1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Decamerón LIX

Jornada potracá+n: reyes en lo suyo

En el acto del jueves, el rey fue dócil en ese tipo de ceremonias para las que no ha sido educado. Prosigue su reeducación. Culminará cuando realice el gesto que se le solicita. Sólo sabemos que será la pera, ejemplar, trascendental

Guillem Martínez 17/07/2020

<p>L'H, sin bingo, remite al bingo de guardia.</p>

L'H, sin bingo, remite al bingo de guardia.

Carlos Navarro / L'Hospitalet

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

1- Per i chiodi di Cristo, puoi rimuovere il Manzanero delle palle?!” Hola, les presento a mi hijo, un melómano que ha venido unos días a MAD. Y, ahora, si me permiten, prosigo berreando, como una Anna Magnani masculina, sexy, pero siempre culta y elegante. “Vaffanculo! E lascia il cazzo del telefonino. Morirai con il telefonino in mano. E, se mi arrabbio, in bocca”. “Speriamo ci! Cosí mangeremo qualche cibo di marca in questa casa di merda!” “Sta 'zitto! E lava i piatti, per l'amor di Dio!” “Lo sto facendo, con il potere delle mente." "Madonna Santa! Io mi ammazzo!” “Promesse, promesse..”. Y así toldía. Es difícil que te guste Manzanero si no te han roto el corazón. Y es difícil que te rompan el corazón por Instagram –”Ma non impossibile. Attende il conto wifi”; ay–, que es lo único que les hemos dejado a varias generaciones en lugar de la vida, con ese regalo llamado época y covid. Me estoy poniendo melancólico. Bueno, al turrón.

2- Sobre el concepto época/covid. La cosa se desparrama en general, y en concreto en Cat y Aragón. En Aragón van tirando con la cosa fases. En Cat, el territorio de la Europa Occidental más dado a la propaganda –es decir, con menos prioridad del técnico; salvo el técnico en propaganda; trabajan en departamentos de prensa; estos días te cuelgan el teléfono– todo es pura época. Lo que nos permite mirar la época a los ojos.  

El sistema sanitario cat es el más privatizado de la Península. Por decisión política. Y no existe la Agencia de Salut Pública

3- En este momento, L'Hospitalet –L'H, a partir de ahora– y Lleida han accedido a medidas de distanciamiento, avaladas por mandato judicial, como propuso el Gobierno a la Gene. Las medidas más importantes –como no salir de casa– son recomendaciones, no prohibiciones. No se puede hacer otra cosa sin a) estado de alarma, o b) liderazgo, es decir, cierta legitimación y autoridad social. Y la Gene no tiene ni a) ni b) en este tema. Las medidas son más rigurosas en Lleida que en L'H. Por varias razones. Porque el juez del ramo así lo decidió, porque se trata de dos topos distintos –uno es procesista by a tube; es decir, más dado a recibir órdenes sin explicaciones, esa cosa que, como todo, tiene un límite– o/y, tal vez, por iniciativa de Jacobo Mendioroz, como quien dice el único técnico que queda en el búnker –desde el inicio de la crisis han dimitido tres, por motivos personales/el Ejército Rojo a las puertas de Berlín–. Mendioroz ha hecho cosas interesantes. Lo que es un indicativo de que esas cosas no existían desde marzo. Ha automatizado e interconectado el sistema de vigilancia, desde lo local hacia arriba. Apuesta por romper la cadena de contagio. Es decir, que esto ya es transmisión comunitaria, imposible de trazar. Ha anunciado que se contratarán 500 personas para el tema trazabilidad. Muy pocas. Pero un indicativo de que no se había hecho eso en, guau, los últimos cuatro meses, en los que la Gene se postulaba para el Nobel de Medicina. Es importante saber que esas 500 personas irán a parar a la cosa CAPs, que es lo que pedían los sanitarios. Otro dato: se desprecia la cosa app, que se ha revelado como inútil, propagandística y que sólo sirve para el control ciudadano. Y para pasar info a Ferrovial, o a quien la haya pagado. Parece que Mendioroz apuesta para que la salud pública gane musculatura. Algo a la vez fácil y, paradójicamente, imposible. A saber. No existe. El sistema sanitario cat es el más privatizado de la Península. Por decisión política. Y no existe la Agencia de Salut Pública. Por decisión etc. Se jubiló en los recortes, se recuperó hace un año. Desde entonces ha estado de cuerpo presente, visto lo visto.

4- Está por ver si esta coordinación entre técnicos y poder político tiene futuro. No existe, en todo caso, coordinación entre el poder político consigo mismo. La Gene no se coordina –informa mal, tarde, nunca o a medias– con ajuntaments. Anécdotas de todo ello: uno de esos ajuntaments es el de BCN, la mayor ciudad europea que no es capital de Estado. El otro es el de L'H, segunda ciudad de Cat, y con un barrio, La Torrassa, que es el más denso de Europa. Y, agárrense. Por lo que veo, en la Gene no sólo están satisfechos, sino orgullosos de su gestión. Lo que habla de un círculo de élites cerrado, formado por líderes, cuadros y pelotaris –ese oficio en un sistema propagandístico–. Todos se alimentan de su wasap, en el que todo son logros históricos. Un sistema propagandístico, en fin, es también, y mucho, interno. Potencia la selección negativa de líderes y cuadros, y la incapacidad para ver la realidad no señalada. Se intensificó en 2012. En 2017 impidió la toma de decisiones amparada en la realidad. En 2020 se ha aplicado a una pandemia. Wala. El resultado es el que todos disfrutamos hoy. Y, por el mismo precio, una bancarrota ética. No afecta al independentismo, que sigue sin desprecintar, y que era lo de menos en toda esta juerga. Afecta al procesismo. Un sistema propagandístico autoritario y neolib. Un Govern y pico, varios partidos, dos asociaciones, varios medios de comunicación, miles de profesionales sustentados en/por la mentira.

5- Sobre la falta de coordinación en el poder político. Ha trascendido –vía Planta Baixa, un programa muy razonable de TV3; una seta– que el primer brote en Lleida es del 22 de mayo. Y que el sistema de rastreo, es un decir, se activó a mediados de junio. También ha trascendido, por otro lado, que desde principios de junio Sanidad ofreció ayuda a la Gene. Y que fue desestimada. Boom. También ha sido desestimada la ayuda de los ajuntaments –los ayuntamientos, desde marzo, independientemente de su color, son instituciones que han estado, estadísticamente, a la altura, también ahora, en Lleida o en el área de BCN–. Ayer, la alcaldesa de Barcelona proponía a la Gene una serie de medidas de restricción de contactos –para las que no tiene competencia; son de la Gene–, y ofrecía personal municipal para seguimientos. Y que si quieres arroz, Catalina. Interrumpo aquí este punto, que me dicen que ha habido sorpresa en Balaídos.

6- Parece que fue ayer cuando escribía, en el punto 4, “está por ver si esta coordinación entre técnicos y poder político tiene futuro”. Pues bien, no tiene futuro. Mientras escribía el punto 5 –esto es un no parar– ha habido solemne rueda de prensa. Han comparecido los consellers de Portavocía, Interior –que clama al cielo– y Sanitat, en vez de ceder la escenografía a Mendioroz, e intentar elaborar una voz autorizada, técnica, sustentada en el conocimiento y lo razonable –un liderazgo sanitario, civil y democrático, vaya–. Más contentos que unos chinches, sin respaldo técnico –o, si lo hay, estamos perdidos–, y disculpándose por no tener soberanía plena –frente al Judicial; ni se dan cuenta de lo que dicen, ni dónde les ubica– para hacer lo que les pide el cuerpo, han presentado un plan para BCN y su área, sustentado en la estética L'H. En eso, me llama, piticlín-piticlín, Casandra, más encendida que un mechero. “Ma che cosa vuole questa gente che non riescono a trovare il suo culo con entreambe mani!”. Casandra, no sé si se lo dije, es italiana. Y si algo me ha enseñado la vida es a no interrumpir a una italiana jurando en arameo. Mientras se desfoga, me voy a preparar la comida. Cordero al chilindrón. Como hay tiempo, les paso la receta. Se coge un cordero, se le agrega chilindrón con generosidad y todo eso a la turmix. “Magari ci siano friskis in frigo”. Ese es mi hijo, poco familiarizado aún con la cocina experimental. Vaya, Casandra vuelve en sí. Lo pongo en manos libres, para que la oigan. De fondo escucharán pajaritos y violines. No se asusten, que es normal.

En Cat no se hace un boletín epidemiológico. La Gene hace comunicats. No se especifica número de hospitalizados, de enfermos en UCI, de nuevas curas, de brotes

7- “Lo de que hable Interior, y no Mendioroz, ni te lo comento. Ilustra que no quieren liderazgo, sino autoridad. Y que no tienen respaldo técnico, y que todo esto viene de Protecció Civil/Interior. Otro dato que recalca eso: ayer, Carme Borrell, la gerente de la Agència de Salut Pública, una persona competente, habló de las medidas a seguir en BCN. Y eran otras y más específicas. Es decir, no la han escuchado. El Ajuntament de BCN tampoco ha estado en la toma de decisiones. Que se dice pronto”. “Es especialmente preocupante que las medidas se comuniquen antes de su aprobación por el Judicial. Despista. Desorganiza. La confusión entre recomendación –el grueso importante de decisiones– y prohibición es un lío, y una invitación a la inseguridad jurídica. Esto es un estado de alarma encubierto, y que será difícil de aplicar”. “Hay contradicción, arbitrariedad, se prohíben actividades, privadas o públicas, para más de 10 personas, pero se permiten actividades, por otro lado, que pueden suponer más de 10 personas. Se penaliza el comercio. Esto será una ruina”. “En vez de medidas específicas, que al parecer deberían centrarse en el ocio nocturno, se traslada toda la responsabilidad a 4M de personas. Es decir, se elude la responsabilidad pública y política”. “Se opta por el autoritarismo encubierto. Una suerte de es-tu-responsabilidad-que-yo-no-tengo-ninguna. Es una dejación de funciones, que repercute en la libertad”. “Dicho todo esto, hay un craso error del Gobierno Central. Al contrario que en Alemania, no ha acordado un máximo en el índice de reproducibilidad de la infección, en el que tomar una serie de acciones en los territorios. Eso ha sido una bicoca para esta gente”. “Esto se ha desparramado. No sé qué pasará con estas pésimas, ilógicas, recomendaciones, y con su efectividad. Esto es transmisión comunitaria, a la que se ha llegado tarde, mal y por decisión política. La única forma humana de frenar una transmisión comunitaria, tras toda esta inoperancia, es con confinamiento. Algo doloroso. Ya veremos”.

8- “Vete a saber cual es el índice de reproducción en Cat. La opacidad es máxima. Sé más de USA, o Alemania, que de Cat”. Me explica esa opacidad. “En Cat, al contrario que en los países o CC.AA. serios, no se hace un boletín epidemiológico. Son importantes para la toma de decisiones gubernamentales y de la opinión pública. La Gene hace comunicats. Para medios. No se especifica número de hospitalizados, de enfermos en UCI, de nuevas curas, de brotes. MAD miente por otro lado y tiene una astucia más sofisticada, pero elabora un Informe Epidemiológico semanal, serio. Asturias hace actualización diaria, perfecta, fantástica. Lo que pasa en la Gene es la denegación de la democracia. Es autoritarismo”.

9- Hoy ha anunciado su dimisión Mònica Terribas, una periodista muy valorada, que ejerce en la radio pública. Desde 2017 ha sido determinante en la transmisión de la cosmovisión gubernamental, que culmina, o no, estos días. No dimite por asuntos personales, ha dicho, sino porque “els engranatges grinyolen” –“los engranajes chirrían”, en cast; “gli ingranaggi stridono”, en cat extremo-oriental/italiano–. Lo que es, como es habitual en el periodismo cat, un soneto, no una info. ¿Qué engranajes? ¿Lo de la cafetera de la redacción? ¿Los engranajes gubernamentales en los medios? ¿Chirrían porque son muchos, o porque deberían ser más? ¿Chirría la obra de esos engranajes en pandemia? ¿Chirría ahora y no antes? La derecha y la izquierda procesista han reído la gracia y la han apoyado. Denuncian que los engranajes chirrían. Sea lo que sea eso. Esta semana, el vicepresi Aragonès –ERC– decidió engrasar los ejes de TV3 y Cat Ràdio con 15,5M. Procedentes –ay, uy– del fondo para los efectos de la covid, otorgado por el Estado. Por lo que sea, esa estafa social no chirría. 

10- Más engranajes que chirrían. Esta semana The Guardian El País publican que los teléfonos de algunos procesistas, como Ferràn Torrent y Ernest Maragall –ambos de ERC– y Anna Gabriel –CUP– fueron intervenidos por un programa israelí al que sólo tienen acceso los gobiernos. Algo –sólo se venden armas a gobiernos, no se vende alcohol a menores– relativo. En el punto de mira está, por tanto, el Gobierno. O, peor, el Estado. O mucho peor, el deep-State –tenemos muchos y muy profundos–. U otro gobierno. U otro Estado. O un Govern en el exilio. Recordemos que el Govern, en su día, investigó –es decir, se peló los derechos– de varios usuarios del 15-M. Podría haberse interesado ahora por la opinión de partidarios de rebajar la tensión procesista. 

11- Más engranajes que chirrían. El jueves se realizó el homenaje a las víctimas de covid. Todos estos ejercicios de rentabilización del cadáver son porno. En este caso, no obstante, se moderó al máximo la disciplina, que quedó muy soft. Poca bandera, ninguna iglesia, discursos moderados y reivindicativos. Estéticamente primaron dos indicios, indicativos del futuro. El rey a) no presidió, no invitó oficialmente al acto, y se sentó en un círculo, sin jerarquía. Pero presidió el Palacio Real. Glups. Algo más grande y antiguo. Lo que habla de la apuesta gubernamental de futuro. El otro objeto llamativo fue el b) pebetero, en el que ardía una llama. Una presencia, una cita, de Gas Natural/Felipe González, que no fue, pero que siempre está defendiendo que el chirrido de los engranajes no chirría. 

12- La monarquía está seriamente enferma. Con el caso Noos –de Nos, yo en mayestático real– empezó una percepción contrastada de una política familiar de extracción. Que en cada caso afecta a una persona –primero Urdangarín, ahora, el anterior rey–, y nunca al conjunto. La monarquía, una tradición, una continuidad para unas cosas, en caso de marrón resulta ser una suerte de casos individuales, por lo que se ve. El sumario del caso Pujol, en el que se califica a toda una familia –los activos y los pasivos, los que sólo recibieron monto y los que saltaron al cuello, presumiblemente, por él– como organización criminal, parece ser más efectivo, acertado y rápido ante un fenómeno estructural y sostenido de corrupción. 

El actual rey que unió su futuro a la ultraderecha local, y que dilapidó su neutralidad en su discurso del 3-O, puede verse rechazado por parte de esa derecha

13- El actual rey, que también parece ser que estuvo en la mani de Colón, que unió su futuro a la ultraderecha local, y que, en esa lógica, dilapidó su neutralidad en su discurso del 3-O, puede verse rechazado, paradójicamente, por parte de esa derecha. Feijóo el futuro de un PP no muy diferente al PP, pero con otro tono, abierto al concepto plurinacionalidad, está, o puede llegar a estarlo, si la cosa huele, se nota y traspasa –ya ha empezado a suceder todo eso, de hecho– a por otras. La derecha esp no tiene mucho que perder ante un giro republicano si la cosa se pudre más. Y algo que ganar. Una institución nueva. La jefatura del Estado. La monarquía está, como siempre, en manos del PSOE. Permaneció con ella en 1923, se unió a don Juan en el 46, a JCI en el 78 y, más aún, en el 81 –para no salir movidos en la foto–. Se hizo parte fundamental en el 2014, cuando González y Rubalcaba ocultaron posible información de delito, y facilitaron el engrase de engranajes para la abdicación. En el acto del jueves, el Rey –uno de esos seres para los que hasta la vida privada es ficticia; es decir, son personas y actividades difíciles de describir; y de concebir–, que aún no ha matado al padre, como le pidió el Gobierno, fue dócil en ese tipo de ceremonias para las que no ha sido educado. Prosigue, por tanto, su reeducación. Culminará cuando realice el rasgo que se le solicita. De ese rasgo o gesto sólo sabemos que será la pera, ejemplar, finísimo, trascendental. Como siempre. Los mecanismos nunca suelen chirriar. Hasta la próxima vez que chirrían. “I bambini fanno quello che vedono fare agli adulti. Questo può spiegare Pujol, Cat, etc”, dice mi hijo, un gamberro que va y me complica la vida.

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Treitoiras

    Hay una errata; Roger Torrent el presidente del Parlament en lugar de Ferran Torrent. Sobre L'H es interesante revisar la evolución del espacio postconvergente, ahora son extraparlamentarios igual que el Pcpe o el Pacma. Extraparlamentarios en la segunda ciudad de Catalunya!

    Hace 9 meses 23 días

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí