1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DECAMERON LXIV

Jornada a+b/a = a/b: El PCR es la nueva rotonda

Campa a su aire la privatización de servicios, que ha abierto un nuevo filón. Los PCRs, a lo loco, sin grandes criterios, y que desarrollan laboratorios privados, a cambio de un monto

Guillem Martínez 18/08/2020

<p>La mer / a des reflets d'argent / la mer / des reflets changeants / sous la pluie.</p>

La mer / a des reflets d'argent / la mer / des reflets changeants / sous la pluie.

G.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- The Ebro Delta / was shining like a national guitar / I’m following the river / down the highway / through the cardle of the Civil War / I’m going to BCN, BCN / Memphis, Tennessee. Y, aluego, a la playa. Las canosas olas, que decía Homero –ya eran canosas entonces; las olas siempre viejas y similares a sí mismas, son la juventud, o el lifting, eternos– me acarician los pies. A la mañana siguiente, me despiertan las olas y su rumor de abejas milenarias y, en mi habitación, veo dos milagros de la vida. Uno de ellos consiste en las motas de polvo, bailando, suspendidas en el aire, como pequeños soles. La vida no solo es maravillosa y se pierde en los detalles, sino que no te la acabas nunca. Para compensar la plenitud, Yahveh, en modo Antiguo Testamento, hace que suene el teléfono. Piticlín-piticlín. Paso y sigo adorando a los soles. Hasta que Yahveh se pone flamenco y me tira un rayo.

2- Es, como ya habrán adivinado, Casandra, que dice: “Te noto la voz rara, pollo”. Es que me ha caído un rayo en la frente. “Anda, como a Harry Potter. Va, coge el bloc y el pilot que hoy vengo como una moto”. El primer impulso es pasar de todo. “Va, Martínez, al turrón”, dice Yahveh mientras suelta un trueno. Lo que hace que me ponga al tajo echando leches. Merece la pena. Casandra me da un minuto y resultado. El periodismo es poco más que minuto, resultado y, como todo, soles diminutos brillando en el aire. “Martínez, vamos escribiendo, eh”. Voy, voy, Yahveh, tranqui.

3- “La covid rompe los mejores pronósticos. Ha venido para quedarse. La pregunta es la misma que cuando vienen visitas: sí, vale, pero ¿por cuánto tiempo? Y la respuesta depende de los gobiernos y de, todo lo contrario, las personas. Salvo los epidemiólogos neolib y los happy-happy –sí, tenemos de eso–, el pesimismo es palpable. La covid no es un virus estacional, sino un corona rarísimo, por lo que todo aquello que hagamos para reducir su transmisión determinará que permanezca entre nosotros hasta –agárrense– “2025, o”  –agárrense, indeed– “más allá”. Glups. Hablamos en ese punto de vacunas. “Parece ser que la primera en salir al mercado será en unos meses. Sería una vacuna de efectividad limitada, unos seis meses. Puede ser algo bueno para los sanitarios y otros colectivos puntuales. Ya veremos. Pero dudo de su universalización. Esto es un negocio privado, no una obra filantrópica”. Para explicarme el ansia viva de las farmacéuticas, el gran negocio que suponen en toda esta avería, me da esta metáfora: una gran empresa del siglo XIX, que fabricaba el gran producto del siglo XX –la reproducción seriada de imágenes–, y que se llama Kodak, en esta pandemia del siglo XXI se ha reconvertido en empresa farmacéutica. Lo que indica la magnitud de la tragedia. Magnitud de la etc: de seguir así, hasta Coca-Cola fabricará supositorios. Casandra, por otra parte, no ve en la vacuna un hecho que pueda reducir el calendario epidémico que propone –recuerden, hasta el 2025 o más allá–. “Los modelos matemáticos que calculan esa horquilla temporal incluyen las decisiones gubernamentales y los cambios de hábitos personales, sí, pero también una vacuna”.

El próximo año no habrá curso escolar con aspecto de curso escolar. Las CC.AA., digan lo que digan, no se encuentran el culo con ambas manos en ese tema

4- “Los gobiernos tienen una importancia clave. Si deciden relajar medidas, como en Florida, esto será el Apocalipsis” –“¿Me lo jura?”; ese es Yahveh y su singular gracejo–. “La covid es un virus silente. Como un volcán, esa cosa silente hasta que deja de serlo. No somos capaces de predecir la mecha, que no es una mecha, que lo acciona. The Guardian, en un artículo fabuloso en el que pedía la opinión a grandes investigadores, descarta que esto que vivimos sea la segunda ola. Es más bien el tsunami posterior a una erupción volcánica. Lo que no sabemos, lo que te decía de la mecha, es bajo qué condiciones se producen las Pompeyas que hemos vivido. Wuhan fue una Pompeya más, no el origen. En este punto de la pandemia, los gobiernos, especialmente los neolib, hacen las Pompeyas, los Wuhan, impredecibles, gracias a la relajación. La relajación puede provocar, lo estamos viendo, cifras superiores a los 1.000 contagios en un brote, lo que hace imposible rastrearlos. Y eso marca nuestro futuro: covid por meses o por años. Si se queda mucho tiempo es malo-malísimo, pues los virus tienden a optimizarse, lo que es un gran riesgo”.

5- “Un último riesgo es que la avaricia económica, que es lo que hay tras el relajamiento, pueda llegar a colapsar los sistemas sanitarios, públicos y privados. Ha salido en Italia un estudio que evalúa la letalidad de la covid antes y después de marzo. Demuestra que ha bajado, no porque el virus se haya debilitado, que no, sino por las medidas de confinamiento, distanciación e higiene. Lo que explica que sin relajación, y con medidas e inspecciones serias, la cosa es controlable. Sin control esto es marzo. O Florida. El colapso. En los modelos matemáticos, la relajación neolib supondría 294.000.000 de infectados en marzo de 2021. El MIT ha calculado que la pandemia puede evitar, en esta fase, el colapso sanitario en una ciudad como Chicago, con solo que el 40% de los rastreos funcionen”. Lo que puede explicar, me digo yo, los brotes incontrolados en Esp como el hecho de que no funcione ni siquiera el 40% de los rastreos. Oé-oé-oé. “Bueno, te dejo”, dice Casandra. Y agrega: “¿Dónde estás? Se escuchan truenos”. Nada, cosas mías.

6- El Gobierno/Illa –Isla, en cast; ningún hombre es una illa– ha promulgado medidas para paliar el relajamiento. Tarde en este tsunami, que no segunda ola, pero tal vez a tiempo. Casandra, una súper cicuta de la pandemia, las ve satisfactorias. Y yo, lo que diga Casandra. Les llamo la atención sobre dos de ellas. Una explica el mundo. Se trata de la prohibición de reuniones de más de diez personas, que describe el mundo en, tal vez, los próximos cinco años. O, lo que es lo mismo, que el próximo año no habrá curso escolar con aspecto de curso escolar. Es decir, que las CC.AA., digan lo que digan, no se encuentran el culo con ambas manos en ese tema, y la universalización de la educación peligra por la brecha social y su prima, la tecnológica, y la incapacidad gestora o ideológica de hacer algo al respecto. El otro punto sobre el que les llamo la atención también explica el mundo, esa cosa que hasta explica las motas de polvo en suspensión. Se trata de la imposibilidad de fumar a menos de dos metros de otro ser humano. Algo lógico. Es más, en condiciones apandémicas, y a presión y temperatura normales, no mola que te fumen a un palmo. La medida es buena, por tanto. Pero, como todas las propuestas, será intensificada, o no, en el desarrollo que hagan de ella las CC.AA. Es previsible, por tanto, que a peor gestión –educativa o sanitaria, por ejemplo–, se produzca una mayor intensificación de este tipo de medidas, hasta que se conviertan en ceremonias. A mayor neolib, mayor grado ceremonial, y menor grado científico, en las medidas. Por otra parte, teatrales. Lo que nos lleva al punto 7. No se lo pierdan, que lo doy todo.

7- La presencia de neolib en la política es proporcional al grado de su teatralización. El neolib concentra sus esfuerzos en la obtención de beneficio. Para que ese fuego no sea perceptible construye otro, aún mayor. Una falla. La política. Más ardiente, más sentimental que el fuego, esa cosa que, desde el Paleolítico, puedes pasar horas observando sin llegar a ninguna conclusión.

 8- El teatro vertido en pandemia debe ser considerable, pues impide ver el fuego en las instituciones. En MAD se ha conseguido lo que con la ciencia en otros países, con teatro menos evolucionado, parecía imposible. La re-infección en residencias. Campa a su aire, por otra parte, la privatización de servicios, que ha descubierto un nuevo filón. Los PCRs, a lo loco, sin grandes criterios, y que desarrollan laboratorios privados, a cambio de un monto. El Cat, donde el fuego, como en la República de Savonarola, es ya un arte, sucede lo mismo, si bien con mayor arte. Testado masivo, espectacular, con grandes coreografías humanas. Ese testado masivo, realizado a través del pack de lo privado –Esp es una Commonwealth de cuñados que se beneficia del Estado y de su sombra, también en pandemia– “es buscar una aguja en un pajar y en un paisaje de transmisión comunitaria”, me dice una que sabe. “Tal vez el indicio de que se ha perdido el origen de la infección, y de que se pierde la causa de las personas contagiadas. Que no hay rastreado, vamos”. “Los test masivos, por lo que luego se facilita, no especifican el número de positivos. Sólo el de positivos asintomáticos. Huele mal. Como huele mal que no se faciliten en Cat los partes de altas hospitalarias”. 

En MAD se ha conseguido lo que con la ciencia en otros países, con teatro menos evolucionado, parecía imposible. La re-infección en residencias

9- Sobre teatro. O mejor, drama calderoniano. El Juzgado 42 de MAD sigue investigando a Podemos. La declaración del principal testigo, el abogado Calvente, es una serie de rumores, de me-dijeron-que, y oí-que, debidamente ordenados por un genio organizador –el juez, vamos; y una lógica patriótica, el constitucionalismo–, que ha dado al caso entidad de caso de raperos a punto desmembrar Esp, que ha aumentado el número y grosor de delitos, y que ha plagado su entorno de malos indicios. Como no facilitar la declaración entera de Calvente hasta que la solicitó, glups, Vox. Por lo que se entiende de la lectura de esa declaración, nadie mató a Kennedy en Podemos. Se trata de un caso endeble que, todo apunta a ello, hubiera sido archivado por el método plis-plas en otra cultura, pero que por aquí abajo se arrastrará hasta finales de noviembre, y se entrelazará con la cosa SIM (también llamado caso Dina), y con la moción de censura de Vox. Es posible colegir que, incluso, ese caso sea la sustancia de la moción de Vox, y uno de los puntos en los que se fundamentará la erosión –la erosión es viento, es decir, ruido– gubernamental en otoño, con la nueva Liga, más y mejor que con la gestión de la pandemia. El caso, por otra parte y por ahora, no ilustra ningún comportamiento delictivo en Podemos, pero sí otra cosa que no tiene nada que ver con ese trade-mark. La selección del personal, a través de criterios –salta a la vista que inoperantes– de fidelidad personal. Uno de los marrones de las nuevas izquierdas. Tal vez, el que las ha dejado sin público. Es decir, la selección negativa y vertical. Si bien ese es otro tema. También ilustra que lo que iba a ser esta legislatura –judicialización de la política, vía constitucionalismo–, se ha retomado tras los primeros meses de pandemia. Las derechas juegan a través de la Justicia. Es decir, juegan en casa. El PP está tan eufórico por el factor campo que ha pedido al TS que anule el nombramiento de la fiscal general. Otro oé-oé-oé.

10- Y, por debajo del teatro, algo que aún no ha sido canalizado, completamente, por él. El Decreto pactado por Gobierno y por la FEMP para el uso del superávit por parte de ayuntamientos, del que no pueden disponer desde la ley Montoro, votada en su día por PP y Convergència. Sinopsis: la idea es que los ayuntamientos cedan su superávit al Estado, que facilitará a los ayuntamientos financiación en un año. Sinopsis de la sinopsis: la idea es cambiar superávit por deuda. Sinopsis de la sinopsis de la sinopsis: la idea es, en esta crisis, potenciar Gobierno y gobiernos autónomos, y pelarse el poder municipal. El Ajuntament de BCN ha anunciado que recurrirá al gasto de su superávit en esta crisis, sin pasar por esas casillas. Lo mismo han anunciado otros ayuntamientos, de otros colores. Ningún ayuntamiento socialista ha abierto la boca de la cara, lo que indica que la están abriendo por otros canales, o que, en efecto, no la han abierto, lo que sería grave. Se trata de un problema dramático, de una posible disfuncionalidad del poder municipal, y que más que afectar a los municipios pequeños, que pueden ir tirando, o no, vía diputaciones, afecta a los grandes y a las áreas metropolitanas –no tenemos muchas, pero concentran la población; BCN, Bilbao, Valencia, A Coruña, Zaragoza, Sevilla...; MAD come un tanto aparte, por la solapación de su territorio en Ayuntamiento y Comunidad Autónoma–. Los ayuntamientos, en esta crisis sanitaria, han sido las únicas instituciones que, estadísticamente, han estado a la altura. Por su altura. Acostumbran a medir lo que tú. Negarles su capacidad de solución de conflictos es una, otra, apuesta ideológica. Curiosamente, PP y AMI –Associació de Municipis Indepes– participan en este drama aportando un teatro similar vertebrado en rojos y gualdas similares. Zzzzzz.

11-  Hay algo que no puede parar ni siquiera en pandemia. Se trata, por tanto, de la época. Y tiene que ver con el teatro. “A las ceremonias, los no creyentes les llamáis teatro. Yo, Ley”. Creo que hasta Dios va con ellos, glups.

1- The Ebro Delta / was shining like a national guitar / I’m following the river / down the highway / through the cardle of the Civil War / I’m going to BCN, BCN / Memphis, Tennessee. Y, aluego, a la playa. Las canosas olas, que decía Homero –ya eran canosas...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí