1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

El lío jurídico de la Junta Electoral Central

La decisión de excluir de las listas electorales a Puigdemont, Comín y Ponsatí implica un razonamiento jurídico que es cuanto menos de muy dudosa legalidad

José Luis Martí 1/05/2019

<p>Carles Puigdemont.</p>

Carles Puigdemont.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Pues vaya. La Junta Electoral Central lo ha vuelto a hacer. La ha liado. Este lunes ha echado de las listas electorales de Lliures per Europa (Junts) a Carles Puigdemont, Toni Comín y Clara Ponsatí, denegándoles el ejercicio de su derecho fundamental de sufragio pasivo. Una nueva decisión controvertida, que llega dividida, con un voto particular (algo extremadamente extraño en decisiones de la JEC). Esta resolución se suma a polémicas decisiones anteriores, como la que prohibió a Junqueras y a Sánchez la participación en determinados debates y comparecencias ante los medios (aunque más tarde aceptara otras entrevistas y comparecencias). Pero esta vez la cosa es más grave, y las consecuencias jurídicas podrían ser catastróficas. Voy a intentar explicar en qué consiste este lío jurídico, un lío que es de todo menos sencillo, en cuatro pasos.  

Lo primero que deberíamos tener en cuenta es que la decisión de la JEC se ha tomado de forma dividida, y que al texto del Acuerdo se adjunta un voto particular firmado por el Presidente, el Vice-presidente y dos vocales. Por las razones que explicaré a continuación, creo que todo lo que se afirma en el voto particular es correcto, y que por lo tanto el contenido del Acuerdo, desde el punto de vista jurídico, es un grave error. Pero aún si uno pensara que el Acuerdo cuenta con buenos argumentos, el mero hecho de que exista un fuerte disenso interno debería haber inclinado la balanza a favor de quienes eran partidarios de permitir a los tres interesados concurrir a las elecciones. ¿Por qué? Pues porque lo que está en juego son tres cosas de vital importancia: 1) los derechos fundamentales políticos al sufragio pasivo de tres ciudadanos, 2) los intereses políticos igualmente fundamentales del resto de ciudadanos a poder elegir libremente a sus representantes en el Parlamento Europeo, y 3) las reglas básicas del juego democrático, que deberían contar con el menor número de limitaciones e intervenciones externas. Así que, en caso de duda, y el voto particular debería haber sembrado una mínima duda, la JEC debería haber garantizado incuestionablemente los derechos de los tres interesados, y haberles dejado concurrir a las elecciones.

Vayamos a los argumentos jurídicos que uno puede encontrar en el Acuerdo. Son básicamente dos. El primero tiene que ver con la aplicación de los requisitos impuestos por el artículo 6 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) para poder ostentar la condición de candidato. Dicho artículo establece varias causas de inelegibilidad, esto es, de exclusión de unas potenciales listas electorales, ninguna de las cuales es relevante para el caso actual. Pero dice también que sólo puede ser elegible una persona que goce primero de la condición de elector. Es decir, sólo puede ser candidato en unas elecciones alguien que tenga derecho a votar en esas elecciones. La cuestión ahora es: ¿pueden votar Puigdemont, Comín y Ponsatí en las elecciones europeas? La cuestión no es si podrán votar fácticamente. Es evidente que no, pues no están inscritos en sus consulados respectivos para poder votar por correo, y no se arriesgarán a votar presencialmente en sus colegios electorales en España para no ser detenidos. La cuestión relevante es si tienen el derecho jurídico a votar. Los tres interesados afirman que sí, y aportan como evidencia las tarjetas censales que les acredita como electores en las mencionadas elecciones. Si son electores según la Oficina del Censo Electoral, entonces pueden ser candidatos según la LOREG. La JEC, sin embargo, contra-argumenta que estas personas se hallan en situación de rebeldía procesal, y que “es notorio que no son residentes en las localidades donde figuran empadronados”, de modo que, siempre según la JEC, “existe una inexactitud en el censo electoral” que les impediría en realidad ostentar la condición de electores.

Es cierto que la inscripción en el censo electoral está vinculada con la condición de residencia, y que los tres interesados no residen en España. Sin embargo, no es debido a su condición de rebeldía procesal que ellos habrían podido perder su condición de elector, pues alguien puede encontrarse en situación de rebeldía procesal y ser aún residente de la localidad en la que está empadronado (por ejemplo, ocultándose), y en tal sentido seguir siendo elector y poder incluso votar el día de las elecciones. En segundo lugar, quien debe comprobar si el censo electoral es correcto desde el punto de vista de la residencia es la Oficina del Censo Electoral, y la JEC no parece ser competente para determinar si existe algún error de inscripción. Y si lo fuera, no basta con afirmar que algo “es notorio”, sino que hay que demostrarlo. Pero lo que es más importante, tal y como señala el voto particular, ni la JEC ni nadie puede privar a ningún ciudadano español de su condición de elector, salvo en los supuestos excepcionales establecidos por la ley (minoría de edad, incapacidad mental severa, pérdida de nacionalidad), ninguno de los cuáles es aplicable al caso. Los tres interesados, aunque se encuentren en rebeldía procesal, tienen intactos sus derechos de sufragio activo. De hecho, si decidieran volver a España y enfrentar sus eventuales responsabilidades penales, deberían poder votar sin problemas. Y, por lo tanto, no han perdido su condición de electores. Ergo, tampoco han perdido su condición de ser elegibles.

Si el primer argumento utilizado por el Acuerdo es débil, el segundo es directamente absurdo. Se afirma que, “por añadidura”, hay que tener en consideración el artículo 68.5 de la Constitución española cuando señala que son electores y elegibles al Congreso "todos los españoles que estén en pleno uso de sus derechos políticos". Y que, dado que en virtud del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) los tres interesados no están en pleno uso de sus derechos políticos, puesto que dicho artículo implica la suspensión del ejercicio de función o cargo público de toda persona que esté siendo procesada por delito de rebelión y para la que se haya decretado prisión provisional, los tres interesados habrían perdido su condición de ser elegibles. Se dice textualmente que “la cualidad de ser elector del artículo 6.1 de la LOREG no es compatible” con "la limitación de los derechos políticos" a la que alude el 384bis de la LECrim. Lo primero que hay que decir es que, aunque es verdad que el Tribunal Supremo dictó Auto de procesamiento por rebelión contra los tres interesados, dicho procesamiento quedó en suspenso precisamente al declararse en rebeldía procesal, y por supuesto, “es notorio” para todos que no se encuentran en prisión provisional. Esto, de todos modos, es secundario. Lo más importante es que el art. 384 bis LECrim implica una suspensión del ejercicio de un cargo público y no una suspensión del derecho de sufragio pasivo, y mucho menos del activo. Si así lo fuera, los presos que están siendo juzgados por el TS no habrían podido presentarse a las elecciones, en las que de hecho han resultado elegidos diputados y senadores, ni podrían haber votado.

En definitiva, teniendo en cuenta la trascendencia del caso y el nivel de observación y presión externas, me cuesta entender que los miembros de la JEC no hayan optado por ajustarse escrupulosamente a la literalidad del derecho, y hayan optado en cambio por un razonamiento jurídico que, aunque complejo, es cuanto menos de muy dudosa legalidad. Ninguna ley en España deniega explícitamente el derecho a ser candidato en las elecciones a una persona que se encuentra en situación de rebeldía. Y, ante la duda, la decisión debería siempre proteger los derechos fundamentales y las reglas básicas de la democracia. Esto quiere decir que muy probablemente la JEC ha vulnerado los derechos fundamentales de los tres interesados y ha intentado alterar gravemente las reglas básicas del juego democrático. Y hay que recordar aquí algo fundamental, que la JEC sólo es un árbitro electoral, que carece de poderes legislativos, incluso jurisdiccionales, como para alterar las reglas del juego. Los abogados de los tres interesados han presentado recurso ante el Tribunal Supremo, y éste debe resolver en el plazo de dos días hábiles. Esperemos que el TS resuelva favorablemente en favor de los interesados, o que en su defecto sea después el Tribunal Constitucional el que les conceda amparo jurídico. Porque si no ocurre ni una cosa ni la otra, los interesados podrán recurrir ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, y aún después, si éste no les diera la razón, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Y existen altas probabilidades de que uno u otro anule las decisiones estatales, cosa que podría tener como efecto jurídico la posibilidad de impugnación de las propias elecciones. Este es, ni más ni menos, el lío jurídico de campeonato en el que nos ha metido la Junta Electoral Central.

------------------

José Luis Martí es profesor de derecho de la Universidad Pompeu Fabra.

Autor >

José Luis Martí

Es profesor de Filosofía del derecho de la Universidad Pompeu Fabra.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. vado

    Un articulo de un miembro de la JEC (catedratico de derecho administrativo) escrito con anterioridad, donde afirma que la ley permite a Puigdemont presentarse como candidato a unes elecciones: una prueba de prevaricación? https://andresbetancor.blogspot.com/2018/04/puigdemont-inelegible.html …

    Hace 1 año 11 meses

  2. Raul

    Además de lo dicho, ninguno de los tres está en rebeldía diga lo que diga Llarena y el TS, los tres se pusieron a disposición de los tribunales belgas en cuanto fueron reclamados por los tribunales españoles y se les reclamó cuando ya estaban en Bélgica por lo que jamás escaparon de España, esto último formalmente es crucial, si pongamos, Junqueras se escapara de la cárcel y fuera a Bélgica su situación formal sería radicalmente distinta de la Puigdemont y con toda probabilidad sería entregado por prófugo y punto, sin entrar en otros asuntos. Aquí si hay alguien en rebeldía es el TS que ha huido de la justicia europea y se ha tomado las decisiones que tomó dicha justicia a petición, precisamente, de la española por el pito del sereno.

    Hace 1 año 11 meses

  3. Clementina

    A, los espanyoles, nacionalistas o no, se la bufa los argumentos jurídicos i los otros también, Tienen su argumento total i definitivo: por cojones!!!

    Hace 1 año 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí