1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Memoria y futuro

Los jóvenes que perdieron el miedo en Chile siguen en pie

La madurez de Luis Poirot, un referente de la fotografía chilena de los últimos 50 años, y la efervescencia de Víctor Chanfreau, un joven dirigente estudiantil, cara a cara, para hablar del pasado y del presente del país andino

Francesc Relea Santiago , 29/11/2020

<p>Celebración tras la victoria del 'Apruebo'en el plebiscito constitucional del pasado 25 de octubre.</p>

Celebración tras la victoria del 'Apruebo'en el plebiscito constitucional del pasado 25 de octubre.

Luis Poirot

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

— “Nosotros, en la Unidad Popular, teníamos una utopía, un sueño de país, que nunca se cumplió. ¿Tú y la gente de tu generación tenéis un sueño? ¿Una idea de lo que debería ser Chile?”, pregunta Luis Poirot, 79 años, fotógrafo.

 — “Nosotros queremos construir una sociedad digna”, dice Víctor Chanfreau, 18 años, estudiante recién salido de secundaria. 

— “¿Qué significa dignidad, la palabra con mayor eco hoy en Chile y tan adulterada por los políticos?”

Nos referimos a una sociedad sin explotación ni opresión. Y esto no será posible mientras siga en pie el capitalismo y el patriarcado”.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí 

Sesenta y dos años separan a Poirot, a punto de cumplir los 80, de Chanfreau, que acarició la mayoría de edad en enero. A pesar de la distancia generacional entre ambos, sus puntos de vista no están tan lejos, sobre todo cuando hablan de sueños e ilusiones.

Los dos estaban entre los miles de chilenos que celebraban la noche del 25 de octubre en Santiago el esperanzador resultado del plebiscito a favor de una nueva Constitución, que entierre para siempre la Carta Magna redactada en tiempos de Pinochet. Poirot se sumerge con su Leica entre la multitud, en plan reportero, tal y como ha hecho en las grandes manifestaciones de la revuelta que estalló en octubre de 2019. 

Plaza de la Dignidad a principios de diciembre de 2019. | Luis Poirot

El encuentro tiene lugar una tarde soleada de la primavera austral en una casa de Bellavista, uno de los barrios más bohemios de Santiago. La conversación trascurre a lo largo de una sesión fotográfica, en la que Poirot da esporádicas indicaciones a Chanfreau antes de disparar con su Rollei. 

Poirot fue el fotógrafo de la campaña electoral de Salvador Allende en 1970, y testigo excepcional de la victoria, hace 50 años, del primer presidente que propuso una inédita vía pacífica al socialismo. El gobierno de la Unidad Popular fue barrido a sangre y fuego por el golpe militar del general Augusto Pinochet, al que siguió una dictadura de 17 años. El archivo de Poirot contiene fotografías únicas de aquella etapa, y de personajes legendarios como Víctor Jara, Pablo Neruda o Salvador Allende. 

Víctor Chanfreau, líder de los estudiantes de secundaria que hace un año prendieron la mecha de la revuelta que incendió el país, nació cuando Chile había recuperado la democracia y apenas tenía 4 años cuando murió Pinochet. No ha vivido nunca en dictadura, pero sabe desde niño lo que significó el régimen militar. Su abuelo, Alfonso Chanfreau, desapareció cuando apenas tenía 23 años, después de pasar 14 días detenido.

— “¿De qué manera te marca el recuerdo de tu abuelo?”, inquiere Poirot. 

— “Para mí, mi abuelo siempre fue un desaparecido… Siempre pregunté y nunca fue un tema tabú. Le agradezco mucho a mi familia y a mi madre su actitud. Y el ver que mi generación se vaya topando con compromisos parecidos, y que también estamos dispuestos a muchas cosas, dispuestos en cuerpo y alma en el proyecto en el que creemos. Vivir de cerca que si hay generaciones que estuvieron dispuestas a dar la vida, cómo hoy día nosotros no vamos a estar dispuestos también a lo mismo”.

Un joven celebra la victoria del Sí en el plebiscito constitucional. | Luis Poirot

“¡Somos un país con poca memoria!”, exclama Poirot. “Creo que esa poca memoria ha sido forzada, ha sido planificada”, precisa Chanfreau. “A los poderosos les conviene que sea así. Y así han construido el relato. El relato lo construyen los vencedores”. Pero el joven estudiante no olvida: “Cuando el Gobierno sacó a los militares a la calle el 18 de octubre de 2019 fue superfuerte. Dos días después tuvimos asamblea de secundaria en Londres 38 (antiguo centro de represión y exterminio) y fue muy fuerte, porque sé desde chico que allí torturaron a mi abuelo y a mi abuela”.

Alfonso Chanfreau, abuelo de Víctor, dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), fue detenido el 30 de julio de 1974. Fue torturado en el cuartel Yucatán, centro de detención conocido como Londres 38, junto a su esposa, Erika Hennings, con quien tenía una hija, Natalia. Un día sus verdugos se lo llevaron y nunca más se supo de él. 

Erika es hoy, 46 años después, directora del Sitio de Memoria Londres 38, el mismo lugar donde fue torturada junto a su marido.

“Antes del gobierno de la Unidad Popular (1970-1973), Chile era un país donde nunca pasaba nada, los cambios se vivían en Europa y Estados Unidos”, recuerda Poirot. “Éste era un país de viejos, triste, pobre, donde no se les pedía opinión a los menores de 35 años”. Al comparar el Chile de la UP y el que emerge hoy, Poirot redescubre a los estudiantes y su lucha por la utopía. Porque, ciertamente, suena a utopía una educación gratuita en Chile.

“Una utopía en el sentido de un pensamiento generoso, que va más allá de uno mismo. Un sueño colectivo frente al sueño individual que se predicó durante años: comprar, consumir, gastar, un auto más potente, una casa más grande, ropa más cara…” Se refiere Poirot a los jóvenes como Víctor Chanfreau, “que rescatan sueños y la memoria colectiva, y alimentan también sueños comunes de futuro”. 

La dictadura militar, a la que progresivamente se incorporaron civiles, destronó la tradición liberal parlamentaria, impuso la Constitución de 1980, y allanó el camino para 30 años de pacto democrático que ha perdurado inmutable hasta la revuelta del 18 de octubre de 2019. Han sido 50 años en los que la sacralización del individualismo y del paradigma neoliberal ha impregnado la sociedad chilena, hasta tal punto que hoy es inconcebible una experiencia como la de Unidad Popular.

Un mimo, durante la celebración de la victoria del Sí en el plebiscito constitucional. | Luis Poirot

Chanfreau habla del período de transición de la dictadura a la democracia. La revuelta, el “estallido” como la denominan en Chile, tiene que ver con la rabia que se ha ido acumulando durante más de dos décadas. “Los estudiantes de secundaria siempre nos organizamos y dinamizamos las luchas sociales, no sólo lo que tiene que ver con la educación. Fuimos los secundarios los que en 2016 hicimos barricadas y tomamos los liceos en la huelga nacional del 4 de noviembre para protestar contra las AFP (sistema privado de pensiones)”. 

Dicho sistema es uno de los ejes del modelo económico neoliberal, en vigor desde 1980, cuando el régimen militar instauró por decreto la capitalización individual de un fondo de jubilaciones, administrado por empresas privadas denominadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP). Dichos fondos privados representan el 83% del PIB, y los aportes mensuales de los trabajadores en activo se invierten en la capitalización de grandes empresas. El resultado para los jubilados de un sistema tan perverso es que el 80% cobra una pensión inferior al salario mínimo, unos 350 euros al mes.

El movimiento estudiantil tiene una larga tradición de lucha en Chile. Los secundarios protagonizaron en 2001 el llamado Mochilazo, una protesta contra el aumento del precio del transporte escolar, que se extendió por todo el país. La Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) asumió un nuevo liderazgo, más dinámico por su estructura de portavoces, que respondían a asambleas de liceo. Víctor Chanfreau era el vocero de la ACES en la revuelta de hace un año.    

Las reivindicaciones de corte gremial dieron paso a cuestiones estructurales, como acabar con la Prueba de Selección Universitaria, caballo de batalla desde hace años por considerar que la PSU, lejos de medir objetivamente el mérito personal de los aspirantes, refleja la diferencia abismal entre alumnos de altos y bajos ingresos y los que proceden de colegios privados y los que estudiaron en centros municipales o subvencionados. Poner fin a la educación como negocio ha sido la bandera de las distintas revueltas estudiantiles de los últimos años.

Ante el abrumador desprestigio de los partidos políticos, los jóvenes son hoy la esperanza de cambio en América Latina, como ha quedado de relieve en las recientes protestas en Perú, a raíz de la destitución del presidente Martín Vizcarra. La llamada “generación bicentenario”, por coincidir con la conmemoración de los 200 años de la independencia de Perú, ha sido la protagonista principal de las protestas callejeras. Jóvenes peruanos, como los chilenos, que canalizan el malestar y el cansancio de muchos años de injusticia y de políticos corruptos. 

Manifestantes en una marcha  de finales de 2019. | Luis Poirot

Buena parte de estos jóvenes que se rebelan contra el actual estado de cosas son hijos del modelo neoliberal, que supuestamente debía mantenerlos adormecidos por el individualismo. Contra todo pronóstico, han roto esquemas y están dispuestos a poner el sistema patas arriba. “Yo estoy casado con una mujer muy joven, que creció en un hogar de derecha, y se dio cuenta de que todo lo que le habían contado era mentira”, comenta Poirot. “Y cambió radicalmente. Son los hijos que se han sentido engañados por los padres”.

Chanfreau recuerda que el aumento del precio del billete del metro que desencadenó la revuelta en octubre de 2019 no afectaba a los estudiantes de secundaria. “Saltar los torniquetes del Metro no era el acto individual de no pagar…Abrimos las puertas para todos y nos pusimos como fuerza de choque allí. Queríamos contribuir al aumento de una conciencia de clase”.

Nadie esperaba que aquella consigna “¡Evadir, no pagar, otra forma de luchar!”, que coreaban varios cientos de imberbes en los accesos de las estaciones de Metro, se convirtiera en la mayor explosión social desde la recuperación de la democracia hace tres décadas. No son los 30 pesos de incremento del Metro la causa de la furia colectiva, sino 30 años de desigualdad estructural de la sociedad chilena, de abusos y alzas en los servicios públicos, luz, transporte, salud, vivienda. Son lo que resume el elocuente título Las largas sombras de la dictadura, editado por el historiador Julio Pinto Vallejos.

Los partidos políticos han tenido una presencia escasa en la revuelta, y han emergido nuevos movimientos sociales y colectivos de un marcado carácter espontáneo y asambleario.

El Gobierno derechista de Sebastián Piñera, después de sacar a los militares a la calle y reprimir sin miramientos (más de 40 muertos y 3.700 heridos, balance global de la revuelta), acabó sentándose a negociar con los partidos parlamentarios. Y aceptó afrontar por primera vez la raíz del problema: la tremenda desigualdad, consagrada en la Constitución heredada de la dictadura. 

El acuerdo alcanzado fue la convocatoria del plebiscito del pasado 25 de octubre, en el que los chilenos votaron masivamente (78,27%) a favor de una nueva Constitución, que será redactada en un máximo de un año por una Convención Constituyente que será elegida en abril de 2021.

Esta agenda apenas coincide con la de los jóvenes que provocaron la chispa. Como Víctor Chanfreau: “Sentimos que los excluidos en la revuelta popular fueron los partidos y la casta política. Y ahora ellos figuran como protagonistas. El protagonista era el pueblo y los estudiantes de secundaria hemos sido excluidos. Es parte de las trampas de los partidos institucionales. Claro que es necesaria una nueva Constitución, pero vemos con mucho recelo todo este proceso”. La mayor desconfianza tiene un nombre: los partidos políticos. “Están completamente desplazados del escenario. Intentaron colgarse de la campaña del apruebo en el plebiscito, pero ni siquiera les funcionó, porque la mayor campaña fue de las organizaciones sociales y territoriales”.  La crítica adquiere mayor calado cuando describe a los partidos  como “los administradores del régimen posterior a la dictadura cívico-militar. También son parte del problema”. 

Los chilenos elegirán el próximo 11 de abril a los 155 miembros que integrarán la Convención Constituyente encargada de redactar la nueva Constitución, que deberá ser aprobada o rechazada en plebiscito (alrededor de agosto de 2022). Formalmente, podrán postularse como independientes ciudadanos de prestigio en distintos ámbitos, que cuenten con el respaldo de un número determinado de firmas. No lo tendrán fácil para competir con la maquinaria de los partidos, salvo que se integren en alguna de las listas partidarias. El temor es que un buen número de actuales cargos políticos pueda convertirse en constituyente, lo que echaría por tierra el sueño de una convención de caras nuevas. “Será prácticamente imposible que salgan elegidos independientes”, vaticina Chanfreau.

 “Es una situación de suspense lo que va a pasar en dos años. ¿Cómo vamos a llegar? Me da alegría escucharte, pero al mismo tiempo me da vértigo…”, confiesa Poirot.  “Sí. Es una apuesta. Pero la política no se juega sólo a decir nosotros les dijimos”, replica el estudiante. “Como que dentro de tres años les digamos, nosotros ya advertimos de que éste no era el camino. No podemos permitir más errores, ni más fracasos. Estamos en momentos decisivos”.

Un grupo de mujeres en una marcha en diciembre de 2019. | Luis Poirot

— Poirot: “Lo que más echaba de menos es la solidaridad, el país que construyó la dictadura es un país individualista y egoísta. Y ustedes lo que están desarrollando es justamente lo solidario”.

— Chanfreau: “En tiempos de crisis es cuando se ve más la solidaridad. Por ejemplo, el fenómeno de las ollas comunes. En sí mismo, la olla común no es revolucionaria, pero sí es un ejemplo de solidaridad de clase y el contenido político que implica. A los de arriba no les importamos nada. Si no nos ayudamos entre nosotros…”

P: “Yo no tengo miedo de los militares, no creo que estén para intervenir. Es distinta a la situación de 1973. Porque el contexto internacional también es distinto. Ningún país importante a nivel global, ni Estados Unidos, ni Rusia, ni nadie están pensando que en Chile se está jugando algo importante para ellos, como ocurría en el 73. Aquello era un experimento que no podían permitir. Ahora les importa un bledo lo que está pasando en Chile.”

Para Víctor Chanfreau, lo que está viviendo Chile es un aprendizaje individual y colectivo. “He aprendido a resignificar la justicia. Cuando hablamos de justicia por los detenidos-desaparecidos-ejecutados políticos, ¿a qué nos referimos? Justicia no es sólo que paguen con cárcel efectiva; justicia es retomar el proyecto político, vencer como no pudieron vencer las generaciones pasadas”.

La revuelta chilena ha dejado las paredes de Santiago y de otras muchas ciudades repletas de grafitis. Uno de ellos contiene un mensaje inequívoco, que conviene tener en cuenta: “Nos quitaron todo, hasta el miedo”.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí