1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Gabi / Excapitán del Atlético de Madrid

“Mi mayor patrimonio es que los aficionados se hayan visto reflejados en mí en el campo”

Ricardo Uribarri 11/12/2020

<p>Gabi en una imagen reciente de su cuenta de Instragram.</p>

Gabi en una imagen reciente de su cuenta de Instragram.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El mundo del fútbol le recordará como el capitán de una de las etapas más brillantes en la historia del Atlético de Madrid. Para los aficionados colchoneros es imposible no asociar su imagen a la del brazalete puesto en el brazo. Tampoco olvidan sus seis títulos: la Supercopa de Europa en 2012; la Europa League el mismo año; la Copa del Rey en 2013; la Liga en la temporada 2013-14; la Supercopa de España en 2014 y la Europa League cuatro años después. Fue líder en el césped, donde se convirtió en la extensión de Simeone, y en el vestuario, donde siempre vigiló que el bien del grupo no se viera afectado por intereses particulares. Después de una brillante y larga trayectoria con más de 700 partidos –11 temporadas en el primer equipo rojiblanco, una en el Getafe y cuatro en el Real Zaragoza–, Gabriel Fernández Arenas, Gabi, ha colgado las botas a sus 37 años tras un último periplo en el Al-Saad catarí. Lo único que le faltó fue una oportunidad en la Selección absoluta. Decidido a seguir vinculado al fútbol, seguramente como entrenador, repasa en CTXT la actualidad del Atleti, “el equipo de mi vida”, confiesa, cómo debe ser un buen capitán y qué cualidades le gustan en un entrenador. 

Lleva ya retirado algunas semanas. Después de toda una vida dedicado al fútbol, ¿cómo está llevando estos primeros días? ¿Lo echa de menos o lo está asimilando bien?

Echo de menos el estar en un vestuario, pero lo estoy llevando bien. Estos dos últimos años en Catar han sido un poco duros a nivel personal, alejado de la familia, y ahora es el momento de estar con ellos.

Estaba en un momento bueno, pero llegó una oferta prácticamente irrechazable y decidí aceptarla

Con la perspectiva del tiempo, ¿cree que fue la decisión correcta irse del Atleti hace dos años? Muchos aficionados piensan que podía haber seguido dando buen rendimiento. 

Yo también soy de esa opinión. Estaba en un momento bueno, liderando al equipo desde mi posición de capitán, pero llegó una oferta prácticamente irrechazable y pensando en mi familia decidí aceptarla. Me marché dejando al equipo en lo alto, ganando un título europeo y marcando un gol en la final.

¿Cómo ha sido la experiencia en Catar?

R.- Ha sido buena. Me han tratado muy bien. Tenían puestas muchas esperanzas en mí y creo que el balance es bueno. Ganamos la Liga, que hacía mucho tiempo que no lo lograban, y con mi llegada y anteriormente la de Xavi Hernández se pudo dotar al equipo de más experiencia y de un nivel más competitivo. 

Ha trabajado con Xavi Hernández, exjugador del Barcelona, alguien con un concepto futbolístico muy alejado del que ha practicado en el Atleti. ¿Se han podido convencer mutuamente de las bondades de cada uno de esos estilos o cada uno se ha mantenido firme en defender las bondades de su estilo?

No, la verdad es que nos hemos mantenido cada uno en nuestras ideas. Él siempre defiende que hay que tener la posesión del balón y yo que no es obligatorio. Y como a los dos nos ha ido bien desde nuestro punto de vista, es difícil que cambiemos nuestra idea.

Su excompañero rojiblanco Juanfran nos dijo que quiere ser director deportivo y que su entrenador sería Gabi. Menuda confianza tiene en usted. ¿Qué le diría?

Es alguien con quien tengo una relación muy estrecha y es de agradecer que tenga esa fe en mí. Ojalá que alguna vez pueda darse esa situación y devolverle la confianza.

¿Cómo sería el Gabi entrenador? ¿Más cercano al estilo de Simeone o al de Xavi Hernández? ¿Qué tipo de fútbol es el que le gustaría proponer?

Yo creo que no estaría cercano a ninguno de los dos, tengo mis propias ideas. Lo más importante es saber sacar el máximo rendimiento a los jugadores que tienes a tu disposición.

Después de toda una carrera como la suya, en la que ha tenido distintos entrenadores y experiencias, ¿cuáles diría que son los factores que debe tener un entrenador para saber llevar bien un vestuario? 

Lo más importante es ser honesto con el grupo y mirar siempre por el bien del grupo. Cuando tú haces las cosas para que el equipo compita mejor y por el bien del grupo, sin mirar las individualidades, al final las cosas salen bien.

¿Y cuáles cree que son las características que usted tiene y que le pueden ayudar el día de mañana cuando se siente en un banquillo? 

En mi carrera como futbolista siempre he liderado proyectos y grupos. Eso hace que la gente crea en mí y que siga el mensaje que doy. Creo que tengo capacidad para transmitir lo que siento y lo que veo del fútbol. Por ahí van mis cualidades, las de saber convencer al grupo. Es algo que creo que puedo hacer bien.

¿Tiene ya sacado algún carnet de entrenador o tiene que empezar a formarse desde cero en España?

Tengo los dos primeros niveles ya sacados y me falta el nacional. Tengo que hacer las prácticas para poder acceder a él. En cuanto me decida creo que en un año lo podría sacar.

No cierro la puerta a ser director deportivo o a otros cargos que me lleven cerca del grupo y poder ayudar

¿Su gran ilusión, su sueño, sería poder llegar a entrenar algún día al Atleti?

Bueno, estar vinculado al Atlético de Madrid y seguir triunfando en el club de mi vida. No cierro la puerta a ser director deportivo o a otros cargos que me lleven cerca del grupo y poder ayudar. Ser entrenador es el sueño de muchos jugadores retirados y más con las cualidades que nosotros hemos tenido y vivido, de tanta unión en el vestuario. Yo quiero estar cerca de los jugadores.

¿Le gustaría formar parte del cuerpo técnico de Simeone o prefiere ir recorriendo su propio camino desde el principio?

Si digo la verdad, no lo he pensado. Trabajar con el Cholo sería un máster avanzado para cualquier futbolista, pero no he pensado esa decisión. Cuando llegue el momento la tomaré con las alternativas que tenga.

Ha afirmado que el Atleti tiene la mejor plantilla de la Liga, una opinión que no comparten algunos seguidores rojiblancos porque creen que mete una presión excesiva al equipo. ¿Qué les diría?

No es presión, es una realidad. Tampoco podemos evadirnos de la realidad y estar con la cabeza escondida. El Atlético de Madrid, gracias a su trabajo, su esfuerzo y a su nivel ha ido creando una plantilla muy competitiva. Creo que tiene 20 jugadores que cualquiera puede ser titular. Y eso otros equipos no lo tienen. De ahí esa afirmación mía. No creo que sea para nada meterle presión, sino para darles confianza, que son los mejores y pueden luchar por todo, por supuesto.

Por lo que percibe, por su experiencia, ¿cree que este es un año en el que el Atleti puede ganar la Liga, teniendo en cuenta que Real Madrid y Barcelona no están muy finos? ¿Le ve con más opciones que otros años?

El Atleti está muy bien, está siendo muy regular y te da confianza el ver cómo tienen las ideas de claras. Si a eso le sumas que Barcelona y Real Madrid se están dejando muchísimos puntos, pues eso le hace ser, si no favorito, si uno de los principales candidatos a ganar esta Liga. Ojalá que lo consigan.

¿Entiende que Simeone no quiera asumir ningún tipo de favoritismo de cara al exterior y que se aferre a su discurso del partido a partido?

Sí, al final lo he vivido durante siete años. Nunca hemos alzado las campanas al vuelo y hemos ido pasito a pasito. Eso es lo que quiere el Cholo para que la gente no se distraiga. Otra cosa es la gente que está fuera, que es normal que se ilusione viendo la realidad. Y la realidad es que son muy buenos, tienen un gran equipo y lo están haciendo muy bien. Eso, repito, no es meterles presión, sino hacerles llegar que estamos todos con ellos y que están en el camino correcto para conseguir los títulos. 

En un fútbol tan exigente como el de hoy en día, qué mérito tiene que Simeone lleve tantas temporadas consiguiendo que su mensaje cale en los jugadores.

Muchísimo. El Cholo es tan exigente año a año porque sabe que es su principal virtud y que es la única manera de sacar rendimiento a este tipo de plantilla. Es un éxito rotundo del club por confiar en él, por su trabajo, por toda la gente que le rodea y por los jugadores que le ayudan.

¿Cree que Simeone sigue teniendo una lucha interna entre su forma ideal de jugar, protegiéndose, asumiendo pocos riesgos, intentando ser contundente, y la necesidad de dar un paso adelante por los jugadores ofensivos y de calidad que tiene ahora?

Creo que ese cambio que la gente demanda lo está consiguiendo y está sacando el mayor provecho a sus jugadores. Ahora tiene futbolistas de muchísima calidad, muy ofensivos y a partir de ahí el equipo está mejorando ofensivamente, defiende también más arriba y eso se nota en el campo.

Ser del Atlético de Madrid es algo que va mucho más allá de éxitos o títulos, aquí nadie se apunta al carro

Habrá a quien le sorprenda que, después de la etapa tan exitosa que ha vivido con el Atleti, se quede, de todos esos años, con una vivencia de cuando les eliminó el Real Madrid en semifinales de la Champions en el Calderón en mayo de 2017. ¿Cómo se lo explicaría a quién no lo entienda?

¿Sabe lo que pasa? Que estoy convencido que todos los aficionados del Atlético de Madrid lo entienden. Era un momento único, no sólo por la despedida europea del Calderón, sino por la manera en que se produce, con un apoyo espectacular desde la grada pese al diluvio que caía. Fue algo muy emotivo y estoy seguro que lo recordarán como uno de los momentos más bonitos que han vivido con el equipo. Ser del Atlético de Madrid es algo que va mucho más allá de éxitos o títulos, aquí nadie se apunta al carro. Cuando iniciamos esta última etapa de 10 años, el club venía de haber estado en Segunda, de haber sido eliminado en Copa por un equipo de la Segunda y de un fracaso deportivo contundente y los seguidores han seguido al pie del cañón. Y gracias a eso la recompensa ha sido mayúscula, la de vivir la mejor etapa deportiva del club.

Pasan los años y la tan ansiada Copa de Europa que tuvieron tan cerca se resiste. ¿Le quedó esa espinita en su carrera?

Sí, son momentos difíciles de asumir, son competiciones que a todos los jugadores les gusta ganar, a nosotros más si cabe por no haberla conseguido nunca, pero por el camino que va el club y el equipo poco a poco se irá acercando y estoy convencido que en un plazo corto de tiempo la conseguiremos.

Hay muchos seguidores que se preguntan cómo es posible que Gabi no jugara ni un partido, no tuviera ni una oportunidad, en la selección española.

Bueno, al final queda un poquito en el pasado. Claro que me hubiera gustado tener esa oportunidad, pero también soy consciente de que me tocó vivir la mejor etapa de la historia del fútbol español y en la posición de mediocentro más todavía. Por ese grupo de confianza que ellos tenían no me tocó entrar, pero estoy orgulloso de la carrera que he hecho y de cómo lo he conseguido.

Su brazalete ha pasado a otro canterano, Koke. ¿Cómo le ve en ese papel a veces tan difícil de capitán?

Al principio le costó un poquito, como nos costó a todos. Cuando asumes esa responsabilidad tan grande en un club tan importante como el Atleti, después de marcharnos todos a la vez, Godín, Juanfran, Fernando Torres, que quieras que no, con su presencia tienes un respaldo añadido, pues es difícil, pero entiendo que no hay mejor heredero para ese brazalete que Koke. Es un chico que se ha formado en la cantera, ha mamado todo lo que se tiene que sentir en este club, y ha sabido escuchar y entender cuando nos ha tocado una etapa gloriosa. Ahora es el mejor capitán que puede tener el Atlético de Madrid.

Koke es el mejor capitán que puede tener el Atlético de Madrid

¿Es injusto que haya aficionados que puedan llegar a pitar a un jugador como Koke, como pasó en el Metropolitano, que siente los colores, que lo da todo, por hacer dos o tres partidos malos?

Al final esto es el fútbol y nos toca asumir las victorias, las derrotas, cuando nos aplauden y cuando nos silban. Yo como aficionado viendo a un jugador como Koke, que se entrega siempre, que no tiene una mala palabra nunca, que es un líder en silencio y que siempre da la cara cuando el equipo pierde, me cuesta asimilar esa situación, pero siempre respetando que el aficionado tiene el derecho a expresarse como considere.

Ha reconocido que ha vivido momentos de gran tensión en el vestuario con algún compañero, hasta el punto de llegar casi a las manos. Viéndolo desde la perspectiva de un capitán, ¿qué es lo peor que puede hacer un jugador en un grupo?

Pues no respetar el grupo. Al final, para mí como capitán, una de las leyes sagradas de un vestuario es que el mismo vestuario está por encima de cualquier jugador y cuando no se respeta el grupo ni su forma de trabajar, ese jugador no merece estar en ese equipo.

Supongo que no todo el mundo vale para ser capitán. ¿Qué características debe tener un buen capitán?

Creo que un capitán se va haciendo, te va ayudando la experiencia y tu personalidad, el asumir responsabilidades desde joven, dar la cara cuando la tienes que dar. Creo que hay dos tipos de capitanes, los que dan la cara en la sombra cuando el equipo pierde, que es cuando se necesita, y los que siempre tienen que salir en portada para ser ellos el centro de atención. Como he dicho, Koke es uno de los que siempre da la cara cuando el equipo pierde y el equipo lo necesita y para mí es una cualidad fundamental que tiene que tener un capitán.

Conoce bien a Diego Costa, al que las lesiones y los problemas físicos le están lastrando. Qué pena la poca aportación que ha dado desde su vuelta, ¿no? 

Está teniendo muy mala suerte con las lesiones. Diego, en su máximo nivel físico, es uno de los delanteros más decisivos que hay en el mundo y más en el Atleti, con las características que tiene como jugador. Pero cuando un futbolista se lesiona y no tiene continuidad es muy difícil que pueda dar el máximo. Esperemos que se recupere y pueda ayudar al equipo cuanto antes.

Si hace unos meses le dicen que Luis Suárez iba a jugar en el Atleti, sería difícil habérselo creído ¿no?

Si me lo dicen hace 15 años, igual no, pero hoy en día todos quieren jugar en el Atlético de Madrid, el club ha cambiado la dinámica gracias a conseguir victorias y actualmente cualquier futbolista puede jugar en el equipo.

Si me lo dicen hace 15 años, igual no, pero hoy todos quieren jugar en el Atlético de Madrid

Hay muchas expectativas puestas en João Félix. ¿Cree que hay jugador para poner sobre sus hombros el proyecto de un equipo como el Atleti?

Me cuesta ver que todo el proyecto de un club como el Atlético de Madrid se centre en un solo jugador, ya sea João Félix u otro. Es un jugador decisivo, determinante y que marca las diferencias. Eso le hace que sea un futbolista a tener muy en cuenta en el futuro del equipo, pero lo más importante es la estabilidad del club. Si él quiere seguir aquí y continuar con esa determinación y esa jerarquía, pues estaremos todos encantados.

A Juanfran le pregunte por la famosa foto en la que salen él, usted, Godín, Koke y Raúl García con los títulos de Liga y Supercopa. ¿Qué representa esa foto? ¿Qué ve detrás de ella?

Pues todo lo que se puede vivir en un vestuario, toda la jerarquía que tiene un vestuario. Habría más de esos cinco, pero bueno, esa foto refleja lo que trabajamos para conseguir un sueño. Éramos jugadores que no habíamos conseguido títulos y gracias a nuestro trabajo, a nuestra unión, a ser una familia, pudimos conseguirlos con esfuerzo y sacrificio.

¿Qué mensaje le gustaría mandar a los seguidores atléticos que le siguen parando por la calle para darle las gracias?

Sobre todo agradecerles eternamente el cariño de tanto tiempo. Para mí ha sido un orgullo y un honor que muchos se vean reflejados en mí en el campo, no hay mayor patrimonio para mí que ese. 

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí