1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PROCESANDO LOS INFORMES FINALES (III)

Anochece, que no es poco

Melero demuele los argumentos de la Fiscalía. Al final arquea una ceja y cita un fragmento de la peli ‘Amanece que no es poco’. La GC detiene a un vecino porque ha plagiado a Faulkner

Guillem Martínez Madrid , 11/06/2019

<p>Melero, en el TS, observando su 'Frodo Awards'. </p>

Melero, en el TS, observando su 'Frodo Awards'. 

G. M.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas colaboraciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

SUBIDÓN-SUBIDÓN. TS. Informes finales de las defensas. La cosa consiste en que cada carácter individual de la defensa evalúa lo que el juicio ha probado y lo que no. Cargarán sobre la prueba de cargo, y plantearán la de descargo. Es el momento del subidón-subidón de las defensas, el momento en el que los acusados aparecen desde su lado mejor, cargados de verdad y de derecho. Ese lado permanecerá en la percepción hasta que, glups, llegue la sentencia. Momento en el que vete a saber qué percepción impera –los informes de las acusaciones, tan fuera de madre, no ayudan a prever un futuro en el que no nos invadan los Transformers–. Cada abogado tiene para todo ese pack una hora por cliente. Algunas defensas se han quejado de ese escaso tiempo –que no está mal; el TEDH ofrece media horita a sus usuarios–, si bien el tiempo, en esta franja, como en la vida, no es tan importante como la genialidad en su uso. Un informe corto, repleto de efectos, con vigor narrativo, con juego de piernas, seductor, con capacidad intelectual, empático, y con una frase chachi con levantamiento de ceja en el momento indicado es mejor que un discurso largo y plomizoZzzzzz y, por lo tanto, afuncional. Estos discursos, para el caso, serán/deben de ser técnicos, pero en alguna defensa también serán políticos. Posibilidad que no debería excluir lo de la genialidad que les decía antes. Pero que, visto lo visto, no ayudará.

EL CASO DE LA COSA. Lo político, en este juicio, está resultando en ocasiones contraproducente. Salvo, diría, en la defensa de Cuixart, centrada en derechos fundamentales, como el de asociación, reunión, manifestación. En el resto de las defensas que han apostado por esa vía, no se ha apostado por esa vía. Los tramos políticos son como discos dedicados. Han tendido a ser, en este juicio, fragmentos orientados, antes que a la defensa, al espectador procesista. A otra defensa en otro frente, vamos. En ellos se recurre a un temario y a una épica que la defensa técnica se come con patatas para construir una defensa más efectiva. La defensa técnica, en este juicio, ha consistido en explicar y demostrar que los acusados mintieron a su sociedad. Así como suena. Literalmente. Ni más ni menos. Cuidadín. Este juicio, que nunca se tenía que haber llevado a cabo, y nunca jamás con los cargos que han dibujado las acusaciones, tiene esa contradicción. Un Estado y unos medios de comunicación –por aquí abajo, el Estado es eso: lo que uno quiera, pero con unos medios de comunicación Ultra Sur– defienden que hubo un golpe de Estado. Otra instancia del Estado y otros medios defienden que hubo un proceso de autodeterminación. No pasó nada de eso. Y creo que este juicio lo ha demostrado para quien lo quiera oír. Es decir, para nadie. Este juicio es, pues, una pelea entre dos instancias del Estado. Una de ellas, con garrote y capacidad de llevarte a galeras. La otra, incapaz incluso de eso. Es difícil practicar la defensa en este juicio buscando el máximo beneficio para tu cliente –algo sagrado– y, a la vez, apostar por el derecho penal –ese mal rollo– como fuente ética de solución a un conflicto social en el que chocan dos mentiras, pocos políticos y millones de ciudadanos. En ese sentido, hoy les hablaré de Javier Melero.

LA INSOPORTABLE MELERIDAD DEL SER. Melero empezó este juicio, hace 51 sesiones, a su bola. Fijó que aquí se juzgaban derechos fundamentales. Pero que esto era un juicio penal. “Ni más, ni menos”, dijo. Y agregó que este juicio podría ser cualquier otro juicio penal, “como el de una estafa, como el de una alcoholemia”. Podría haber citado, en lugar de esos ejemplos, otros más edificantes. Pero dijo “estafa” y “alcoholemia”. Ahora creo comprender que, con esos ejemplos, daba una descripción de lo sucedido, un posicionamiento moral ante ello, a través de dos sinónimos: de mentira y euforia. No son delito. Son una región de la política. Por aquí abajo, pronunciada, autosuficiente. El informe inicial de Melero finalizaba planteando el absurdo de la situación, lo absurdo de los cargos. Durante el juicio, a través de esa defensa técnica, y de esa broma para consumo propio –estafa, alcoholemia–, Melero ha puesto contra las cuerdas a la Fiscalía. Y a su planta superior, que no es lencería, sino todo lo contrario: Gobierno y Estado. Ha solventado, con habilidad, la defensa de su cliente –es más, diría que la ha ampliado al resto de acusados–, y el posicionamiento ético desde el derecho penal. Hoy, con su informe final, lo ha bordado. Simplemente. Ahora mismo estará en casa, con los pies sobre la mesa, tomándose un Cardhu, o lo que sea que se metan los Melero.

FAULKNER. Ha empezado alto. Ha explicado el Derecho Penal como Derecho Constitucional aplicado. Ha explicado lo poco que ha participado la disciplina en los sucesos –tortazo con la mano abierta a instrucción y Fiscalía–, y que eso, tachán-tachán, es lo que va a pasar ahora. Se pela los cargos de rebelión y sedición –figura que ni trae a colación–. Para ello utiliza “los brillantísimos” informes de las acusaciones –plaf–. Explica que Fiscalía trajo a colación la pirámide de Kelsen para “traer a colación a los nazis”. “Y en una discusión, el primero en citar a los nazis, pierde”. Explica el absurdo de una rebelión por parte de la Gene, en tanto que “aunque esto puede no gustar a alguien” –los acusados, el público consumidor de procesismo–, “la Gene hizo todo lo posible para abandonar el poder” –el 27O; plaf–. Vamos, que hizo lo contrario a lo comunicado a su sociedad. Establece aquí qué hechos no son relevantes para la causa. No lo son todos los hechos que se inician en 2012, mucho antes de que se abriera la instrucción, y que han aparecido en el informe de Fiscalía como pruebas. No lo es el Llibre Blanc, no lo es ningún programa electoral. No lo es la actuación policial –de todas las polis– los días en los que se ha centrado el juicio. Habla de un “gravísimo déficit de organización policial” –y “a la policía no se la defiende dándole coba, sino explicando la ineptitud de sus mandos”–. Explica que el 1O, las policías coordinadas por Pérez de los Cobos –una figura cuya singularidad de coordinador sin mando que mandaba supone otro plaf– incumplieron el mandato judicial. Plaf. Optaron, vamos, por un objetivo político, no por el encargado. Plaf. 

 Por otra parte, la ciudadanía, el 1O, “no estaba ejerciendo ningún derecho, pero tampoco ningún delito”. Habla de lo que sí debe de ser objeto de enjuiciamiento. Y alude a la desobediencia. Asume el delito de desobediencia –exento de cárcel– para su cliente. “Desobedeció al TC, pero dispuso los Mossos para el 1O, reforzó los servicios tal y como pedía Fiscalía y el TSJC” –plaf–. Más sobre rebelión: no pudo haberla cuando no hubo Estado de Sitio, ni refuerzos en estructuras críticas, ni el Gobierno tampoco hizo informes de adjudicación de armamento a los cuerpos policiales. No la hubo porque hubo reversión: desde el primer momento, no hubo resistencia gubernamental cat al 155 –plaf–. No hubo rebelión porque el Fiscal General declaró, el 27O, que no habría cargo de rebelión si no se declaraba DUI, y que no la declaró –“la Gene incumplió todo para declarar una República”; plaf–. No hubo rebelión porque esas cosas se hacen con armas, y en el articulario se detalla que quien las deponga tendrá beneficios jurídicos, a los que no pueden acceder los acusados, al no tener, precisamente, armas. Habla de la creciente desconfianza del Estado hacia cualquier institución catalanista, desconfianza que lo ha impregnado todo y, en primer lugar, las actuaciones policiales. Habla de delitos producidos en aquellos días: contra el orden público, y actos concretos y aislados de resistencia a la autoridad. Habla de que una manifestación, por molesta o ruidosa que sea, debe de ser asumible en democracia. Habla de que todos los planes policiales para el 1O fueron inútiles, pero que sólo el de los Mossos tenía aspecto de plan –hojas, grapas, lógica–. Se pela la malversación –“los presupuestos de mi cliente fueron aprobados por Consejo de Ministros”–. Para finalizar, arquea una ceja y cita un fragmento de la peli Amanece que no es poco. La GC detiene a un vecino porque ha plagiado a Faulkner. Y reivindica una Esp en el que las polémica sean esas. Es decir, equipara lo que aquí sucede a un problema forzado o absurdo en una peli absurda, como plagiar a Faulkner. Por otra parte, un genio en lo suyo, pero un racista. Quizás es el último plaf de Melero.

ORACIÓN Y CIERRE. Melero, más brillante que este pálido resumen, crea empatía, sobriedad intelectual, atención. Y se pela los cargos a través de las pruebas facilitadas por la Fiscalía. En mi opinión, con solvencia. Para ello dibuja la gran mentira procesista, su “estafa”, su “alcoholemia”. Lo lógico, si ese discurso ha suscitado el interés y la lógica del Tribunal, es que mañana, cuando todo esto acabe, el Tribunal levante la prisión provisional de los acusados. Ya veremos. Hoy Larra, por cierto, no trabaja. Le ha dado un telele cuando Melero, aludiendo a la violencia del 20S, ha explicado que “se tiró una lata de cerveza y una botella de agua. Conociendo al tipo de manifestantes, la lata estaría vacía, y la botella de agua, llena”. Ahora mismo voy al Centro de Atención Primaria para Fantasmas “Vuelva Usted Mañana”. Hasta mañana.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas colaboraciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. zyxwvut

    Resulta que "procesando los informes finales" consta de (I) artículo de burla con la intervención de la fiscalía, mucho ji-ji-ji y mucho ja-ja-ja, pero sin información real, mucha ironía; (II) entrevista masaje a la abogada del señor Cuixart, ese santo que rie tanto, con mucha complicidad y mucho buen rollo sobre su "heroico" papel; y (III) articulo laudatorio del señor abogado "profesional", que reduce la violencia a gamberrada y "demuele" (sin más detalles a la fiscalía).m Ciertamente está usted "procesando", señor Martinez. A la calle esos señores y esas señoras que tienen todo el derecho a seguir buscando el muerto o la muerta como "eina de negociacióc de "estat" a estado.

    Hace 2 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí