1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Los diez años de control de Enel en Endesa, en perspectiva

El futuro de la eléctrica está íntimamente ligado al destino que sus dueños italianos quieran darle, más allá del perfil de su nuevo presidente, Juan Sánchez Calero

Manuel Jaramillo 1/05/2019

<p>Starace, presidente de Enel / LUIS GRAÑENA</p>

Starace, presidente de Enel / LUIS GRAÑENA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

En pleno proceso de transición energética vuelve a la escena pública una de las “heridas empresariales” más importantes de la historia reciente de España, aún no cicatrizada, como es la compra de Endesa por parte de Enel, compañía pública con base italiana, cuya gestión en la española sigue generando importantes tensiones. Se cumplen diez años de la toma de control total de Endesa y aprovechando esta fecha, es un buen momento para hacer un análisis en profundidad de lo que ha supuesto para España esta operación, los problemas de fondo que plantea la gestión de Endesa para trabajadores, consumidores e inversores y los retos que deja para el futuro.  

En 2009, tras la adquisición de Enel del paquete de acciones que tenía Acciona (su socio en la OPA de 2007), Endesa era líder en su sector, con una posición estratégica tanto en el mercado ibérico como en Latinoamérica (por cada euro que salía de la sede corporativa de Endesa en España hacia otros países retornaban 3 euros que se empleaban en el territorio nacional), una de las mayores empresas por capitalización bursátil y con una estimación de crecimiento del beneficio antes de impuestos por parte del consenso de analistas del mercado del 23%, incluso prudentes en aquel momento en que la economía estaba a las puertas de la recesión (Fernández y Campa, IESE Occasional Paper Nº 06/9, 2006).

Sin embargo, desde los primeros dos años (el bienio 2009-2011) se vio cómo los planes del nuevo equipo gestor italiano se desviaban considerablemente del consenso del mercado y de lo esperado por los actores relevantes del sistema eléctrico. En primer lugar, se paró el crecimiento del tamaño de Endesa, y unos pocos años después, en 2014, se planteó la primera y más importante de las desinversiones a favor de la matriz italiana. En este sentido, Enel había “dado la vuelta” a los flujos financieros procedentes del negocio de Endesa y en vez de revertirlos a la sede corporativa española y de ahí proceder a nuevas inversiones, se empezaron a desviar hacia Italia. 

La razón fundamental de fondo es la presión que el Gobierno italiano ejerce sobre las empresas públicas para conseguir que estén más capitalizadas y amorticen una buena parte de su abultada deuda

La razón fundamental de fondo es la presión que el Gobierno italiano ejerce sobre las empresas públicas para conseguir que estén más capitalizadas y amorticen una buena parte de su abultada deuda, lo cual redunda de forma positiva en los pasivos totales del Estado. Así, una empresa con una fuerte carga de deuda como Enel (en torno a 40.000 millones de euros, frente a un EBITDA de 15.700 millones) decidió amortizar deuda con un dividendo extraordinario procedente de Endesa, 14.600 millones de euros que provenían de los 8.252 millones de euros del capital embolsado por Endesa con la venta de Latinoamérica Enel, más 6.400 millones de euros sobre deuda, lo cual supuso el desmantelamiento de los principales activos de referencia de la compañía y  un incremento sustancial del apalancamiento financiero.

También Enel vendió el 22% de Endesa por un importe de 3.133 millones de euros en Bolsa mediante una Oferta Pública de Venta (OPV), quedándose con la participación actual que ronda el 70%. Gracias a estas dos operaciones, Enel consiguió reducir de forma efectiva su deuda financiera y, por tanto, mejoró las cuentas públicas del Estado italiano y marcó la pauta para los años sucesivos en materia de política de retribución de los accionistas. De esta forma, el equipo gestor descapitalizó Endesa por un importe de 14.604 millones de euros, un 76% superior al importe obtenido por la venta del negocio en Latinoamérica.

El primer anuncio de reparto de dividendo extraordinario se concretó en la convocatoria de la Junta General de Accionistas del 19 de septiembre de 2014. Lo que iba a ser un pago único de dividendo de 7,795 euros por acción financiado con cargo a reservas voluntarias (desembolso total de 8.252 millones de euros) fue la antesala de un nuevo pago extraordinario, esta vez por una cifra menos abultada. El segundo pago de dividendo fue de 6 euros por acción, con un desembolso total de 6.352 millones de euros. De esa forma, la retribución total para el accionista ex impuestos sumó 13,79 euros por acción, el mayor dividendo de la historia de los mercados de valores españoles y una de las más abultadas a nivel mundial y en comparación con otras empresas del sector. 

La OPV y la venta de Latinoamérica supuso la transformación de Endesa en una compañía enfocada exclusivamente en el negocio ibérico, concentrando riesgos y yendo en el sentido opuesto a todas las compañías energéticas a nivel europeo que estaban buscando disminuir el “riesgo país” y diversificar geográficamente su negocio. Por ello, a día de hoy, Endesa es una compañía con un tamaño mucho más reducido, con un horizonte condicionado por las decisiones de una compañía pública extranjera y con unos resultados menguantes. En los resultados de 2018, el flujo de caja operativo de la compañía se ha reducido un 1% interanual (en 2017 cayó un 20%) mientras que, al mismo tiempo, la deuda neta se ha incrementado un 16% para, entre otras cuestiones, pagar un 3% más de dividendo por acción (1,43 euros frente a 1,38 euros en 2017). 

Tomando los números homogéneos de 2009 y los del último cierre contable de año completo que es 2018, el balance de la gestión de Enel en España puede caracterizarse por las siguientes magnitudes:

  • El tamaño de balance (sus activos) se ha reducido a la mitad desde 2009 (fundamentalmente por la des-consolidación de Latinoamérica): 60.195 millones de euros en 2009 frente a 31.656 millones de euros en 2018. La empresa ahora mismo es la mitad en valor total de lo que fue hace una década.
  • Derrumbe del número de clientes en el mercado ibérico: si comparamos con la etapa Enersis, con la pérdida de Latinoamérica la caída es más de un 50% respecto al número de clientes original: 10,75 millones en 2018 frente a 24,6 millones en 2009. 
  • Las ventas de energía en el mercado Iberia se reducen de forma considerable: 74.193 GWh en 2018 frente a 136.488 GWh en 2010, mientras la demanda eléctrica continúa subiendo en torno al 2% anual.
  • Igual ocurre con el cash-flow operativo, el cual es un 51% menor (2.420 millones de euros en 2018 frente a 4.967 millones de euros en 2009). La posición de liquidez se ha debilitado tanto como para tener que atender antes los pagos a proveedores que los cobros a clientes: de 134 millones de fondo de maniobra positivo en 2009 a 2.039 millones de fondo de maniobra negativo en 2018 (activo menos pasivo circulante). 
  • Supera al sector en términos de reducción de plantilla: 4.586 empleados desde 2009 (sin contar siquiera la des-consolidación de Enersis), pero aumenta el tamaño de los servicios centrales (+20% interanual).
  • En 2009 tenía 13.397 empleados. Ha cerrado 2018 con una plantilla de 8.811 trabajadores, una destrucción del 34,23%.
  • Ha perdido 6 puestos en el ranking del IBEX 35 por capitalización bursátil: del puesto 5 en 2008 al puesto 10 en 2018.
  • Es la única compañía del sector con un pay-outdel 100% incluso con apalancamiento para pagar dividendo a cuenta de cada ejercicio.

De todos estos elementos, uno de los más importantes para observar la transferencia de recursos desde el negocio español hacia la matriz italiana es el reparto del 100% de su resultado neto en dividendos de forma sostenida en los últimos años para seguir financiando a Enel y, de esa forma, incrementar a la italiana su capacidad inversora fuera (por ejemplo, para hacer operaciones corporativas) y también para reducir su endeudamiento. De forma deliberada, los gestores buscan depredar la compañía e ingresar en el accionista mayoritario (Enel) el mayor volumen de fondos posibles sin provocar la quiebra de Endesa justificando su actuación en que tienen como “objeto el re-apalancamiento de empresa y la optimización de la estructura financiera”. 

Repartir el 100% de los beneficios en dividendos impide que Endesa tenga capacidad de autofinanciación y, por tanto, capacidad para afrontar las inversiones necesarias en un marco de transición energética. Así, Endesa tiene con respecto a su sector un mayor peso en fuentes tradicionales de generación (el 58% en combustión y el 15% es nuclear) y, por tanto, una menor capacidad financiera dificulta una transición entre este peso tradicional y su conversión en generación renovable, cuyo peso con datos definitivos de 2018 es marginal. Al mismo tiempo, deteriora sustancialmente tanto su capacidad de generación de empleo, salarios y calidad del suministro a los consumidores.

Se trata de un proceso de descapitalización progresiva de la compañía provocada por la gestión de Enel que debería preocupar a gobernantes y reguladores. Por tanto, en esta situación y con una Endesa ya despojada de sus inversiones fuera de España, es necesario reformar estructuras fundamentales del sistema eléctrico nacional para evitar una fuga de capitales de España hacia Italia, la cual incumple de forma sistemática las obligaciones de inversión y renovación de instalaciones. Esto constituye un freno permanente en los planes de transición energética, ya que los activos más importantes posicionados ante este plan de futuro fueron absorbidos por la filial de renovables de Enel (Enel Green Power) y, por tanto, Endesa se ve obligada a defender la actual posición en el mercado de generación con tecnologías amortizadas y con una supervivencia compleja como la nuclear, la hidráulica o las térmicas. Los cierres se están produciendo con recelos notables de Endesa y sin un plan de reconversión realista que permita mantener y crecer la actividad de la compañía, lo cual lleva necesariamente a un estancamiento o incluso reducción del valor de los activos.   

En suma, el futuro de Endesa está íntimamente ligado al destino que sus dueños italianos quieran darle, más allá del perfil del nuevo presidente (Juan Sánchez Calero) que sucede a Borja Prado en la presidencia de la compañía tras la Junta General de Accionistas de 2019 celebrada hace unas semanas, a no ser que los poderes públicos tomen cartas en el asunto para asegurar la viabilidad de la compañía a largo plazo, conservando no sólo los puestos de trabajo actuales sino también los empleos indirectos y la actividad económica generada por Endesa. 

------------------

Manuel Jaramillo es el secretario general de UGT Endesa.

Autor >

Manuel Jaramillo

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. José Luís

    La creación de una empresa pública de energía (limpia) se hace necesaria por no decir urgente, todos los españoles pienso que estarán de acuerdo sin olvidar a la sanidad, la educación, el bienestar social y las pensiones. La público es mas rentable que la privado, pues nace como servicio a la ciudadanía que es el principal cometido, el bienestar ciudadano.

    Hace 1 año 11 meses

  2. José Luís

    ¡¡Vaya negocio primero el de Felipe y el remate final el de Aznar!!, la deuda de Enel la estamos pagando los españoles, a eso se le llama hacer el idiota y estos son los mas españoles que nadie, no quiero imaginar cuales son los peores.

    Hace 1 año 11 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí