1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Racismo institucional en la UE

Eslovaquia usa el Ejército para confinar a miles de gitanos

Bratislava ordena tests forzosos de Covid-19 en los asentamientos romaníes y aísla cinco municipios a pesar de haber sólo 32 casos confirmados de un total de 900 registrados en todo el país

José A. Cano Bratislava , 15/04/2020

<p>Efectivos del Ejército realizan pruebas de Covid-19 en un asentamiento gitano del Este de Eslovaquia.</p>

Efectivos del Ejército realizan pruebas de Covid-19 en un asentamiento gitano del Este de Eslovaquia.

Ministerio de Defensa

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El pasado domingo 12 de abril, en la localidad eslovaca de Bardejov, se registró un incidente entre la policía y los vecinos del barrio de mayoría gitana. Oficialmente, más de 30 agentes se enfrentaron a alrededor de 50 ciudadanos y detuvieron a tres de ellos por alteraciones del orden público, alegando que todo comenzó cuando uno de ellos atacó a un policía que le había dado el alto. Sin embargo, un vídeo difundido por el medio romea.cz horas después acabó demostrando que fueron los policías quienes comenzaron a golpear al detenido brutalmente tras intercambiar unas palabras. El presidente de la Unión Romaní de Eslovaquia, František Tanko, ha pedido una investigación sobre el caso y ha denunciado la brutalidad policial. 

El episodio, que comenzó porque el joven detenido no llevaba la mascarilla que es obligatoria para salir a la calle, se une al polémico aislamiento de hasta cinco guetos gitanos en el este del país, e ilustra el tantas veces denunciado racismo institucional eslovaco, que la UE ha observado también en sus vecinos Hungría, Polonia y Rumanía. 

El gobierno ha alegado incluso que está comprobado que cada infectado de etnia gitana transmitirá la enfermedad a 4 personas –frente a la media de 2,1– “por cuestiones culturales”

El 8 de abril, Día Internacional del Pueblo Gitano, el Gobierno eslovaco anunció el aislamiento de tres asentamientos en la localidad de Krompachy, otro en Bsytrany y otro en Žehra, todos ellos en la región de Kosice. En total 6.000 personas quedaron aisladas por el Ejército en barrios con escasos recursos y equipamientos, después de que se hubieran detectado 32 positivos en Covid-19. La propia milicia eslovaca había estado realizando test obligatorios en los asentamientos romaníes del país desde el pasado 2 de abril, a pesar de que en Eslovaquia, como en casi todos los países europeos, escasean los kits y el Gobierno ha tenido que  pedir ayuda tanto a la UE como a China. De los 5,4 millones de habitantes, a fecha 15 de abril el número de positivos confirmados en todo el país no alcanzaban los 900, con dos fallecidos, la cifra más baja de la Unión Europea.

El 13 de abril, el recién elegido primer ministro, Igor Matovic, del partido conservador OLANO, respondía a las críticas a sus medidas a través de su página de Facebook en un post dirigido a los “activistas humanitarios”. Matovic, magnate de medios de comunicación antes de su salto a la política y vencedor de las elecciones del 29 de febrero con la promesa de acabar con la corrupción, acusó a los “activistas” de “cobardes” por no acudir en persona a ayudar a los asentamientos y ser “solo valientes en Bratislava delante del teclado”. 

El primer ministro trató de justificar el aislamiento de los asentamientos gitanos señalando que se calcula que al menos 1.300 personas de las 6.000 aisladas habían estado fuera de Eslovaquia hasta que se declaró la cuarentena a finales de marzo, momento en el que regresaron, y serían el origen de la infección. El gobierno ha alegado incluso que está comprobado que cada infectado de etnia gitana transmitirá la enfermedad a 4 personas –frente a la media de 2,1– “por cuestiones culturales”, aunque sin aclarar de dónde procedía dicho dato. 

Irena Bihariová, portavoz romaní del partido Progressivne Slovensko (Eslovaquia Progresista), respondió a Matovic acusándolo de “abusar de los romaníes para asustar a Eslovaquia con escenarios apocalípticos”, y de “ofender el trabajo de aquellos que intentan ayudar a Eslovaquia en estos tiempos difíciles”. La presidenta de la República, Zuzana Caputova, del mismo partido que Bihariová, respalda el racismo del Gobierno.

Barbora Cernusakova, de Amnistía Internacional, explica a CTXT que tanto los test obligatorios como el aislamiento de asentamientos “solo sirven para fomentar el estigma y los prejuicios” si no se dota a las personas que viven en ellos “de los medios para protegerse a sí mismos”. La activista pro Derechos Humanos recuerda las numerosas denuncias por brutalidad policial en dichos barrios, y la pervivencia de barreras “no solo sociales, sino físicas”, como los muros que aíslan el distrito de Lunik IX, en Kosice, en el que viven 6.500 personas y donde aún se están realizando test obligatorios.

Recuerda que en la mayoría de barrios de mayoría romaní “no hay acceso a agua corriente o a saneamientos adecuados”, situación que solo puede empeorar al aislarlos “y que hace muy difícil, si no imposible, cumplir con las medidas de higiene recomendadas por el Gobierno durante la cuarentena”. Su organización ya envió una queja al primer ministro Matovic a comienzos de este mes, cuando empezaron los tests forzosos, lamentando que se utilizase al Ejército para ello y pidiendo supervisión y transparencia en las medidas tomadas.

De los 33 asentamientos gitanos segregados en el pais se calcula que al menos un 23% no tiene agua corriente de ningún tipo y un 50% no tiene acceso a agua potable, según Amnistía Internacional

Hace unos días, los medios públicos eslovacos conmemoraban el Día Internacional del Pueblo Gitano con un dato: según las estimaciones, en el país viven más de 400.000 gitanos. Pero, en el último censo, de 2011, se definieron así solo unas 105.000 personas. Se calcula que de esas 400.000 personas al menos un 20% vive en situación de extrema pobreza. De los 33 asentamientos gitanos segregados en Eslovaquia se calcula que al menos un 23% no tiene agua corriente de ningún tipo y un 50% no tiene acceso a agua potable, según Amnistía Internacional.

Las acusaciones de estigmatización y racismo institucional no son nuevas para el gobierno de Matovic. Aunque desde 2011 la situación de la comunidad gitana ha mejorado, los resultados de las recientes elecciones de febrero no arrojan previsiones muy halagüeñas. La coalición de cuatro partidos fue diseñada para aislar por un lado al socialdemócrata SMER, salpicado de grandes escándalos de corrupción, y por otro al neonazi Nuestra Eslovaquia. Pero incluye al igualmente ultraconservador y xenófobo SME Rodina, liderado por el nuevo presidente del parlamento, Boris Kollar, que realizó varias declaraciones racistas durante la campaña. 

Ábel Ravasz, plenipotenciario del Gobierno eslovaco para Asuntos Gitanos hasta las pasadas elecciones, ha criticado duramente las medidas de Matovic considerándolas “completamente inhumanas”. Ravasz era diputado en el Consejo Nacional eslovaco, equivalente al parlamento, por parte del partido de la minoría húngara en el país, Most-Hid, pero no obtuvo representación en estos nuevos comicios.

En el otro extremo, y como era previsible, su sucesora desde el pasado marzo, Andrea Bučková, defendió las medidas y las calificó de “necesarias para la salud pública”. De igual manera se expresó Peter Pollák, eurodiputado de etnia gitana y perteneciente al partido del primer ministro, que apoyó las medidas del gobierno y calificó la actuación de Matovic como respetuosa con los Derechos Humanos. Hasta 2016, Pollák había sido el único diputado gitano en el parlamento eslovaco. 

Frederika Halászová, portavoz en Eslovaquia de la ONG checa People in Need, aclara para CTXT que su organización apoya los test masivos “pero para todo el mundo, no solo para las personas gitanas”. Y señala que “no se trata tanto de hablar de la minoría gitana como de las personas que viven en la pobreza”. Subraya que parte del estigma racista radica en confundir comunidades pobres con comunidades romaníes “cuando más de la mitad de esta minoría en Eslovaquia vive fuera de cualquier tipo de gueto, y cuando en los guetos no viven solamente romaníes”.

Las comunidades marginalizadas, recuerda Halászová, “lo están pasando peor que el resto en Eslovaquia o en Nairobi, porque son siempre las más vulnerables”. Si el coronavirus tiene riesgo de extenderse en las comunidades romaníes no es por ninguna “razón cultural” sino porque “las condiciones de densidad de población e higiene que provoca la pobreza ayudan a ello. Por ejemplo, si no tienes acceso a agua caliente”. 

Cernusakova añade también que la preocupación por los derechos de las personas de etnia romaní existía desde mucho antes de la crisis del coronavirus. “En noviembre de 2019, el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU ya expresó al gobierno eslovaco sus quejas sobre el acceso de las personas gitanas a niveles de vida dignos”, y señaló particularmente el acceso a la salud, con numerosos informes “sobre mujeres gitanas discriminadas y humilladas al acudir a clínicas de maternidad”.

En el área de la Educación recuerda que, en 2015, la Comisión Europea inició un procedimiento contra Eslovaquia que aún está por resolver. Se acusaba al país eslavo de infringir reiteradamente la Directiva Europea sobre Igualdad Racial al mantener la segregación de los menores de edad romaníes en las escuelas públicas. 

Cernusakova espera que la presión sobre Eslovaquia aumente a raíz de las medidas tomadas durante la crisis del coronavirus “para que el actual gobierno se dé cuenta de que continuar con las actuales políticas de discriminación es un callejón sin salida. Este enfoque debe terminar y las medidas que se tomen han de estar encaminadas a cambiar la situación”.

Autor >

José A. Cano

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Luis

    Esto sí es racismo, hijoputismo, etc etc, y no el gilipollismo y victimismo del que hacen gala en demasiadas ocasiones ciertos colectivos romanís en españa, al acusar a toda la sociedad de racista y tal.

    Hace 1 año

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí