1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

EMPANTANÁNDOSE ENCIMA (I)

Complicación tecnológica. Mucha más

La opción menos compleja es pugnar por la abstención de todo el que pueda abstenerse. Es posible que el PP participe en la juerga, que UP se abstenga o vote sí e incluso un gobierno de coalición de la Señorita Pepis

Guillem Martínez 29/07/2019

<p>Pedro Sánchez en la investidura.</p>

Pedro Sánchez en la investidura.

Malagón

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

1. Cenorrio con Felipe Romero, investigador en The Cocktail Analysis, empresa de estudios de mercado. Y, además, un señor del Atleti –esa secta inasequible al desaliento–, de izquierdas –ese otro corpus tan asequible, snif, al desaliento–, y miembro de una generación que, hace una semana, no consiguió pactar ni hartos de garnacha. “Esp está agotada tecnológicamente. La gente está saturada. No quiere más complejidad, no es capaz de engullir tanta innovación, el ritmo de adopción de innovación tecnológica se ralentiza frente a toda la innovación que se lanza”. ¿Y? “Que pasa lo mismo en la política. La gente está saturada. Después de la crisis feroz, la gente quiere vivir. Y quiere partidos sencillos. Este era el momento de C’s. Constitución, orden, todo eso. Pero C’s se volvió complicado. No se le votó. Supongo que, por tanto, la gente votó lo siguiente más sencillo, PSOE. Constitución, amabilidad, orden. Pero la semana pasada, el PSOE ganó complicación tecnológica”.

2. Quédense con el punto 1. Si aún domino algo este oficio, después de volverme majara la semana pasada, ese sinvivir, volveré a él al final, en modo chim-pum. 

3. No sé si lo saben, pero fue imposible el pacto.

4. Literalmente.

5. Vamos, que hay serios indicios de que el PSOE carecía de voluntad. El PSOE, que antes de las elecciones propuso o asumió un pacto gubernamental, cambió de idea. De lo que se deduce que igual tiene otra. No se pierdan, en ese sentido, los puntos 18-19.

6. Serios indicios: a) en la vida no se negocia nada en 20 horas. Salvo algún sabadete. Y eso cuando se te alinean todos los astros. b) El tono utilizado en las negociaciones y en su entorno mediático no daba pie a negociar nada. c) El artículo 53.2 de los Estatutos Federales del PSOE hace obligatoria una consulta a la militancia para cualquier pacto de Gobierno. El PSOE la convocó. Pero, como todo en estas semanas de teatralización, sólo en la tele. d) El veto a Iglesias, al líder del partido a coaligar, indica que no había ganas de coaligar nada. Y, muy importante, o e): Sánchez, durante las dos sesiones del pleno de investidura, compareció con la cara del malo de Colombo. La cara de quien oculta algo importante, que se revela en la última escena, a la que no hemos llegado. Esa cara es, por sí sola, una complicación tecnológica, del tipo señalado en el punto 1, y al que tengo tanto cariño.

7. Las izquierdas al este del PSOE, cabe deducir, no tanto asistieron a unas negociaciones plis-plas/First Date, como intentaron evitar que el PSOE se quedara el marco. Marco: estos jóvenes no quieren negociar/son fanáticos/no saben negociar/no están preparados/no se depilan el sobaco. En ese sentido, UP lo hizo bien, diría. El marco deseado por el poder no se realizó en la realidad. Por lo que, cabe deducir, se intentará realizar en otro sitio. Eso supone una complicación tecnológica. 

8. Las únicas opciones para las izquierdas al este de PSOE, al respecto de un pacto gubernamental, se reducían a un golpe de genio improbable. Es improbable porque, en un combate de boxeo entre alguien con guantes de boxeo y alguien con otro proyecto –no sé, una metralleta–, no gana el genio. No obstante, me temo, es ahí donde se ubican las críticas posibles a UP. ¿Se negoció bien, es decir, sabiéndolo todo perdido desde un inicio, se utilizaron buenas cartas? ¿Si la apuesta del PSOE era la realidad paralela, por qué no recurrir a una realidad paralela elegante, no sé, marcarse un Tarradellas y decir que todo no sólo iba bien, sino que se tenían tres ministerios y se estaba a punto de recuperar Puerto Rico? ¿Se hizo bien al rechazar una entrada cosmética en un Gobierno? ¿Eso hubiera significado la desaparición de la izquierda al este del PSOE, o un éxito intelectual?

9. Las izquierdas al este del PSOE han salido perjudicadas. Lo que es algo normal, si pensamos en lo que en su día señaló Liz Taylor, esa gran ideóloga. Liz Taylor, esa etc., en su día señaló lo siguiente: “El mejor desodorante es el éxito”. Es decir, no tenerlo, apesta. No obstante, si no hubo negociaciones, la peste, cabe deducir otra vez, es anterior a la pérdida del desodorante. 

10. Es decir, lo percibido tras el no-pacto es anterior. Disonancias entre Podemos, Comuns, Mareas e IU. Desde su fundación, Podemos ha sufrido varios ERE. Igual, cualitativamente, el menos importante fue la cosa Errejón. Es decir, P poseía algo difícil de poseer. Una inteligencia colectiva, no complicada, capaz de leer la época, sin palabros raros, y a través de conceptos e ideas que los partidos, sencillamente, ignoraban. Una dinámica de partido, vertical por tanto, ha depurado esa inteligencia descomunal, a través de diversas complicaciones tecnológicas. Un poco, supongo, como en Comuns y Mareas. Las evoluciones de IU, sobre todo el último día, cuando durante un rato rompió la disciplina de voto, hablan, por otra parte, de problemas estructurales.

11. ¿Hablan de implosión? Al parecer no. Hablan de protesta interna. UP tendrá que solventar en breve sus relaciones internas, reajustarlas. Para ello necesita que no haya elecciones. Existe la consciencia en UP, diría, de que uno de los planes del PSOE –no se pierdan el punto 18-19– pasaban por la implosión de UP.

12. Sí, parece que UP ha quedado chungo, pero el PSOE, también. Salvo por lo del desodorante.

13. El PSOE no está donde quería. Tras una sobreexposición de políticas y conductas poco edificantes –mentiras, dislocación de la política en los medios, falsificación documental, cara de Colombo–, no están donde querían. Lo que habla de altos costos. Con desodorante.

14. Hay una seria disociación entre PSOE y Moncloa. Por otra parte, eso es una seña de identidad del PSOE/no pasa nada. Por otra, esa seña de identidad/no pasa nada se producía en otras épocas, con liderazgos fuertes e incuestionables.

15. Metáfora. En el último pleno, Iglesias propuso un pacto en tiempo real, inspirado por una información que le dio ZP. En principio, emitir una propuesta así, desde la tarima o como se llame del Congreso, es ridículo. Pero, glups, no lo fue. Causó chiribitas y mal rollo en el PSOE. Esa propuesta, y su reacción, fue el gran qué del pleno de investidura. Y se ha hablado poco.

16. ZP es una vida paralela de Sánchez. Un inesperado. Que hizo cosas inesperadas. Como iniciar la cercenación del Bienestar, con los primeros recortes y con, zas, una reforma constitucional histórica, y dotar a Cat de todos los ingredientes para que se fuera al guano. Vamos, dotó al PSOE de cierta complicación tecnológica. En la actualidad supone, quizás, lo contrario. La propuesta –o quizás mucho menos, el estado de ánimo– de gobernar e ir tirando con lo nuevo: UP y nacionalismos. Lo que hizo ZP, e Iglesias, fue, por tanto, un aviso de un PSOE a otro. Y, tal vez, no, una propuesta de pacto. Un aviso a Sánchez, de que hacer otra cosa, tecnológicamente complicada, le puede salir caro.

17. Bueno. El futuro. La opción tecnológicamente menos complicada es pugnar por la abstención de todo el mundo que pueda abstenerse en septiembre. 

18. Es posible. Es posible que PP participe en la juerga. Es posible un UP que se abstenga o que, incluso, vote sí, a cambio de políticas a verificar desde el exterior. Y, según como vaya el verano, es incluso posible un Gobierno de coalición de la Señorita Pepis. El problema es la imposibilidad de acuerdos de última hora. El rey ya ha comunicado que, si tras la rueda de consultas no hay nada, convocará elecciones. Y sí, el rey está haciendo política. Desde el 3-O. 

19. La otra opción es ir a elecciones. Lo que, al parecer, supondría para el que lo propone un reajuste absoluto de las fuerzas a la izquierda y a la derecha del PSOE. Sin más motivo que el relato propuesto por el PSOE desde que ni Dios entiende su relato. Es confiar en el relato, en fijar marcos. Es una substitución de la política por otra patología parecida. Pero muy diferente. 

20. Es un plan tecnológicamente complicado. 

21. No mola –punto 1– la tecnología complicada. Requiere someter a la sociedad a cosas que no suceden, requiere que la sociedad no vea lo que sucede. Requiere una gran dosis de engaño. Superior a la dieta habitual, por lo general muy rica en esa fibra. Requiere un PSOE jugando a un póquer poco propio de su Denominación de Origen. 

22. Afortunadamente, por ahora, a la extrema derecha esp le pone más la reevangelización de Esp que la época. Pero, precisamente, en el pleno de la semana pasada ya se emitió extrema derecha de la época.

23. Lo señaló Enric Juliana. Albert Rivera había optado por el concepto “banda”, un palabro utilizado por el FN francés y por Salvini, para aludir a lo tecnológicamente complicado en política. En Francia e Italia funciona. Alguien está asesorando a Rivera. Lo de C’s, por tanto, no sería tanto una crisis como una refundación. Ya veremos. Por ahora, el asesoramiento es de oídas y mangui. Es decir, la “banda” no integra a todo el mundo salvo a ellos, a los señalados por la derecha esp. Ni habla de la crueldad del capitalismo.

24. El PSOE se ha complicado la vida. La ha complicado con sus planes complicados presentes. Y se la puede complicar más si opta por elecciones en noviembre, esa complicación tecnológica. Ha colaborado, con algo más que poca cosa, en esa vorágine de complicación tecnológica en la política esp, iniciada con su fin de régimen, cuando empezó la austeridad, cuando se negó a cualquier cambio interno no sugerido por el exterior.

25. Para noviembre seguro que se dan las condiciones que buscan sus asesores –algo normal, si consideramos que la labor de un asesor suele ser ir diciendo todo-va-según-lo-predije, sea lo que sea que suceda; el asesor empieza a ser, en fin, algo tan autónomo que puede asesorar a un PS después de asesorar a un alcalde racista de Segunda B–. Para entonces, la política esp ya será algo más empantanado a través de fakes, falsificaciones, políticas mediáticas, espera y búsqueda de cosas que no se comunican; cosas que, posiblemente, ni se saben. Y, tal vez, la complicación tecnológica ya tenga alguien que la entienda en la extrema derecha. Un candidato que observa el lío de cara, pero sin plan alguno, que hable como Trump o Salvini, que sepa que la extrema derecha no tiene que hablar de la Guerra Civil o de Abderramán III, sino de toda esta banda que durante tres meses, ha emitido complicación tecnológica. 

26. “Esp está agotada tecnológicamente. La gente está saturada. No quiere más complejidad, no es capaz de engullir tanta innovación, el ritmo de adopción de innovación tecnológica se ralentiza frente a toda la innovación que se lanza”.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Roberto

    Y si fuerza las elecciones, PSOE (ni UP) pisarán gobierno en no menos de 10 años. Lo cuál encaja von la teoría del hartazgo tecnológico...

    Hace 2 años 4 meses

  2. Ricard

    Tan solo una errata, Guillem, 23 "La banda integra a todo el mundo, salvo a ellos". Al menos, en el sentido usado por Rivera.

    Hace 2 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí