1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PACTÁNDOSE ENCIMA SPECIAL EDITION PLIS-PLAS (16:00)

El discurso

El discurso de Sánchez ha sido bueno. Lo que no es una categoría política, sino filológica. No sé, también fue bueno ‘I have a dream’, de King. Pero también, y mucho más, fue bueno ‘Totalen Krieg’, de Goebbels

Guillem Martínez Madrid , 22/07/2019

<p>El hemiciclo del Congreso durante el debate de investidura de Pedro Sánchez, el 22 de julio. </p>

El hemiciclo del Congreso durante el debate de investidura de Pedro Sánchez, el 22 de julio. 

@Congreso_Es

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

1. Un discurso es su emisor, su receptor y su mensaje. Pero en momentos comunicativos patológicos, puede no ser ninguna de esas cosas. Diría que el de Pedro Sánchez ha sido sólo mensaje. Como un poema o una pintada en el WC. O un discurso político al uso. Tenía la función de comunicar que esto es un momento histórico, y que quien no se apunte se sale de la historia, como le pasó al Neandertal, un tipo, por otra parte, cargado de razón. El receptor, diría, no se encontraba en el hemiciclo, sino oyendo la tele o la radio. El emisor, por otra parte, es nebuloso. Las políticas de comunicación no sustentadas en la realidad pueden tener un éxito político que tira de espaldas, pero al estar fundamentadas en el fake, lo enfaketizan todo, a todos, y todo el día.

2. El discurso de Sánchez ha sido bueno. Lo que no es una categoría política, sino filológica. No sé, también fue bueno el discurso I have a dream, deKing, pero también, y mucho más, fue bueno el discurso Totalen Krieg, de Goebbels. Bueno. Sánchez. Discurso. Estructura. Empieza con una a) captatio benevolentiae. Sinopsis: desde el 78 esto es Jauja –en la casilla anterior, lo era, y, a tutiplén, desde el 39; antes, desde el 31; antes, desde el 76; así hasta el momento en el que un Gobierno reivindicó la invención del fuego–. En a), por otra parte, Sánchez fija el mandato electoral como un avance en la justicia social y en la concordia, con cohesión social y sin corrupción. Contrapone eso a la foto de Colón. Luego prosigue con b).

3. b) Es una propuesta de reforma constitucional del artículo 99. Para evitar el bloqueo institucional, concepto también conocido en otras democracias, menos perfectas, como negociaciones previas a la investidura.  

4. Luego viene, como ya supondrán, c). Es decir, la presentación de seis objetivos para la legislatura. Ahí van: empleo digno –es decir, tal y como ha quedado la cosa, empleo– y pensiones ídem, revolución digital –como poco, si pensamos que aboga por “liderar la revolución digital en Europa”–, emergencia climática, desigualdad de género, desigualdad social –cuantifica la exclusión social en ocho millones de personas, y los ya expulsados de la fiesta en 1,8–. Y, claro, Europa, lo que en los sermones del XVI era el Paraíso, al que no se accede sin esfuerzo ni sacrificios, hermanos. 

5- Finaliza con un d), canto desordenado a la Esp postFranquista, en la que se volvió a inventar la rueda gracias a las iniciativas gubernamentales. Brilla, en este punto, el anuncio de que el polvazo del futuro será la educación, en la que se invertirá el 5% del PIB. 

6. Posteriormente explica cómo implementar todo esto. La cosa empleo digno, etc. Nada de la contra-reforma laboral, pero sí un nuevo Estatuto de los Trabajadores, un Estatuto del Becario –sería la monda que se reconociera, por fin, sus no derechos hasta los 65 años–, una Ley de Igualdad, formación continua, Plan Estratégico de Retorno del Extranjero –desde las contra-reformas de 2008, ayer, más de un millón de universitarios–, mejoras para los autónomos –ese colectivo que no para de mejorar en cada pleno de investidura–, apoyo a empresas de economía social, igualdad de sueldos entre nenes y nenas, y “convertir Esp en el primer país europeo que reconozca el derecho a la educación para toda la vida” –mola; pero reconocer el derecho efectivo al trabajo o a la vivienda, también y mucho–. Finaliza con una reivindicación del Pacto de Toledo, aquella cosa prevista para garantizar la SS hasta el 2010. Vamos, que está muerta o en coma.

7- Sobre la revolución tecnológica. Que somos líderes europeos en consumo de fibra óptica, de lo que se colige que Esp puede ser el líder europeo en tecnología. África, en el XIX, no iba mal de mano de obra ni de materias primas, no obstante, y de manera incomprensible, no lideró la revolución industrial. En todo caso, se ampliará el I+D al 2% del PIB. Habla de una entidad pública que dará crédito a las pymes que se la jueguen tecnológicamente –¿un banco?, ¿un ICO?, ¿un Cofidís?–. Cultura –cuando oigan hablar de cultura a un político, llévense la mano a la pistola de agua–: la Ley de Mecenazgo de cada investidura. Luego habla de digitalización. Digitalizar la cultura, la administración, etc. Habla de 80 nuevas titulaciones universitarias, y de reformar la universidad à gogó, esa cosa que ya reformó el Plan Bolonia para décadas, vinculando universidad y empresa. Utiliza en general “digitalización” tantas veces como Aznar el palabro “constitucional”. Lo que es de agradecer, si bien puede ser un indicio de que o no dice nada, o dice lo contrario.  

8. Sobre transición ecológica. Ni una alusión a las empresas energéticas. Sobre feminismo. Ley de las Familias, que no de la Familia, un Pacto de Estado, y una beligerancia léxica frente a las derechas. Igual este punto es el epicentro de la diferenciación respecto a ellas. Justicia Social: alusiones al Salario Mínimo Interprofesional, sin aludir a su subida, creación de un ingreso mínimo vital, Gran Pacto Nacional contra la pobreza infantil, fortalecer la educación pública, universalización de la educación desde 0 a 18 años, autorización para que los ayuntamientos puedan coger algo de lo que les sobra para invertirlo en guardes. Becas. Frase: “Esp será el mejor país del mundo para ser niño” –ya lo es para los adultos infantilizados, snif–. Vivienda: Ley Estatal de la Vivienda, y “medidas para frenar subidas abusivas de los alquileres” –como no se alude a una ley del alquiler, pueden ser sacrificios de gallinas a la Pachamama–. Volverá la Dependencia. Que, por otra parte, nunca llegó. Eliminar copago. Introducir salud dental en la SS. 

9. Y Europa. Que mola mucho /y si no la hay sin duda la habrá. Combatir inmigración irregular. Alude a “una Esp autonómica en una Europa federalista” –aplazamiento, por tanto, del federalismo–. Monográfico brexit, en el que entre líneas se alude a Cat. Ojo, cuidadín: derogación Ley Mordaza/yupi –el Estado perderá una fuente de financiación, pero no su capacidad de juzgar a, pongamos, raperos, recogida en el CP. Cita a Jefferson y a la necesidad de que cada generación haga suya las instituciones, anunciando ninguna reforma institucional, lo que tiene guasa, pero sí la posibilidad de legalizar la eutanasia. Anuncia acabar con el voto rogado, mayor protección animal, y leyes anti-juego. Y una gran reforma de la Justicia que, en su descripción, parece coincidir con la que se reclamada en las últimas huelgas del ramo, y no por Jefferson, como un aumento salarial y mayor inversión en pintura, lejía y ordenadores. Habla de clásicos, como un nuevo sistema de acceso a la judicatura. Asume políticas de reposición de la Guerra Civil y la Dictadura.

10. Finaliza puntualizando que para todo eso se necesitan acuerdos con varios partidos, y que uno es UP. Que UP y PSOE proceden de distintas izquierdas. Pero que algo les une: la izquierda. Vamos, que vende poco la burra. Aquí es donde debería haber hecho, si le interesaba, el chantaje sentimental. 

11. La alocución más aludida en el discurso –si exceptuamos el palabro “digital”– es “pacto nacional”. Pacto Nacional es una palabra entrañable del R78. Históricamente, es una disciplina que empieza con el primer pacto entre dictadura y oposición, los Pactos de la Moncloa. En términos estadísticos, un “pacto nacional” es la forma de comunicar algo distinto a lo que se produce. Algo, en fin, de otra época para según qué temas. Hoy, por ejemplo, en plena época digital –que diría Pedro–, sin monopolios informativos tan descomunales como antaño, sería difícil un pacto-nacional de lo que sea, salvo un Pacto Nacional para la Esterilización de chicos y chicas cats, me temo. Pacto-nacional, todo apunta a ello, es una alocución que no significa nada –como “no eres tú, soy yo"–, salvo que te piras. 

12. El discurso no alude a Cat, sino al palabro “digital”, que es su grueso. Las derechas quedarán taciturnas unos minutos. Luego, me juego una copa, meterán entre ceja y ceja el marco Cat en sus discursos. Oé-oé-oé.

13. Falta saber en qué difiere lo discurseado de lo dialogado por PSOE y UP en sus 48 horas de diálogo. Me dicen que lo de la supresión de la Ley Mordaza fue una sorpresa. Pero me dicen que el resto, glups, también. 

14. Ha sido un discurso-mensaje. No creo que sea el programa de Gobierno, pues el discurso no asegura, ni reclama, ni negocia ningún apoyo. En el mejor de los casos, es una manera de perder el tiempo hasta que haya pacto. En el peor de los casos, es una manera de perder el tiempo, intentando comunicar optimismo. En todo caso, diría, es un intento de reclamar la inocencia si la sangre llega a río electoral. 

15. En el discurso, tecnológico, digital, no aparece ninguna alusión a las energéticas –responsables, junto a los Gobiernos coptados por ellas, del precio de la energía más alto de Europa, tras Chipre, esa otra potencia tecnológica en ciernes–, ni de las telefónicas. Ya puestos, en analógico, no se habla de alquileres, un tema caliente en dos continentes, del que ya se están emitiendo mejoras en el espacio exterior. El cambio de modelo tecnológico no alude al monocultivo del ladrillo y del turismo, nuestro ni I ni D, que ha vuelto. Parece que para quedarse. Y, en todo el discurso, no se alude a Cat. Algo importante si es necesario que al menos un partido cat se abstenga.

16. ¿En verdad quieren un Gobierno de coalición? Rayos, empieza Casado. Les dejo.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cayetano

    Sánchez vuelve al discurso preelectoral que no modula para acordar, sino para responsabilizar a los demás de la falta de acuerdo. En lo que toca a UP, Iglesias ha llegado a plantearle que explicara ante la cámara que proposiciones han hecho a UP, en el momento culmen de responder al reto de repetición electoral. Seguimos sin saber si es posición de negociación, pero podríamos estar asistiendo a un intento de reconstrucción del discurso electoral, tras el paso atrás dado por Iglesias, para seguir negando el gobierno de coalición. De forma que sólo al final, veremos la predisposición real de Sánchez a formar un gobierno de coalición. Pues la predisposición de UP a un gobierno de coalición, que cede más allá de la proporcionalidad, no exigiendo proporcionalmente carteras de Estado y que ha aceptado el veto a su candidato a la presidencia, es un discurso muy difícil. El baile de la yenka del PSOE está tocando a su fin, pero perdiendo el relato de la responsabilidad del desacuerdo de las izquierdas. Esperemos que llegue el acuerdo para el jueves. Un cordial saludo

    Hace 2 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí