1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

mercado de verano

Fichajes en tiempos de ERTEs: legalidad y ética

Más allá de si las leyes permiten gastar millones en contrataciones a los clubes que se hayan acogido a las ayudas públicas, está la cuestión de la responsabilidad social de estas entidades

Ricardo Uribarri 29/05/2020

<p>Lautaro Martínez durante el Inter de Milán - Slavia de Praga, el pasado 17 de septiembre.</p>

Lautaro Martínez durante el Inter de Milán - Slavia de Praga, el pasado 17 de septiembre.

I.M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La posibilidad de que los clubes de fútbol que se acogieron a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante el estado de alarma realicen importantes desembolsos en fichajes cuando se abra el próximo mercado es mal vista por un amplio sector de la población. Hay mucha gente que no entiende que puedan gastar millones en contratar a un jugador tras pedir ayuda al Estado con el fin de paliar la carencia de ingresos económicos por culpa de la crisis de la covid-19. A raíz de informaciones publicadas en las últimas semanas que señalaban que el poder público va a fiscalizar las inversiones que hagan estos equipos, limitando su capacidad de maniobra, cabe preguntarse: ¿puede el Gobierno impedir a un equipo la contratación de un futbolista?

Los responsables de los equipos deberían valorar hasta qué punto les compensa el coste de imagen que supone fichar

El presidente del Getafe, Ángel Torres, hizo de altavoz de los que critican ese posible desembolso de los clubes que han utilizado el recurso ofrecido por el Ejecutivo. “Espero que, en España, el que se ha ido a un ERTE no pueda fichar. Solo faltaría que alguien que lo haya solicitado le quite un jugador a mi equipo pagando 20 millones. No tiene sentido. A ver cómo lo iban a justificar”, señaló en Radio Marca. En esta tesitura se encuentran hasta ocho conjuntos de Primera división, de los que seis, Barcelona, Atlético de Madrid, Valencia, Sevilla, Osasuna y Granada, no han incluido en el ERTE a los integrantes de sus primeros equipos, con los que han llegado a acuerdos particulares para rebajar sus salarios, mientras que Deportivo Alavés y Espanyol si los han metido. En Segunda división ha habido diez que han solicitado el ERTE: Las Palmas, Racing, Zaragoza, Albacete, Ponferradina, Elche, Lugo, Cádiz, Fuenlabrada y Rayo Vallecano.

Acogerse a un ERTE obliga a justificar las causas que han motivado su petición. Es en ese aspecto donde el Gobierno va a hacer una vigilancia para comprobar que no hay nada incorrecto, según señalan a CTXT fuentes del Ministerio de Trabajo: “Los ERTE son expedientes individuales, así que habría que analizar caso por caso cómo lo aplica cada club que se acoja a esta fórmula y si, efectivamente, ha acreditado la causa o causas de fuerza mayor”. Desde el organismo también recuerdan que “las personas trabajadoras y su representación legal tienen potestad para impugnar los ERTE de las sociedades anónimas deportivas en la vía judicial”.

El caso de cada equipo será, pues, estudiado de forma particular, pero si cumplen con los requisitos exigidos no parece existir inconvenientes para que puedan hacer fichajes en los próximos meses. De esa opinión es Enric Ripoll, abogado del despacho Ruiz-Huerta & Crespo. “No tienen ningún impedimento como tal. Hay que recordar que los ERTE, en su gran mayoría, se han presentado por fuerza mayor, lo que significa que las empresas se han visto obligadas a solicitarlo debido a la prohibición del Gobierno para ejercer la actividad. En este sentido, a los clubes de fútbol se les ha prohibido desarrollar su actividad completamente, partidos, entrenamientos, etc, por lo que no han tenido que justificar problemas o dificultades económicas provocadas por el estado de alarma. La única previsión legal establecida por el gobierno para revisar estos ERTE es la constatación de que en el proceso de solicitud se haya aportado información inexacta o falsa y el no reparto de dividendos del art 5 del RD 18/20”.

En esa misma línea se sitúa Javier Rodríguez Ten, doctor en Derecho y profesor de la Universidad San Jorge, que señala que “a los equipos les han concedido un ERTE sometiéndose a una serie de requisitos legales. Si después quieren fichar, habrá que ver si existe una reclamación por parte de alguien y se produce alguna inspección. Pero en principio, solicitar la ayuda no es determinante de nada. Estas entidades han paralizado su actividad, han dejado de tener ingresos, se han suspendido los contratos laborales mediante la legislación vigente y cuando puedan, reanudarán la actividad. El fichaje de un jugador no deja de ser una inversión. Los medios de producción de los equipos son los futbolistas”.

Ripoll advierte sobre una posibilidad en la que los clubes sometidos a un ERTE podrían encontrar dificultades para reforzarse en el próximo mercado. “Sería en el caso de que alguno lo hubiera presentado por causas objetivas económicas (siendo esta una de las cuatro opciones: económicas, técnicas, organizativas o de producción). Entonces quizá podríamos tener una situación complicada para justificar una posible inversión en fichajes”. Sin embargo, prácticamente todos presentaron su ERTE por causas de fuerza mayor siguiendo la recomendación que les hizo LaLiga.

Una cosa es que los clubes no tengan obstáculo normativo para fichar y otra es que la decisión de gastar después de haberse acogido a una ayuda para que sus empleados puedan cobrar sea entendida

La resonancia que tiene el mundo del fútbol no debería justificar, según algunos expertos jurídicos, una mayor vigilancia por parte de las autoridades respecto a empresas de otros sectores que estén en las mismas circunstancias. Ripoll afirma que “no entiendo por qué debería hacer el Gobierno presión sobre los clubes, al fin y al cabo, ha sido el propio Ejecutivo (obligado por la pandemia) quién les ha impuesto una prohibición de seguir desarrollando su actividad, por lo que (precisamente por la fuerza mayor, que por definición es una situación imprevisible e inevitable) han utilizado los mecanismos a su alcance para paliar las consecuencias”.

Rodríguez Ten hace hincapié en que el fútbol no debe tener un trato distinto al que se otorgue a otros ámbitos: “Lo que hay que aplicar a los clubes de fútbol es la misma regulación que se aplique al resto de empresas. Y cualquier limitación que se establezca debería haber sido advertida previamente a la incorporación o no al ERTE. Porque el fútbol sea más mediático, no se le puede someter a un control distinto a otras empresas importantes que estén en la misma situación. El fútbol mueve mucho dinero porque ingresa mucho y también paga muchos impuestos. Las operaciones hay que verlas en su contexto”.

Debido al retraso que ha sufrido la competición de Liga es más que probable que cuando se abra el próximo mercado de fichajes ya no esté activo el actual estado de alarma y, por tanto, hayan dejado de tener validez los ERTE en los clubes. Cualquiera de las dos circunstancias posibles, estén vigentes o no, no debería influir sobre el fondo del asunto, según Enric Ripoll. “En principio creo que no, ya que como he dicho, salvo que se haya aportado información falsa o inexacta, la capacidad de revisión de los ERTE por fuerza mayor es bastante limitada”.

Sobre este aspecto, Rodríguez Ten va incluso más allá y reclama una mayor flexibilización para el fútbol porque “cuando acabe el estado de alarma, una gran superficie puede contratar en cualquier momento a 100 empleados, pero los equipos tienen solamente una ventana de tiempo concreta para fichar. Y si se te pasa no puedes contratar a nadie. Imaginemos que el estado de alarma siguiera vigente cuando se abriera el mercado de fichajes. ¿Se le impide entonces fichar a los equipos?”.

Es cierto que las dificultades económicas que ha generado la pandemia hacen prever un verano de pocos movimientos y escaso gasto en materia de fichajes. Pero siempre puede haber excepciones. Una cosa es que estos clubes no tengan, en principio, ningún obstáculo normativo que les impide acometer fichajes y otra es que esa decisión de gastar una alta cantidad en un jugador después de haberse acogido a una ayuda pública para que tus empleados puedan cobrar, sea entendida por la sociedad. A nivel ético y de responsabilidad social corporativa, no parece la mejor decisión. Los responsables de los equipos deberían valorar hasta qué punto les compensa el coste de imagen que puede suponerles.

Los directivos también deberían tener en cuenta una cuestión poco comentada en este asunto. Como señala Enric Ripoll, “no creo que a los jugadores que han visto que les han rebajado su sueldo les guste que el club gaste, poco después, una fuerte suma en traer a otro futbolista pagándole un gran salario. Lo peor que puedes hacer en el fútbol es ponerte al vestuario en contra”.

 

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí