1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

DESMONTANDO EL BIENESTAR

La necesidad imperiosa de impulsar la sanidad pública

La provisión de un servicio público potente, universal y de calidad requiere la reversión de los recortes presupuestarios y la aplicación de los recursos

Manuel Galiñanes 3/03/2020

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La sanidad, junto a la economía y la política, es una de las principales preocupaciones de los españoles. No es pues extraño que algunos políticos y gestores de la salud, conocedores de este interés de la ciudadanía, recurran al mantra de “la sanidad pública en España es una de las mejores del mundo”, para justificar sus actuaciones o la falta de las mismas. Este tipo de declaraciones  son realizadas sin mencionar qué indicadores, si alguno, se han utilizado para llegar a semejante conclusión. Es insólito que estos mismos actores sean capaces de declarar sin ningún rubor justamente lo contrario, que “la sanidad pública es costosa y no funciona bien, lo que hace necesario la participación –desviación de pacientes– de la sanidad privada”; un argumento que, claramente, tampoco está fundamentado. De hecho, hay evidencia de que en realidad el coste de algunos tratamientos llega a ser en algunos casos de hasta seis veces más elevado en la sanidad privada que en la pública. Además, la sanidad privada no utiliza indicadores independientes, contrastados y objetivos –las encuestas de opinión y de satisfacción no son indicadores objetivos– que puedan ser empleados para comparar la calidad de los cuidados con la sanidad pública. 

Un elemento clave de nuestro sistema sanitario es el exagerado énfasis puesto en el tratamiento de las enfermedades y en el uso de la biotecnología en lugar de centrarse en el paciente. Como consecuencia, se ha primado la actividad hospitalaria mientras que la atención primaria se ha infradotado de medios humanos y económicos. Los importantes cambios sociales producidos en las últimas décadas también han tenido un claro impacto en la salud de la población creando nuevas exigencias sanitarias. Por ejemplo, el aumento de la vida media se ha acompañado de una mayor prevalencia de patologías crónicas (hipertensión arterial, diabetes, insuficiencia cardíaca, problemas respiratorios, distintos tipos de dependencias, etc.), que, junto al deterioro de las condiciones de vida (como los malos hábitos alimentarios y el incremento del sedentarismo y la contaminación ambiental), han sido responsables de una mayor incidencia de la obesidad, de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, así como de varios tipos de cánceres.

Un elemento clave de nuestro sistema sanitario es el exagerado énfasis puesto en el tratamiento de las enfermedades y en el uso de la biotecnología en lugar de centrarse en el paciente.

Además de enfrentarse a una realidad sanitaria y social cambiante y diferente a la de su fundación, durante las últimas décadas el sistema sanitario público se ha visto amenazado por la introducción de políticas neoliberales en la gestión que, junto a presupuestos sanitarios insuficientes y la creciente privatización de los servicios, están contribuyendo a su deterioro y desmantelamiento. La reciente propuesta de la ‘Ley de Contratos de los Servicios Públicos’ en Cataluña, también conocida como ‘Ley Aragonés’, es un ejemplo de la voluntad de privatizar los servicios públicos, incluida la sanidad. El lenguaje poco claro y perverso utilizado por los defensores de estas políticas, cuya única finalidad es la externalización de los servicios públicos sin provocar la alarma de la ciudadanía, es preocupante. Afortunadamente, y esencialmente debido a la oposición presentada por los movimientos sociales, la denominada Ley Aragonés fue recientemente rechazada en el Parlament Català.

Para responder a los retos sociales y sanitarios actuales, profesionales de la sanidad pública y defensores de la misma se reunieron recientemente en Barcelona para identificar qué medidas son necesarias para impulsar el sistema público de salud. Los puntos principales de este debate se describen brevemente a continuación:

1. Potenciar la asistencia primaria como eje central de la asistencia sanitaria optimizando su estructura e incrementando los presupuestos. Más del 80% de las consultas y procedimientos en sanidad son realizados por la asistencia primaria. Siendo este el punto de entrada de los usuarios, su composición y estructura, así como su gestión, son claves para un buen funcionamiento.

2. Integrar los cambios estructurales y organizativos que deben aplicarse al sistema hospitalario para afrontar los retos sociales y sanitarios actuales.  Un sistema asistencial centrado en la asistencia hospitalaria y la atención especializada es un sistema ineficiente y menos sostenible que el basado en la salud pública y en la asistencia primaria y comunitaria. La asistencia hospitalaria ha quedado desfasada, con un crecimiento injustificado del gasto y una importante sobrecarga asistencial, necesitando cambios estructurales y organizativos de calado.

3. Promover la participación de los profesionales sanitarios y de todos los sectores sociales en la estructura organizativa. Es de vital importancia la presencia de profesionales sanitarios en los consejos de administración; sus aportaciones son necesarias para la toma de decisiones, ya que poseen el conocimiento y son los que con sus actuaciones generan el gasto sanitario. Además de los profesionales sanitarios, los paciente, movimientos sociales y sindicatos han de formar parte de los consejos de administración y participar en la elección de los administradores. Los partidos políticos no deben influir en la gestión de las organizaciones sanitarias aunque podrán hacerlo a través de las políticas, objetivos y planes de salud. 

4. Adoptar una gestión transparente basada en los procesos sin descartar la integración de elementos valiosos de la financiación capitativa, por la cual la financiación sanitaria se asigna prospectivamente para que una persona reciba la atención sanitaria durante un período de tiempo determinado.  La buena gestión del Sistema Nacional de Salud es fundamental para alcanzar con éxito los objetivos sanitarios marcados y para conseguir un adecuado reparto de los recursos disponibles. Sin embargo, los órganos de gestión y planificación estratégica son elegidos por la administración política de turno, que con frecuencia carecen de conocimiento y preparación específica para gestionar la sanidad pública, generalmente responden a las líneas marcadas por los partidos políticos con criterios eminentemente economicistas, y a menudo no atienden a las necesidades sanitarias de la ciudadanía. Con estos métodos no es extraño que la sanidad pública haya sufrido un declive progresivo, incumpliendo de manera sistemática los objetivos y haciendo un uso inadecuado de los recursos.

5. Impulsar una política de medicamentos, productos sanitarios y diagnósticos desvinculada de los intereses de la industria farmacéutica y en el que los profesionales no tengan relaciones comerciales con las compañías ni puedan aceptar ningún tipo de apoyo u obsequio. Ha de ser un sistema que garantice la formación continuada de los profesionales independientemente de la industria, tanto directamente como a través de sociedades profesionales y sus guías de práctica clínica. Esto no sería un impedimento para el establecimiento de colaboraciones público-privadas en un marco de transparencia y corresponsabilidad.

6. Aplicar un registro digital y un sistema de codificación de los datos clínicos único y compartido. Es necesario un sistema de recogida de datos que sea único tanto a nivel nacional como internacional. De este modo se obtendría una información uniforme, rápida y útil, que permitiría la comparación de resultados y la identificación de los aspectos clínicos y de gestión que deben ser mejorados. Todo ello asegurando la privacidad y confidencialidad de los datos del paciente.

7. Proporcionar una atención integrada y continuada a los pacientes con patologías crónicas y a la vez desarrollar la prevención y la detección temprana de las mismas. Para ello es necesaria una colaboración y coordinación entre los profesionales de los diferentes niveles de asistencia (primaria, comunitaria y hospitalaria).

8. Mejorar los determinantes de la salud mediante la colaboración con los organismos correspondientes y los distintos sectores de la sociedad. Determinantes de la salud como la pobreza, el acceso a la vivienda y a la educación, la seguridad alimentaria y la integración social, entre otros, influyen en la salud y calidad de vida de las personas. Una visión holística y profundamente social para avanzar en estos contenidos ha sido promovida por diversos organismos, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero nunca ha sido suficientemente cumplimentada.

9. Fomentar la estabilidad en el trabajo de los profesionales sanitarios y asegurar su formación continuada. Se han de evitar los contratos precarios y los salarios deben ser apropiados al grado de preparación y a las exigencias laborales. Dentro de los profesionales sanitarios, la enfermería, al trabajar en estrecha colaboración con los usuarios, es clave en el correcto despliegue de las políticas sanitarias y en la promoción y prevención de la salud. Conscientes de la importancia de la enfermería en los sistemas sanitarios se ha puesto en marcha una campaña internacional denominada “Nursing Now” (promovida por la OMS y el Consejo Internacional de Enfermeras (CIE) desarrollada durante el período 2018-2020), que tiene como objetivo mejorar la salud de la población mediante la potenciación de las competencias y las actividades de la enfermería.

Está claro que, además de implementar las medidas arriba expuestas, la provisión de un servicio sanitario público potente, universal y de calidad, que responda a las necesidades actuales de la sociedad, requiere la reversión de los recortes presupuestarios y la aplicación de los recursos necesarios junto a la paralización y reversión de su privatización.  

---------------------------

Manuel Galiñanes es cirujano cardíaco e investigador.

Autor >

Manuel Galiñanes

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí