1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El mentidero

La banda de Inda

@Cervantes FAQs 16/04/2019

<p>Villarejo.</p>

Villarejo.

J. R. MORA

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT se financia en un 40% con aportaciones de sus suscriptoras y suscriptores. Esas aportaciones nos permiten no depender de la publicidad, y blindar nuestra independencia. Y así, la gente que no puede pagar puede leer la revista en abierto. Si puedes permitirte aportar 50 euros anuales, pincha en agora.ctxt.es. Gracias.

Para mentir sobre Podemos, el panfletista se ha servido de todo un turbio entramado. Desde Villarejo, el PP y Manos Limpias hasta la élite de la comunicación y de las empresas. Las Cloacas del Estado son difíciles de desenredar, y los hilos habituales no eran suficientes: hace falta todo un ovillo que esta semana intentamos desenmarañar. 

Esta es la historia de cómo la plana mayor política, policial, empresarial y mediática de este país vio peligrar sus chiringuitos de jugones y decidió montar su propia banda al margen de la ley. El PP gobernaba pero veía crecer a Podemos y al independentismo. ¿Qué hacer? Fácil: Tomemos a un comisario curtido en el espionaje (Villarejo), a un Ministro de Interior con un ángel de la guarda y sin escrúpulos (Jorge Fernández Díaz), al “periodista' gacetillero que está siempre por ahí” (así llaman Fernández Díaz y Daniel de Alfonso a Eduardo Inda en las escuchas intervenidas) y a un puñado de empresarios, y activemos de nuevo las viejas Cloacas del Estado.

Empecemos por el más mediático de los cuatro: el gacetillero Eduardo Inda. Para que la opinión pública se ponga en contra de las nuevas fuerzas políticas hace falta una buena máquina del fango vertida a través de medios como Atresmedia, El Mundo, y algún que otro panfleto digital. Inda y su compañero Esteban Urreiztieta están encantados de hacer creer a sus lectores que Podemos es financiado por Venezuela, o que Iglesias y los políticos independentistas tienen cuentas en paraísos fiscales. El Mundo y OKDiario siempre habían parecido serios, con su ristra de exclusivas sobre la corrupción del PP. 

Pero un medio necesita pruebas para apoyar sus acusaciones. En este caso, al no haberlas, se inventaron. Así, en la llamada ‘oficina siniestra’ (conocida por acosar a policías honestos, como el comisario Jaime Barrado), se crea el ‘informe P.I.S.A.’ (Pablo Iglesias Sociedad Anónima) Este falso informe, sin firma ni sello oficial y repleto de incongruencias (como decir que Fort Apache, programa de TV de Pablo Iglesias que no nace hasta 2013, se financia con dinero iraní en 2012) llega a manos de Inda y Urreiztieta. ¿Cómo? Según parece, tras aparecer en el sumario del caso del Pequeño Nicolás, gracias a nuestro segundo jugón, Villarejo. 

El ex comisario Villarejo, ahora en prisión sin fianza, es el prototipo de doble o triple espía: tiene ojos y oídos en todos lados y fuertes vínculos con toda clase de poderes, incluido el mediático. Según cuenta David Jiménez en su libro El director, Villarejo era la fuente que utilizaban los periodistas de tribunales de El Mundo. Las exclusivas sobre el PP, y ahora sobre Podemos para OKDiario no se fabrican solas, sino que hace falta contenido jugoso, como el falso informe P.I.S.A., nacido en la brigada de las Cloacas. En el documental Las Cloacas de Interior, de la productora Mediapro, el propio afectado, Pablo Iglesias, lo explica. 

Aquí es donde salen al campo de juego dos nuevos agentes: Enrique García Castaño, alias ‘El Gordo’, y José Ángel Fuentes Gago, jefe de gabinete de Eugenio Pino. En el documental podemos ver cómo a ambos se les intervienen cientos de llamadas a Eduardo Inda y Esteban Urreiztieta entre Octubre y Diciembre de 2014. Pero conozcamos a los tres, de arriba abajo: Pino era Director Adjunto Operativo de la Policía, nombrado por Fernández Díaz. A su vez, Pino nombró como mano derecha a Fuentes Gago. El tercero, García Castaño, es ex jefe de la UCAO. Tanto él como Pino están imputados en el caso Kitchen, por un presunto robo de documentos sobre la caja B del partido a Luis Bárcenas. Si nos centramos en Fuentes Gago, él mismo ha admitido que Rajoy y Fernández Díaz lo mandaron a Nueva York a negociar con Rafael Isea, un disidente venezolano. A cambio de ayudarles a perjudicar a Podemos con el tema Venezuela, ellos le ofrecían una nueva vida en España.

Por otro lado, no solo los morados estaban en el punto de mira de la brigada, también algunos políticos independentistas. Y es que hemos llegado a la tercera y más alta pata de las cloacas: la política. Coged palomitas y prestad atención a las conspiraciones telefónicas entre el ex Ministro de Interior y Daniel de Alfonso, el director de la Oficina Antifraude de Catalunya. 

Estas escuchas aparecen en un pen drive dentro de un sobre anónimo que llega a la redacción del diario Público. ¿Quién es el autor del espionaje? No está claro. Expertos consultados por Público creen que pudo haber sido el propio Daniel de Alfonso. Pero otra tesis apunta a un periodista: Carlos Mier, que está investigado junto a Villarejo por otras supuestas escuchas dentro del caso del Pequeño Nicolás. Una comisión del juez Arturo Zamarriego pidió informes a la Policía Científica para averiguar quién pudo haber pinchado los teléfonos, y las pistas condujeron a este periodista, Carlos Mier, que en esos momentos se encontraba trabajando en el digital informacionsensible.com, propiedad de Gema Alcalá, la mujer de Villarejo. 

Además de con el periodismo, el ex comisario ha sido relacionado con: 

1) El sindicato SPP, del que Villarejo es uno de sus fundadores, y que se ha nutrido de miembros procedentes de la ultraderecha, de Fuerza Nueva y de la Brigada Político Policial. SPP, por ejemplo, propuso imputar a las personas agredidas el 1-O por miembros de la policía. El juez lo rechazó. 

2) La organización Manos Limpias, cuyo líder, Miguel Bernad, se encuentra ahora en prisión por la Operación Nelson por un presunto chantaje al banco BBVA. La Audiencia Nacional está investigando si Villarejo fue el encargado de espiar a Manos Limpias por encargo del banco. Esta organización tiene dos conexiones con las Cloacas: fue la que se querelló contra el independentista Xavier Trías y contra Podemos (querella rechazada por el Supremo) aportando como pruebas el informe P.I.S.A. y la supuesta cuenta en Suiza de Trías, cuya existencia el propio banco negó. Y fue la que, en 2012, supuestamente prometió, junto a Villarejo, 400.000€ al empresario Javier de la Rosa a cambio de información sobre los Pujol. Casualmente, con las informaciones obtenidas, El Mundo sacó una jugosa exclusiva en plena campaña de las elecciones catalanas

3) El empresario del IBEX y consejero de Indra, Adrián de la Joya, dueño junto a Javier Martínez de la Hidalga de la finca La Alamedilla. De la Joya aparece en el sumario del caso Tándem por una presunta utilización de dicha finca para el blanqueo de capitales en Guinea Ecuatorial. Es el mismo caso Tándem por el que Villarejo y otros policías están en prisión, y cuya exclusiva fue lanzada, de nuevo casualmente, por OKDiario. Y es la misma Guinea Ecuatorial sobre la que Inda, Alfonso Rojo y Daniel Montero, subdirector de Interviú (entre otros) escribían información beneficiosa para Obiang, a cambio de unos supuestos pagos realizados por Villarejo. Un toma y daca que, en el caso del ex marido de Ana Rosa, Alfonso Rojo, llega a ascender según el sumario a más de 3000€ al mes, atados y bien atados mediante contrato.

Parece que existen panfletistas dispuestos a lo que sea por obtener unas cuantas exclusivas y unos buenos ingresos. Eso incluye difundir pruebas falsas contra los adversarios de la élite empresarial, banquera, mediática, policial y política. Una élite en la que destacan cuatro nombres, la mayoría muy bien relacionados con “el periodista gacetillero que está siempre por ahí”. 

Élite mediática 

El primero es el que ya todos conocemos. Se cuela en nuestras casas cada día a través de La Sexta, esa cadena supuestamente de izquierdas que él mismo dirige desde 2006. Es directivo de Atresmedia desde 2012, y pareja de la también presentadora de la cadena, Ana Pastor. Es Antonio García Ferreras, ex director de comunicación y contenidos del Real Madrid, nombrado por su presidente, Florentino Pérez. Ferreras defiende furibundamente a Inda. Inda dirigía Marca y con sus informaciones hizo dimitir al anterior presidente del Madrid, Ramón Calderón. 

Ferreras es también uno de los comensales de una particular comida con Villarejo y el empresario Adrián de la Joya. En esa comida, según fuentes de Público, se gestó la creación de la falsa cuenta de Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de Granadinas que aparece en el informe P.I.S.A. El director de La Sexta no tuvo reparos en mostrar en su programa Al Rojo Vivo la fabricada información. 

Isea, disidente venezolano con el que Fuentes Gago negociaba a cambio de información contra Podemos, no fue el único al que se quiso sacar la falsa información: también el teléfono de Pablo Laplana, banquero andorrano, fue pinchado debido a sus contactos con personalidades de dicho país, como él mismo explica en el documental de Mediapro. Tampoco es Venezuela el único tema con el que se ha querido perjudicar a Podemos: en 2016, OKDiario publicaba en exclusiva unos mensajes privados de Pablo Iglesias. Un año después, en un registro de la policía en el domicilio de Villarejo, se ha encontrado el teléfono móvil de una colaboradora de Iglesias, Dina Bousselham, quien previamente había denunciado su robo en un centro comercial. Y en abril, la Policía Judicial se personó en la redacción de OK Diario y requisó una copia del contenido de ese teléfono móvil. Esta pieza continúa secreta y lo último que sabemos es que Pablo Iglesias ha aceptado la oferta del juez que instruye el caso Tándem de personarse como acusación particular contra Villarejo.  

El otro comensal de dicha comida con el ex comisario, y segundo de nuestros cuatro nombres, es el consejero de Atresmedia y presidente del diario La Razón (nos quiere sonar el nombre de su director, Francisco Marhuenda, apareciendo cada sábado en La Sexta Noche) Mauricio Casals, conocido por su apodo ‘el Príncipe de las Tinieblas’. Lo que quizá no se conoce tanto es que fue uno de los imputados en el caso Madrid Network, por el cual Esperanza Aguirre concedía a dedo licencias de comunicación. Un caso en el que precisamente aparece nuestro tercer nombre: Manuel Delgado Solís, cuya empresa Flightech fue beneficiada por Aguirre en el reparto de esas licencias. Además, su socio en Flightech es Pedro Morenés, quien fue Ministro de Defensa del PP. Y su cercanía con los populares no acaba ahí: Delgado Solís fue abogado de Correa en la Gürtel y él mismo también imputado en dicha trama. Por último, nuestro hombre también es consejero de ACS/DRAGADOS, empresas de Florentino Pérez.

Así es como llegamos a nuestro cuarto nombre y quizá el más poderoso. Presidente del Real Madrid en dos etapas, es capaz, y así lo ha hecho, de retirar la gestión de Real Madrid TV, tras 18 años, a Mediapro, al igual que Casals, que también le ha retirado la gestión de los informativos. Efectivamente, un posible motivo es que Mediapro, la productora de Jaume Roures (que en su momento tenía buena relación con Ferreras) es la que ha realizado el documental Las Cloacas de Interior, dirigido por el propio Roures. El documental cuenta el entramado de las Cloacas del Estado, y solo ha sido emitido en Gol TV (de Mediapro), TV3 y ETB. El resto de televisiones se han negado a emitirlo. 

Pero... ¿por qué estas cloacas, que constituyen el mayor escándalo español desde los GAL, no se han cobrado más responsables que el ex comisario Villarejo? Fernández Díaz disfruta de un beneficioso aforamiento, al igual que su número dos, Francisco Martínez, también implicado en Kitchen, y al igual que Ignacio Cosidó, su Director General de la Policía y ahora portavoz del PP en el Senado. Martínez y Cosidó se acusan entre ellos de la responsabilidad de las cloacas. Cloacas que, como hemos visto, salpican a altos mandos policiales, a empresarios de la comunicación y a panfletistas cuyas caras vemos a diario en televisión, en horario de máxima audiencia. ¿Por qué ninguno está pagando penalmente el haber formado parte de esta trama en la que se han fabricado pruebas falsas contra adversarios políticos y se han aceptado estas sucias prácticas a cambio de obtener exclusivas? Son muchos los implicados, muy poderosos y muy protegidos. Y muy poco el periodismo de verdad, honesto y sin ataduras, que se ha atrevido a contarlo.

Ese periodismo es el que debemos exigir en nuestra sociedad. El periodismo valiente y necesario de Patricia López (@patricialopezl) y Carlos Enrique Bayo (@tableroglobal) para el diario Público (@publico_es) y a quienes damos gracias infinitas por su gran trabajo de investigación, que hemos intentado resumir en este artículo que muy probablemente no acabará aquí.

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Juan Fernandez

    Quien dijo que iba a ser sencillo? en palabras de Julio Anguita, hay que hacer otra guerra, con otros generales, con otra táctica y tener paciencia de campesino....Compañeros/as el camino es largo y tortuoso y lleno de trampas. pero seguimos en pie y caminado. Claro que se puede. Ahora Vox, si quieres seguimos hablando de pistolas? o Rivera seguimos hablando de Banderas? o quizás Casado te interese seguir hablando de ETA........UH!! y el PSOE, el PSOE no mira a su izquierda, no mira a su derecha, El PSOE solo espera ordenes de quienes no se presentan a las elecciones y mandan más que un ministro, no lo digo yo, Pedro Sanchez se lo contó a Ebole, Y porqué ahora no va a pasar lo mismo?? Esperar ordenes??. Tú decides con tú voto lo que pase el 28 A. (Que las cloacas no decidan por tí)

    Hace 2 años

  2. Vicente

    Esta es la España de las banderas y la de los "a por ellos " y la de los " Arriba España " y la de los emepeñados en resucitar a ETA ....Que necesitamos mas para abrir los ojos de una pu......tera vez.

    Hace 2 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí