1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Aquel primer Tour femenino

Entre septiembre y octubre de 1955, 41 mujeres disputaron la carrera en cinco etapas, 373 kilómetros. Se impuso la británica Millie Robinson, que se ganaba la vida conduciendo una furgoneta de reparto de leche

Marcos Pereda 14/08/2019

<p>Millie Robinson.</p>

Millie Robinson.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Hemos fundado la Asociación Cultural Amigas de Contexto para publicar Ctxt en todas las lenguas del Estado. La Asociación es una entidad sin ánimo de lucro que también tiene la meta de trabajar por el feminismo y la libertad de prensa. Haz una donación libre para apoyar el proyecto aquí. Si prefieres suscribirte y disfrutar de todas las ventajas de ser suscriptor, pincha aquí. ¡Gracias por defender el periodismo libre!

 “Hablan demasiado entre ellas y luego no tienen fuerzas para hacer ataques. Y después, cuando termina la etapa, se pasan horas caminando por las tiendas, buscando trapitos, probándose ropa. Ese no es el descanso adecuado para un ciclista…”.

Del primer Tour de Francia femenino (casi) nadie se acuerda hoy. Claro que si tenemos en cuenta las palabras reproducidas más arriba…pues oigan, poca extrañeza. No se piensen que las dijo un columnista en su medio de alt-right preferido, no… Fue cosa, directamente, del organizador del invento, un pilluelo especializado en supervivencia que respondía al nombre de Jean Leulliot. Tirando de topicazos machistas. Y es que así es imposible.

Ocurrió hace más de medio siglo. Entre el 18 de septiembre y el 2 de octubre de 1955, concretamente. En el norte de Francia. Allí 41 mujeres (de las 48 inscritas al principio) hicieron frente al desafío. Nada menos que un Tour de Francia para ellas. Venían del Hexágono, de Luxemburgo, de Holanda, Suiza o Gran Bretaña. Cinco etapas, la última en dos sectores, un total de 373 kilómetros. Hoy nos puede sonar casi a salida dominical, pero en la época no fueron pocos los que pusieron el grito en el cielo. No podrán terminar, corremos el peligro de que esas débiles damiselas sufran un colapso, incluso que mueran. Y los niños…¿es que nadie va a pensar en los niños? Se hacen ustedes cargo de la parafernalia. Nada de eso, con todo, iba a parar al padre de la prueba, que había salido de apuros mucho peores…

Jean Leulliot era…bueno, era un poco de todo. Periodista. Showman. Hombre de negocios. Organizador de carreras ciclistas. Un tipo de esos cuyo objetivo vital es vivir lo más cojonudamente posible, sin importar a qué dios, amo o patrón le rinda servicios. Fruslerías morales, esas, de las que no te dejan descansar bien por las noches. Y Jean anhelaba un sueño limpio y reparador. El caso es que este antiguo reportero de L´Equipe pilló un puesto como jefe de la sección de deportes en un diario llamado La France Socialiste. Solo que todo esto ocurrió durante la ocupación nazi, y el periódico en cuestión era pelín colaboracionista, no sé si nos explicamos. Ya les digo que Leulliot siempre supo adaptarse y utilizar todo el poder que tuviera en sus manos. ¿Qué Émile Idée, el campeón francés, no quiere participar en una de sus carreras? Pues nada, hablamos con esos simpáticos tipos de acento germánico y que ellos manden un comando de la Gestapo para convencerlo. Todo por el bien de los galos, claro, para elevar su moral en estos tiempos difíciles. Liberté, égalité, etcétera. Las cosas que ha de hacer uno…

Pese a esta más que evidente connivencia Leulliot salió bien parado en la primera posguerra, absuelto en un juicio donde se le acusaba de alta traición y en el cual declaró en su contra, por ejemplo, Jacques Goddet. “Merece su destino”, dijo quien era ahora, muerto Desgrange, el alma del Tour. Pero nada. Jean no solo no dio con sus huesos en la cárcel (o algo peor), sino que su estrella empieza a crecer a finales de los cuarenta. En ese tiempo nuestro protagonista pone en marcha pruebas como París-Niza, París-Londres, Monde Six, Étoile des Spoirs o el Tour de Europa. Además de la que hoy nos interesa, claro. 

La cosa se llevó a cabo en la Normandía francesa. En Rambouillet, concretamente, comenzaba la primera etapa. Era la más larga de todas, 82 kilómetros. Había también una crono, en la histórica Guisors, ese sitio donde hay un castillo, tesoros templarios, secretos ocultos que definirían el futuro de la Humanidad y todas esas cosas que tanto salen por la tele. Allí ganó Millie Robinson, una británica que terminó conquistando también la general (honor distinguido con un maillot blanco, porque Leulliot no quería problemas con el Tour de Francia masculino y optó por no pasear el amarillo en su pelotón de mujeres). Segunda fue su compatriota June Thackerey, con otras dos british (Silvye Whybrow y Beryl French) entre las diez mejores. Ya ven, todo un precedente del Sky. De hecho las competidoras de más allá del Canal llevaban todo el verano corriendo, y arrasando, por las Galias. Lo hicieron, por ejemplo en el Circuit-Lyonnais-Auvergne, una carrera de tres días celebrada en julio. En aquel entonces sus premios fueron donados “espontáneamente” a una organización internacional que buscaba potenciar el ciclismo femenino. Pobres y apaleadas, diría mi abuela. Bueno, ella usaría otras palabras, pero se entiende la idea…

Porque no podemos pensar en profesionales, ¿eh? Ni siquiera en deportistas al uso. No, esto es otra cosa. Millie Robinson, por ejemplo, se ganaba la vida conduciendo una furgoneta de reparto de leche en la Isla de Man. Más complicada aun era la situación de Elsie Jacobs, luxemburguesa que corría con licencia de Francia porque el simpático Gran Ducado tenía prohibidas las carreras femeninas. Locura de tiempos modernos, pecados sobre dos ruedas. Y así todo. ¿Quieren darle una última vuelta de tuerca? Algunas de las participantes, como Marie-Jeanne Donabedian, pedaleaban no bajo el auspicio de la Federación Francesa, sino defendiendo a la Federación Deportiva y Gimnástica del Trabajo (FSGT), una entidad de raíces comunistas, nacida durante el Frente Popular y dedicada a la promoción de la actividad física entre los trabajadores y las trabajadoras del Hexágono, así como al estrechamiento de los lazos con los atletas del Bloque Soviético.

Al final del Tour de Francia femenino la sensación era unánime: la prueba había sido un éxito de público y prensa, con bastante seguimiento en los periódicos y un desarrollo deportivo de nivel. Un evento, en definitiva, que llega para quedarse. Y, sin embargo, la siguiente edición no se celebra hasta 1984. ¿Qué ha podido pasar?

Digamos que varios factores jugaban en contra. Como nos gusta hacernos los interesantes hablaremos de exógenos y endógenos. Entre los primeros… bueno, hay que aclarar que la popularidad de la carrera fue cierta, pero igual su origen no era el estrictamente deportivo. Dicho de otra forma, cuando Donabedian, Jacobs, Robinson y sus compañeras llegaban a un pueblo había multitudes esperando…pero más que aplausos recibían silbidos, piropos y procacidades gritadas a pie de carretera. Aquellas mujeres de piernas sudorosas y vestidas con prendas ajustadas suponían un escándalo en la Normandía rural de los años cincuenta, provocando reacciones dignas de una peli de Paco Martínez Soria (igual hasta se inspiró aquí, vaya usted a saber). ¿Los periodistas? Pues poco más o menos igual. L´Equipe, cosa seria, publicaba un editorial en la que defendía que las mujeres “debían conformarse con el cicloturismo, más acorde a sus posibilidades musculares”, y que negarles la posibilidad de competir era muestra de que “el sentido común ha triunfado”.  Los fotógrafos, por su parte, estaban más interesados en buscar imágenes cuquis y modernas que en plasmar el esfuerzo de aquellas deportistas. Y si en primera página se podía sacar alguna sonrisa, algún gesto pícaro o cierta expresión que pudiera dar lugar a equívoco…pues mejor.

Así las cosas al Tour de Francia solo podía defenderlo su creador… el problema es que Leulliot resultaba más machista que ningún otro, y sus declaraciones parecían encaminadas a enterrar la prueba. Que si las mujeres no saben ir en pelotón, que no saben acoplarse en la bicicleta, que su cuerpo no está preparado para los cambios de ritmo. Que hablan entre ellas y luego van de compras. Ya ven, la galería completa de clichés. Así no hay manera. La prueba esperó en el cajón donde se guardan los recuerdos durante tres décadas. 

Hoy el ciclismo femenino goza de una vitalidad envidiable, con multitud de carreras y un seguimiento cada vez mayor. Y sin necesidad de ningún Leulliot que venga a salvarlo. Larga vida…

Hemos fundado la Asociación Cultural Amigas de Contexto para publicar Ctxt en todas las lenguas del Estado. La Asociación es una entidad sin ánimo de lucro que también tiene la meta de trabajar por el feminismo y la...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Marcos Pereda

Marcos Pereda (Torrelavega, 1981), profesor y escritor, ha publicado obras sobre Derecho, Historia, Filosofía y Deporte. Le gustan los relatos donde nada es lo que parece, los maillots de los años 70 y la literatura francesa. Si tienes que buscarlo seguro que lo encuentras entre las páginas de un libro. Es autor de Arriva Italia. Gloria y Miseria de la Nación que soñó ciclismo y de "Periquismo: crónica de una pasión" (Punto de Vista).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Jordi

    Me lo he pasado muy bien leyendo su articulo.Merece la pena prestar mas atencion a estos articulos para el bien del lector profano a la intelecctualidad.

    Hace 2 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí