Tras las últimas elecciones cat, ha vuelto una exiliada, y no la han corrido a boinazos. Lo que habla de juego de piernas y de salidas individuales. De genio. Ya veremos.

10- Los indultos han solucionado nueve problemas individuales. Han facilitado la vida a nueve familias. Suponen un aviso –resultón, efectivo pero precario– al Deep State, para que en posteriores emisiones de Cruzada se autorregule –algo improbable–. Y han puesto al procesismo en contradicción. En ausencia de discurso propagandístico, emite ahora una Guerra Cultural a palo seco, en demanda de amnistía y autodeterminación. Es decir, utiliza el concepto autodeterminación ya como Guerra Cultural, de forma explícita. Lo que es una derrota. Waterloo pierde puntos y asideros. Algo, por otra parte, innecesario para seguir elaborando propaganda, si hay medios que la reproducen y le dan trato de información. Los hay. Estos primeros días de indulto, los medios públicos y concertados van, en ese sentido, a tutiplén. Es normal. Es normal porque a) eso ya es un oficio. Y porque b) es normal ese desfogue después de casi cuatro años de cárcel no justificada. En pocos días, si no cesa, la cosa seguirá siendo normal, esa normalidad subnormalizada, sustentada en esa propaganda sin políticas denominada procés. Eso sucederá si no hay catarsis. Si, aprovechando un correctivo a la Justicia, la sociedad, poco civil, no habla del otro abuso cometido en estos años. Sobre ella.

11- En el momento de salir de la cárcel, una cámara captó a los presos hablando. Hablaban de qué expresión utilizarían cuando salieran ante su público. Unos decían que deberían gastar cara de euforia. Otros, que cara d’enterrament/entierro. Se impuso la opción euforia. “És una victòria”, agregó otro. El procesismo afirma que hay 3.000 encausados. No los hay. Pero sí muchos. Demasiados para algo que no fue nada, salvo una dura competencia entre partidos, a ver quién se quedaba el muerto o el herido del escenario cat. Este, en fin, es un indulto para ellos. Para las élites, no para los umpa-lumpas del procesismo. La pregunta es si esos miembros de la élite saben lo que ha pasado. ¿Saben que el grueso de la sociedad cat, incluso los descartados como sociedad por el procesismo, han apoyado estos indultos y han sido, por tanto, su motor? ¿Saben que dejan a la sociedad dividida? ¿Que en el Parlament hay dos grupos de extrema derecha, uno cat y otro esp, que viven como pez en el agua, cuando el agua es la mentira? ¿Saben que se han perdido consensos amplios? ¿Saben que una sociedad pequeña, sin consensos amplios, desaparece? Los peores políticos de la historia de Cat –en lo que es una competición en verdad difícil– salen, finalmente, de la cárcel con euforia. Llevan una pancarta con el texto Freedom for Catalonia. Se trata del eslogan de una campaña de los años noventa, cuando los JJ. OO. Lo que es una metáfora del retraso adquirido, de dónde estamos tras 10 años de nada.

12- La decadencia es lo que uno quiera. Pero también, y sobre todo, cuando no te enteras. ¿Se han enterado? ¿Darán explicaciones a su sociedad? En lo que es una metáfora de lo ocurrido, a las pocas horas de esta liberación, el TC confirma la cárcel a los condenados por Encerclem el Parlament, un intento desesperado para detener la austeridad en Cat, posteriormente transformada en procesismo. Esos políticos eufóricos ¿saben lo que ha pasado? Si no lo saben, es el fin.

1- En los 70 del siglo XX, en plena decadencia del Liceu, y en una primera función, los malos mataban a un figurante y herían al tenor. Un coro de soldados entró a retirar al tenor. Pero se hicieron la XXXX un lío y retiraron al personaje muerto. Mientras se lo llevaban a paso lento, el muerto,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí