1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Irena Bihariová / Activista gitana y presidenta de Eslovaquia Progresista

“En Europa existe un problema de racismo institucional contra las personas gitanas”

José A. Cano 27/06/2020

<p>Irena Bihariová.</p>

Irena Bihariová.

Cedida por la entrevistada

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Irena Bihariová (Trnava, Eslovaquia, 1980) fue elegida el pasado 6 de junio como presidenta del partido Eslovaquia Progresista (Progressivne Slovensko). Abogada, mujer y romaní, llega al puesto tras una comprometida trayectoria en el activismo antirracista en su país. La formación que ahora preside nació en 2017, en mitad de los escándalos de corrupción del SMER, el partido socialdemócrata eslovaco, que estallaron definitivamente en febrero de 2018 cuando el asesinato del periodista Ján Kuciak salpicó al primer ministro Robert Fico y forzó su dimisión.

En marzo de 2019 el partido dio la vuelta al tablero político al ganar su candidata, la abogada ambientalista Zuzana Caputova, las elecciones presidenciales con el 58% de los votos. Se convirtió así en la primera mujer en ejercer como jefa de Estado del país eslavo. Apenas dos meses después, en las elecciones al Parlamento Europeo, el PS fue la fuerza más votada con un 20% de los votos.

En las elecciones legislativas del pasado 29 de febrero, la formación, que concurría junto con la liberal y europeísta Spolu, se quedó fuera del Consejo Nacional Eslovaco, al obtener un 6,96% de los votos, un 0,04 por debajo de lo que la Ley Electoral exige a las candidaturas de coalición. Con apenas 20.000 votos menos que el xenófobo y ultraderechista Nuestra Eslovaquia (L’SNS), que obtuvo 17 escaños, el PS será fuerza extraparlamentaria a pesar de ostentar la presidencia del Estado y la máxima representación eslovaca en Bruselas.

Bihariová sustituye ahora a Michal Truban, considerado responsable del fracaso, tras derrotarlo en el último Congreso del partido. Tiene cuatro años para enfrentarse al gobierno conservador de Igor Matovic y sus socios del partido ultracatólico SME Rodina (Somos Familia), que en sus primeros días tomaron decisiones como el aislamiento de más de 6.000 personas de etnia gitana en guetos en el este del país con la excusa de combatir la pandemia.

El mayor éxito de su partido fue con una mujer al frente, la presidenta Caputova. Los ultracatólicos de SME Rodina, parte del Gobierno, y la ultraderechista L’SNS han llevado al parlamento propuestas que restringen los derechos de las mujeres. ¿Es su elección como nueva líder de su formación un mensaje?

No se trata de una estrategia per se. El parlamento eslovaco ha defendido los derechos de las mujeres en el pasado, como cuando en diciembre rechazó la propuesta de L’SNS de obligar a las mujeres que quisiesen abortar a ver antes una ecografía del feto. Nuestra defensa de los derechos de las mujeres no es tanto un elemento principal en la agenda del partido como algo que demuestra que somos actualmente el único partido liberal en Eslovaquia.

¿Qué quiere decir con ‘liberal’?

Liberal no en un sentido económico sino de defensa de los derechos y libertades democráticos. Algunos miembros de la actual coalición de gobierno se definen como liberales, pero lo son solo en cuanto a las medidas económicas. En Eslovaquia actualmente, por desgracia, no hay partidos que defiendan los Derechos Humanos en un sentido ‘liberal’ de la palabra.

En mitad de la movilización mundial en apoyo del movimiento Black Lives Matter en EEUU, en Eslovaquia se siguen investigando agresiones policiales a personas gitanas como la que tuvo lugar en Bardejov el pasado 12 de abril, cuando varios agentes atacaron a un hombre que no llevaba puesta la mascarilla obligatoria.

En Eslovaquia tenemos un problema muy arraigado de falta de respeto por los Derechos Humanos de las personas romaníes y casos como ese, por desgracia, no son raros. Gran parte de mi trabajo en la ONG People against Racism y desde el Comité para la Prevención y Eliminación del Racismo del Ministerio del Interior consistió en denunciar situaciones como la de Bardejov, que por suerte está siendo investigada.

¿Cree que la decisión del primer ministro Matovic de confinar, usando al Ejército, a más de 6.000 personas en los guetos romaníes del Este del país fue racista?

La decisión de aplicar el confinamiento a esos barrios no era necesariamente racista, pues eran zonas de alto riesgo de contagio y las mismas organizaciones en las que he colaborado denuncian desde hace años las malas condiciones higiénicas de los mismos. Yo misma señalé los guetos como posibles focos de infección y pedí al Gobierno que tomase medidas. Sí que fue racista la ejecución del confinamiento, la manera en la que se gestionó. No se separó a las personas infectadas de las sanas, no se tomaron más medidas sanitarias que el propio confinamiento de los barrios, no se puso en cuarentena a los posibles contagiados, se utilizó al Ejército… La decisión de aplicar medidas especiales en los asentamientos era necesaria, la forma de gestionarla estuvo llena de sesgos racistas.

La decisión de aplicar medidas especiales en los asentamientos gitanos era necesaria, la forma de gestionarla estuvo llena de sesgos racistas

¿Cómo cree que se percibe su elección como líder de Eslovaquia Progresista precisamente en este momento?

Como dije antes, no obedece a una estrategia sino a la decisión de los militantes del partido, pero entiendo que se percibe como un símbolo y estoy contenta. En muchas entrevistas que he concedido estos días para medios locales me preguntaban si creo que Eslovaquia está lista para que una mujer gitana lidere uno de los principales partidos del país. Mi respuesta es que es perfectamente coherente con las propuestas de mi partido y que además sirve para demostrar que la comunidad romaní puede aportar al debate político, más allá del debate sobre los derechos de las minorías, participando en igualdad en los asuntos generales.

¿Existe en Europa, no solo Eslovaquia, un problema de racismo institucional contra las personas gitanas?

Sí. El racismo institucional es un problema de toda Europa, no solo de Eslovaquia. No quiero que parezca que me erijo en juez de lo que se hace en otros Estados, pero tenemos varios ejemplos de maltrato a las comunidades romaníes en nuestro vecindario, en países como República Checa o Hungría. Pero también en Europa occidental. Todos los años se conocen casos de racismo institucional en Francia contra las comunidades gitanas y de maltrato a las poblaciones nómadas, francesas o de otros países de la UE, que atraviesan su territorio.

¿Cómo se plantea la labor del Eslovaquia Progresista siendo el partido con más eurodiputados y la presidencia del Estado pero fuera del parlamento?

La cuestión es que, con los actuales gobiernos y parlamento, no hay oposición democrática posible. Por un lado está la coalición conservadora del primer ministro Matovic, que incluye a cuatro partidos, y por otro solo quedan el SMER, salpicado por la corrupción, y la extrema derecha de L’SNS. Nosotros queremos llevar a la agenda pública cuestiones como el europeísmo o la recuperación de la crisis post-coronavirus con más digitalización y una economía más verde.

¿Qué opina de la entrada del partido Somos Familia en el gobierno?

Nos preocupa su enfoque de los derechos humanos, es el segundo partido en importancia en la coalición de gobierno y controla la presidencia del parlamento. Con Somos Familia en el Ministerio de Asuntos Sociales se ha despedido a la mayor parte de expertas en género que asesoraban al gobierno y comprobamos como la Conferencia Episcopal eslovaca vuelve a ser el lobby más influyente. Se puede comprobar en cómo ha desaparecido la expresión “igualdad de género” de cualquier comunicado del gobierno.

¿El euroescepticismo crece en Eslovaquia como en otros países del Grupo de Visegrado, los llamados ‘iliberales’, como Hungría o Polonia?

Bueno, nosotros consideramos que somos actualmente el único partido verdaderamente europeísta en Eslovaquia y eso se ve en las declaraciones de la jefa de Estado, la presidenta Caputova. Somos el único partido que no añade el famoso “pero” a la UE, que no dice “nos gusta la UE, pero” ni ve Bruselas como un sitio al que ir al pedir dinero, sino como nuestra casa y una garantía de democracia y derechos.

En los países de Visegrado parece que cada elección es siempre una decisión entre la corrupción, como el SMER aquí o Andrej Babis en República Checa, y el populismo de Orbán o Ley y Justicia en Polonia. ¿Qué puede hacer la UE para ayudar a defender la democracia en esta zona de Europa?

Cada país de Visegrado es diferente y en Bruselas nosotros estamos intentando visibilizar que Eslovaquia no tiene el sentimiento euroescéptico de sus vecinos. Por otro lado, el parlamento europeo tiene muchas opciones para actuar, más allá de las sanciones, contra algunos de estos gobiernos.  Nuestro eurodiputado Michal Simecka forma parte del Comité por las Libertades Civiles y la Justicia y es uno de los encargados de vigilar los incumplimientos polacos de las normas de la UE.

Irena Bihariová (Trnava, Eslovaquia, 1980) fue elegida el pasado 6 de junio como presidenta del partido Eslovaquia Progresista (Progressivne Slovensko). Abogada, mujer y romaní, llega al puesto tras una comprometida trayectoria en el activismo antirracista en su país. La formación que ahora preside nació en 2017,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

José A. Cano

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí