1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Con novedad en el Alcázar

La misma fragilidad de lo construido hoy es su única garantía. Lo frágil es aquello que requiere voluntad de ser cuidado

Guillem Martínez Madrid , 7/01/2020

<p>Pedro Sánchez, tras ser elegido presidente del gobierno.</p>

Pedro Sánchez, tras ser elegido presidente del gobierno.

Congreso de los diputados

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Usted se encuentra aquí. Hola. Congreso. Fumequi Zone. Desde la última vez que hablamos, hace 48 horas, no ha pasado nada. Salvo la realidad. A saber, a) los Reyes Magos han traído PS4 para todos. Y, menos cósmico pero no menos importante, b) el Parlamento Europeo ha respondido a la JEC fijando que Junqueras, Puigde y Comín son eurodipus. Bueno, no ha respondido, que la JEC no ha enviado nada al Parlamento Europeo, ni a nadie, en lo que es un indicio de que su emisión anterior de papeleo sólo fue para consumo interno. El Parlamento Europeo, se deduce en su acción, está interviniendo en la política esp como un poseso. Y no a través de mitos y leyendas, sino a través del cumplimiento de la ley y de la defensa, legal, de su autonomía parlamentaria. Es decir, aportando legalidad donde, por relación transitiva, no hay tanta, lo que tiene guasa. El Parlamento Europeo, por otra parte, parece no haber hecho más que seguir el criterio de la más alta instancia judicial esp. El TJUE. Algo que no hizo la JEC –ese comando patriota–, que veremos a ver si hace el TS con nitidez, y que, desde luego, no están haciendo las tres derechas, que parecen entender el TJUE como algo lejano y exótico, una suerte de Sidi-Ifni, ese tipo de desencuentros que se solucionan intensificando NO-DO y enviando a Gila y a la Legión. La cosa c), a su vez, es el canguelo latente de estos días ante un tamayazo, una de las figuras, rápida y sencilla, para la elección de gobierno no contemplada en la Consti, pero sí por el Constitucionalismo, ese pensamiento I+D que se está adentrando en los delitos que va tipificando a diestro y siniestro en sus tertulias. El hecho de que exista ese miedo, amplio e inconcreto, al concepto tamayazo, habla de lo que está pasando debajo de lo que está pasando. La percepción de la política como algo a lo que el doping, nivel RDA, no es ajeno. Rayos, suena el timbre llamando a pleno. Fumo apresuradamente mis últimos dos paquetes y me voy pitando a degustarlo.  

Había una vez un debate chiquitito. Antes de la votación se produce un debate plis-plas, que tiene el objetivo, supongo, de fijar, en modo lacaniano, las posturas de cada grupo, antes de que queden fosilizadas en la legislatura. Sánchez 4.0, que en la anterior legislatura, cuando era Sánchez 3.0, propuso un cambio constitucional para que accediera al gobierno, sin pasar por la casilla de salida, la lista más votada –puro Constitucionalismo o/y posdemocracia, o supresión de la política por la ley–, ahora emite un discurso, no exento de belleza, sobre todo lo contrario: la necesidad de acuerdos entre contrarios. Finaliza con una cita de Azaña, momento en el que las tres derechas sacan tanta espuma por la boca que se realiza una subasta sobre ella. Gana la prestigiosa firma Gillette, que adquiere, por una miseria, espuma como para afeitar cinco millones de hectáreas de monasterios shaolines. Turno de Casado. Emite un discurso peligroso. Como mínimo –ya veremos si con el tiempo aumenta la onda expansiva–, para él.

PNV va tan sobrado que salva a la monarquía. Bildu emite un discurso-tipo de la izquierda planetaria, una lógica mundial clara y sensible de ser dialogada

A saber: une la monarquía a un proyecto reaccionario y autoritario –meditación: la monarquía tiene medios para comunicar discretamente, o a grito pelado, a un político que deje de hablar de ella; de lo que cabe colegir que no lo ha hecho, porque se le ha olvidado o porque está emitiendo política vía ese político–. La monarquía, gracias a las derechas, está quedando a merced de cómo evolucione la percepción de su discurso el 3-O –y no evolucionará bien–, y a tan sólo un elefante o una grabación hidden cam de una crisis llamativa. Habla del, sic, ‘Sistema del 78’ –del R’78, vamos–. Es la primera vez, corríjanme, que un político PP alude con naturalidad al R’78. Es decir, ha utilizado léxico del enemigo, algo que te dicen que no hagas, porl la gloriarl de tu madrerl, en el minuto 0 de cualquier máster de la URJC. Sitúa –y esto es importante, en tanto dibuja la propaganda futura– el nuevo gobierno bajo el trade-mark ‘ultra’. Lejos, por tanto, del Constitucionalismo, esa palabra que, en el biotopo local, substituye el palabro ‘ultra’. Finaliza con un “Usted ha cruzado el Rubicón”, dirigido a Sánchez. Meditación: nadie sabe dónde está el Rubicón. Ante esa ausencia, Mussolini se inventó uno, el actual río Rubicone, para poder emular a César algún domingo. Vamos, que Casado, sin saberlo, como en el grueso absoluto de su discurso, utilizó una medida inventada por Mussolini. 

No se vayan. Abascal. La lía con matices illuminati al concepto crimen-de-género, enriqueciéndolo con documentales de la UFA sobre racismo. Sitúa los desafíos del siglo XXI en dos líneas: a) llevar al trullo a Torra y, b), alquitranar y emplumar a los jueces del TJUE. Califica el Gobierno entrante como un “golpe institucional” patrocinado por ETA, una firma que, como la egregia Mutua Madrileña, nunca descansa, al parecer, en su afán por ampliar sus servicios y prestaciones. Sin venir al caso aporta el dato historiográfico de que Largo Caballero se peló en putas el dinero enviado por Stalin a cambio del oro de Moscú, con el que podríamos haber hecho tantas medallitas de la Mare de Déu. Cuando su discurso estaba a punto de finalizar y, con ello, la Federación Mundial de Defensa de Monarquías en Peligro de Extinción iba a suspirar, aliviada, y a meterse un chupito de Calisay, Abascal entró en el trance habitual y profirió grititos por Esp y por el rey. Pablo Iglesias afea a las derecha locales y les suelta un con-la-pasta-que-costó-montar-la-monarquía-sus-la-estáis-pelando –bueno, con otras palabras–. Enumera los sujetos de este pacto gubernamental –mujeres, homosexualidad, inmigrantes, exiliados económicos, trabajadores y “conciudadanos que podrán vivir su identidad nacional con libertad”–. Finaliza con un llamamiento a Sánchez 4.0 para que responda a las derechas con “buen tono, pero con firmeza”. Más adelante, en su primera alocución como diputado de Más País, Errejón viene a incidir en lo mismo: “Esp está dividida por la desigualdad, no por las derechas, por lo que no hay que hablar de ellas, sino construir igualdad”. Errejón, por cierto, lamenta que este gobierno no se construyera hace cuatro años. Sí, era técnicamente posible. Pero no fue posible hasta hace una semana. Lo que indica que en estas semanas han pasado más de cuatro años.

Y dura, y dura, y dura. Borràs/JxC, lo de siempre, como siempre y para los de siempre. Es decir, un lenguaje autorreferencial, que no sirve para ser escuchado. Compromís, que hace 48 horas recomendaba a las derechas que se tomaran una tila, ahora recomienda escolarización. El de Nueva Canarias, médico, cree más pertinente Valium como para una boda. BNG, ese mismo rollo alegre y ecuménico, pero en gallego. Ana Oramas/Coalición Canaria, se pone mixed-emotions y pide que no haya bloques, y que nadie sea atacado por votar lo que quiera. O, en su caso, por transfuguismo. El de PRC lleva corbata verde de Vox y de cada vez más derechas. El de Teruel Existe, que esta noche, ante la presión constitucionalista para que cambiara su voto, ha tenido que dormir en un punto desconocido –lo que es una descripción del centro de Teruel–, se reafirma en su voto. Y en la desconfianza ante la política. Por ERC habla la hermana de Dolors Bassa, condenada a galeras, como otros políticos procesistas por –literalmente– no hacer nada de lo que prometieron hacer a su sociedad: emite un discurso contra el PSOE, apurando la curva y, en ocasiones, saliéndose de ella, para finalizar razonando que el procesismo tiene un problema de empatía –que sí–, y anunciando la abstención de ERC. Comunica que la Mesa que se creará este mes será diálogo y empatía –muy hipotética si se confirma que JxC será el 50% de la parte cat–. Arrimadas/C’s consigue finalizar un discurso sin sacarse nada del bolsillo-Doraimon que siempre lleva puesto y on fire. PNV va tan sobrado que salva a la monarquía. Bildu emite un discurso-tipo de la izquierda planetaria, una lógica mundial clara y sensible de ser dialogada. En esta ocasión, para comunicar su protesta al rey y a Esp por la existencia de Bildu, y ante el hecho de que tengan bocas, Adolfo Suárez Júnior asistió a toda la intervención modulando, como gesto de protesta, un puente-pino. CUP/Vehí invierte su tiempo diferenciando su voto del de Vox e, importante, creo, abriéndose a diálogo con el nuevo gobierno al que no vota. Tras un carlista navarro y un constitucionalista asturiano, la cosa finaliza con un simpático popurrí-fin-de-fiesta de Lastra que, por cierto, hace uso de una definición de la violencia de género facilitada, unos minutos antes, por CUP/Vehí. Sí, es un nuevo tono.

Momento cero. Se vota. El Gobierno de coalición gana por KO. Es decir, por dos votos, lo que explica la fragilidad de la situación. A ese sentimiento de aventura y fragilidad se suma la presencia de Aina Vidal, dipu de Comuns, herida de cáncer, bella, frágil, que ha venido a cantar su voto. Se inicia una nueva etapa. No es un gobierno portugués. Es más bien un gobierno libanés, con las milicias en la calle –es decir, en los medios, en las tertulias, en la tele, en el Estado, en el hemiciclo–, disparando al aire cuando pasa una cámara. Vamos, todo el día. La crisis democrática persiste en Europa y en su Sur. El Bienestar ha muerto, pero no ha recibido sepultura. Partidos que denunciaron eso, que lo diagnosticaron, o que lo protagonizaron, ahora están juntos. Lo que explica que deberán compartir una nueva lógica. Tal vez, la lógica de la fragilidad. Frente a todo esto, improbable hace unas semanas, y que puede volver a ser improbable en segundos, hay cierta voluntad de elaborar algo nuevo y sólido. Una corrección llamativa a la política del abuso económico y legal, pero limitada, a su vez, por la Comisión Europea, esa joya. Frente a ello, unas derechas que parecen abuelitos cebolletas. Pero que no son entrañables. Aparentemente parecen tontos. Y, para qué nos vamos a engañar, no disponen en el Congreso de ningún Nobel de Química. Pero poseen la mayor inteligencia jamás vista de las derechas por aquí abajo. El Constitucionalismo. Una lectura de la Constitución que se aleja de la Constitución, y en ocasiones de valores de convivencia mínimos. Su desprecio de la ley y del decoro indica la presión que emitirán. Será lo contrario a la fragilidad: una apisonadora. Y podrá ubicarse y apoyarse en el Judicial, un topos impregnado y acostumbrado al Constitucionalismo. Enfrentarse a ese hecho será enfrentarse, por el mismo precio, a un texto constitucional, sin estrenar en algunos tramos, pero muy fatigado en su conjunto. Desgastado, desprestigiado. Y al tema territorial, el único del que ha sido posible discutir en los últimos 40 años casi la única discusión posible. Será preciso hacer algo contundente también en esa dirección. Algo que no podrá ser una reforma constitucional, que es imposible. Y algo alejado de las dos grandes posibilidades de un gobierno por aquí abajo: el Constitucionalismo –cerrar marcos en torno a mitos antiguos e insanos–, y el procesismo –mentir, decir que se hacen cosas que ni se hacen ni se harán; el trile–. La misma fragilidad de lo construido hoy es su única garantía. Lo frágil es aquello que requiere voluntad de ser cuidado. 

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Anna

    Fràgil i valuós, cal tractar-ho amb molta cura i molts "mimos". Un plaer llegir-te, com no?

    Hace 1 año 10 meses

  2. Sonia

    Casi me meo con lo del minuto cero de cualquier máster de la URJC. Qué fino y qué brillante!!!

    Hace 1 año 10 meses

  3. Rodrigo

    Qué placer leer esto. Hilarante, fresco, rojo, sensato y, sobre todo, humano. Gracias.

    Hace 1 año 10 meses

  4. Mario Plaza

    Muy bien. Acertado. Muchas gracias.

    Hace 1 año 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí