1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

segmentación del voto

Las dos luchas dentro de la izquierda: cinturón rojo y feminismo

El análisis del electorado de PSOE, MP y UP en Madrid refleja cinco grupos de votantes diferentes. De cómo vote el sur socialista y el segmento feminista dependerá el reparto de escaños

Víctor Pérez-Guzmán Arbáizar 30/04/2021

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Cuando las empresas quieren conocer quiénes son sus potenciales clientes y cuál es la forma más atractiva de comunicarles su mensaje para que finalmente consumas sus productos, a menudo realizan lo que se conoce como “segmentación de mercado”. Dicha segmentación consiste, fundamentalmente, en dividir a las personas en grupos donde sus integrantes son similares en cuanto a características, comportamientos, actitudes etc. 

La política, para bien o para mal, no escapa a estas lógicas de mercado y, cuando un partido se enfrenta a una campaña electoral, segmenta su potencial electorado con el objetivo de ajustar su estrategia para cada uno de los grupos. Este tipo de técnicas se han vuelto especialmente útiles en España desde que en 2015 el sistema de partidos se descompusiera y ya no hubiera una fuerza hegemónica ni a izquierda ni a derecha. Ahora que hay varios partidos competitivos a cada lado del eje ideológico, conocer entre qué grupos se tiene mayor alcance y en cuáles hay margen de mejora es fundamental. 

Aprovechando que durante la semana próxima se celebran elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid, se puede hacer uso de la segmentación de votantes para analizar uno de los elementos clave el próximo día 4 de mayo. ¿Cómo será la correlación de fuerzas dentro de la izquierda? ¿Entre qué conjuntos de votantes podemos esperar los mayores cambios en el voto? 

La segmentación de los votantes de izquierda de la Comunidad de Madrid se ha hecho a partir del estudio de la “similitud” entre ellos, haciendo uso de “la distancia de Gower”, la cual se utiliza para medir cómo de diferentes son dos registros –en este caso, votantes–. Con este método, e incluyendo 12 variables de tipo socioeconómico, tales como la edad, el tamaño del municipio donde viven, su visión de la política actual, su profesión, o el nivel de estudios alcanzado, se puede dividir a la izquierda madrileña en 5 grandes grupos. 

Los cinco segmentos en los que se ha dividido la izquierda, así como la proporción de apoyo a las distintas opciones políticas en las pasadas elecciones autonómicas, quedan recogidas en el siguiente gráfico. Es importante aclarar que los nombres de los segmentos son simplemente una aproximación sencilla a la esencia de cada uno. Más adelante se subrayarán las principales características de los integrantes de cada uno de los grupos. 

Esta división, hecha a partir de datos de las autonómicas de 2019, puede ser tomada como la línea de salida desde la que comenzaban su andadura electoral cada uno de los partidos. El PSOE, primer partido de la izquierda, partía con la ventaja de aglutinar la mayoría de los apoyos en 4 de los 5 segmentos. Más Madrid era la primera fuerza en el grupo “Feminista” y contaba con un apoyo importante dentro del segmento “Social-moral”. Por su parte, Unidas Podemos (que apenas obtuvo un 5% de los votos) tuvo sus mejores resultados entre “feministas” y “servicios precarizados”. 

Pero ¿quién forma parte de cada uno de estos segmentos? ¿Cuáles son las principales características que comparten quienes pertenecen a ellos? Una vez contestadas a estas incógnitas se podrá examinar entre qué grupos nos encontraremos, previsiblemente, las pugnas electorales más decisivas en las próximas elecciones. 

Servicios precarizados

El primer segmento de votantes de izquierdas lo componen principalmente trabajadores del sector servicios con condiciones laborales precarias en muchos casos. Trabajos como empleadas contables, hosteleras, administrativos, vendedores y empleados de oficina en general son algunos de los más frecuentes.  Es un grupo altamente feminizado. Más del 60% de los votantes incluidos en este conjunto tienen entre 38 y 64 años y mantienen a sus hijos. Principalmente se consideran de clase media.

De clase histórico

Son votantes de izquierda con una edad media muy alta, de más de 70 años, eminentemente pensionistas y jubilados. No hay sesgos de género dentro del grupo, a él pertenecen con una proporción similar hombres y mujeres. Es el votante histórico del PSOE, y el más reacio al cambio de papeleta incluso en las horas más bajas del partido. Con una identificación partidista muy fuerte, son aquellos de “votaré a los míos”. Tienden a definirse a sí mismos con etiquetas más clásicas que otros votantes de izquierdas: socialistas o socialdemócratas en todo caso. En general, son algo más moderados ideológicamente que otros grupos dentro de la izquierda (con posiciones en torno al 4 en una escala del 1 al 10). La gran mayoría tienen únicamente estudios primarios y se autodefinen como de clase baja. 

De mono azul

Este grupo de votantes de izquierda está formado mayormente por trabajadores de ocupaciones elementales y manuales (cuidado, limpieza, conductores, construcción…). Es un grupo masculinizado, con una edad media en torno a los 48 años y que principalmente vive en familia. Con una fuerte conciencia de clase, cerca del 40% vive fuera de la ciudad de Madrid, en los cinturones periféricos. Tienen peor consideración de la situación política que otros grupos: cerca de un 89% de quienes integraban esta bolsa de votantes en 2019 consideraban que la situación política del país era regular o mala. Ideológicamente son el grupo más moderado, casi un tercio de quienes componen este grupo utilizan etiquetas para definirse políticamente que, a priori, no relacionaríamos con posiciones de izquierdas, tales como conservador o liberal. 

Social-moral

Este grupo incluye a muchos estudiantes y votantes jóvenes. Viven solos o en pareja, pero sin hijos. Tienen un nivel de estudios elevados y en su mayoría se consideran de clase media o alta. Su identificación con la izquierda no es tan material (falta de recursos u oportunidad) sino que está más relacionada con una cuestión moral o la defensa de unos valores concretos, como la igualdad o la justicia social. Entre los gremios laborales más comunes en este nicho de votantes están los dedicados al ámbito de la enseñanza, la sanidad, administradores de alto rango o profesionales de la cultura y el espectáculo. Son algo más positivos con la situación política actual que otros segmentos y hacen uso más frecuente de etiquetas como progresista o ecologista para definirse. 

Feminista

Mujeres jóvenes, mayoritariamente con estudios superiores y de un estrato socioeconómico alto. No es que no haya feministas en otros grupos, pero en éste la etiqueta de feminista es fundamental en la construcción de su identidad política de izquierdas. Es un grupo heterogéneo en lo que a situaciones de convivencia se refiere: hay mujeres que cohabitan con su pareja, que viven solas o madres de núcleos monoparentales. Más del 60% de las personas incluidas en este cluster se dedican profesionalmente a trabajos técnicos o a los empleos conocidos como “científicos e intelectuales”. 

La lucha por el voto de las personas de izquierda

Como se ha adelantado al principio del artículo, hay un par de batallas electorales dentro de estos segmentos muy interesantes. La primera de ellas se va a dar en el cinturón rojo, es decir, entre las grandes ciudades que se concentran al sur de la ciudad de Madrid (Fuenlabrada, Parla, Móstoles, Leganés…) y que históricamente han respaldado de forma masiva al PSOE.

Los votantes de los segmentos “servicios precarizados” y “de mono azul” –los que habitan este cinturón en mayor proporción y han sido un apoyo clásico del PSOE– podrían ser claves en un potencial sorpaso de Más Madrid al PSOE. Aunque es una posibilidad poco probable, hay datos que podrían respaldar este cambio en el liderazgo de la izquierda madrileña. 

Si nos fijamos en la tendencia de la evolución de voto de Más Madrid se puede observar cómo, aunque el partido mejora sus resultados en todos los municipios, lo hace especialmente fuera de la ciudad de Madrid. Esto es especialmente llamativo si tenemos en cuenta que era la gran ciudad, y no el resto de los municipios, donde en anteriores comicios sacaba sus mejores resultados. Si atendemos a la pregunta acerca de cuál es la segunda opción de voto de los encuestados, vemos cómo Más Madrid es el partido que más se escoge como segunda opción de voto. Esto no quiere decir que sean votantes a los que poder convencer, pero, tal y como está siendo la recta final de campaña, con un PSOE al que parece que se le está haciendo larga, y Más Madrid impulsado por algunas encuestas muy favorables, es un dato a tener en cuenta. 

Otra competición trascendental es la que se va a producir dentro del segmento “feminista”. Este es el grupo en el que la disputa está más igualada entre los tres partidos. Es importante aclarar que no todas las personas que se consideran feministas están dentro de este grupo, pero las que están sí entienden que el feminismo tiene una importancia capital en la construcción de la identidad política e ideológica. 

El debate interno que ha generado polémicas y división en el seno del Gobierno en los últimos tiempos visibiliza muy bien la intensa pugna que se vive por atraer el voto de este segmento. Los tres partidos están haciendo valer sus cartas para presentarse como la vanguardia del movimiento. En Madrid, parte con cierta ventaja el partido de Mónica García, que es la opción mayoritaria entre las mujeres con estudios superiores y estatus socioeconómico alto. Sin embargo, comparte electorado con Podemos, que ha aprovechado la cartera de Igualdad, que ostenta dentro del Gobierno, para impulsar varias medidas como la ley del “solo sí es sí”, muy atractivas para este electorado. Además, Podemos registró un porcentaje de apoyo dentro de este grupo que solo era ligeramente inferior a Más Madrid, y, sin embargo, tenía menos de la mitad de sus votos. Tiene por tanto espacio para crecer dentro de este segmento. 

Por otro lado, el PSOE, que encarna un feminismo más institucional, no ha centrado su campaña en este aspecto, ni tampoco presenta al candidato que mejor se mueva en este campo. Independientemente, tiene una cantidad de votantes “feministas” muy fieles al partido, a que perciben como el que históricamente ha defendido la lucha feminista. 

Por último, veremos cómo se comporta el segmento “social-moral”. Este grupo fue uno de los que más se movilizó para aupar la candidatura de Manuela Carmena y, en las anteriores elecciones autonómicas, fueron quienes más apoyaron a Iñigo Errejón. Sin embargo, también es cierto que a nivel nacional confiaban su voto, en gran proporción, a Unidas Podemos. Había en la Comunidad de Madrid cierto voto dual dentro de este segmento. Por tanto, aquí va a ser fundamental ver cómo finalmente afecta la irrupción de Pablo Iglesias en la campaña de Madrid. Por ahora, las encuestas, más allá de asegurar la entrada de Podemos en el Parlamento (algo que no era seguro antes de la candidatura del líder morado), no pronostican ningún vuelco extraordinario, aunque habrá que ver por qué candidatura se deciden finalmente la gran cantidad de indecisos entre Unidas Podemos y Más Madrid. 

------------------

Víctor Pérez-Guzmán Arbáizar es analista de datos.

Cuando las empresas quieren conocer quiénes son sus potenciales clientes y cuál es la forma más atractiva de comunicarles su mensaje para que finalmente consumas sus productos, a menudo realizan lo que se conoce como “segmentación de mercado”. Dicha segmentación consiste, fundamentalmente, en dividir a las...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Víctor Pérez-Guzmán Arbáizar

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí