1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La Europa fortaleza avanza con paso firme hacia las elecciones

15.000 muertos no han bastado para que Bruselas cambie de idea. Las lógicas alarmistas y basadas en la seguridad han empapado la política comunitaria, y la UE se aproxima a los comicios sin expectativas de cambio para el sistema (anti)migratorio

José Luis Marín 20/03/2019

Una mujer es rescatada después de que un barco con inmigrantes se hundiese en la costa de la isla de Rodas, Grecia, el día 20 de abril de 2015.
Una mujer es rescatada después de que un barco con inmigrantes se hundiese en la costa de la isla de Rodas, Grecia, el día 20 de abril de 2015. ARGIRIS MANTIKOS

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

“No es posible que España pueda absorber los millones de africanos que quieren venir a Europa… Y como no es posible, tenemos que empezar a decirlo, aunque sea políticamente incorrecto”. Parte de esta afirmación, emitida hace unos meses por Pablo Casado en un mitin en la ciudad de Ávila, es falsa. La otra parte abraza uno de los mantras preferidos por los ideólogos de la extrema derecha moderna –ese ariete nacionalista y antimigratorio que llaman España viva–, con quienes el Partido Popular ha pactado en Andalucía.  

En la Unión Europea, la oleada populista, racista y xenófoba de los ultras que aterriza ahora en España lleva meses, si no años, tensando e inclinando la agenda migratoria. En muchas ocasiones, desde las propias instituciones de gobierno. Valga el ejemplo italiano, donde el Ministro de interior, Matteo Salvini, ha puesto en marcha medidas brutalmente agresivas contra todos aquellos que intenten llegar al país por el Mediterráneo. Desde Hungría, Vicktor Orban encabeza por su parte la ofensiva de los países del Visegrado ante cualquier propuesta mínimamente aperturista, llegando incluso a abandonar el Pacto Mundial por la Migración. 

En este contexto, las elecciones europeas del próximo 26 de mayo se presentan para la realidad migratoria comunitaria como un desafío ante estos fantasmas crecientes –las últimas encuestas dan a la extrema derecha y al populismo antimigratorio cerca del 20% de los escaños del Europarlamento–, pero también como una revisión de los dilemas propios, los de la Fortaleza Europea, justo en el momento en el que se cumplen cuatro años desde la puesta en marcha de la Agenda Europea sobre la Migración de la Comisión encabezada por Jean-Claude Juncker. En la institución lo saben, y ya han activado la maquinaría para sacar brillo a su gestión. 

las elecciones europeas del próximo 26M se presentan para la realidad migratoria comunitaria como un desafío ante estos fantasmas crecientes, pero también como una revisión de los dilemas propios

El plan de 2015, presentado desde Bruselas como una solución compacta, rápida y homogénea para intentar solventar la llamada crisis de refugiados iniciada un año antes, incluyó cuatro pilares enfocados al medio y largo plazo. Un programa político para la legislatura que ha revelado las tremendas contradicciones europeas en esta materia. Esto es, un discurso completo –y que al mismo tiempo trata de alejarse de los postulados xenófobos– pero cuya práctica política se ha centrado, de forma casi obsesiva, en el control y externalización de las fronteras, sin demasiados escrúpulos a la hora de incumplir la legislación internacional de Derechos Humanos y aplastar los principios fundacionales de la Unión. 

Desde 2015, el balance es sobrecogedor: casi 15.000 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo tratando de llegar a la Europa fortaleza, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones. Naciones Unidas señala que en Libia, un estado fallido donde existe total impunidad para las mafias esclavistas, hay atrapados cerca de 680.000 migrantes y potenciales demandantes de asilo. Solo durante el año pasado, Human Rights Watch identificó entre 8.000 y 10.000 personas en los centros de detención de este país, y aseguró que las políticas europeas, que incluyen un acuerdo de colaboración con Libia, contribuyen al abuso y esclavitud de los migrantes.

A pocas semanas de las elecciones, para la Comisión Europea los resultados de su Agenda no son, sin embargo, otra cosa más que un éxito de importantes dimensiones. Así lo han repetido en numerosas ocasiones y así lo aseguran en el informe enviado al resto de instituciones europeas a principios de marzo. 

Dados los precedentes, no parece una casualidad que desde la UE se emitan este tipo de valoraciones. Numerosos expertos, plataformas y ONGs llevan tiempo llamando la atención sobre la enquistación de una lógica deshumanizada, que se ha comido gran parte de la política europea migratoria. Así lo asegura, por ejemplo, el investigador Alessio D’Angelo en el reciente anuario sobre migración publicado por el centro de estudios CIDOB: el desarrollo de la Agenda Europea para la Migración de 2015 ha validado “una idea de la migración como una cuestión de seguridad, en primer lugar, de economía después, y de problema humanitario al final”.  

Virginia Rodríguez, analista de la fundación porCausa, un centro especializado en la investigación sobre migraciones, va un paso más allá y comenta que el plan de la Comisión Juncker de 2015 no solo no planteó una alternativa que atendiera las carencias que se arrastraban a nivel comunitario, sino que “reforzó las dinámicas en las que ya se venía trabajando desde que la UE se integró en un espacio limitado por el blindaje de las fronteras exteriores”. 

casi 15.000 personas han muerto ahogadas en el Mediterráneo tratando de llegar a la Europa fortaleza, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones

En el documento entregado este mes por la Comisión al Parlamento y el Consejo Europeo, se expone, junto al resto de datos benevolentes con la gestión europea, el entusiasmo que provoca en Bruselas el cumplimiento de este tipo de objetivos. Entre ellos, que la UE haya conseguido reducir las entradas “irregulares” por la frontera al nivel más bajo –un 89% menos respecto a 2015– de los últimos cinco años. Para Virginia Rodríguez, sin embargo, “la eficacia que promulga la UE, desde cualquier otro punto de vista, es más que cuestionable por las enormes preocupaciones que generan estas medidas en materia de Derechos Humanos”. 

En este sentido, uno de los convencimientos –pleno y reiterado– de la Comisión es que los flujos migratorios, aquellos que denominan ilegales, depende en exclusiva de la falta de retornos en el continente. Una interpretación muy poco generosa, a la vez que incongruente, teniendo en cuenta que los propios cálculos del órgano señalas que cerca del 40% de la migración ‘irregular’ acaba siendo expulsada de la Unión.  

“Todo sistema migratorio debe ser creíble. Si tienes cero mecanismos para la migración legal, pero tienes comunitarizado una parte del retorno, el mensaje que se lanza es que no existen canales legales de acceso a la UE y que eres un territorio refractario”, comenta David Moya, profesor de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona y uno de los coordinadores de la publicación de CIDOB.

Según el académico, las prioridades que han acompañado la agenda Juncker desde su lanzamiento se explican por la desigualdad inherente al propio plan: de los cuatro pilares de la agenda 2015, tres tenían que ver con inmigración en fronteras y asilo, y solo uno con el asunto de la migración regular. “No debió ser fácil en aquellos momentos, con la llegada de tantos refugiados –sobre la que se actuó con cierta rapidez y de forma coordinada–, pero el nivel de ambición de la Comisión en términos de migración regular fue ridículo, con unas expectativas muy bajas”, advierte el investigador, que también apunta a la realidad cambiante de las competencias. Si bien existen problemas con Estados muy reticentes a ceder parte de su control migratorio, la Comisión no ha tenido problemas para sacarse competencias de donde fuera cuando se trataba de asuntos económicos y financieros. 

Este discurso sobre la centralidad del retorno se refuerza con dos elementos. Por un lado, con el blindaje de nuestra propia frontera mediante la agencia comunitaria Frontex. Un extremo en el que España es punta de lanza en el incumplimiento de legislación internacional con las devoluciones en caliente, tal y como ha denunciado, paradójicamente, el propio Consejo de Europa.  

Solo entre 2014 y 2016, empujar la frontera hacia el Sur le costó a la UE cerca de 17.000 millones de euros. En la actualidad, Turquía recibe más de 6.000 millones anuales en concepto de “colaboración internacional”

Por otro, con los acuerdos firmados con terceros países para que actúen como guardias del continente, algo a lo que la UE ha dedicado enormes recursos. Solo entre 2014 y 2016, empujar la frontera hacia el Sur le costó a la Unión Europea cerca de 17.000 millones de euros. En la actualidad, Turquía recibe por su parte más de 6.000 millones anuales en concepto de “colaboración internacional”. Más allá de esto, el verdadero problema reside en la situación que sufren los migrantes y refugiados en estos territorios y la vulneración de sus derechos. En este sentido, los argumentos de la Comisión también son conocidos y reiterados: estos países no cumplen los estándares de Europa, pero son lugares seguros. En esto no concuerdan numerosísimas plataformas y organizaciones internacionales.

A mediados del año pasado, un informe del Transnacional Institute y Stop Wapenhandel señalaba que la mitad de los países que han recibido ayuda económica europea para el control de fronteras son regímenes autoritarios, con el consiguiente riesgo para los Derechos Humanos. Y no solo se trata del escandaloso caso de Libia. Óxfam Intermón ha denunciado recientemente, junto a varias ONG más, “las políticas y prácticas peligrosas, ineficaces, insostenibles y cortas de miras” que sustentan el acuerdo que hace tres años la Unión Europea firmó con Turquía. 

Sobre todas estas circunstancias, la Comisión saliente no solo ha demostrado en los últimos meses una falta de autocrítica alarmante. El equipo Juncker también ha comentado en varias ocasiones sus deseos de que la nueva Comisión que se formará a partir de los comicios de 26 mayo asuma un alto compromiso con este plan, dando continuismo a todos sus hitos. Las perspectivas de un cambio del enfoque migratorio y la voluntad política europea parecen, cuando menos, lejanas. Aunque no parece que hayan servido para frenar el auge de la extrema derecha. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. cambo

    Todo ha sido un sainete, lo mismo qe a nivel economico cn la crisis y ademas parejo a esta : USA monta crisis ( en españa cn aznar-PP-Zpp y m.rahoy ) a la vez una guerra en Siria = crea exodos , pero no se ls come EU qe si es fascistoide en por sus leyes pero qe lo dismula bien, deja qe corra hasta reaccionar y asi crea fascismo a partir dl racismo por ls exodos suben ls partidos ultras qe son al final denigrados por ls neoliberales incluidos ls socialistos y al final a pesar d la crisis vuelven a ganar salvo se si vota a partidos como U.Podemos - INMIGRACION =racismo 78% d gente incluida en 1 estudio d asoc-genoma d origen europeo="La escasa representación de las poblaciones étnicamente diversas aumenta las desigualdades en materia de salud" https://www.eldiario.es/sociedad/desigualdad-genetica-ciencia_0_880162597.html todo mediatizado pa qe surgan partidos ultras qe dejen a neoliberales d mejores cuando son ls qe ora crean exodos y estos a ls ultras de locos qedando d protectores a causa de : . colonizacion imperial-capitalista-USA=atrae gente qe ve pais arrasado a ls qe se desprecia en metropoli en Africa hacia Europa, Asia hacia Europa y Sudamerica hacia norte .Multinacionales saqean+contaminan Afric cn beneplacito d la Ue-PP=exodos qe pagamos tods+drcha l´usa electolmente https://www.eldiario.es/desalambre/Migrar-Europa-utilizar-cayuco-pescar_0_847615402.html https://blogs.publico.es/david-bollero/2019/01/15/pesca-sahara/ https://www.eldiario.es/desalambre/Eurocamara-UE-Marruecos-Sahara-Occidental_0_867213567.html PP.otan+olonialismo=exodos : http://blogs.publico.es/puntoyseguido/4953/el-barco-aquarius-y-5-muestras-de-la-militarizacion-del-saqueo-de-africa/ + https://www.eldiario.es/desalambre/Migrar-Europa-utilizar-cayuco-pescar_0_847615402.html + https://blogs.publico.es/david-bollero/2019/01/15/pesca-sahara/ + Si pa pputas o pa financiacion ilegal no os impota qe sean d fuera dond + necesitan inmigrants es dnd + votan contra (Murcia-Almeria-invernaderos)=ls engañan qien trabaja por 2€-h? aznarPP qe os apoya fu quien + metió M.raoy 6 años sin arreglar patrullers d GC d´Africa =montar ellos racismo-electoralista+bajar drchos-sueldos No ls meto en mi casa pqe españa no tuya y existe ley dicen qe España no puede ayudar refugiads + s tira comida https://twitter.com/Tremending/status/1009823900631527424/photo/1?ref_src=twsrc%5Etfw&ref_url=http%3A%2F%2Fwww.publico.es%2Ftremending%2F2018%2F06%2F21%2Ftremending-topic-aviso-si-os-encontrais-con-los-miembros-de-la-manada-no-os-dejeis-violar-ministerio-de-justicia-gobierno-de-espana%2F - INMIGRANTRES GORRONES-ETC https://www.eldiario.es/desalambre/Bulos-Inmigrantes-sanidad-gratis_0_879462710.html estan diciendo qe quitan en sanidad 7 d 10€=imposible por el nº d españoles qe semos ellos no llegan al 10% http://www.publico.es/sociedad/espanoles-creen-espana-hay-23-inmigrantes-no-llega-9.html https://www.eldiario.es/desalambre/Bulos-politicos-beneficiar-inmigrantes-refugiados_0_867914111.html https://www.eldiario.es/desalambre/Bulos-manifestaciones-musulmanes-exigiendo-privilegios_0_866863919.html https://www.eldiario.es/desalambre/sociales-Espana-inmigrantes-facilidades-espanoles_0_874562724.html https://www.eldiario.es/desalambre/colegios-prohibido-religion-catolica-companeros_0_872113691.html Ls refugiados generan impacto económico + en Eu: http://cadenaser.com/ser/2018/06/20/internacional/1529527225_878075.html + https://blogs.publico.es/conmde/2019/01/30/8-claves-sorprendentes-sobre-las-migraciones/ + https://www.esglobal.org/la-pluralidad-del-desarrollo-la-migracion-en-datos-macroeconomicos/ Si tienen papeles y cotizan tienen drcho a sanidad y si no tbn pqe sanidad-universal+un drcho fundamental pa Humanidad https://www.eldiario.es/desalambre/sentencias-Trabajo-rechazar-sanidad-inmigrantes_0_870713589.html INMIGRANTES AGRESIVOS De las 5 fruterias d mi calle solo moritos m traen rabanitos+tienen garbanzo tostado dl bueno Proporcionalmente + delincuentes Ejpañoles pqe saben qe no ls van a echar https://www.psyciencia.com/la-discriminacion-racial-afecta-la-salud-mental-de-los-adolescentes/ https://www.eldiario.es/desalambre/inmigracion/Bulos-sucedieron-Espana-hecho-pensar_0_858464602.html https://www.eldiario.es/desalambre/Bulos-audio-WhatsApp-inmigrantes-desinformar_0_862314598.html Ests snespañoles+en la manada d Pamplona un GC otro militar : https://www.publico.es/sociedad/agresion-sexual-tres-detenidos-granada-agresion-sexual-menores-pub.html - GITANOS 1780 cn la ilustracion en Espñ qeriendo eliminar racismo antigitano=integrales se separarom muchos menores d sus padres=se dieron a familias payas =ahora hay qe hablan vasco https://www.eldiario.es/pikara/Dejad-vacilarnos_6_880221991.html Fue un modo despreciable de intentar acabar cn el racismo anti-gitano paradogicamente cn + racismo .¿no dicen qe no se ls discrimine ? qe toas ls razas iguales ? etc No caigan tampoco en "falsos" victimismos s aferran a tradiciones dogmaticas-machistas, muy gitanas pero, aunque ls payos tbn otras ¿de que os sirven ? d verdad? siempre hace falta autocritica por toas partes si ls payos hub sido tratads como ls gitanos durante siglos hubieran hecho lo mismo qe ellos y ahora esos antigitanos deberian estar criticandose a si mismos + no tienen autocritica ninguna ni empatia a la realidad, solo saben dañar al mas debil socialmente son origen de la india o egipto = su dios ra=egipto o india=ra-m="pueblo ro-m-ani" creo d india pq siendo "pueblo d dios/ra-m" + bandera(la rueda=rueda dl karma d la india) qe no quita qe represente qe son peregrinos y trashumantes(-ovejas=judios=d egipto) - ISLAM le temen pqe qieren poner teocracia : catolicismo=estado sacando la religion dl estado+coles to arreglado si llegan y no la dejn es pqe ven qe catolicismo es tbn machista y qe les presiona =hacen piña https://www.eldiario.es/desalambre/Bulos-manifestaciones-musulmanes-exigiendo-privilegios_0_866863919.html https://blogs.publico.es/bulocracia/2019/03/07/el-prune-aplicara-la-ley-islamica-alla-donde-gobierne/ -

    Hace 2 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí