1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

“Los policías se sienten envalentonados por el nacionalismo blanco del presidente”

Keeanga-Yamahtta Taylor afirma que es un error que los presupuestos primen a la policía sobre las escuelas y los hospitales

Democracy Now 3/06/2020

<p>Protesta en Filadelfia en junio de 2020 por el asesinato de George Floyd.</p>

Protesta en Filadelfia en junio de 2020 por el asesinato de George Floyd.

Robert Bulmahn

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

NERMEEN SHAIKH: Profesor Keeanga-Yamahtta Taylor, si pudiera responder al discurso extraordinario de Tamika Mallory, así como al modo en que los representantes públicos, incluidos los representantes liberales como el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, han reaccionado a las protestas, al afirmar, de forma simultánea, que sienten el dolor de los manifestantes pero condenan la violencia y el saqueo que dicen que han tenido lugar durante las manifestaciones, y además al hecho de que muchos han estado pidiendo que se reduzca el gasto en policía en respuesta a lo sucedido. Es decir, una de las cosas que ha sorprendido enormemente de las imágenes que han aparecido en todas partes es el equipo militar que llevan muchos de estos policías. Me refiero a que un senador demócrata, Brian Schatz de Hawái, el domingo tuiteó en respuesta que está presentando una enmienda a la Ley de Autorización de Defensa Nacional para interrumpir el programa que transfiere armamento militar a los departamentos de policía locales. Profesora Keeanga-Yamahtta Taylor, ¿podría responder?

KEEANGA - YAMAHTTA TAYLOR: Sí, hay tanto que decir sobre esto. Creo que es tan evidente lo que ocurre con los policías en la calle, es decir, para la mayoría de los estadounidenses es obvio por qué la gente está tan enfadada. Solo hay que ver el tipo de abuso y violencia desenfrenada e imprudente que la policía está instigando al atacar a las personas que intentan protestar. Siento que lo que hemos visto durante el fin de semana es un motín de la policía nacional. Y no es de extrañar. Se sienten envalentonados por el nacionalismo blanco del presidente de Estados Unidos y, en realidad, por la anarquía del Partido Republicano. Y, de este modo, parece que estamos soportando las consecuencias de eso.

Pero creo que hay un problema más grave sobre los policías del que también vale la pena hablar, y es por qué estos policías nunca son arrestados, procesados, castigados de verdad, algo que va más allá de arrestar y enjuiciar a las personas, sino simplemente castigarlos como servidores públicos por su tipo de comportamiento racista, abusivo y violento. Y creo que, independientemente de lo que digan estos cargos electos, creo que en realidad vamos a ver mucho más de esto, por lo que los conflictos continuarán.

Todas las ciudades están hablando de recortes presupuestarios masivos, pero no a la policía

Y la razón por la que digo esto es porque ha sido una estrategia de ciudades de todo el país que se han comprometido a no invertir en las infraestructuras cívicas y del sector público –es decir, escuelas públicas, hospitales públicos, bibliotecas públicas–, todas las cosas que hacen que una ciudad funcione. El gasto en todo eso ha sido sistemáticamente recortado, cada vez se ha privatizado más. Y la forma en que las ciudades manejan las crisis inevitables que surgen a raíz de eso, cuando se combina con el desempleo, cuando se combina con la pobreza, cuando se combina con los desalojos y todas las inseguridades que vemos en las ciudades devastadas de este país, la policía es la que maneja esa crisis. Y esa es la razón por la que, en una ciudad tras otra, mientras otras instituciones públicas sufren reveses financieros, mientras otras instituciones públicas no reciben fondos, es la policía la que siempre mantiene sus presupuestos. Y si miramos a nuestro alrededor ahora, debido a la crisis de COVID, todas las ciudades están hablando de recortes presupuestarios masivos, pero no a la policía. La policía casi nunca sufre despidos. Nunca sufre recortes presupuestarios porque se consideran la política pública de último recurso.

Y esto es así: cuando hablamos de recortar el gasto en policía estamos hablando de que la policía no debería estar absorbiendo un tercio del presupuesto, como lo hacen en ciudades como Filadelfia, Chicago, Los Ángeles, Nueva York, mientras estamos cerrando escuelas públicas, mientras los hospitales públicos no tienen el equipo de protección personal adecuado. Solo hay que fijarse en cómo van los policías, el equipamiento que tienen en comparación con los trabajadores del hospital que se visten con bolsas de basura y se ven obligados a usar las mismas mascarillas KN95 durante semanas. Solo viendo las diferencias se comprende cuáles son las prioridades reales de los políticos y de los órganos de gobierno.

Es por eso –y esto es lo último que diré– la hipocresía de personas como Andrew Cuomo o Bill de Blasio o cualquiera de los políticos que aparecen en la televisión, dando sus conferencias de prensa, retorciéndose las manos mientras hablan sobre la policía, comentando estos asuntos como si fueran espectadores pasivos o simplemente ciudadanos preocupados, y no cargos electos que tienen poder, que tienen autoridad, que tienen la capacidad de castigar a la policía, que tienen la capacidad de establecer prioridades presupuestarias, que tienen la capacidad de cambiar recursos en una dirección u otra, pero se sientan y actúan como si estuvieran viendo el choque de trenes a cámara lenta, y realmente no tuvieran el control sobre los engranajes. Y esto forma parte de la hipocresía que está enfadando tanto a la gente, que tenemos a estas personas, cargos electos, en la televisión, hablando de lo terrible que es, a Andrew Cuomo diciendo: “Di su nombre”. Andrew Cuomo, haz tu trabajo. Y creo que esto es parte de lo que obliga a las personas a sentir que no tienen otra opción ni más remedio que rebelarse, porque las palancas y los mecanismos del gobierno que se supone que deben atender estos problemas han demostrado ser completamente fallidos.

NERMEEN SHAIKH: Profesor Cornel West, si pudiera comentar lo que ha dicho la profesora Keeanga-Yamahtta Taylor, y también lo que dicen algunos observadores, que todas estas emergencias ocurren simultáneamente –la emergencia económica con más de 40 millones de estadounidenses desempleados en estos momentos, la crisis sanitaria con la pandemia y luego, por supuesto, estas protestas en todo el país –, que esto podría derivar en una transformación estructural significativa dentro de los EE. UU. como ocurrió, en parte, después de la Gran Depresión y las protestas del 68. ¿Está de acuerdo con eso? Y si es así, ¿qué tipo de transformación cree que es esencial?

CORNEL WEST: Me gustaría suscribir, en primer lugar, lo que dijo la hermana Taylor. Y, por supuesto, salude de mi parte al hermano Bakari; forma parte de una familia de realeza política con el hermano Cleveland y otros en muchos sentidos.

Pero creo que también debemos ser muy sinceros acerca de la decadencia de la clase dirigente, como cuando la hermana Taylor habla de Cuomo y los demás, absolutamente. Pero, como ven, hemos tenido un liderazgo negro que ha desinfectado y desodorizado tanto la lucha por la libertad negra que se termina con políticos neoliberales que se han acomodado a la codicia de Wall Street. Esa es la razón por la que rescatan a Wall Street en lugar de a la gente común. Se han acomodado a la máquina de matar del Pentágono y del Departamento de Estado. Esa es la razón por la que pueden votar presupuestos donde el 53% de cada centavo va al ejército y no queda dinero para invertir en educación, atención médica, trabajos con un salario digno. Y no ha habido suficientes voces organizadas para criticar ese tipo de liderazgo negro neoliberal decrépito.

Hemos tenido un liderazgo negro que ha desinfectado y desodorizado la lucha por la libertad negra, con políticos neoliberales que se han acomodado a la codicia de Wall Street

Y Obama está en el centro de todo. Los dirigentes negros están en el centro. Los profesionales negros están en el centro de todo. Y esas celebridades negras cobardes, no todas, pero la mayoría de ellas, están en el centro de todo. De modo que sus vidas se convierten sencillamente en vidas de lujo y en ejemplos de éxito, y tienen poco que ver con estar al servicio de las personas pobres, tienen poco que ver con el sacrificio por la gente trabajadora.

Así, cuando Martin King dice: “Mi país es el país del mundo que más violencia genera”, requiere valor en el 68, requiere valor hoy. Ese es el tipo de valor que necesitamos. Malcolm diría lo mismo. Fannie Lou, Ella Baker no son solo nombres. Ejemplifican algo profundo y rico en la historia de una gente odiada que le ha enseñado mucho al mundo sobre el amor. Esa es mi tradición, la grandeza de los negros, no la cobardía de los negros. Tenemos las dos cosas en nuestra comunidad. Pero es nuestra tradición de decir la verdad y estar dispuestos a vivir y morir por la justicia lo que se necesita en este momento de ajuste de cuentas.

Y no lo hacemos: los jóvenes apenas lo ven, apenas lo ven porque muchos de los profesionales simplemente han sido comprados. Se vendieron. Son indiferentes. Son demasiado insensibles ante la difícil situación de la clase pobre y trabajadora, no solo ante los negros, ante todos, y no solo aquí, sino en todo el mundo: los miserables de la Tierra, como escribió el gran Frantz Fanon con tanta contundencia.

AMY GOODMAN: Bakari Sellers, quiero preguntarle por la acusación de que cuando se fijan en un estado, entran agitadores externos, quiénes son esos agitadores. Sin duda usted sabe, por la ilustre historia de su familia, que cuando la gente llegó del Norte a apoyar el voto en el Sur durante el movimiento por derechos civiles, que para ir de un estado a otro, para grupos de personas en todo el país, por ejemplo, para ir a Ferguson después de que Michael Brown fuera asesinado por un agente de la policía, que eso significaba solidaridad. No significaba que les quitara su validez cuando las personas quieren reunirse para mostrar su apoyo. Si pudiera responder a esa acusación de la existencia de agitadores externos. Y después, como abogado, ¿por qué estos policías no han sido arrestados? Philonese Floyd, el hermano de George, dijo que esos policías arrestan a personas todos los días. ¿Por qué estos policías no están siendo acusados ​​en estos momentos? Incluso podrían cambiar los cargos más adelante.

BAKARI SELLERS: Me alegra que me haga esa pregunta. Y nada me da más vergüenza que escuchar el término “agitador externo”. Se trata de una forma de lavarse las manos. Algunos cargos electos –y estamos viendo que se utiliza para decir que mis propios electores no tienen razón alguna para mostrar este nivel de discordia–, consideraban que mi padre era un agitador externo. Decían que Andrew Goodman y Mickey Schwerner y James Chaney eran agitadores externos. De este modo, esos términos, esa terminología, simplemente me asusta profundamente. Pero también es una forma de lavarse las manos.

No es el momento de decirle a la gente que se vaya a casa y espere hasta noviembre para poder votar. Así no funciona esto

Y quiero aprovechar lo que dijeron mis otros dos amigos en este programa, que este no es el momento de decirle a la gente que se vaya a casa. Ahora no es el momento de esconderse detrás de mantos de paz. Y ahora no es el momento de decirle a la gente que se vaya a casa y espere hasta noviembre para poder votar. Así no funciona esto. Necesitamos soluciones tangibles, lo que me lleva al siguiente punto.

He escuchado a muchos cargos electos, incluidos cargos electos negros –para abordar el punto del Dr. West– ponerse de pie y decir: “Deja las calles, vete a casa, simplemente regístrate y vota”. Imagínate en el 64, 65, 68 decirle a Ella Baker o a Fannie Lou Hamer o a mi padre, a Cleveland Sellers o a Martin o a Malcolm que tenían que irse a casa y regresar cuando llegara el momento de votar. Así no funciona esto.

Es muy buena la pregunta sobre lo que tiene que suceder y por qué no se ha acusado a las fuerzas de seguridad. Diré algunas cosas muy concretas que podemos hacer, que hay que hacer. En primer lugar, a mi hermana Tamika Mallory, que me alegra no tener que intervenir después de ella porque no puedo añadir nada. Con frecuencia digo que lo primero que debemos hacer es arrestar a todos esos policías. Todos esos policías deben ser arrestados, no solo en el caso de George Floyd, sino también los implicados en el caso de Breonna Taylor.

En segundo lugar, debemos rebajar la norma federal de derechos civiles para poder presentar cargos penales contra los policías que asesinan a nuestra gente.

En tercer lugar, debemos limitar la inmunidad cualificada, para poder llevar estas acciones de 1983 contra policías que fueron malos en los departamentos que les permitieron ser malos.

Y en cuarto lugar, lo que debemos hacer es tener una base de datos nacional de los agentes de las fuerzas de seguridad que cometen infracciones. Ahora mismo puedes asesinar a alguien, librarte, trasladarte dos ciudades más allá y volver a ser contratado. No debería funcionar así.

Y estas son las soluciones concretas por las que no quiero esperar hasta noviembre. Quiero que la gente presione a sus representantes locales en el gobierno ahora mismo para que hagan estas cosas, y cada alcalde, cada gobernador...

AMY GOODMAN: Tenemos que dejarlo aquí.

BAKARI SELLERS: Gracias.

Esta conversación se publicó en Democracy Now.

Traducción de Paloma Farré.

NERMEEN SHAIKH: Profesor Keeanga-Yamahtta Taylor, si pudiera responder al discurso extraordinario de Tamika Mallory, así como al modo en que los representantes públicos, incluidos los representantes liberales como el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, han reaccionado a las...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Democracy Now

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí