1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Palabras Mayores

El disputado voto de Candelaria la del Puerto

Candelas Rentero, una jubilada recién llegada a la política, ha roto el bipartidismo en San Martín de Montalbán (Toledo)

Aníbal Malvar 9/06/2019

<p>Candelas sostiene una brocha en alto durante la campaña de las elecciones municipales.</p>

Candelas sostiene una brocha en alto durante la campaña de las elecciones municipales.

Cedida por la entrevistada.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Candelaria nació en territorio templario. En San Martín de Montalbán tuvieron mando en plaza los esotéricos caballeros desde la segunda mitad del siglo X, cuando Alfonso VIII de Castilla donó a la Orden del Temple la antigua fortaleza árabe sobre la escarpada falla del río Torcón, además del viejo poblado visigodo de Valdelmec, desde donde se podía vigilar el paso del Tajo por la Puebla de Montalbán para anticipar avances de mesnadas enemigas.

Ahora aquel río Torcón que tanto protegió los sucesivos asentamientos celtas, visigodos, romanos, árabes y templarios ya no fluye en su bajada desde los montes de Toledo. Lo han secado las ingenierías humanas o el cambio climático. O las dos cosas. Y en San Martín de Montalbán ya solo viven 726 descendientes del legendario bailiazgo de la Orden del Temple. A mediados del siglo pasado, cuando nació Candelaria, eran casi dos mil.

–¿Por qué una jubilada sin pasado partidista o sindical va y, de repente, se mete en política?

Porque Candelas Rentero, alias Candelaria la del Puerto, se ha metido en política hace nada, y hoy es la llave de la gobernabilidad de San Martín de Montalbán, también conocido como Lugarnuevo. Por primera vez en la historia democrática del pueblo, ha roto el bipartidismo y se ha colocado como concejal de Izquierda Unida.

Candelas interpretando a María Jiménez en un 'playback' en 2016.

Candelas interpretando a María Jiménez en un 'playback' en 2016.

–¿Y por qué no me iba a meter en política? ¿Es que me ves tan vieja? Pues no lo soy ni lo parezco. A veces me cabreo un poco cuando escucho cosas como que el 15-M fue un movimiento de gente joven. Fue de gente joven y no tan joven. Yo he estado en Madrid protestando igual que los más jóvenes y corriendo de las cargas policiales igual que los más jóvenes. En la Asamblea de Madrid me enfrenté con los antidisturbios. Y también en el andén de Atocha, que allí sí que se liaron a repartir leña.

Los resultados de las pasadas elecciones municipales han dejado a Candelaria en el ojo del huracán. En este feudo tradicional del PSOE, los populares han sacado siete sorprendentes votos más que los socialistas, y se reparten tres concejales cada partido. El disputado voto de Candelaria dará el bastón de mando a un alcaldable o a otro.

–No veas qué lío –se ríe.

–¿Y cómo se te ocurrió meterte en él?

–Tenía ganas de hacer algo. Fue todo casual. A mí me gustan mucho las redes sociales. Me informo mucho por ellas de cosas que a veces no son tan fáciles de ver en los periódicos. Y un día me encontré en Twitter un mensaje de IU San Martín de Montalbán. Yo no sabía de nadie de Izquierda Unida aquí en Lugarnuevo, así que quise enterarme y le mandé un mensaje en modo oculto: ‘¿Y tú de quién vienes siendo?’, que es como preguntamos en el pueblo. Y me escribe el hombre que él no viene siendo de nadie, que es un tal Javier de IU Castilla-La Mancha, que van a venir por los Montes de Toledo para levantar candidaturas. Quedamos a unas charlas y me convencieron. Y nada, me puse a hacer campaña.

–¿Cómo se hace campaña en un pueblo de setecientos habitantes?

–Prefiero ir hablando con cada persona. Me los cruzo y charlamos. Nada serio. La gente me conoce. Yo le pedí el voto hasta al que va para alcalde con el PP, y se reía mucho. Nos llevamos bien. Yo iba pidiendo el voto a todo el mundo y todo entre bromas, sin ser pesada. A mí no me gustan los mítines.

–¿Pero cómo vas a montar un mitin en Lugarnuevo?

–Pues como monto manifestaciones.

–¿Hacéis manifestaciones en Lugarnuevo?

no os dais cuenta de que en estos pueblos pequeños también se hacen muchas cosas, también se vive mucho

–Claro que sí. Y juntamos bastante gente. El 8 de marzo nos manifestamos por el Día de la Mujer y vinieron casi 50 personas. Para un pueblo tan pequeño está muy bien. También hemos hecho protestas contra la congelación de las pensiones. Y muchas más. A veces es que no os dais cuenta de que en estos pueblos pequeños también se hacen muchas cosas, también se vive mucho. Yo, desde que me volví de Madrid, no me aburro nunca. Salgo muchísimo. Salgo más ahora que cuando vivía en Madrid.

Candela dice que la política la atrajo siempre, a pesar de que en su casa no se hablaba de política. “Ya de moza, lo único que recuerdo en casa de política es que, cuando salía Franco en la televisión, mi padre repetía siempre una frase: ‘Las cosas deberían pasar dos veces’. Y mi madre le mandaba callar. Con los años, claro, deduje que aquello era por el miedo. El miedo duró muchos años. No se podía hablar”.

Candelas en su juventud.

Candelas Rentero en su juventud.

El hombre que creía que ‘las cosas deberían pasar dos veces’ se llamaba Baldomero Rentero Manzanilla, alias Julio Lagarto, y había vivido seis años preso tras el fin de la guerra civil. “Él había defendido la república. Se había significado. ¿Sabes que su nombre aparece en algunos libros sobre la guerra? También estuvo desterrado. No se podía acercar a Lugarnuevo. Para mantener a la familia mientras mi padre no estaba, mi madre se dedicó al estraperlo. Se ponían una especie de camisón con pespuntes y, en cada hueco, llevaban garbanzos, harina, bollos, matanza... Lo llevaban a Toledo y a Madrid, a gente rica, que son las que podían pagar. Si las detenían, les cortaban el pelo. Se lo cortaron una vez. Mi madre era una mujer muy echada para delante”.

De los ocho hijos que tuvo Baldomero con Margarita Villapalos, una niña murió con seis años de meningitis y otro a los 25. “Yo era la pequeña, así que no viví las calamidades. Mis padres y mis hermanos, cuando yo nací, trabajaban una huerta aquí en el pueblo. Pero eso no alcanzaba para quitar el hambre y emigramos a Madrid cuando yo tenía dos años”.

Candelaria estudió taquigrafía y mecanografía (“taquigrafía y máquina, se decía entonces”), y acabó asentándose en Vallecas. “Allí nos instalamos Antonio y yo cuando me casé con 22 años. Y allí, en Entrevías, nacieron mis hijos”.

–Era ya el Vallecas de las drogas y los curas progres…

–Sí, sí. Vallecas estaba invadido por las drogas. Murieron muchos. Y el pegamento. Los niños esnifados de pegamento... Nosotros teníamos el médico en el Pozo del Tío Raimundo, con eso ya te digo.

El Pozo del Tío Raimundo era entonces un poblado chabolero y uno de los grandes mercados madrileños de la droga. Cuando el desarrollismo, los jesuitas del padre Llanos desembarcaron allí para montar rudimentarias escuelas con cuatro tablones y algún mínimo servicio sanitario. Las primeras alcantarillas que desaguaban el poblado habían sido construidas de forma ilegal por los pobladores. Allí nació la estampa umbraliana del cura progre, comprometido y con las manos en la miseria y en el riesgo, preferentemente con guitarra y muy mal visto por la jerarquía eclesiástica tardofranquista.

El día que murió Franco, salté de alegría. Pensé: quiero saber cómo se vive en libertad

–Había mucha política en Vallecas. Cuando yo hice el graduado, ya con 25 años y dos niños, había un profesor en la cátedra de la calle Serena que decían que estaba loco, porque hablaba de ir a votar y esas cosas. La verdad es que todos los profesores eran rojillos. Pero a mí no me hacía falta que me dijeran nada. Yo sabía lo que quería votar. Y cuando por fin se pudo votar, yo voté al Partido Comunista.

–¿Qué hiciste el día que murió Franco?

–Salté de alegría. Pensé: quiero saber cómo se vive en libertad. Y la verdad es que me ha gustado la experiencia [se ríe].

–Dime un acontecimiento político que te haya cambiado la vida.

–La guerra de Irak –no duda un segundo–. Ahí empiezo a ir a las manifestaciones del No a la guerra. Ahí empieza la rabia. El ir con dos muletas a las manifestaciones. Y después la rabia se hizo más grande cuando hubo que ir a los entierros de los amigos que asesinaron el 11-M. A otra amiga le quedó la cara destrozada. Yo oí las bombas desde casa. Las del Pozo y Atocha.

–¿Por qué Candelaria la del Puerto, tu alias en las redes? Es una copla terrible sobre una mujer calumniada...

 

¿A qué poner centinela

en las tapias de su huerto,

si después hay quien se cuela

silencioso como un muerto?

Y hasta le abre con cautela,

con su mano la cancela,

Candelaria, la del Puerto.

 

–Es de Concha Piquer. Yo la cantaba mucho, pero ahora no puedo, que tengo nódulos en la garganta. Ahora solo hago playback –se vuelve a reír–. Cogí el nombre porque la canción habla de Candelaria la del Puerto y de Antonio el de Punta Umbría. Aunque yo no estoy en la situación de Candelaria. Yo no tengo esos problemas con Antonio.

–¿Y a quién vas a hacer alcalde de San Martín? ¿Me das la exclusiva? Me han dicho que incluso el PP te ha ofrecido ser alcaldesa si les dejas gobernar...

–¿Y tú cómo te has enterado de eso? –protesta divertida–. Sí, sí me lo han ofrecido.

–¿Y vas a aceptar?

Me llevo bien con algunos del PP, pero no es normal que pacte con ellos. Saben que soy fiel a mis ideas

–Yo, por mí, no pactaría ni con el PSOE. Me llevo bien con algunos del PP, pero no es normal que pacte con ellos. Saben que soy fiel a mis ideas. Pero nos llevamos todos bien. El día de las elecciones, uno del PP estuvo toda la mañana intentando darme caramelos del partido. No cogí ni uno. Y los de la página en Facebook del PP de San Martín siempre me invitan a que le dé al ‘me gusta’. Yo les contesto que no puedo, que me da calambre.

–Pero todo no ha sido tan amable. He encontrado que colgaste en tu muro de Facebook fotografías rotas de tu candidatura.

–Eso yo creo que nos habrá pasado a todos. No le des importancia.

Cartel roto de la candidatura de Unidas Podemos.

Cartel roto de la candidatura de Unidas Podemos.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí