1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

TRIBUNA

Estatuto del artista. En qué punto estamos y qué perspectivas hay

La próxima legislatura tendrá en sus manos seguir avanzando en el cumplimiento de una agenda muy potente y muy necesaria para los derechos de lxs profesionales de la cultura

Eduardo Maura 27/03/2019

<p>Rodaje de película. </p>

Rodaje de película. 

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

En verano de 2017, en este mismo contexto, publiqué mis primeras conclusiones de la Subcomisión creada en el Congreso para la elaboración de un Estatuto del artista y del trabajo cultural, que en ese momento terminaba su primera fase. Aunque casi todo lo que se dice allí sigue vigente, lo cierto es que desde entonces han pasado muchas cosas.

La más importante es que primero la Comisión de Cultura (en junio de 2018), y después el pleno del Congreso (en septiembre de ese mismo año), aprobaron el informe del Estatuto, compuesto por 75 puntos y más de 60 medidas para luchar contra la precariedad específica de los trabajos culturales y para hacer sostenible nuestro ecosistema cultural. Un ecosistema que, como sabemos, es muy desigual, compuesto mayoritariamente por pymes; plagado de dificultades en el acceso a prestaciones y derechos laborales que en otros ámbitos se dan por supuestos, como la prestación de riesgo durante el embarazo; acostumbrado a falsos autónomos; habituado a jornadas sin fin con desplazamientos que nunca se abonan y a facturas que se cobran mucho después de haber adelantado el IVA del trimestre, entre otras situaciones cotidianas.

Una vez aprobado, se convertía de facto en la agenda legislativa de consenso a nivel estatal. El informe del Estatuto contó con el voto a favor de todas las fuerzas con representación parlamentaria y dotaba a cultura, por primera vez en décadas, de una referencia estable. No era un proyecto de ley, sino una agenda legislativa. Es decir, no fue concebido de una sola pieza, por motivos que se explican más adelante. 

Los aspectos generales más relevantes del informe son los siguientes:

1. Parte de la base de que la cultura es, además de un derecho recogido constitucionalmente y de un bien común, un sector precario. 

2. Afirma que el ecosistema cultural no puede ser accesible y diverso, como exigen nuestras leyes fundamentales, si es precario. Por tanto, la lucha por la sostenibilidad de la cultura y de las vidas de quienes se dedican a ella se convierte en un asunto de estado y de ciudadanía.

3. Plantea que esto debe hacerse así porque las personas que se dedican a las profesiones culturales deben tener los mismos derechos y oportunidades que el resto, ni más ni menos, con arreglo a las especificidades de su trabajo. Tal como ocurre, de hecho, con otras “profesiones específicas”: pescadores, profesores, conductores, etc. 

4. Pero también confirma que si el sector cultural no es sostenible, entonces tampoco lo es el artículo 44.1 de la Constitución, que señala que todos tenemos derecho al acceso a la cultura, y que los poderes públicos deben promoverlo. Que este informe se lleve a la práctica es un asunto que trasciende el sector cultural y que afecta a los derechos y oportunidades de toda la ciudadanía.

Al mismo tiempo, el informe tiene algunas particularidades que merece la pena destacar:

5. Se trata de un informe cuya metodología es transversal, no sectorial. No está redactado de acuerdo con la división tradicional de la cultura en sector audiovisual, artes visuales, música, artes escénicas, circo, etc. Al contrario, el informe plantea la necesidad de superar ese esquema y abordar los problemas en dos ejes: trabajo (por cuenta ajena/ por cuenta propia), por un lado, e intermitencia (más intermitencia/menos intermitencia), por el otro. Esto es un paso adelante decisivo con respecto a otros informes del sector, que abundaban en diagnósticos, pero no eran capaces de plantear respuestas claras. Esto, en parte, se debía a un defecto metodológico y de mirada: el sectorialismo.

6. La agenda legislativa que propone el informe afecta directamente a las profesiones culturales, y para poder hacerlo toca sobre todo legislación laboral y fiscal, por ejemplo el RD 1435/1985 (espectáculos públicos), el 2621/1986 (Régimen Especial de la Seguridad Social) o la Ley 20/2007 (autónomos). No es una ley nueva, sino una reforma modular  de la legislación vigente. Unas veces se proponen nuevas leyes, otras se apuesta por modificar leyes existentes, por ejemplo los puntos 37-40 del informe contra la proliferación de falsos autónomos. En algunas materias, tales como la fiscalidad o la compatibilidad de la percepción de pensiones y derechos de propiedad intelectual, se proponen varias soluciones para un solo problema (puntos 62-75 del informe).

7. Que el informe proponga una agenda legislativa modular significa fundamentalmente dos cosas: primero, que se puede realizar por separado, de tal manera que si hay algún escollo en materia de fiscalidad, pongamos por caso, esto no afecte a las medidas en materia de representación sindical o de reconocimiento de las enfermedades laborales. No hace falta esperar al Estatuto del artista definitivo, que como tal es el nombre que recibe el proceso, no el resultado (que se compone a su vez de todas las reformas parciales indicadas); segundo, significa que el final de la legislatura no invalida el trabajo realizado. Lo que se ha hecho ya es firme, pero lo que no se ha hecho no se viene abajo. El informe de 2018 sigue siendo, por tanto, la única referencia y la agenda de consenso en materia de trabajo cultural.

¿Qué se ha hecho y qué no se ha hecho? A fecha de 28 de marzo de 2019, en condiciones de Parlamento en transición y de convocatoria de elecciones legislativas para el 28 de abril, se han aprobado varios puntos del Estatuto, mientras que otros han quedado pendientes de aprobación, pero están avanzados o muy avanzados:

8. Se ha aprobado el punto 35 del informe, que es particularmente estratégico a nivel legislativo y muy relevante para el sector. Básicamente, este punto dice que las asociaciones o sindicatos representativos de artistas autónomos podrán publicar, a efectos informativos, “listados de honorarios e información no vinculante sobre precios medios del mercado, y negociar con las asociaciones de los empresarios para los que trabajan y con las mismas empresas acuerdos de interés profesional que contemplen, entre otros aspectos, los remunerativos. En este sentido, es importante que dispongan de legitimidad suficiente como interlocutores ante la Administración y que en el ámbito privado o mercantil los pactos firmados entre sectores tengan carácter de convenio o regulen acuerdos o contratos normativos con carácter vinculante”. Esto significa que el tejido asociativo autónomo puede informar de precios medios de mercado, permitiendo que la negociación entre las partes no sea totalmente a ciegas, como ocurría hasta ahora. Legitima la interlocución colectiva vinculante y avanza hacia una mayor representatividad sindical en el ámbito cultural autónomo, uno de los espacios de actividad cultural más desregulados y silvestres.

9. El 28 de diciembre de 2018 se aprobó el RD 26/2018, por el que se aprueban medidas de urgencia sobre la creación artística y la cinematografía. En ese decreto se incluían, de manera parcial, algunas medidas del informe del Estatuto en materia de cotización en periodos de inactividad para profesionales intermitentes y de fiscalidad cultural (reducción al 10% del IVA de la prestación de servicios culturales por parte de personas físicas). Este RD fue convalidado en el Congreso en enero de 2019, con críticas de los grupos parlamentarios por su carácter incompleto con respecto a las propuestas iniciales del informe. La convocatoria de elecciones ha impedido que se pudiera llevar a cabo el acuerdo alcanzado en enero, según el cual se aprovecharía el trámite parlamentario para enmendar algunos puntos y proceder, entre otras cosas, a la ampliación de la reducción del IVA a toda la cadena cultural. Este proceso de enmiendas es lo único que no ha sido posible por falta de tiempo.

10. En el RD 26/2018 se adelantaban también dos aspectos importantes del informe serían abordados en un plazo de seis meses; la reforma del RD 1435/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relación laboral especial de los artistas en espectáculos públicos, y la compatibilidad de pensiones y derechos de propiedad intelectual. A fecha de 28 de marzo de 2019, el gobierno aún no ha llevado este próximo RD al Consejo de Ministros, pero no es descartable que lo haga antes de la cita electoral de abril. Si esto fuera así, y si no se añaden otros puntos del informe a esta oleada legislativa, estaríamos hablando aproximadamente de un 20% de cumplimiento bruto en un plazo de nueve meses desde su aprobación. No es la cifra ideal y no todos los puntos están bien acabados, pero no es un trabajo en absoluto desdeñable. Todo lo contrario.

En resumen, el proceso está lanzado y la próxima legislatura tendrá en sus manos, con las mayorías enormes de que dispone el informe, seguir avanzando en el cumplimiento de una agenda muy potente y muy necesaria para los derechos y oportunidades de lxs profesionales de la cultura y de toda la ciudadanía. La precariedad de unos es la pérdida vital y jurídica de los otros. 

Yo no estaré en el escaño que venía ocupando en la XI y la XII legislaturas, ni tampoco representaré a Unidos Podemos en los retos por venir, pero como ciudadano implicado en la materia sí me atrevo a señalar algunas prioridades: reconocer las profesiones culturales en el Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales (CNCP) para que el legislador sepa de la existencia de dichas actividades y pueda actuar en consecuencia; seguir la senda del punto 35 y apostar por la interlocución colectiva a través de sindicatos y asociaciones profesionales; luchar contra las fórmulas de blanqueo de los falsos autónomos, tales como pseudo-cooperativas de facturación; y lanzar lo antes posible campañas de formación para que quienes trabajan en la función púbica conozcan las especificidades del sector y puedan atender las necesidades de quienes trabajan en él. Algunas veces hay que legislar de cero, otras basta con (aprender a) reconocer al otro.

--------------

Eduardo Maura es profesor de estética en la Universidad Complutense de Madrid y ha sido Portavoz de Cultura de Unidos Podemos en el Congreso en la XI y XII legislaturas.

En verano de 2017, en este mismo contexto, publiqué mis primeras conclusiones de la Subcomisión creada en el Congreso para la elaboración de un Estatuto del artista y del trabajo cultural, que en ese...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Eduardo Maura

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí