1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¿Avanzará la utopía tras las elecciones?

La próxima cita en las urnas cuenta con un destacado promotor de modernas quimeras: José María Aznar, que ejerce de vástago de Rivera, progenitor de Casado y de espíritu de Abascal

Luis Molina Temboury (EFC) 24/04/2019

<p>Igualdad</p>

Igualdad

j. r. mora

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Es más gratificante leer a ideólogos del optimismo liberal como Steven Pinker, con quien tan buena onda tiene Luis Garicano, que a John Gray, el autor de Misa Negra Perros de paja. Gray sacude a diestra y siniestra sin dejar títere con cabeza. Crítico feroz de las ideologías que han movido la historia en occidente, el antropocentrismo, los estados teocráticos, el milenarismo, el humanismo, la ilustración, el marxismo, el comunismo o el nacionalsocialismo, también lo es del liberalismo, algo que seguramente conoce mejor que nadie. John Gray fue un teórico de peso del liberalismo en los años ochenta y desde los noventa ejerce como uno de sus más lúcidos detractores.

Para Gray es un error situar a la especie humana en el centro de la historia. La nuestra es una especie terrícola más que se caracteriza por reincidir en tres grandes errores. Perseguir utopías imposibles –revestidas de religión monoteísta, de paraíso socialista o de laicismo ilustrado-, suspirar por el advenimiento de una nueva era que ponga fin a los viejos tiempos y concebir la historia de la humanidad como un relato de progreso. Todo eso es absurdo, sugiere Gray, y en nombre de esas pretensiones se vienen perpetrando los más terribles y bárbaros desmanes.

El progreso liberal que no termina de llegar

Gray vaticinó el ascenso de Trump. Y Gray sostiene que el nuevo mundo en occidente no pinta mejor que el que conocemos. El modelo al que hoy se dirige Europa no es la utopía liberal de un mercado único impartidor de justicia perfecta, ni el edén nacionalista de quienes están convencidos de ser diferentes y mejores, sino la Rusia oligárquica de Putin. “La utopía es una proyección hacia el futuro de un modelo de sociedad que no puede hacerse realidad”. La realidad es que el mal capitalismo tiende a prevalecer sobre el bueno y que el nacionalismo genera conflictos que derivan en violencia.

No estamos en un proceso de progreso. En occidente todo puede ir a peor y, por los síntomas, ese es el rumbo que llevamos

No estamos en un proceso de progreso. En occidente todo puede ir a peor y, por los síntomas, ese es el rumbo que llevamos. Es perfectamente posible que determinados grupos de la población vuelvan a ser estigmatizados y perseguidos, o que para alcanzar viejas y nuevas utopías, o simplemente para satisfacer el ego de un pobre desdichado enardecido por el odio, volvamos a ser testigos de grandes matanzas en Europa. Entre alentar el acopio de armas contra supuestos enemigos y las gestas sangrientas, organizadas o en solitario, no hay más que un paso. Hay que aceptar que así somos los humanos. Sobre todo los machos de la especie, añadiría yo.

El autoritarismo y el populismo que crecen en Europa y en el mundo son consecuencia del intento de llevar a la práctica viejas y nuevas utopías de occidente, explica Gray. En el terreno económico hemos superado la utopía del mercado planificado por la vanguardia del pueblo (de momento, porque cualquier utopía puede volver a las andadas) para arribar a la utopía liberal de un mercado global sin regulación en democracia y competencia perfectas. Esta reciente utopía se entrelaza frecuentemente con la utopía neoconservadora, menos preocupada por universalizar el mercado y más por preservar y exportar “los valores de Occidente”.

Es interesante trasladar las reflexiones de Gray, en especial su detallada descripción de lo ocurrido en la utópica aventura de la guerra de Irak, a los procesos electorales que tenemos por delante.

El sueño que devino en pesadilla

La próxima cita electoral cuenta con un destacado promotor de modernas utopías: José María Aznar. Aznar viene ejerciendo como el vástago de Rivera desde que Rajoy no diera la talla frente a los enemigos del Partido Popular, como el progenitor de Casado cuando la utopía alumbró por fin un digno sucesor y como el espíritu de Abascal cabalgando glorioso sobre rojos, cobardes y antipatriotas. Se dice que ninguno de los tres es capaz de aguantar la mirada al creador de la nueva utopía, y que por su poder los tres lucharán como un solo mosquetero contra el demonio bicéfalo: el separatismo catalán, al que no hay que convencer con la fuerza de los votos sino doblegar por la fuerza -mal que le pese a un civilizado y desorientado Manuel Valls- y a la socialdemocracia que, cual zombi resucitado por el radicalismo sanchista y por el mandato de ayatolás y de Maduro, aspira a destruir España. Otra nueva cruzada contra el mal.

La clarividencia de Aznar se fraguó cuando la utopía conservadora y la liberal confluyeron en la Guerra de Irak. El trío de las Azores, Blair, Bush y su escudero Aznar, decidieron entonces emprender una cruzada contra el terror para impulsar la democracia universal y los valores de occidente. Los tres practicaban un estilo misionero de la política, los tres eran grandes creyentes (para defender su participación en la guerra de Irak, Blair llegó a decir en un congreso del Partido Laborista “sólo sé lo que creo”) y los tres creyeron que les recibirían con flores y caramelos en Bagdad. Tan importante era su misión que no les importó saltarse a la torera a las Naciones Unidas, a los inspectores que no encontraban rastro alguno de armas de destrucción masiva, a la evidencia de que el germen del terrorismo islamista no se encontraba en la dictadura sátrapa y laica de Sadam Husein sino en países aliados como Arabia Saudita o Pakistán… Todo daba igual. No importaban los hechos sino la misión. Y el resultado a la vista está.

La revelación profética del famoso trío de las Azores ha provocado más de un millón de muertos que a día de hoy siguen sumando decenas de millones de heridos, mutilados y refugiados

La revelación profética de aquél famoso trío ha provocado más de un millón de muertos que a día de hoy siguen sumando decenas de millones de heridos, mutilados y refugiados, el recrudecimiento de antiguos y nuevos conflictos en la región, la multiplicación del terrorismo islamista y su exportación a otros continentes, ha sumido a Irak en la anarquía de un estado fallido y continúa alentando el odio a occidente en todo el mundo árabe.

Que todo aquello fue y sigue siendo una guerra por controlar los recursos y los claros intereses económicos que hay detrás (hasta en el terreno personal) es evidente. Pero no fue solo eso. Ante todo fue la persecución de una utopía ciega ante la realidad. Los buenos negocios vinieron después de los bombardeos, pero primero fue la fe. Una fe que llegó a flaquear en el caso de Blair tras el informe Chilcot, pero que no se ha movido un ápice en un envarado Aznar que sigue sacando pecho insensible al dolor de las víctimas.

Las recetas mágicas de la intrépida derecha

Que Aznar pretenda apadrinar a los tres partidos de la derecha que aspiran a gobernar juntos en España no tendría relevancia si sus dirigentes se desmarcaran de su arrogancia visionaria y aportaran soluciones realistas, lo que recomienda John Gray para evitar errores típicos del fanatismo ideológico. Pero la deriva extremista de los tres y su empeño mesiánico en salvar a la patria es verdaderamente preocupante. No se debe declarar como enemigo político a la mitad de los españoles y a la gran mayoría de los catalanes. No se debe vender que en uno de los estados de la Unión Europea que recauda menos y peor lo adecuado es rebajar los impuestos y la progresividad fiscal. Y no se debe olvidar que un alto porcentaje de los españoles no ha salido aún de la crisis y malvive en situación de emergencia.

Que Aznar pretenda apadrinar a los 3 partidos de la derecha que aspiran a gobernar juntos no tendría relevancia si sus dirigentes se desmarcaran de su arrogancia y aportaran soluciones realistas

El mayor problema que afronta la sociedad española en todo su territorio es la desigualdad, cuyas consecuencias son perfectamente detectables con los indicadores estadísticos y cuya solución no pasa por recetas mágicas como rebajar los impuestos a los ricos. Para atraer el capital ya existen los paraísos fiscales, con los que un gobierno sensato no debiera competir. Vaciar la caja de los servicios públicos en un país con enormes bolsas de pobreza y precariedad parece más bien de magia negra. Y el problema del nacionalismo catalán no se resolverá por una imposición humillante desde fuera, sino con el diálogo y la aplicación serena y paciente de una ley que no debe ser una losa inamovible sino un instrumento de convivencia edificado sobre amplios consensos.

Esperemos que los resultados de las próximas elecciones en España y en la Unión Europea logren cerrar el paso a esas viejas y nuevas utopías de consecuencias demasiado previsibles y empiecen a abordarse los problemas, que van a peor, con soluciones realistas.

---------------------

Artículo original disponible en economistasfrentealacrisis.com.

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas contribuciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Luis Molina Temboury (EFC)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    asnar ahora quiere lavar la cara a ls neoliberales a base de crear una ultraderecha para dejarles d locos y tontos 1º metiendo quien mas inmigrantes en evz d dar ayudas d natalidad y meter a las mujeres al mercado laboral 2º crando la peor crisis d la hª democratica d españa, cn especulacion, subida d precios, bajada d salarios, en parte tbn a base d inmigrantes para quitar drchos y qe ls pobres se enfrenten entre si rebajando drchos y salarios etc pero aveces sale mal como en Polonia italia hungria y tal de todos modos economicamente son lo mismo pero el partido qe gane , gana tbn mas ayudas sueldos poltronas favores, los paga etc y esto es lo que les importa - breve biografia politica d asnar como presidente y desp : https://www.eldiario.es/sociedad/Supremo-Aznar-Parque-Nacional-Cabaneros_0_865464274.html https://www.eldiario.es/economia/tecnologica-Aznar-beneficios-Espana-Sociedades_0_879812931.html . https://www.eldiario.es/madrid/Gobierno-Aznar-Operacion-Chamartin-BBVA_0_861614152.html . aznar = golpe d estado economico al montar la crisis + art 135 d zPP + rubalcaca firmar todo l qe m.rahoy le ponia dlte . https://diario16.com/pp-casado-miente-vuelve-las-tacticas-aznar-oposicion/ . https://www.eldiario.es/zonacritica/Aznar-anticonstitucional_6_846975303.html . Aznar era aquel que gobernó con unos menistros etc que ahora la mayoria o han sido condenados e incluso estan en la cárcel ..y ahora ls que le apoyaban van a VOX. http://diario16.com/la-vieja-guardia-aznarista-se-pasa-vox/ . https://www.publico.es/tremending/2019/01/08/cuando-los-discipulos-de-aznar-te-hablen-de-la-bandera-recuerdales-esto-la-venta-del-sector-publico-del-aluminio-a-alcoa/. . Dice Asnar que el dejo a la derecha unida en el PP y que ahora son tres partidos, pero es que antes vivian en un plácido biPPartidismo en que no habia dife entre PP y PP$.e y ahora el PP es claramente una mafia (que usa el populismo visceral como tapadera para usurPPar maniPPular y rePPrimir), existe Podemos ( y para contrarestarlo sacaron C$ ) y Vox quiere ser lo que no es el PP pero es C$ un poco solo ( no olvidemos que Ribera es familia del falangista Jose Antonio Primo de Ribera , amigo del. dictador criminal Franco y tbn del dictador Primo de Ribera de 1º de S Xxº ). Los chaqueteros del pasoe no tienen arrestos de juzgar al criminal aznar ni buscar a M.Rajoy Aznar es un mafioso que bien podria ser encarcelado si hub un fiscal con lo que hay que tener como hay en Francia gracias al mayo del 68. . Solo busca medrar en todas partes, tanto en C$ que en el PP motivos de meter a asnar en la carcel no faltan : ladron esPPeculador asesino terrorista maniPPulador mentiroso corruPpto defraudador evasor de divisas y fiscal ES el asnargate : ...aznarPP creó la crisis a base de subir precios bajar salarios y permiitr creditos ... que desde el B españa alguien dijo que crearia burbuja ...Asi ls bancos consiguieron , gracias a ZPP.P$-e : rescate pisos creditos ( y desahuciar a gente que ahora no puede votar por no tener padron gracias a la ley electoral de la "democratatransicion" ) , al PP no iban a votar... ahora con la mafia controlando los pisos vacios y gracias al apoyo de C$ y PP$-e : - los bancos no devuelven el rescate aunque se nos dijo que lo harian - el hijo d aznar compra esos pisos de ganga a ls bancos por que m.rajoy no les pide pagar el rescate con ellos y para pagar las pensiones - la mujer de aznar ( la botella una ultracatooca ) vende VPO a mafias - m.rajoy no regula ls precios de alquiler - se basa la economia en turismo y asi no hay pisos para la gente de aca - ls mafias echan a la gente d ls barios a base d montar narcopisos para comprar barato y vender caro - tbn lleno el pais de inmigrantes para crear sicosis dandoles VPO mas que a nativos y alentar racismo y acusar a la izda con ello y sacar redito electoral - nos metio en guerra con mentiras , ( guera que ahora ademas niega ) y quitando polis de la calle cuando llegaron los atentados mintio videos de que si estuvimos en la guerra : https://blogs.publico.es/un-paso-al-frente/2018/09/19/aznar-criminal-de-guerra-y-mentiroso-compulsivo/ - en esa guerra quiso quitarse parados a base d eprofesionalizar el ejercito pero sacando una ley que obligaba a los parados a hacer lo que el esatdo les mandase : la ley era anti-constitucional y asi se declaró en los juzgados - se hizo un autoatentado : ¿ quien va a poder poner una lapa en un coche hipervigilado y guardado como el del presidente del gobierno y encima que era un petardito pudiendo hacer saltar el coche varios pisos de altura ? - pagó la boda de su hija con dinero de todos - defraudó a hacienda y fué condenado por ello - bajó salarios : lo que hizo que se redujera el consumo y se creara paro...luego lo d la guerra... - su boom economico estaba basado en : Pprivatizaciones a dedazo entre amigotes ( privatizar es encarecer y emppeorar el servicio ademas d pprecarizar a l´obrerada y beneficios solo para algunos aun pprivatizando no puso impuestos a esa gente atrajo inversiones USA por la guerra que al salirnos de ella se fueron tbn lo de Rodrigo Rat@ siguió basando la aeconomia en turismo y ladrillo , sectorescontrolados por los franquists, en vez de invertir en I+D - https://temas.publico.es/precarios-del-mundo/2018/10/02/ asi-te-han-precarizado-todos-los-gobiernos-de-la-democracia/ - medicamentazo - Llevo a España a eurovision con una cancion de corte fascista . Antes no se elegia como ahora. https://www.eldiario.es/cultura/entrevistas/Europe-Living-celebration-fascista_0_769923681.html - ademas negocio con la eta y dio indultos a corruPPtos - espero que no duerma por la noche, no se lo merece.. - Y ahora apoya a C$ y tiene el misma propaganda de banderita - https://www.elplural.com/politica/2018/05/22/aznar-ministros-imputados-detenidos-corrupcion-partido-popular - https://www.publico.es/espana/frente-estudiantes-sindicalistas-briosos-cachorros-rama-ultra-falange.html http://diario16.com/la-corrupcion-salpica-aznar/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fla-corrupcion-salpica-aznar%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16 https://federacion.republicanos.info/2018/08/01/todos-los-sueldos-del-tipo-que-se-jubilo-a-los-51-pero-quiere-que-tu-lo-hagas-a-los-70-o-mas/ https://www.eldiario.es/zonacritica/Voy-dejarme-crecer-bigotito_6_816528365.html aznar indultos, dos por dia = https://www.elboletin.com/noticia/168980/ http://diario16.com/la-estrategia-la-crispacion-invento-aznar-aplican-otros/?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_term=http%3A%2F%2Fdiario16.com%2Fla-estrategia-la-crispacion-invento-aznar-aplican-otros%2F&utm_content&utm_campaign=Novedades+en+Diario16+%282%29 -

    Hace 2 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí