1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

BENEFICIOS Y RIESGOS

Deportistas embarazadas

Muchas atleta se han visto obligadas a retrasar su deseo de ser madres para no interrumpir su actividad profesional. Sin embargo, cada vez son más las que deciden seguir entrenando hasta poco antes de dar a luz

Ricardo Uribarri 3/03/2020

<p>La atleta española Elena Congost</p>

La atleta española Elena Congost

@ele1500

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Las imágenes llamaron la atención y se hicieron virales enseguida. Alex Morgan, la carismática futbolista estadounidense, publicó hace unas semanas un video en sus redes sociales donde se la veía entrenando estando embarazada de siete meses. Su objetivo, después de dar a luz en abril, es competir el próximo verano con su Selección en los Juegos Olímpicos de Tokio y no quiere estar mucho tiempo inactiva. No es la primera deportista profesional que decide seguir ejercitándose estando en esa situación. Su compañera de profesión Sydney Leroux hizo lo mismo, al igual que la tenista Serena Williams, la baloncestista Skylar Diggins-Smith o las atletas Paula Radcliffe o Alysia Montaño, entre otras. En España también hemos tenido los casos de la futbolista Maider Irisarri, las piragüistas Teresa Portela, Beatriz Manchón y Mariane Chorraut o las atletas María Luisa Baena o Elena Congost. Cada vez que una de ellas ha optado por hacer compatible el embarazo con la práctica deportiva ha surgido en la opinión pública el debate y las dudas. ¿Es beneficioso o hay riesgos para la salud de la madre y el feto? ¿Qué tipo de ejercicios o de deportes son más o menos recomendables?

Los mejores años en la carrera de una deportista coinciden en su mayor parte con la edad fértil de una mujer para quedarse embarazada. Muchas de ellas se han visto obligadas a retrasar su deseo de ser madres para no interrumpir su actividad profesional y también por las reticencias que históricamente ha habido sobre la compatibilidad entre deporte y embarazo. Sin embargo, cada vez son más las deportistas que afrontan sin temor esa opción. Hay estudios, como el realizado por el Comité Olímpico Internacional (COI) en 2015 elaborado por 16 expertos internacionales, que apoyan esa posibilidad. Una de las participantes, la profesora Kari Bo, de la Escuela Noruega para las Ciencias del Deporte, afirmó que “la conclusión es que hacer deporte estando embarazada no parece dañar ni a la madre ni al feto. Estas atletas no corren más riesgos de tener embarazos problemáticos o de tener niños con deformaciones, pero cuando esto ocurre, la gente lo relaciona de forma errónea”.

Los mejores años en la carrera de una deportista coinciden en su mayor parte con la edad fértil de una mujer para quedarse embarazada. Muchas de ellas se han visto obligadas a retrasar su deseo de ser madres

En lo que todos los expertos coinciden es que la deportista que decida seguir realizando actividad física mientras espera un hijo debe estar asesorada por profesionales de la medicina, que le indiquen los pasos a seguir en cada momento. Así lo defiende la doctora Irene Hurtado Caballero, especialista en Obstetricia y Ginecología del grupo Sanitas y una de las participantes en el libro ‘Mujer y Deporte’, elaborado por la aseguradora médica junto a la Cátedra Olímpica de la Universidad Camilo José Cela. Consultada por CTXT, ella es de la opinión que “hacer deporte es beneficioso siempre y cuando sepas hacerlo y no haya contraindicaciones para ello, tanto fuera como dentro del embarazo. Lo primero que hay que hacer es valorar a la paciente para comprobar que no tenga ningún factor por el que hacer ejercicio le resulte perjudicial. Si es así, entonces hay que indicarla que tipo de ejercicio puede hacer, tanto en cantidad como en tipo de ejercicio. Tener un buen asesoramiento es fundamental y no solo al principio del embarazo sino durante todo su desarrollo”.

En opinión de la doctora Hurtado, “las mujeres embarazadas que practican deporte obtienen muchos beneficios, tanto para ella como para el feto. En la madre aumenta su capacidad cardiovascular, disminuye el peligro de tener una hipertensión en el embarazo y controla la glucosa, por lo que baja el riesgo de sufrir una diabetes. Y, además, son pacientes que tienen menos riesgo de tener una cesárea o un parto instrumental, es decir, que hay más posibilidades de tener un parto vaginal. Asimismo, a nivel muscular es bueno para empujar a la hora del parto. También en cuanto al suelo pélvico es positivo por disminuir el riesgo en un futuro de sufrir prolapsos”.

Es importante apuntar que una cosa es practicar deporte durante el embarazo a nivel de entrenamiento y otra muy distinta pretender realizar competiciones que exijan llevar al cuerpo al límite. “Es verdad que hay pacientes que durante el embarazo continúan realizando algún tipo de competición, como carreras, pero en general no se recomienda –explica la doctora–, porque lo que se busca en ese momento es un beneficio tanto para la madre como para el feto y cuando se lleva al cuerpo a una situación extrema, puedes llevar al feto a esa misma situación y que corra algún riesgo. Lo que se trata es de hacer un ejercicio moderado con algún pico de intensidad, pero no una intensidad prolongada como ocurre en una competición”. En el caso concreto de las jugadoras de fútbol, la doctora recomienda extremar las precauciones. “Se debe acondicionar el entrenamiento y tener cuidado de no sufrir una caída o recibir un balonazo. Es un deporte en el que hay muchos cambios bruscos de movimiento y hay peligro además de tener una lesión de rodilla o de tobillo”.

Una de las preguntas que siempre surge en estas situaciones es hasta qué momento del embarazo se puede hacer deporte y si hay algún trimestre más o menos peligroso para realizarlo. Irene Hurtado aclara a este respecto que “en realidad se puede hacer deporte hasta el día que se dé a luz, pero hay que saber que ejercicio y acondicionarlo a cada momento. Las condiciones que tienes en el primer trimestre a lo mejor no son las mismas que en el segundo y mucho menos que las del tercero, pueden cambiar mucho. En el primer trimestre no se tiene tripa, pero, aunque parezca mentira, es uno de los trimestres donde más cuidado hay que llevar, porque se está formando el embrión. En ese momento hay que tener cuidado con hacer ejercicios intensos. En el segundo es cuando mejor se suele encontrar la madre, que todavía no tiene mucho peso, hay hormonas en mayor cantidad, el centro de gravedad aún no cambia y es generalmente cuando se suele aprovechar para hacer ejercicios más intensos. Y el tercer trimestre depende un poco de cada paciente, de cómo vaya el crecimiento fetal y de cómo se encuentre la madre. Hay algunas que están más cansadas o más pesadas, pero hay otras que se encuentran fenomenal hasta el día del parto. Hay ejercicios que con el abdomen que tienen no se pueden hacer, pero hay otros que se pueden realizar hasta el final”.

La especialista explica que en el tercer trimestre están prohibidos los ejercicios abdominales, al igual que los de impacto

Al hilo de esta última afirmación, es importante conocer qué actividad física es la más indicada para practicar en esa situación y cuales están desaconsejadas. La especialista explica que “en el tercer trimestre están prohibidos los ejercicios abdominales, al igual que los de impacto. Una corredora podría seguir corriendo en el primer y segundo trimestre, pero a partir de una determinada edad gestacional llega un momento en que el impacto sobre el suelo pélvico es mayor y puede suponer problemas y molestias. Algunas aguantan hasta la semana 26, que es cuando el útero empieza a hacerse más grande, pero a partir de ahí hay pocas que lo consiguen. Si es recomendable hacer elíptica, que es un ejercicio que las pacientes toleran muy bien y permite tener una condición física muy buena hasta el final del parto. Otro deporte muy bueno es la natación porque es muy completo, ya que trabajas tanto la actividad aeróbica como la muscular. Tonificamos piernas y músculos sin hacer un daño a las articulaciones”.

Las deportistas que deciden seguir entrenando mientras están embarazadas buscan no perder demasiada condición física en esos meses para poder volver a la competición en forma lo antes posible después de dar a luz. Respecto a esto, la doctora señala que “depende de cada paciente, de lo activa que haya sido durante el embarazo y antes de él. Hay que valorar muchas cosas, la más fundamental es ver como tiene el abdomen, si tiene diástasis abdominal (la separación de los músculos abdominales del tejido conjuntivo por el debilitamiento de estos músculos), cómo tiene el suelo pélvico y qué tipo de ejercicio quiere volver a hacer. No es lo mismo uno que sea de impacto a uno que no lo sea. Con uno que sea de impacto hay que tener mucho más cuidado y ver que la paciente tenga un suelo pélvico en condiciones. Hay algunas que el suelo pélvico lo recuperan rápido, en un mes o mes y medio, pero hay otras que a lo mejor necesitan cuatro meses. Sí, es cierto que una mujer que sea deportista y haya trabajado el suelo pélvico va a tener una recuperación después del parto más rápida que una paciente que no haya hecho nada, pero eso no quiere decir que no tenga dañado el suelo pélvico y haya que hacer un trabajo extra de esa parte”.

Habrá quien piense que es beneficioso que las deportistas de élite hagan público que realizan actividad física durante sus embarazos, incluso hasta cerca del parto, para romper tabúes y animar a otras mujeres a hacerlo. Irene Hurtado cree que eso es cierto, pero hasta cierto punto. “Es muy beneficioso transmitir que no pasa nada por hacer ejercicio, pero también hay que llevar cuidado, porque hay pacientes que hacen algunos tipos de ejercicios que tal vez creen que pueden mantener durante el embarazo y no es así. Si además ven a una deportista de élite entrenando piensan que ellas también lo pueden realizar. Está muy bien que se dé luz a que hay que hacer ejercicio durante el embarazo, pero es fundamental tener un asesoramiento. Primero porque cada paciente tiene un embarazo diferente y hay que valorar que haya o no riesgos, y segundo porque cada mujer hace un deporte y hay actividades físicas que se pueden hacer y otras que no son recomendables y hay que adaptar”.

Por su experiencia personal, la doctora reconoce que hoy en día sigue existiendo desconocimiento sobre este tema entre las embarazadas. “Hay muchísima gente desinformada. La mayoría de las personas que vienen a consulta te preguntan qué pueden hacer y qué no. A lo mejor en otras consultas les han dicho que solo puede andar o, al contrario, las hay más atrevidas que te cuentan que están haciendo una actividad que no es adecuada. En general, diría que hay un desconocimiento total. Cuando paso la consulta de Mujer y Deporte las pacientes se quedan alucinadas con todo lo que pueden hacer, hasta qué punto se puede llegar y los beneficios que pueden tener tanto para ellas como para el feto”.

Normalizar la práctica deportiva durante el embarazo puede ser una buena manera para acabar con ese tópico de considerar a la mujer como una enferma en esa circunstancia. Saberlo es tan importante como transmitir que, en ese momento, un profesional de la medicina es el mejor entrenador que se puede tener.

 

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí