1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

MARÍA GIMENO / ARTISTA

“Nos vemos al otro lado”

Carmen Fernández Ortiz 25/09/2019

<p>María Gimeno.</p>

María Gimeno.

Rosa Muñoz

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 1 de octubre, CTXT abre nuevo local para su comunidad lectora en el barrio de Chamberí. Se llamará El Taller de CTXT y será bar, librería y espacio de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos culturales de toda índole. Puedes hacerte socia/o en este enlace y tendrás descuentos de hasta el 50% en todas las actividades.

María Gimeno lleva casi toda su vida viviendo en Madrid, aunque nació en Zamora en 1970. Un día se dio cuenta de que era feminista y decidió reconocerlo en su trabajo. Ha recorrido un largo camino de dibujos, fotografías, videos, cerámica, acciones, bordados, libros y otras herramientas que utiliza simultáneamente para plasmar su creatividad. Se considera, con acierto, artista multidisciplinar. Con este compromiso de igualdad, coherente con su obra y en el que se encuentra inmersa surge la llamada de El Prado social, programa del Museo del Prado para realizar un taller con mujeres reclusas en la cárcel de Alcalá Meco, partiendo del cuadro de Diego Velázquez, Las Hilanderas. Ha sido la primera vez que ha realizado un taller artístico/creativo. “Me ha supuesto una experiencia personal increíble y como artista un reto bastante grande porque no soy docente”, “nunca había estado en un centro penitenciario y me producía mucho vértigo porque me sacaba de mi zona en la que me siento segura y cómoda” afirma Gimeno. 

Detalle tapiz colectivo. Las Hilanderas. ©María Gimeno

“Tú que conoces todas las discotecas, ahora vas a conocer todos los museos” dijo un padre a su hija, Eva, reclusa en la prisión de Meco, cerca de Madrid. Eva es peluquera y se arregla el pelo con color violeta. Con un brillo de vitalidad en los ojos, cuando le pregunto cómo se siente en este taller con María, me cuenta: “A mí esto no me llamaba hasta que me la han traído (señalando a la artista), a mí no me gusta coser pero me motiva venir aquí, aprendo cosas de otras situaciones. Estamos acostumbrados al día a día y cuando sales el fin de semana pues haces lo que se hace (hablando de las discotecas). Nunca he ido a un museo y cuando salga voy a ir al Prado”.

Testimonios, comentarios entre mujeres, que se encuentran en momentos puntuales y situaciones rutinarias dentro de una prisión. Cumplen sus deudas con la sociedad, justas o injustas, pero ahí están y quieren sacar algo positivo de su estado: “Hay que pasarlo bien en cualquier situación, esto es como un parque temático. No merece la pena perder el humor” afirma la malagueña Carmen, guapa y sonriente, que ha estado callada y concentrada en su bordado toda la mañana y al final se acerca a mí para contarme que hasta ha sabido darle la vuelta a su claustrofobia cuando le cierran la puerta por la noche porque piensa: “es para protegerme”. 

María Gimeno ha querido contar a estas mujeres, dos mañanas de cada mes desde enero a junio de 2019, cómo ha sido su proceso de artista, cómo se siente cuando crea, compartiendo sus emociones más íntimas, esas que llegan a lo más profundo y nos enseñan a conocernos. “La finalidad del taller es crear un trabajo artístico plástico con el bordado, en grupo, explorando los recursos creativos desde un lugar limitado y vincularse con algo que es de todos, nuestro patrimonio artístico, que valoramos mucho porque todos sentimos que es algo un poco nuestro”, dice María cuando vamos de camino a Meco con Tania Ugena, profesional en la arteterapia que acompaña a la artista durante estos meses. Ella colabora estrechamente con Santiago González, componente del departamento de proyectos sociales en el Museo del Prado y cuya directora Ana Moreno ha pensado y puesto en marcha esta iniciativa, #Las Hilanderas, con el mecenazgo de la Fundación Profesor Uría, en colaboración con el CEPA Clara Campoamor y el Centro Penitenciario Madrid I-Mujeres. El objetivo es crear un acercamiento del arte a más públicos que tiene difícil acceso a él. Da mucha alegría cuando se conocen acciones así. Celebremos. 

Detalles tapiz colectivo. Las Hilanderas ©María Gimeno

                        

En general, estas mujeres no habían tenido un acercamiento con un lenguaje artístico ni tampoco un deseo de hacerlo y María Gimeno no sabía qué iba a hacer exactamente en esta sesiones; de una forma intuitiva decidió dirigir el taller hacia el bordado como manera de hacer catarsis interior, de mirar hacia adentro, pues a la artista le sirvió mucho en sus propios procesos. En la primera sesión les mostró una de sus piezas, Frágil, donde hacía una pregunta a las personas que formaban parte de ella: ¿qué les hacía sentirse frágiles? “Pensé que era una buena manera de conectar con la situación que ellas estaban viviendo, privadas de libertad”, dice.  “Si yo me mostraba de una manera honesta y abierta podía ganarme su confianza y comenzar”. La siguiente pregunta fue: “¿Qué te hace sentirte poderosa?”. Acción e interacción, imprescindibles en su trabajo… no puedo olvidar la imagen de la artista en su performance Queridas Viejas, cuando se dispone a diseccionar con un enorme cuchillo el libro de Historia del Arte de Gombrich, para incluir a las mujeres artistas que ha ‘olvidado’ mencionar ese gran historiador. “Casi 90, pero quedan muchísimas más, y eso que hasta el capítulo VIII se puede considerar un libro mixto, ya que hasta ese momento las obras son anónimas” afirma María.

 

Queridas Viejas, E.H. Gombrich La Historia del Arte. 2018. Serie limitada 7 + 3 PA 


José María es el director del Centro de Educación de la cárcel. Está allí antes de que fuera un lugar para reclusas, con los jóvenes que necesitaban rehabilitación. Se le nota la vocación. Cuando llegamos, me presenta al grupo para saber si quieren que esté allí con ellas, si me quieren hablar. Me siento muy acogida desde el principio. Paty como una gran anfitriona se acerca a mí, me saluda con dos besos y me cuenta su experiencia con el arte, que va más allá de estos encuentros. 

La sesión comienza desplegando dos grandes tapices bordados por ellas, en colectivo, durante las sesiones anteriores. Tela de lino, orgánica, color natural, exquisito material para sumergirse en el mundo del arte y en el cuadro del maestro Velázquez. Letras, formas, dibujos y nombres en proceso se muestran para seguir siendo trabajadas. 

Van llegando las mujeres, se saludan, se cuentan sus cosas, se besan, y abrazan a las personas que venimos del exterior. A estos encuentros también asisten otras compañeras de curso que no están en la cárcel (pertenecen a la Fundación Mecenas). Todas se sienten iguales en el encuentro con el arte, ante el arte. José María es “una” más aquí, colabora en el bordado y se sienta entre ellas, o se ocupa de la logística mientras alguien le releva bordando su nombre en la tela con hilo de color azul intenso. Comenta con entusiasmo que cuando llegó la propuesta del taller le pareció una oportunidad muy buena:  “María no solo toca la Historia del Arte, también el personaje femenino y otros valores que nos importan mucho aquí incluidos en el tema del género como la autoestima, la complicidad, el apoyo… Disfruto mucho con este proyecto, el trabajo de la creatividad es de María, me ha hecho hilandero”. 

Detalle tapiz colectivo. Las Hilanderas ©María Gimeno

 

La artista cumplió años durante el taller y las componentes del mismo le hicieron un regalo con una tarjeta escrita: “Haz de tu vida un sueño y de tu sueño una realidad” y entonces decidió compartir con ellas un “pedacito” importante de su vida que es donde María trabaja, su taller, para la última sesión en la cárcel. En ésta, la artista mostró la fotografía de la ventana de su estudio, por la que mira todos los días al exterior, desde la que ella sueña y hace sus realidades. Desde mi ventana, quizás su obra de más duración en el tiempo, cuenta con fotografías de gente que pasa delante de esa ventana situada en un semisótano desde donde la perspectiva es otra. Un día, Gimeno se dio cuenta de que también quería estar al otro lado de su ventana, atravesarla, cruzarla… aunque esta le ofrecía protección.

Y lo hizo. Se apuntó a una escuela de circo para aprender a saltar y se marchó entrenada a realizar una exposición en Guadalajara (México). Allí realizó su salto, ayudada de un plinto, en el que con las palabras doradas se podía leer: “Si muere el soñador mueren los sueños”. ¿Existe mejor impulso? Gimeno atravesó su ventana, representada en un gran dibujo hecho por ella misma, al otro lado de un océano. Un salto limpio con caída perfecta. Y una despedida perfecta, llena de esperanza, para esas mujeres que esperan su permiso de salida cada día para darse un respiro, que esperan salir del todo algún día, no muy lejano y cumplir sus sueños. “Nos vemos al otro lado”, dijo la artista como final de los talleres en la cárcel. 

Si Muere el soñador… Guadalajara. Mx. (Acción María Gimeno)

     

Sesión final en el Museo del Prado, en la sala donde se muestra y se custodia el cuadro del que parte esta historia tan importante ya para la artista. “Nunca pensé que podría hacer algo así”, dice. A esa sala, con Las Hilanderas esperando, antes de su apertura al público, son convocadas otras hilanderas (así se llaman entre ellas) para realizar una acción. Invitadas excepcionales que se muestran encantadas ante la posibilidad de ir al museo, de salir otro día de su reclusión y de poder sentarse a bordar en esta sala, siempre vigilada, habitualmente llena de gente y hoy vacía de público.

Justo la mañana anterior, María Gimeno cerró el círculo de toda esta experiencia de meses de talleres en la prisión, entendió el porqué de este trabajo y dio con la frase que daría el sentido a la acción delante de la obra velazqueña que sería bordada por todas juntas, poniendo punto y final a la obra: “Unidas por el hilo, hijas de Aracne, las hilanderas retamos a los dioses”. Mirando al cuadro, María nos recuerda el mito de Aracne, cómo reta a Atenea, consigue hacer un tapiz más bello que el de la diosa y esta la condena a ser una araña. Gimeno había entregado esta información a las mujeres, en la primera sesión de la prisión.

Detalles tapiz colectivo. Las Hilanderas. ©María Gimeno

 

Sentadas, con los tapices sobre sus rodillas, se pusieron manos a la obra; la artista guía la acción con firmeza al bordar y dulzura al contar que tejer como arte mayor se ha recuperado tarde con artistas como Anni Albers o Sonia Delaunay ya en los albores del siglo pasado y que “desde la antigüedad los dioses condenaron a las tejedoras a ser arañas”. “El arte textil se ha relegado durante muchos siglos a la mujer, era la parte aceptada dentro de la sociedad, vinculada a la domesticación de la mujer”, afirma. 

Para la artista, este acto final se convertía así en algo “totalmente subversivo” aunque surgiese de una forma poética e intuitiva: “Que esa frase la hayamos bordado mujeres en esta institución que representa el corazón de la estructura del arte, como institución canónica per se, está lleno de significado”. 

María Gimeno no podía dejar de reivindicar su compromiso con el feminismo: “En ese momento me apropié de la obra. Ejercí en cierto modo mi egoísmo como artista y las hilanderas, mis compañeras, me ayudaron a convertir la acción final en la pieza que había estado buscando" 

 

© Museo Nacional del Prado/Fotógrafo: Óscar Monzón

Con este escenario, la pintura situada al fondo cobra vida en un instante: miro el cuadro, las miro a ellas, la Historia se repite… composiciones y diferentes planos dentro del cuadro que ahora salen de él. Por un momento se hace silencio, paran las conversaciones entre las mujeres, solo veo la escena de Aracne, los gestos de los brazos, de las manos que pasan la aguja y el hilo por la tela, recuperando el tiempo fuera de aquel tiempo.

Este taller termina aquí y el trabajo de María Gimeno continúa. Aprendizajes de ida y vuelta, descubrimientos mutuos. Quizás nadie volverá a ser quien era después de estos encuentros pero de lo que sí estoy segura es de que la sala de Las Hilanderas ya no será la misma. 

--------------------------

Carmen Fernández Ortiz es historiadora del arte, comisaria de exposiciones, mediadora cultural.

El 1 de octubre, CTXT abre nuevo local para su comunidad lectora en el barrio de Chamberí. Se llamará El Taller de CTXT y será bar, librería y espacio de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autora >

Carmen Fernández Ortiz

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí