1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

URBANISMO

Cómo las ciudades aprenden de las pandemias

Mejoras como los alcantarillados o los ensanches nacieron para hacer frente a epidemias. Ahora, con la covid, arquitectos y urbanistas apuestan por modelos de movilidad más sostenibles, espacios de encuentro seguros y creación de zonas verdes

Beatriz Rincón Córdoba / Cristina Santanach Capilla 12/11/2020

<p>Proyecto original del Plan Cerdá.</p>

Proyecto original del Plan Cerdá.

Museu d'Historia de la Ciutat, Barcelona

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Los núcleos urbanos se sobreescriben. La ciudad actual está construida sobre la pasada. Como las guerras, las pandemias son catalizadores de cambios urbanísticos, tanto en la forma como en el fondo. Cada epidemia que ha vivido una ciudad ha cambiado algo en ella, le ha mostrado sus puntos débiles y le ha permitido mejorar. La que vivimos ahora marcará también a ciudadanos y ciudades. En qué dirección, está todavía por ver.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Esta no es la primera pandemia que vive el ser humano. En la Edad Media, caracterizada por su falta de higiene, surgieron epidemias como la peste negra, la viruela o la gripe. Estas dieron lugar a grandes avances en los sistemas sanitarios y de alcantarillado, y adelantaron acontecimientos como la caída de las murallas. Fueron tragedias seguidas de aprendizaje. Por ejemplo, la peste dio inicio al control administrativo en las ciudades, modificando normativas urbanísticas y de edificación y creando la división por distritos que aún se utiliza.

El plan Haussmann, iniciado en 1852 en París, se centraba en mejorar su imagen y salubridad: se construyeron 600 kilómetros de alcantarillas y se abrieron grandes avenidas

Es la Revolución Industrial y la masificación de las urbes lo que devuelve las epidemias a las ciudades. Se requieren de nuevo espacios amplios y ventilados y la planificación urbana del movimiento moderno y los ensanches suponen una solución a esos problemas. El plan Haussmann, que comenzó a llevarse a cabo en 1852 en París, se centraba en mejorar su imagen y salubridad: se construyeron 600 kilómetros de alcantarillas y se abrieron grandes avenidas que seccionaron el entramado de ciudad medieval, intrincado, insalubre y difícil de gobernar. Todos estos cambios prepararon la ciudad para los posteriores brotes de peste y cólera. El proyecto tenía, sin embargo, su cara b: destruyó tres cuartas partes del tejido urbano y facilitó la circulación de las tropas militares, lo que contribuyó a aplastar los levantamientos sociales comuneros.

Estas operaciones de apertura de grandes vías se replicaron en distintas urbes españolas. A finales del siglo XIX ocurre en Granada, con la Gran Vía de Colón y a principios del XX en Madrid, con la Gran Vía. Se repitió el mismo proceso con la Via Laietana de Barcelona, la Gran Vía de Bilbao, la Avenida del Oeste de Valencia, la Gran Vía Escultor Francisco Salzillo de Murcia y el Paseo de la Gran Vía de Zaragoza. A pesar de suponer la pérdida de gran cantidad de edificios históricos  y viviendas, estas operaciones urbanísticas supusieron un lavado de cara, mejoraron la calidad de vida de sus habitantes, descongestionaron el centro medieval y lo conectaron con los ensanches que, en muchos casos, se proyectaron casi simultáneamente.

En Barcelona, por ejemplo, ante la ineficacia de las cuarentenas frente a las enfermedades, se proyectó el Plan Cerdá (1860). Se diseñó la todavía fácilmente reconocible trama ortogonal, compuesta por manzanas cuadradas separadas por calles rectilíneas que proveen una buena ventilación. Además, aparecen las zonas verdes para compensar el carácter industrial de la ciudad y en pro de la salud pública.

La epidemia de cólera de 1854 en Londres también fue determinante en el avance de la ciudad moderna, ya que la enfermedad se transmitía por una bacteria presente en el agua estancada y el mal control del alcantarillado ayudaba a su propagación. Gracias al descubrimiento de este vector de contaminación, se mejoraron las infraestructuras de evacuación en las ciudades de todo el mundo y se estableció la importancia de diferenciar entre agua potable y cloacas.

Otro ejemplo de avance fue consecuencia de la incidencia de enfermedades respiratorias, como la tuberculosis. Esto llevó a cierta preocupación por el estado de las viviendas de la clase obrera, pequeñas e insalubres, y a la puesta en marcha de algunos proyectos de construcción de nuevos inmuebles. En esta línea, Le Corbusier diseña su Plan Voisin (1925) para París, un proyecto que no llegó a realizarse y en el que propuso un urbanismo higienista muy radical para una ciudad en la que la tuberculosis causaba estragos. La infravivienda continúo siendo la tónica, sin embargo, a principios del siglo XX, incluso después de la gripe española de 1918.

El conocimiento sobre las causas de las enfermedades y la lógica de la Segunda Revolución Industrial también marcaron la arquitectura moderna y la Bauhaus. Con el objetivo de atajar los problemas del clima desfavorable, la vida sedentaria, la ventilación deficiente y la falta de luz, los arquitectos modernos crean edificaciones con terrazas y balcones, superficies continuas para facilitar la limpieza y ventanas corridas para aportar luz y ventilación y en las que destacaban la ausencia de ornamentos.

Espacio personal, aire libre y movilidad

Con la covid-19, se ha vuelto muy importante garantizar la utilización del espacio público con seguridad, ya que las personas necesitan más amplitud para realizar las mismas actividades. Si queremos cambiar cómo se usan los espacios, la lógica debe cambiar desde el diseño. Así, por ejemplo, la señalización que indica cuánto debemos separarnos no se respeta, no por irresponsabilidad o inconsciencia, sino porque el espacio se sigue percibiendo de la misma forma. Pese a que ahora busquemos la distancia interpersonal, no debemos demonizar la densidad, sino controlarla, ya que esta resulta más eficiente y sostenible.

El movimiento higienista de finales del siglo XIX y principios del XX defendió la “zonificación”, el establecimiento de cada actividad en un punto de la ciudad, una idea poco adecuada ahora por el gran flujo de personas que implica. Frente a esta, arquitectos como José María Ezquiaga sostienen que la ciudad del futuro “tiene que ser todavía más intensamente compartida, sensible a lo cercano, no compartimentada”. Pero, en España, la tendencia urbanística sigue siendo el desplazamiento hacia las periferias, menos densas y difusas, algo que se plantea atajar el actual Ejecutivo, según puede leerse en la Agenda Urbana Española, un documento estratégico, no normativo, que persigue el logro de la sostenibilidad en las políticas de desarrollo urbano.

España es un país poco denso comparado con los países de la UE. Sin embargo, las ciudades españolas tienen mayor densidad

La ciudad de los 15 minutos, una propuesta que inició su recorrido antes de la pandemia, plantea que nuestras necesidades cotidianas estén resueltas andando, como máximo, quince minutos. En esta línea, se han puesto en marcha proyectos como las supermanzanas en Barcelona y Gasteiz y se están estudiando en Madrid. El objetivo de estas iniciativas urbanísticas es agrupar una serie de manzanas en las que se redirige el tráfico rodado hacia el perímetro de estas y se peatonaliza el interior. En otras ciudades, se apuesta por modelos de movilidad más centrados, por ejemplo, en las bicicletas, como en París.

Todos estos planteamientos enlazan con la importancia de la idea del área libre por habitante. España es un país poco denso comparado con los países de la UE. Sin embargo, las ciudades españolas tienen mayor densidad que las europeas, resultado del abandono de muchas zonas rurales y de la concentración en ciertos puntos urbanos. Aunque la covid ha reforzado la idea de una ‘huída’ hacia el campo, para algunos urbanistas, como David Cabrera, profesor de urbanismo de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Granada, “la vuelta al pueblo tendrá más que ver con la recesión económica posterior que con la propia covid”.

Para favorecer la vida social en la ciudad, Cabrera habla de la necesidad de espacios de encuentro, “lugares de proximidad en los que fomentar la cohesión social” en un momento en que la convivencia con desconocidos en lugares públicos y privados es inexistente. Incide además en su preocupación ante las reticencias que se están generando hacia la vida en las ciudades y la penalización,  por sospechosos y peligrosos, de los espacios públicos urbanos”. Se produce un “efecto de la desconfianza; mirar al diferente y culpabilizarle. Por eso es importante crear espacios de urbanidad intensa, de encuentro y de convivencia”, explica. 

Además de esto, otros especialistas hacen hincapié en la importancia de la creación de zonas verdes, más seguras frente a los virus y que potencien la actividad física contra el sedentarismo, en un momento en que el teletrabajo está a la orden del día. Urbanistas como Fariña explican que estas propuestas de sostenibilidad, que no son nuevas, sirven, no solamente para mejorar las condiciones respecto a una pandemia, sino frente a enfermedades como la obesidad, el cáncer, la hipertensión, las enfermedades respiratorias... es decir, todas las pandemias modernas”. En este sentido, por ejemplo, en Madrid está previsto la creación de El Bosque Metropolitano (un cinturón forestal de 74 kilómetros de longitud) o la integración de redes peatonales y ciclistas con zonas verdes, tal y como se incluye en la Agenda Urbana del Gobierno. En Málaga son los vecinos los que luchan para conseguir que se cree un bosque urbano en los 177.000 metros cuadrados de terreno ocupados en su día por los antiguos bidones de Repsol.

Casas-oficina y espacios habitables

Los meses de confinamiento han puesto aún más en evidencia las desigualdades sociales y han puesto sobre la mesa la necesidad de buscar soluciones ante viviendas al límite de lo habitable y nuevas formas de convivencia resultado del teletrabajo. La mayoría de estas cuestiones ya estaban en la agenda, como el aumento de los estándares mínimos de las viviendas y la regulación sobre el número máximo de conviviente o el interés de algunos arquitectos de diseñar viviendas más sostenibles y flexibles. La pandemia puede ser, sin embargo, el detonante definitivo para la creación de nuevos espacios, donde vivienda y oficina puedan llegar a fusionarse.

Cabrera advierte, sin embargo, que la futura crisis económica puede empeorar las condiciones de vida de muchas personas, algo que, defiende, debe equilibrarse con mejoras en los servicios públicos y cambios en el parque de viviendas existente. Incluso cuando tengamos una vacuna “seguirá habiendo gente que viva en espacios poco ventilados, pequeños y, en general, con malas condiciones de vida; esto es lo que hay que atajar. La mayor pandemia es la desigualdad”.

------

Beatriz Rincón Córdoba es periodista.

Cristina Santanach Capilla es arquitecta.

La pandemia ha golpeado duro a CTXT. Si puedes, haz una donación aquí o suscríbete aquí

Los núcleos urbanos se sobreescriben. La ciudad actual está construida sobre la pasada. Como las guerras, las pandemias son catalizadores de cambios urbanísticos, tanto en la forma como en el fondo. Cada epidemia que ha vivido una ciudad ha cambiado algo en ella, le ha mostrado sus puntos débiles y le ha...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Beatriz Rincón Córdoba / Cristina Santanach Capilla

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí