1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La vita nuova

El trumpismo-sutra

Lo del Capitolio ha sido importante. Mucho. El silencio esp al respecto, también. Ha consistido en distanciarse del trumpismo vía léxico, esa herramienta trumpista

Guillem Martínez 12/01/2021

<p>Donald J. y Melania Trump ven los fuegos artificiales desde la Casa Blanca el pasado 4 de julio.</p>

Donald J. y Melania Trump ven los fuegos artificiales desde la Casa Blanca el pasado 4 de julio.

Andrea Hanks / The White House

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- El momento Capitolio ha permitido observar, a través de sus discretas reacciones, al trumpismo esp escondiéndose de sí mismo. Si observamos aquello de lo que se esconde, veremos qué es el trumpismo esp. ¿Qué es el trumpismo esp?

2- Para contestar a esa pregunta, es pertinente observar qué es el trumpismo a palo seco. Como sucede con todos los objetos terráqueos, el trumpismo se define a través de sus actos, no de sus palabras. Como un párroco.

3- Es aún confuso lo que pasó en el Capitolio, ese acto. Es confuso saber hasta qué punto y nivel y profundidad estaba organizado. Es confuso, incluso, establecer quién participó en los festejos –evidentemente, la extrema derecha; pero también diversas capas de la cebolla republicana más convencional; un indicativo de que el trumpismo vive ya en lo convencional tanto como en lo radical–. En todo caso, el resultado, el asalto al Capitolio, es la sombra de la sombra de lo planeado y experimentado por Trump desde las elecciones USA. A saber: un golpe de Estado judicial. Un estado de confusión, crispación y de duda inducida que culminaría con la asunción de la situación por parte del Poder Judicial de cada estado. Los electores presidenciales por sufragio quedarían eliminados, y serían nombrados otros por parte de los jueces. Trump revalidaría así la presidencia, invalidando las elecciones. La buena noticia es que ese intento fracasó. O fracasó en esta edición. Parte del Estado, y parte –más determinante que, al parecer, numerosa– del Partido Republicano no estuvieron al quite.

4- Del punto 3 se deduce que el trumpismo son dos posibilidades, o trayectos. A saber, el trayecto descartado en el Capitolio: el dominio de las instituciones, principalmente las judiciales, desde las cuales se emiten políticas no sólo no democráticas, sino abiertamente inconstitucionales. Y el trayecto ensayado en el Capitolio: movilizaciones populares, verticales, organizadas desde el Estado.

5- Ambas vías señaladas en el punto 4 dibujan el trumpismo esp en dos subtipos. Subtipo a) una derecha con acceso a determinadas zonas de la Policía,  del Ejército  y del Poder Judicial. Subtipo b) una derecha que no posee ningún poder judicial, ni de ningún tipo, fuera de su trade-mark territorial, pero que, en contrapartida, dispone de un poder absoluto sobre los medios de comunicación de su trade-mark territorial. Lo que le permite una posibilidad descomunal de movilización de acólitos, mediante el fake. Para facilitar la descripción: el trumpismo a) está más próximo, en sus dinámicas y precedentes, a un golpe de Estado judicial, mientras que el trumpismo b) está más próximo, en sus dinámicas y precedentes, a invalidar, vía fake incentivado en medios, unas elecciones.

6-  El trumpismo a) es el trumpismo esp. Una escuela de pensamiento que, de una manera u otra, ha afectado a PP, Vox y C’s. El trumpismo b) es el trumpismo cat, una escuela de pensamiento que, de una manera u otra, ha afectado progresivamente a JxC –el trumpismo es hoy la gran seña de identidad de la lista de JxC para el 14F, si al final en esa fecha hay elecciones; pinta que no– y, de manera oscilante, pero efectiva, al resto de partidos procesistas en los últimos 10 años. Todos, convencionales. Se dice rápido.

7- El trumpismo ha accedido a a) y b) por diferentes vías. En el caso a), por la permeabilización de la derecha esp a las aportaciones ultras USA, desde hace cerca de tres décadas. En el caso b) por la transformación de la mentira y la propaganda –dos constantes en la política universal– en la única política posible, desde el pujolismo inicial hasta la intensificación de todo ello, hace 10 años. Por lo demás, a) y b) comparten constantes trumpistas universales. A saber: la polarización social, la deshumanización del contrario, su ilegitimidad, el fake, las burbujas informativas que hacen irrelevante la información real o, incluso, la realidad. La depuración del concepto nación, recreado hasta solidificarse en un extracto seco derechista, identitario. El anti izquierdismo. Y, muy importante y novedoso, la victimización de los usuarios de esa nación reducida a su esencia reaccionaria. El resultado es una política eléctrica, apasionante, sustentada en el sufrimiento y la opresión en la zona Primer Mundo del Primer Mundo. No importa el éxito de los resultados prometidos, en tanto la política pasa a ser pura Guerra Cultural. El muro mexicano de Trump, en ese sentido, apenas ha sido edificado. Construyó más kilómetros de muro Obama. Lo que tiene guasa. El constitucionalismo esp, esa beatificación católica de la CE78, no se traduce, siquiera, en respeto formal a la CE78, sino en su pitote, en inseguridad jurídico-constitucional. La indepe anunciada por el procesismo importa un pito, es un muro de Trump, que se traduce en lo único pretendido: éxitos electorales sin ejercer la gestión, permanencia en el poder, desde el que se dominan los medios de comunicación. El trumpismo, en su Sturm und Drang continuado, impide ver las políticas reales detrás de sus guerras culturales. Impide ver la mercantilización de los derechos, el neoliberalismo extremo, el Estado como negocio. E, incluso, la implícita ultraderechización de los partidos de derecha convencionales.

8- Sobre la discreta respuesta a lo del Capitolio por parte del trumpismo esp a). Vox –un partido mediocre, más próximo en ocasiones a la derechona de toda la vida que a la aventura eléctrica trumpista; cuesta encontrar en su gama de grises toda la pasta invertida– ha estado de perfil. A los pocos días de los sucesos, creó una cuenta en Parler, una red social frecuentada por la ultraderecha USA y europea. Pero que, en lo que es una metáfora del todo, ha sido clausurada mundialmente en un plis-plas. PP y C’s, a su vez, han coincidido en condenar lo del Capitolio y –esto es importante– en relacionarlo con fenómenos locales, consistentes en manifestaciones contra instituciones. El trumpismo esp a) observa una radicalidad intolerable en el ejercicio de la libertad de expresión frente a las instituciones. No es un mal autorretrato. Ha unido a la sedición de catálogo acaecida en el Capitolio posibles sediciones acaecidas frente al Congreso y el Parlament, y que no eran más que manifestaciones. En el trance de dibujar sediciones locales, por cierto, no han podido unir a la del Capitolio la única sedición demostrada en sentencia judicial por el TS. No han aludido, por tanto, a lo que tal vez es la gran construcción del trumpismo esp: la sentencia al procés, inspirada más en una cosmovisión que en los hechos, un indicio de la fortaleza del trumpismo a) en el Poder Judicial. Mirando fijamente lo del Capitolio, por cierto, lo más parecido a una sedición por aquí abajo sucedió, en efecto, en Cat. Pero en 1984, cuando en una mani pro-Pujol y contra el empure de Banca Catalana algunos manifestantes, animados por los medios de comunicación y un líder político, intentaron agredir a diputados socialistas frente al Parlament. No hubo causa judicial alguna, si bien los hechos fueron determinantes para la política cat futura. Asentaron una normalidad en la percepción de la corrupción y el postfascismo.

9- Sobre la discreta respuesta del trumpismo esp b). Diversos políticos encuadrados en JxC han borrado, como posesos, tuits de apoyo explícito a Trump. Sintomáticamente, no han borrado los implícitos. Algo no pertinente en una sociedad con los medios de comunicación públicos y concertados cooptados, y en los que siempre se aborda lo explícito, y no lo implícito, esas cosas complicadas, que requieren análisis, espíritu crítico y juego de piernas. Los medios han evitado cualquier comparativa entre lo sucedido en los USA –un líder enviando a su afición a liarla para, luego, denunciarla– con lo sucedido en Cat. Ni siquiera se ha hablado del gran hecho y logro en el trumpismo esp b): Tsunami Democrátic, una app que permitía obedecer ciegamente y sin explicaciones la órdenes del Govern. Se lo dicen a Trump y no se lo cree. Posteriormente a lo del Capitolio, el trumpismo b), que sólo posee acceso a los medios, anunció que, contrariamente a la ley y costumbres, JxC recibiría espacios electorales televisivos, y tratamiento de partido con representación parlamentaria –no es el caso–. Para poder otorgar ese estatus al gran partido trumpista cat, se hará lo mismo con Vox. El procesismo, como Pajares –otro producto inexplicable y de similar calidad– es consciente de que debe aparecer en la tele cada día. O muere. Como Trump, es un hecho comunicativo continuado.

10- Sobre la discreta respuesta del PSOE/Moncloa. Se ha limitado a una condena con piloto automático. Discreta. Y, al poco, con la emisión de una subida notoria en el recibo energético, coincidiendo con una ola extrema de frío. Una metáfora de que las únicas políticas posibles, las avaladas por la Comisión Europea, incluso las emitidas desde la cultura política de la antigua socialdemocracia, son neoliberales. El trumpismo, en ese sentido, es la meditación más cargada de futuro en el neoliberalismo. Conoce la crisis democrática de manera íntima y la aprovecha. Y ejerce el neoliberalismo de forma extrema, en tanto su discurso no es de este mundo. Es y alude a la mentira, esa opción que requiere más fe, pero menos esfuerzo para existir que la realidad. La opción de Moncloa consiste en minimizar esos hechos y esas fortalezas –son “una minoría, que sólo se representan a sí mismos”– sin matización alguna en el itinerario neoliberal, esa carrera hacia un muro y o que fortalece al trumpismo. En ese trance, sus mentiras son básicas, antiguas y aburridas. No hay color con el trumpismo, esa juerga que no precisa simular ningún servicio público ni siquiera en una pandemia.

11- Lo del Capitolio ha sido importante. Mucho. El silencio esp al respecto, también. Ha consistido en distanciarse del trumpismo vía léxico, esa herramienta trumpista. Ha consistido en a) minimizar su capacidad desestabilizadora, vía instituciones, o de b) minimizar su capacidad movilizadora, vía medios de comunicación. Lo que explica que el trumpismo existe, está especializado y es fuerte en Esp. Y no tiene por qué ser explícito. Es más, no quiere serlo. Lo del Capitolio, a su vez, tendrá consecuencias importantes. Las está teniendo ya en Europa. Para esta semana se espera, o se huele, algún tipo de acto en la estética Capitolio en Berlín y Viena, capitales reforzadas con policía. La extrema derecha se está coordinando en Francia, Italia, Austria, Alemania... Lo del Capitolio no es más que el legado de Trump, su inmortalidad cuando deje la Presidencia, su permanencia en la política mundial, su futuro. El golpe judicial y las movilizaciones populares promovidas por el Estado han venido para quedarse como un paisaje posible. Han pasado a ser una normalidad, algo despenalizado también en los partidos convencionales.

12- Glups.

1- El momento Capitolio ha permitido observar, a través de sus discretas reacciones, al trumpismo esp escondiéndose de sí mismo. Si observamos aquello de lo que se esconde, veremos qué es el trumpismo esp. ¿Qué es el trumpismo esp?

2- Para contestar a esa pregunta, es...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí