1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

ANÁLISIS

La sedición se abre paso como solución de consenso en el Supremo

La ausencia de violencia idónea aparta tanto la rebelión como la tentativa y conspiración de la sentencia, que será notificada hacia el 10 de octubre

Ernesto Ekaizer 22/09/2019

<p>Procés, juicio, Cataluña, Tribunal Supremo</p>

Procés, juicio, Cataluña, Tribunal Supremo

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El 1 de octubre, CTXT abre nuevo local para su comunidad lectora en el barrio de Chamberí. Se llamará El Taller de CTXT y será bar, librería y espacio de debates, presentaciones de libros, talleres, agitación y eventos culturales de toda índole. Puedes hacerte socia/o en este enlace y tendrás descuentos de hasta el 50% en todas las actividades.

Aunque los primeros días de octubre figuraban en la agenda oficiosa del tribunal del procés como posible fecha para notificar la sentencia a las partes –está por ver si será con lectura pública del fallo, como ocurrió en el caso de la sentencia de casación del golpe de Estado del 23F–, Javier Zaragoza, uno de los cuatro fiscales del Tribunal Supremo que instruyeron la causa de rebelión, no pudo resistir el martes 17 la tentación de referirse al asunto. En la reunión de la Asociación Internacional de Fiscales (IAP, según sus siglas en inglés), celebrada en Buenos Aires, el fiscal otorgó carácter oficial a la fecha de octubre. “La sentencia, según mis informaciones, saldrá publicada, creo, en los primeros diez días, cerca de la festividad del Pilar del 12 de octubre”, dijo. Zaragoza aprovechó el encuentro con sus colegas para dar una coz al tribunal superior de Schleswig-Holstein, lander del norte de Alemania. “El tribunal de Schleswig-Holstein cometió un error imperdonable, incumplió palmariamente las normas europeas reguladoras de la orden europea de detención y entrega (OEDE)”, señaló en el encuentro bonaerense.

Mira por dónde, el tribunal alemán rechazó en julio de 2018 la extradición de Carles Puigdemont por el delito de rebelión, equivalente al de alta traición en Alemania, por considerar que faltaba la violencia como elemento o conducta típica requerida en ambos delitos, rebelión en España (artículo 472 Código Penal) y “alta traición” (artículo 83 del Código Penal) en Alemania. 

Sin embargo, los alemanes aceptaron entregar a Puigdemont por el delito de malversación. El juez instructor, Pablo Llarena, con el respaldo de los fiscales, decidió, en esas condiciones, rechazar la extradición por estimar que ello conduciría –por el llamado principio de especialidad del convenio europeo de extradición– a juzgar al resto de los acusados por el delito de rebelión, pero no a quien, por así decir, había sido el “jefe” de la operación.

 el tribunal alemán rechazó en julio de 2018 la extradición de Puigdemont por el delito de rebelión por considerar que faltaba la violencia como elemento o conducta típica requerida

La decisión del tribunal regional alemán de entrar en el fondo del delito de rebelión cuando, según el Tribunal Supremo, no le correspondía hacerlo, ha sido reiteradamente criticada por el Supremo, que lo volvió a hacer el pasado 1 de julio al elevar una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) sobre la inmunidad parlamentaria de Oriol Junqueras, en respuesta a la solicitud de la defensa del exvicepresidente de la Generalitat tras su elección como eurodiputado–. Pero lo cierto es que los siete magistrados que forman el tribunal del procés parecen haber llegado a la misma conclusión que sus denostados colegas del tribunal “regional” alemán –comparado en círculos de la judicatura con un “vulgar” y “corriente” TSJ autonómico–: esto es, la falta de conducta típica –el “alzamiento violento y público”– que describe el artículo 472 del Código Penal para el delito de rebelión, de acuerdo con la reforma de 1995.

Según estas fuentes, la aceptación de que esa violencia del tipo rebelión no se ha podido probar en el juicio oral, a pesar de los hechos violentos que tuvieron lugar durante la represión policial del referéndum del 1 de octubre de 2017 en Cataluña, ha sido el común denominador de las deliberaciones del tribunal a partir del pasado 12 de junio, cuando se declaró el “visto para sentencia”. 

La alternativa a la calificación de la Fiscalía del Supremo, que se concentró con todas las energías en la acusación por rebelión, fue representada por la Abogacía del Estado, que defendió los hechos del 20 de septiembre de 2017 y del 1-O como un delito de sedición. Una calificación jurídica, firmada por la abogada general del Estado, Consuelo Castro, que provocó duras acusaciones por parte de Partido Popular, Ciudadanos y Vox.

Fue, según los partidos de la derecha y extrema derecha, la prueba de cargo de la “traición” a la Constitución y “entrega” del presidente del Gobierno Pedro Sánchez a los independentistas tras el triunfo de la moción de censura el 1 de junio de 2018. Como si el delito de sedición (en concurso medial con el de malversación y desobediencia grave), por el que la Abogacía General del Estado solicita penas de 12 años para Junqueras, fuera una acusación irrelevante.

Edmundo Bal Francés, responsable del departamento penal de la Abogacía General del Estado, que había participado en las declaraciones durante la instrucción de la causa en el Supremo, planteó, al presentar el escrito de conclusiones provisionales, acusar por el delito de rebelión. La abogada general del Estado, Consuelo Castro, no aceptó esta calificación, y decidió optar por el delito de sedición; Bal se negó a poner su firma en esa calificación y fue relevado de su cargo. Albert Rivera le ofreció, a continuación, integrar las listas de Ciudadanos el 28 de abril, a las que el abogado penalista concurrió como número cuatro por Madrid.

aunque fuera tanto una tentativa como una conspiración, habría que demostrar que la violencia estaba planificada desde esa tentativa o conspiración. Y eso es precisamente lo que no se ha demostrado

La calificación de la Abogacía General del Estado optó por el delito de sedición precisamente con el argumento de la falta de “violencia” como elemento estructural en los hechos del 20 de septiembre y 1 de octubre de 2017, según explicó la representante en el juicio, Rosa María Seoane. Los hechos se enmarcan, según esa valoración, en los artículos 544 y 545 del Código Penal, que castiga a quienes “se alcen pública y tumultuariamente” para “impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las leyes”, o para “impedir a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales”.

El tribunal del procés, según las fuentes judiciales y jurídicas consultadas, ha estudiado todas las fórmulas posibles para incardinar el delito de rebelión antes de optar, según parece, por la sedición. Tanto la fórmula de la conspiración para la rebelión (artículo 477 del Código Penal) como la tentativa han sido objeto de deliberación. Pero parece haber primado el criterio clásico: el delito de rebelión es de mera actividad y consumación anticipada. No se necesita que el alzamiento violento y público produzca resultados para que se perfeccione, ya que se consuma por el simple hecho de alzarse violenta y públicamente.

Según señala el catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Castilla La Mancha Nicolás García Rivas, experto en el delito de rebelión, tanto la tentativa como la conspiración para la rebelión “sería interpretar como una tentativa sobre una tentativa o una conspiración sobre una conspiración. Sería invadir una zona de preparación del delito, no de ejecución. En el fondo, intentas escapar del bicho, es decir la violencia, pero al final siempre te topas con él porque, aunque fuera tanto una tentativa como una conspiración, habría que demostrar que la violencia estaba planificada desde esa tentativa o conspiración. Y eso es precisamente lo que no se ha demostrado”.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

4 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. José Luis Gálvez

    Dicho en "El Heraldo de Aragón": Diseñan unos pantalones que camuflan el olor de los pedos... aunque no se yo. https://www.heraldo.es/noticias/salud/2015/07/23/disenan-unos-pantalones-que-camuflan-olor-los-pedos-403159-2261131.html

    Hace 1 año 6 meses

  2. CeX

    Veamos… ¿Qué más hace falta para aplicar la ley y reformar la constitución para eliminar el nefasto estado de las autonomías que no funcionan en España porque aquí se ha dogmatizado a niños y adultos durante décadas para que nos odiemos entre las distintas regiones de España (a diferencia de otros países como Alemania o Estados Unidos, donde van todos a una)? Estado centralizado como el francés es lo único que funciona en España. La historia lo demuestra.

    Hace 1 año 6 meses

  3. Raul

    "Son reos de sedición los que, sin estar comprendidos en el delito de rebelión, se alcen pública y tumultuariamente para impedir, por la fuerza o fuera de las vías legales, la aplicación de las Leyes o a cualquier autoridad, corporación oficial o funcionario público, el legítimo ejercicio de sus funciones o el cumplimiento de sus acuerdos, o de las resoluciones administrativas o judiciales." ¿que fuerza? ¿Es una vía ilegal el derecho de reunión? Y por supuesto obviando completamente el verbo importante ALAZARSE. En el TS van a prevaricar y lo sabéis, ya ni siquiera es sorpresa, se da por hecho.

    Hace 1 año 6 meses

  4. Miguel Ángel

    Según el D.R.A.E.L. para la sedición también es necesaria la concurrencia de violencia.

    Hace 1 año 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí