1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La polarización de los medios españoles

La caída de la inversión publicitaria ha obligado a la búsqueda de financiación ‘a la desesperada’. Y esta pasa por el sesgo ideológico

Silvia Nortes 16/10/2019

<p>Tertuliano vende oreja. </p>

Tertuliano vende oreja. 

MALAGON

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El pasado diciembre de 2018, las elecciones regionales en Andalucía arrojaron un resultado inesperado. Con un discurso de extrema derecha basado, entre otros aspectos, en una postura estricta hacia la inmigración y el aborto, Vox consiguió 12 escaños y logró entrar por primera vez en un parlamento. Cinco meses después, en las elecciones generales de abril de 2019, el partido de Santiago Abascal se hacía con 24 escaños en el Congreso de los Diputados. Además, Vox se presentaba como socio necesario para realizar pactos de gobierno en la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia, y en capitales de provincia como Madrid, Granada, Zaragoza, Teruel, Palencia, Badajoz y Santander.

La aparición y el auge de la extrema derecha en España no es casual, sino fruto del hastío de la sociedad frente a escándalos de corrupción política en los partidos tradicionales –PP y PSOE – y a fenómenos generadores de discordia, como el referéndum sobre la independencia de Cataluña. 

Las investigaciones en profundidad son caras. Las noticias falsas y la palabrería de informadores y opinantes que ocupan horas de televisión y radio y extensas columnas de periódico, baratas

Los medios de comunicación también han jugado un papel fundamental. La polarización del sistema mediático español, en el que periódicos, televisiones, radios y medios digitales muestran una marcada tendencia ideológica, ha provocado una espiral de opiniones enfrentadas y radicales que no buscan la convergencia y el diálogo, sino la divergencia y la confrontación. 

En televisión es especialmente evidente, y las tertulias políticas tienen más de espectáculo que de debate constructivo.  

El catedrático de Periodismo Bernardo Díaz Nosty argumenta en Cuadernos de Periodistas que, ante la crisis, “(el periodismo) ha agitado el debate y aumentado el ruido ambiental. Han sido, con frecuencia, los tertulianos de amplio espectro, que igual hablan de los devaneos de alcoba que de la acción de la justicia, quienes (…) mantienen posiciones convenidas, ajustadas a guion, llamadas a animar la polarización y el espectáculo”. En efecto, los medios han adoptado posiciones polarizadas y pasionales en las que, como dice Díaz Nosty, se suele apelar a las sensaciones, “y es en el plató de las pasiones donde se da alas a la degradación populista”.

En este sentido, otro de los aspectos que contribuye a coartar la pluralidad y a empobrecer el debate democrático es el dominio de la opinión periodística por parte de un grupo reducido de profesionales que monopolizan el discurso. Como señala la doctora y periodista Paloma Abejón, “estos opinantes son los mismos en todos los medios y están cada vez más politizados”. El debate se convierte en un toma y daca de reproches con gran influencia en la opinión pública, que se identifica con ellos. 

Hay nombres que se repiten una y otra vez, como Francisco Marhuenda, Juan Manuel de Prada, Alfonso Rojo, Elisa Beni, Cristina Seguí, Ignacio Escolar…todos ellos de marcada postura ideológica. “Es la pescadilla que se muerde la cola”, explica Abejón. “Cuanto más ideologizados están los opinantes, más se les llama para participar porque ofrecen más espectáculo. Además, los hombres dominan el espacio de la opinión política, mientras que las mujeres son mayoría en los programas de prensa rosa. 

¿Está garantizada, por tanto, la diversidad de información y opinión en los medios si los que la generan son siempre los mismos y están altamente politizados? 

Laura Teruel, periodista e investigadora en la Universidad de Málaga, afirma que existen “medios que presentan un alto grado de paralelismo político. Los contenidos políticos dominan la agenda mediática y existe vinculación partidista en las cabeceras de referencia”. 

El aumento de la politización y polarización de los medios tiene parte de su origen en la crisis financiera de 2008. La caída de la inversión publicitaria obligó a la búsqueda de financiación ‘a la desesperada’. Y esta financiación pasaba por el sesgo ideológico. ¿Por qué? 

La crisis vino acompañada de casos de corrupción que incendiaron a la sociedad española, generando movimientos como el 15-M y el surgimiento de nuevos partidos políticos como Podemos y Ciudadanos, que intentaban aglutinar al votante descontento con los partidos tradicionales del bipartidismo PP-PSOE. Las posturas ideológicas se agitaron y se polarizaron entre diferentes grupos políticos. 

Atraer a ese consumidor politizado se convirtió en el objetivo de los medios. Y se hizo apelando a las emociones y la confrontación. Las investigaciones en profundidad son caras. Las noticias falsas y la palabrería de informadores y opinantes que ocupan horas de televisión y radio y extensas columnas de periódico, baratas. 

La clara alineación ideológica de la generalidad de los medios españoles fomenta que la audiencia consuma uno u otro buscando una postura afín a sus ideales y alimentando, así, la polarización y la intolerancia hacia el que piensa diferente. Por ejemplo, es habitual encasillar a los espectadores como “de izquierdas” si ven la cadena de televisión La Sexta, o “de derechas” si ven Antena 3. Cadenas ambas, por cierto, que pertenecen al mismo grupo de comunicación, lo que evidencia una estrategia empresarial para cubrir un espectro amplio de posturas ideológicas y, por tanto, una amplia audiencia. 

Como consecuencia, señala Abejón, la credibilidad de los medios ha dejado de ser un valor para el consumidor. Ahora se consumen “por su capacidad para generar controversia y discusión”.

Podemos identificar señales y comportamientos que reflejan cómo la intensificación del debate político, la tertulia-espectáculo y el sesgo ideológico de los medios están alentando los extremismos y la polarización en la sociedad española. 

Que el buen estado de una democracia depende en gran medida de la función de contrapeso al poder que ejercen los medios de comunicación es evidente. En España, grandes redes de corrupción como la trama Gürtel o el caso de los ERE en Andalucía han sido destapadas gracias a la investigación periodística. Sin embargo, la salud de los medios no se corresponde con la que debería tener un país democrático. 

En primer lugar, la propiedad está concentrada en pocos y muy poderosos grupos de comunicación. Por ejemplo, el grupo público RTVE, los privados Mediaset y Atresmedia y el catalán CCMA alcanzan el 94% de la cuota del mercado audiovisual español y controlan lo que ve el 78% de toda la audiencia. Según Media Pluralism Monitor, esto provoca que España padezca un “riesgo alto” de falta de pluralidad.

Esta falta de pluralidad se traduce, asimismo, en un marcado sesgo ideológico. Los investigadores Hallin y Mancini han clasificado el sistema mediático español como pluralista polarizado, porque existen gran cantidad de medios con distintas posturas, pero muestran muy poca pluralidad interna en la cobertura de informaciones.

¿Perjudica esta falta de diversidad interna en los medios al buen funcionamiento democrático?

El conflicto catalán sirve de ejemplo. Como recoge la Fundación Alternativas en el Informe sobre la Democracia en España, el 80% de los espectadores de TV3 –canal al que se acusa de hacer propaganda por el independentismo- y el 71% de los del canal de noticias autonómico 3/24 se declaran partidarios de la independencia. Por el contrario, los catalanes que ven cadenas de televisión de ámbito estatal son mayoritariamente contrarios a la independencia.

los medios deben buscar nuevos formatos que favorezcan un periodismo profundo, de calidad y constructivo que atraiga a la audiencia y convenza a los lectores, oyentes y espectadores a pagar por ese contenido

En las elecciones nacionales de 2016, un 41% de espectadores de TVE votaron al PP, sólo un 5% de los de La Sexta optaron por ese partido. Por el contrario, casi uno de cada tres espectadores de La Sexta votó a Unidos Podemos. Además, entre los espectadores de Antena 3 hubo más votantes del PP, y más socialistas entre los de Telecinco y Cuatro.

La conclusión del Informe sobre la Democracia en España es clara: la polarización ideológica de los medios de comunicación está contribuyendo a que los ciudadanos tiendan a dar más importancia a ciertos temas o votar a ciertos partidos, lo que afecta a los resultados electorales.

El auge de los discursos neo-fascistas, anti-inmigración y anti-feminismo, y la irrupción de Vox en los parlamentos es solo una prueba de la relación entre la polarización mediática y sus efectos en la democracia.  

Dado lo anterior, ¿deberíamos ver el periodismo de opinión como una suerte de ‘amenaza’ para la democracia? ¿Qué deben hacer los medios para moderar los discursos de polarización y confrontación? “El periodismo de opinión es muy importante y no debe ser culpado”, señala Paloma Abejón. “Interpreta las noticias y nos permite ampliar nuestro conocimiento. El problema surge cuando la opinión no se distingue de la información pura en los medios. El público debería poder distinguir la una de la otra. Además, las opiniones deben ser justas y sinceras. No todo está permitido. La solución consiste en basar el periodismo de opinión en reglas y códigos de dignidad y respeto, mientras se protege siempre la libertad de expresión”.

Poner fin a la polarización del sistema mediático pasa por combinar el papel social y democrático del periodismo con su naturaleza comercial. Esto requiere establecer mecanismos para proteger las decisiones editoriales de la influencia potencial de quienes financian el periodismo. 

Además, los medios deben buscar nuevos formatos que favorezcan un periodismo profundo, de calidad y constructivo que atraiga a la audiencia y convenza a los lectores, oyentes y espectadores a pagar por ese contenido. Es importante que los medios independientes financiados por suscriptores aumenten su audiencia. Independencia comercial más periodismo de calidad es igual a una audiencia libre de prejuicios y menos polarización.

Por otro lado, tener equipos editoriales más diversos en términos de ideología, género y edad también iría a favor de la imparcialidad. Los medios de comunicación que incluyen puntos de vista heterogéneos atraen, en consecuencia, a una audiencia heterogénea y actúan como un ágora donde hay espacio para opiniones opuestas, combatiendo de ese modo el dogmatismo y el extremismo.

––––––--

Este artículo es un extracto de la publicación de Hostwriter y Correctiv Unbias the news.

Autora >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. CapitanRed

    La 6ª, al igual que el PSOE, solo parece de izquierda por comparación, cuando la realidad es que ambos son unos troyanos.

    Hace 1 año 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí