1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

SARA GIMÉNEZ / PERIODISTA

“Cada día hay más mujeres en el mundo del periodismo deportivo”

Ricardo Uribarri 17/04/2019

<p>Sara Giménez antes del Girona - Espanyol, del 6 de abril.</p>

Sara Giménez antes del Girona - Espanyol, del 6 de abril.

Imagen cedida por la entrevistada

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

Como en muchos otros ámbitos profesionales, la presencia de mujeres en el periodismo deportivo ha crecido de forma considerable en los últimos años. A nadie le extraña ya verlas en las redacciones, cubrir entrenamientos, presentar programas y participar en retransmisiones con el micrófono de banda haciendo entrevistas. Incluso hay comentaristas que ilustran sobre aspectos tácticos en los partidos. Algunas han cubierto partidos ellas solas pero haciendo conexiones puntuales. Sin embargo, hay una faceta que sigue copada por los hombres: ser la voz principal en una retransmisión radiofónica o televisiva de un partido. A pesar de existir algunos antecedentes, como el de la tinerfeña Mayte Castro en los años 80 y 90 del siglo pasado, es una labor que en España está intrínsecamente relacionada con una voz masculina. Pero parece que eso puede empezar a cambiar.

En otros países no es tan raro ver a mujeres al frente de locuciones de eventos deportivos. La francesa Candice Rolland narra partidos en la televisión desde 2012, la alemana Claudia Neumann lo hace desde la Eurocopa de 2016. La mejicana Iris Cisneros fue la primera en hacerlo en castellano en Estados Unidos y Pati Rivas retransmite encuentros de la liga venezolana. Una lista en la que se puede incluir a Sara Giménez, que hace unos días retransmitió de manera íntegra un partido, el Girona-Espanyol, correspondiente a la Liga, para la cadena SER.

Ella prefiere tomarse esta experiencia como un paso más en su carrera, pero es inevitable dotar al hecho del simbolismo que merece.  Si Sara lo ha conseguido, otras también pueden hacerlo. Si un responsable de un área deportiva decidió no seguir el statu quo, otros quizá tengan menos reparos para hacer lo mismo. ¿Cómo ha vivido Sara este momento inolvidable? ¿Cómo ha llegado a él? Nos lo cuenta en CTXT.

¿Qué se siente siendo la protagonista de la noticia en lugar de ser la persona que hace las preguntas?

Estoy un poco incómoda, no sólo porque no esté acostumbrada, sino porque no me pongo en el papel. A mí me encanta entrevistar, es lo que hago habitualmente, así que esta repercusión que ha tenido la noticia me hace sentirme un poco rara.

Viendo precisamente esa repercusión, ¿se da más cuenta de la trascendencia del hecho?

Veo un paso a nivel profesional en mi carrera como periodista pero de forma individual. Lo asumo como algo habitual porque hubo otra primera vez cuando presenté un programa, cuando hice inalámbrico… Para mí era nuevo y también estaba muy nerviosa en esas situaciones. Esta vez lo he vivido igual. Yo le he dado más normalidad de la que se le ha dado exteriormente. No fue un partido más, pero sí una faceta más a explorar y a aprender. Es verdad que, sorprendentemente para mí, ha tenido mucho eco y se ha hablado mucho sobre ello. Pero, cuando acabó la retransmisión lo que pensé es a ver en que me he equivocado, donde he cometido un error y que puedo hacer para que la próxima vez no me suceda.

¿No se lo toma entonces como que se haya convertido  una referencia para otras mujeres que puedan querer seguir sus pasos?

No, todo lo contrario, yo me fijo y tomo como referencia a otras personas para hacer mi trabajo, que en este caso ha sido hacer una narración. Acabó el partido y mi idea es seguir fijándome, en seguir preguntando a narradores como lo hacen. Es verdad que es una situación inusual, pero yo sólo pienso  en aprender de cara al siguiente partido.

¿Recuerda si alguna vez soñó con vivir este momento? ¿Era una de sus ilusiones desde pequeña o ni siquiera se lo había planteado?

Como ilusión de alguien que empieza en el periodismo, pues sí, porque yo al final lo que quiero es estar en el campo, estar en los partidos y contarlos. Sí que es verdad que a nivel real no me había imaginado ni en mis mejores sueños que me llegara esta oportunidad. A veces juegas un poco a ser narradora, a contar los partidos, pero nunca pensé que se hiciera realidad.

¿Faltan candidatas dispuestas o que los responsables de los medios se atrevan a dar esa responsabilidad a una mujer?

Como todo en la vida lo que faltan son oportunidades, alguien que te dé la ocasión y luego cada uno verá si está capacitado para hacerlo o si quiere intentarlo, por lo menos. Y a partir de ahí seguir mejorando. Yo creo que candidatas hay muchas aunque es verdad que a no todo el mundo le gusta narrar partidos. Cada una elige su camino en el periodismo deportivo pero pienso que lo que faltaba son oportunidades como la que afortunadamente me llegó a mí.

¿Cómo llega Sara Giménez hasta el momento actual? ¿Cómo ha sido el camino que ha tenido que recorrer?

El resumen de este camino es el mismo de mucha otra gente, supongo. Empezando en televisiones locales, en un ámbito mucho más reducido y con oportunidades en forma de becas, en este caso en Mediapro, donde llevo tres años. Cuando acabé las prácticas tuve la suerte de poder quedarme y me metí de cabeza. Luego me salió lo de la SER, donde anteriormente también había hecho prácticas. Todo es a base de insistir, preguntar, ofrecerte, que la gente sepa que estás dispuesta a seguir mejorando y a no encerrarte en tu zona de confort.  

¿Cómo surgió la propuesta de narrar el partido? ¿Se lo pensó mucho o aceptó rápido?

El partido era un sábado y me llamaron el lunes anterior. Me preguntaron, ¿tú te ves capacitada para narrar este partido? Dejé pasar los tres segundos de rigor para darle un poco de emoción y de hacer ver que me lo estaba pensando. Le dije ‘si’ y me contestó ‘pues con este sí ya puedo colgar porque era todo lo que necesitaba saber’. Si tenía algo que pensar no lo hice, la verdad. Me hizo la pregunta, le respondí de forma afirmativa porque en esos tres segundos me di cuenta que podía hacerlo, mejor o peor, pero que podía hacerlo y que de hecho me apetecía, porque ya te digo que hay gente que no quiere hacerlo. Lo asimilé bastante rápido.

Dele el mérito a quién corresponde. ¿Quién le ofreció esta oportunidad?

Esta oportunidad me llegó gracias a Sique Rodríguez y a Laura Martínez, los jefes de deportes de Cadena SER Barcelona y Madrid, respectivamente. Y también de Dani Garrido, el director del Carrusel. Y seguramente gracias a alguna persona más que me estoy olvidando. Ellos fueron los que consideraron que podía llevar adelante esta tarea.

Evidentemente no tenía experiencia en esta faceta. ¿Cómo se preparó? ¿Le pidió consejo a alguien?

Había hecho una prueba de un par de minutos por el hecho de decir ‘voy a aprender’, pero nada más. Cuando empiezo a hacer algo de cero siempre pregunto a los que saben, que creo que es lo que hay que hacer. Le pregunté a Luis Flaquer, el mejor narrador, en mi opinión, de la radio, y también a Miguel Ángel Román, de Bein La Liga, que es un crack, y a Raúl Muxach, que es con quién trabajo, porque yo hacía inalámbricos en los partidos del Girona para SER Catalunya y él era el narrador. Entre los tres coincidían en muchos consejos y luego cada uno tiene su estilo y su manera de trabajar. Yo entendía que el primer día no podía asumir todos los conceptos y que era para hacerlo lo mejor posible y a partir de aquí aprender un poco más. Así que lo que hice fue intenté coger lo mejor de cada uno.

¿Lo más difícil en este cometido es encontrar su propio estilo, no parecerse a otro narrador?

Yo tenía claro que el primer día iba a haber errores y que lo tenía que asumir y tirar para adelante porque o contaba el partido o no lo iba a contar nadie por mí. Yo pido consejos a los que saben pero no podía imitar a nadie porque ya tenía bastantes cosas en la cabeza para intentar ser alguien que no eres. Aunque puedas aprender de los demás, al final cada uno tiene que tener su estilo y yo sabía que si no estaba cómoda no me iba a salir. Siendo el primer día tenía que hacerlo como a mí me saliera y a partir de ahí ver que tengo que mejorar, pero con mi propio estilo, que todavía no lo he encontrado. Pero estoy en ello.

¿Qué le pareció lo más difícil?

Primero estar atenta a tantos detalles, porque yo estaba acostumbrada a una visión muy diferente, la del inalámbrico, y tenía que asumir que mi rol era otro y que tenía que hacer cosas distintas. Lo más difícil es que no te atrape el partido, evitar que te pase por encima de lo que estás contando. Tú quieres transmitir muchas cosas, que todo llegue al oyente, pero el partido sigue a su ritmo y es difícil no dejarte nada sin contar.

¿Se le hizo larga la retransmisión o se encontró cómoda?

Se me hizo más corto de lo que esperaba. La verdad es que me encontré más cómoda de lo que pensaba y menos nerviosa de lo que creía. Pensaba que los segundos se me pasarían muy lentos pero me encontré bien, a gusto. Creo que fue una buena señal. Acabé el partido muy contenta por la experiencia pero dándole vueltas a cosas que pienso que podía hacer mejor. De hecho no he escuchado aún la grabación porque me voy a comer la cabeza y ya no lo puedo arreglar, pero las sensaciones fueron buenas a nivel general porque el partido lo sacamos adelante y como experiencia fue maravillosa.

De todo lo que le han dicho después del partido, ¿qué es lo que más le ha gustado?

Para empezar me ha gustado la gente que me ha felicitado porque me ha escuchado y me ha dicho ‘oye vamos a hablar y te voy a dar un par de consejos para ver donde puedes mejorar’, porque eso significa que lo puedo hacer, que puedo mejorar. Y también me ha gustado escuchar que se alegran por mí, que se alegran de que esta oportunidad me haya llegado.

¿Cree que va a costar acostumbrar al oyente masculino a que una voz femenina le cuente un partido?

Yo tengo claro que una persona, sea hombre o mujer, puede hacer cualquier trabajo siempre y cuando lo pueda hacer bien. No porque sea hombre tiene que narrar partidos o viceversa. Tiene que hacerlo quién esté más capacitado, quién tenga ganas de realizar esa función lo mejor posible. Se hablaba mucho de los pasos hacia adelante que se habían dado en los últimos años con respecto a la mujer en el mundo del deporte y en el caso concreto del periodismo faltaba este paso, pero porque nunca se había hecho. Estaba claro que tarde o temprano iba a llegar. Era un poco absurdo que no ocurriera porque hay muchas chicas preparadas para ello, con ganas de hacerlo y que están ahora mismo tratando de aprender para llevarlo a cabo. Tenía que llegar y ya está.

¿Va a tener continuidad esta experiencia, va a hacer más partidos?

Yo espero que sí. Para empezar, en Semana Santa voy a narrar en GOL un partido de un torneo infantil que se celebra en la Costa Brava, lo que me va a permitir seguir practicando y mejorando.

Ha realizado muchas funciones distintas en su carrera. ¿Qué le llena más?

 Lo que más me gusta es estar en los campos, ver los partidos in situ. Es verdad que sólo he hecho una narración de un partido, se puede decir que ni siquiera he empezado, pero me gustó. Antes lo que más me llenaba era hacer el micrófono inalámbrico, estar a pie de campo.

Supongo que le gustaría que dentro de poco haya más compañeras que sigan sus pasos, que deje de ser noticia lo realizado por usted.

Claro, yo lo veo como algo normal porque todo el mundo tarde o temprano avanza en su trabajo y amplía sus conocimientos si tiene oportunidades. Yo no soy ejemplo de nada ni nadie tiene que seguir mis pasos, pero las chicas que están en la radio y las que van a venir en las próximas generaciones  van a dar pasos enormes porque están muy preparadas y porque tienen muchas ganas, que al final es lo más importante. El resto vendrá sólo. Cada día hay más mujeres en el mundo del periodismo deportivo.

¿Qué consejo les podría dar a todas esas chicas que aspiran a poder realizar un trabajo como el suyo dentro de un tiempo?

Un consejo que me aplico a mí misma es que nadie te va a decir lo que puedes o no puedes hacer. Si tú quieres hacer algo, si estás convencida de que quieres hacer algo, lo vas a acabar haciendo, encontrarás la manera de conseguirlo por muchas trabas o palos en las ruedas que te quieran poner. Yo pensaba que en mi vida, jamás, iba a narrar un partido de fútbol, y de la noche a la mañana me encontré en Montilivi haciendo el Girona-Espanyol. Ahí me di cuenta que los límites son mentales, no hay más. Lo que ellas quieran hacer lo van a terminar consiguiendo si tienen ganas, que es lo más importante.

-----------------------------------------------------------------

Fe de errores: en una versión anterior de este texto se afirmaba que Sara Giménez era la primera mujer que ejercía de narradora principal de un partido de fútbol en España. Sin embargo, existen antecedentes como el de Mayte Castro.

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ricardo Uribarri

Periodista. Empezó a cubrir la información del Atleti hace más de 20 años y ha pasado por medios como Claro, Radio 16, Época, Vía Digital, Marca y Bez. Actualmente colabora con XL Semanal y se quita el mono de micrófono en Onda Madrid.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí