1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tecetipo

Premien al Rayo en lugar de castigarlo

Gerardo Tecé 16/12/2019

<p>Jugadores del Rayo con una pancarta contra el racismo en febrero del 2018.</p>

Jugadores del Rayo con una pancarta contra el racismo en febrero del 2018.

Rayo Vallecano

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En una sociedad sana, la afición del Rayo habría recibido dos premios al mérito deportivo por el caso Zozulya. El primero, por negarse en 2017 a que un jugador que coquetea con el fascismo vistiese la camiseta de un club de barrio empeñado en ser diferente en un mundo, el del fútbol, decidido a replicar lo peor de la sociedad en sus gradas en demasiadas ocasiones. El segundo premio, por recordárselo ayer. En una sociedad en la que Javier Tebas es presidente de la Liga de fútbol, lo que el Rayo Vallecano recibió no fue un premio, sino la primera suspensión de la historia del fútbol español por insultos durante un partido.

En mayo de 1993, Wilfred Agbonavbare, portero del Rayo Vallecano nacido en Nigeria, hacía uno de los partidos de su vida en el Santiago Bernabéu. Aquel partidazo suyo contra el Real Madrid en el que le detuvo un penalti a Michel y le complicó el campeonato al vecino rico, le costó una avalancha de insultos por parte de la grada. Que se marchara a recoger algodón como negro que era fue uno de los cánticos más originales que Wilfred escuchó aquella tarde. Aquello no tuvo repercusión más allá de la anécdota y del reconocimiento público a la capacidad creativa de los nazis del fondo sur del Bernabéu: rimar cabrón con algodón no está al alcance de todos los nazis. Eran otros tiempos. Unos tiempos en los que los presidentes de los equipos de fútbol pagaban los viajes de los líderes de los grupos ultraderechistas que animaban tras la portería. Unos tiempos en los que futbolistas de la selección española, la de todos, se fotografiaban sonrientes sujetando símbolos fascistas. Entonces todo el mundo era un poco Zozulya. El mundo del fútbol, junto al Valle de los Caídos, era un reducto a conservar. Con el tiempo la cosa cambió. 

El “recoge algodón” contra los jugadores negros se convirtió tras un concilio de la FIFA –la Santa Sede del fútbol mundial– en un más sofisticado “uh, uh, uh”, en imitación al mono. Porque, como todos sabemos, entre un nazi y una persona de raza negra, la más parecida a un mono es la segunda debido al color de su piel. Con el tiempo los insultos racistas se sofisticaron y nuevos insultos contra distintos colectivos aparecieron. La grada sur del estadio del Betis coreaba hace un par de años una canción en honor a uno de sus delanteros, acusado por violencia machista. Según los compositores de la rima, el delantero hizo bien en golpearla porque la chica “era una puta”. En este caso, creo recordar que la rima era asonante. Con el tiempo, además de nuevos insultos, aparecieron las agresiones de siempre. Si en los 90 Aitor Zabaleta, hincha de la Real Sociedad, perdía la vida en los aledaños del Vicente Calderón de un navajazo nazi por no disimular ser vasco, hace sólo unos años el mismo grupo ultra asesinaba a Jimmy, hincha del Deportivo de La Coruña al que golpearon y lanzaron al río Manzanares donde murió ahogado. Ni en los noventa ni en los años diez del nuevo siglo aquellos partidos fueron suspendidos. Cosas del fútbol.

Ayer todo cambió. Cuando parecía que toda la violencia del mundo era incapaz de hacer que un partido de la Liga de fútbol española se suspendiera, una parte del estadio de Vallecas le recordó al jugador ucraniano sus vínculos nazis y todo se movilizó, medios de comunicación deportivos incluidos, para garantizar que se respetaba la integridad moral del… jugador nazi ucraniano. Dos años antes, el mismísimo presidente de la Liga de fútbol, Javier Tebas, de pasado también ultraderechista –o, como se conoce a ese tipo de espécimen a día de hoy, demócrata de toda la vida– salía en defensa del futbolista ucraniano vetado por la afición del Rayo y, sin pretenderlo, nos daba pistas de dónde nos encontramos y por qué: “En el Rayo no quieren nazis, ¿y si mañana otro equipo no quiere homosexuales?”. 

Javier Tebas representa a la perfección, quizá por eso esté ahí, el mundo del fútbol español. Un mundo hipócrita, desde los despachos hasta el césped pasando por los periodistas deportivos, capaz de combinar mensajes de tolerancia por orden FIFA –los anunciantes mandan– con blanquear a los intolerantes o castigar a quienes los señalan. Un mundo, el del fútbol, tan acostumbrado a la insolidaridad y la élite de la burbuja millonaria que hace un par de meses ni siquiera fue capaz de mirar a la cara a sus compañeras, las mujeres futbolistas, que reivindicaban un salario digno. 

Lo que pretendían ayer los aficionados del Rayo, los mismos que en otro tiempo han mostrado pancartas de solidaridad con las mujeres víctimas del machismo o han condenado los ataques contra homosexuales, más allá de los insultos específicos contra el jugador ucraniano, era mandar un mensaje: aquí somos diferentes, aquí señalamos a un nazi. Por eso se les castigó con la primera suspensión de un partido en la historia que, cuando se retome, será a puerta cerrada. No vaya a ser que alguien le vuelva a recordar al sensible nazi que es un nazi. O al fútbol de élite sus vergüenzas. Cuando se premie a aficiones como la del Rayo en lugar de castigarlas, el fútbol será un lugar mejor, menos cínico, más de la sociedad. Mientras tanto, Vallecas será una isla y Zozulya una víctima que posa con un rifle junto a una bandera ultraderechista y un par de ochos que no dicen precisamente Haya Humanidad.

Ya está abierto El Taller de CTXT, el local para nuestra comunidad lectora, en el barrio de Chamberí (C/ Juan de Austria, 30). Pásate y disfruta de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Gerardo Tecé

Soy Gerardo Tecé. Modelo y actriz. Escribo cosas en sitios desde que tengo uso de Internet. Ahora en CTXT, observando eso que llaman actualidad e intentando dibujarle un contexto. Es autor de 'España, óleo sobre lienzo'(Escritos Contextatarios).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

16 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. JEFFEREY FRANK

    Вы деловой мужчина или женщина? Вы в финансовом беспорядке или вам нужны средства, чтобы начать свой собственный бизнес? Вам нужен кредит, чтобы начать хороший малый и средний бизнес? У вас низкий кредитный рейтинг, и вам трудно получить кредит от местных банков и других финансовых институтов? - Посредники / консультанты / брокеры приглашают своих клиентов и защищены на 100%. Заинтересованные стороны должны связаться с нами для получения дополнительной информации по электронной почте: crowntrustfinancialloanfirm@gmail.com crowntrustfinancialloanfirm@yahoo.com Мы хотели бы сообщить вам, что наши главные цели - помочь частным лицам, компаниям и предпринимателям поднять свой бизнес на новый уровень, инвестируя, консультируя и привлекая капитал без банковского кредитования. Мы квалифицированы во всех аспектах финансирования, банков и кредитования на основе активов. У нас есть возможность обрабатывать все аспекты финансовых потребностей и проблем наших клиентов, в том числе; Инвестиции в недвижимость и любые другие крупные секторы, которые нуждаются в финансировании. - Физические лица / компании / предприниматели / посредники / консультанты / брокеры могут связаться с нами для получения любой запрашиваемой суммы кредита, а все клиенты защищены на 100%. Заинтересованные стороны должны связаться с нами для получения дополнительной информации по электронной почте: crowntrustfinancialloanfirm@gmail.com crowntrustfinancialloanfirm@yahoo.com МЫ ПРЕДЛАГАЕМ ВСЕ ВИДЫ КРЕДИТОВ - ЗАЯВЛЯЕМ НА ДОСТУПНЫЕ КРЕДИТЫ. ДЛЯ НЕМЕДЛЕННОГО ОТВЕТА И ОБРАБОТКИ ЗАЯВКИ НА ВАШ КРЕДИТ В ТЕЧЕНИЕ 3 РАБОЧИХ ДНЕЙ, Свяжитесь с нами со следующей информацией: ФИО:____________________________ Сумма, необходимая в качестве займа: ________________ Срок кредита: _________________________ Цель кредита: ______________________ Дата рождения:___________________________ Пол:_______________________________ Семейный статус:__________________________ Контактный адрес:_______________________ Город / Почтовый индекс: __________________________ Страна:_______________________________ Род занятий:____________________________ Мобильный телефон:__________________________ Свяжитесь с нами напрямую через это письмо: САЙТ: http://crown-trust-financial-loan-firm.business.site/ ТЕЛЕФОН: ТОЛЬКО ТЕКСТЫ: +18452173456 crowntrustfinancialloanfirm@gmail.com crowntrustfinancialloanfirm@yahoo.com Спасибо. Мистер Джеффри Фрэнк Директор. КРОНА ТРАСТ ФИНАНСОВАЯ КРЕДИТНАЯ ФИРМА

    Hace 2 años 9 meses

  2. simiente

    A parte de corto mental, en el resto de lo que le quede de su mente, qué debe tener una persona que no ya contrapone, sino que pone en el mismo nivel el respeto a las personas y lo que son, con quienes se las quieren cargar. Cortitos y, seguramente, peligrosos. ¿Qué acto, cómo apoyar al Rayo?

    Hace 2 años 11 meses

  3. Manu

    Los bukaneros son los más auténticos hinchas del rayo y representan a Vallecas, ni más ni menos.

    Hace 2 años 11 meses

  4. Manu

    Gracias rayito.

    Hace 2 años 11 meses

  5. Manu

    Gracias rayito.

    Hace 2 años 11 meses

  6. Manu

    ¡¡Aupa rayito!!

    Hace 2 años 11 meses

  7. José Luis

    Es falso que "la grada sur del estadio del Betis", Real Betis Betis Balompié, coreara la famosa (y lamentable) canción. El vídeo que circuló en todas las televisiones y redes es un montaje en el que el audio no se corresponde con el vídeo; en el vídeo-marcador se ve la letra del himno que es lo que realmente se está cantando. Será por eso que nadie en el estadio lo escuchó. Pero ¿a quién le interesa la verdad pudiendo contar una "noticia"? Lo de contrastar ya no se lleva. Por lo demás, nada nuevo bajo el sol. Nazis everywhere.

    Hace 2 años 11 meses

  8. pffft!

    El sector de la afición del rayo que llama héroe a Rodrigo Lanza, en concreto. Sigue así Gerardito.

    Hace 2 años 11 meses

  9. Sergio B

    Poner a Aitor Zabaleta con un nazi que fue a pelearse con otros nazis y acabo mal, no me parece muy en linea con lo que estas diciendo.

    Hace 2 años 11 meses

  10. MANUEL

    Articulo asqueroso,repugante,tan separatista y racista como los separatistas catalanes. !! que asco!!

    Hace 2 años 11 meses

  11. Jaguer

    Pues a ver si te enteras tú también porque no dice "hinchas del Rayo", dice "aficionados". Aunque sí, efectivamente, siendo todos los que vamos al campo y otros muchos que no van aficionados del Rayo, sin ser Bukaneros, que también son aficionados del Rayo, a veces no todos pensamos igual.

    Hace 2 años 11 meses

  12. Jordi

    Felicidades por el artículo. Verdades como puños.

    Hace 2 años 11 meses

  13. M. S Capdevila.

    Escándalo en el Rayo. El fútbol crea ídolos a los que adorar… porque saben dar patadas a un balón. Son intocables, excepto por otros ídolos, para crear morbo, como confesaba descaradamente Piqué. Los insultos que pueden lanzarles los fanáticos, les resbalan, porque en general sólo retratan a los desgraciados que los profieren. Un grupo concienciado en el Rayo Vallecano hizo expulsar de su equipo a un jugador por ser peor que un racista o sexista, siendo un nazi confeso y muy activo, lo que incluye todo eso y es más peligroso, como es el caso de Zozulia. Pero ahora se monta un gran escándalo porque ese individuo vuelve a su campo jugando en otro equipo y ese grupo insiste en denunciarlo, lo que no sólo es un derecho, sino también un elemental deber ciudadano; aunque se emplee también expresiones desgraciadamente aún corrientes, como el de “puto”. Así de claro.

    Hace 2 años 11 meses

  14. vampa

    los bukaneros son hinchas del rayo, no?

    Hace 2 años 11 meses

  15. paco

    Vivimos en tiempos de la izquierda posmoderna. Feminismo ecologismo y LGTB son sagrados. Pero como seas antifascista, van a por ti.

    Hace 2 años 11 meses

  16. zozulya puto nazi

    No son los hinchas del rayo, son los bukaneros. no sabes ni de lo que escribes. el periodista.

    Hace 2 años 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí