1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

La verdad de la policía francesa

La muerte del joven Steven Maia Caniço no es un fallo del Estado de derecho, sino que desvela el funcionamiento normal de las fuerzas del orden

Geoffroy De Lagasnerie 18/08/2019

<p>Cartel que dice ¿Dónde está Steve? colocado en una movilización en Nantes tras la desaparición del joven en junio de 2019.</p>

Cartel que dice ¿Dónde está Steve? colocado en una movilización en Nantes tras la desaparición del joven en junio de 2019.

GrandCelinien - (G. A.) / CC-BY-SA-3.0

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Ahora que el cuerpo de Steve [un joven de 24 años muerto en el río Loira, después que la policía francesa dispersara una fiesta] ha sido por fin encontrado, llega el momento de expresar la cólera. Pero, como demasiado a menudo, hace falta estar atentos a que nuestros modos de crítica no reproduzcan formas mitificadas de pensar la realidad y no ratifiquen marcos que nos impidan comprender lo que ocurre. Hay que analizar de frente el Estado, la policía y el macronismo.

1. A menudo se presenta la muerte de Steve como el resultado de una operación policial “incomprensible” llevada a cabo contra personas que no amenazaban a nada ni a nadie. Esta presentación reafirma la idea según la cual, habitualmente, las intervenciones policiales que acaban en mutilaciones y muertos estarían justificadas mientras que en este caso ninguna lógica parece poder explicar una operación desencadenada contra personas que hacían ruido el día de la fiesta de la música. 

Ahora bien, en realidad, la mayoría de las veces, en los barrios populares por ejemplo, la policía también interviene cuando no pasa nada y nadie está en peligro. Es lo que le ocurrió a Théo, que salió de su casa en buen estado de salud y regresó con el ano desgarrado y moratones porque, entre medias, se cruzó con una brigada de la BST [Brigadas especializadas de terreno] de Aulnay. Es lo que le ocurrió a Adama Traoré, muerto tras un placaje abdominal simplemente porque no tenía sus papeles encima y a los gendarmes se les metió en la cabeza que era necesario controlarlo. Es lo que lo le ocurrió a la octogenaria Zineb Redouane que solo estaba en su ventana justo antes de que le lanzaran una o varias granadas lacrimógenas y muriese. Es el caso de tantas operaciones de identificación y registros dirigidas de manera desproporcionada a los jóvenes negros y árabes.

Lo que lo ocurrió a Steve no es una aberración. Desvela la actividad normal de la policía. La pregunta que hemos de hacernos entonces es por qué percibimos la muerte de Steve como incomprensible y no la de Adama Traoré. ¿Qué inconsciente racial revela (como si los negros y los árabes fuesen siempre un poco culpables de cualquier cosa que les pase…)?

No digo con esto que no haya que indignarse con la muerte de Steve, ni que haya que reprochar a todos aquellos que se indignan con la muerte de Steve no haberse indignado con la misma intensidad por otras muertes. En cambio hay que comprender que la muerte de Steve dice algo de la verdad de las fuerzas del orden: la verdad no es la que pretende ser, o sea que son un cuerpo que surge para protegernos e interrumpir los ciclos de violencia. La verdad surge al contrario a menudo por su propia iniciativa, apunta a individuos e inaugura ciclos de violencia que producen consecuencias dramáticas, y que no tienen ninguna relación con la cuestión de la respuesta a la violencia. No es por tanto una acción policial concreta la que debe ser puesta en cuestión. Es el funcionamiento normal de lo que llamamos “la policía” y la imagen que los policías y los gendarmes se forman de su misión.

2. Otra forma de análisis problemático: presentar la muerte de Steve como un “fracaso” de la operación que se puso en marcha en las orillas del Loira. Implícitamente, hay esta idea de que la operación se salió de control, y de que no pretendía dar lugar a un resultado como este.

Pero, de hecho, hay que preguntarse si la función de la policía no es producir regularmente la eliminación de ciertos individuos (como es la función de la Escuela producir la eliminación de los hijos de las clases dominadas del sistema escolar).

La cuenta de Twitter Nantes Révoltée ha publicado capturas de pantallas de publicaciones de policías y gendarmes que en Facebook se alegraban de la muerte de Steve o hacían bromas sobre ella. Se divierten con ello. No perciben para nada su muerte como un problema, sino como un éxito. Podemos preguntarnos si los policías no tienen instalado en su cabeza un software que hace que arrojar al agua a ciertos individuos o eliminar a otros represente con extrema precisión la imagen que tienen de cuál es su misión. Sabemos que un procedimiento judicial que ha acabado con la condena de algunos policías del distrito 12 [de París] ha mostrado que los controles y el acoso que estos policías hacían sufrir a una parte de la población se fundaban en el hecho de que percibían a chicos y chicas jóvenes como “indeseables”. Hay que afrontar la idea de que la muerte de Steve encarna para muchos miembros de la fuerza del orden una “misión cumplida”: eliminar a indeseables.

3. En fin, nos indignamos a menudo con los informes de la IGPN [Inspección general de la Policía Nacional] que blanquean a la policía. Revelan de hecho una propiedad esencial de la policía en nuestras sociedades, la de ser un cuerpo que tiene la capacidad de fundar su propia legalidad. Los nociones en las que se fundamenta su acción son necesariamente confusas e interpretables (la idea de proporcionalidad, por ejemplo: las acciones policiales deben ser “proporcionadas” para que cuelen, los jueces y los políticos se alinean enseguida con esta afirmación) y este carácter borroso permite a la policía encontrar siempre una forma de justificar la legalidad de sus acciones. Dicho de otra manera, la ausencia de actuaciones judiciales contra la policía no es una falla del Estado de derecho o la consecuencia de una maniobra de la policía de policías. Revela la manera de funcionar de nuestros Estados de derecho y la forma en que estos dotan a la policía de un derecho a otorgarse el derecho que quiera. No sirve por tanto para nada decir que el Estado de derecho está en peligro o que no es respetado. Se respeta. Que lo que sucede pueda ser definido como legal y conforme a las reglas es en realidad el problema. Hay que ver lo que ocurre como una revelación de la verdad del Estado de derecho, de las relaciones entre la policía y la ley, y de la necesidad, si queremos que no vuelvan a producirse otros dramas, de pensar de manera completamente diferente la institución policial y la noción de Estado de derecho.

4. ¿Qué revela la muerte de Steve? Que la policía es un cuerpo dotado de la capacidad de interpretar el derecho para imponer a los otros su visión del mundo y poner en el punto de mira a los individuos y grupos que aquellas y aquellos que la componen juzgan indeseables.

5. Y he aquí la conclusión que podemos deducir: todos los estudios han mostrado que la visión del mundo de los gendarmes y los policías está profundamente influenciadas por la ideología del Rassemblement National [el antes llamado Frente Nacional]. El oficial a cargo de las operaciones en Nantes es cercano a ambientes de extrema derecha.

Mientras que algunos presentan al macronismo como un muro frente al Rassemblement National, podríamos, por el contrario, avanzar que el seguidismo del gobierno con respecto a la base policial permite hacer que en la policía funcione ya una especie de pequeño Estado Rassemblement National  que produce sus propios estragos contra los habitantes de los barrios populares, los negros y los árabes, los activistas políticos, los fiesteros y todos aquellos que no se corresponden con la imagen del orden deseado por el Rassemblement National. Esto evidentemente no es nuevo, pero lo vemos claramente ahora. Tal vez vivamos ya en Francia, a causa de esta alianza objetiva entre el gobierno y las fuerzas del orden, bajo una gubernamentalidad Frente Nacional, de la que Steve ha sido una de las víctimas.

Lo que llamamos “la policía” es hoy en día la manera en la que nos es impuesta una gubernamentalidad Frente Nacional que funciona ya mediante el macronismo.

-----

Esta tribuna se publicó en el blog del autor en Mediapart.

Geoffroy de Lagasnerie es sociólogo y filósofo. Es profesor en la École Nationale Supérieure d’Arts de Paris Cergy. Es autor, entre otras obras, de Juger. L’Etat pénal face à la sociologie (Fayard, 2016), Le Combat Adama (avec Assa Traoré, Stock 2019) o Penser dans un monde mauvais (Presses Universitaires de France, 2017).

Traducción de Amanda Andrades.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Geoffroy De Lagasnerie

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Ricard

    Estaría bien que el redactor se pasara para ver nuestra Policía, más que nada para constatar que todo puede empeorar. ¿Un oficial cercano a la ultraderecha...? Eso no es nada, que venga a ver como A. González Pacheco se pasea por los convites policiales o los homenajes a grandes patriotas como A. Tejero Y los numerosos casos de connivencia judicial, como el caso de Patricia Heras o los de Alsasu. Sí, parece que para la Policía, en cualquiera de sus uniformes, algunos no tenemos derecho a existir. Sr. Camilo, su comentario revela una preocupante mentalidad de maltratador...

    Hace 2 años 2 meses

  2. Camilo

    Esa noche se pusieron varios puestos con altavoces en la orilla del rio. Tenían permiso para emitir música hasta las 04h. A las 04h todos los puestos cortaron la música, todos menos uno, el ultimo. Al ver que no habían cortado el sonido unos policías se acercaron para pedirles que lo hicieran. Lo consiguieron, pero al alejarse los que manejaban los altavoces pusieron la música de nuevo. La policía tuvo que regresar, con más efectivos, y es cuando se produjeron tiros de objetos, cargas policías y cayeron al rio algunas personas. Si hay un responsable de la muerte del joven Steven son los irresponsables que no apagaron la música a la hora acordada por las autoridades municipales.

    Hace 2 años 2 meses

  3. c

    es abuso de poder, gracias por el articulo,

    Hace 2 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí