1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PREFERIRÍA NO HACERLO / RITA MAESTRE

“Tránsfuga es una palabra horrible en la que no me reconozco”

Juan Carlos Escudier 17/03/2019

<p>Rita Maestre. </p>

Rita Maestre. 

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

La primavera ha venido y la portavoz del Ayuntamiento de Madrid lo ha sabido por sus propios estornudos cuando pisa la calle. Rita Maestre sufre de alergia, una afección muy extendida en Podemos, donde ese roce que en tiempos hizo el cariño ahora sólo provoca urticarias en cualquier época del año. Fundadora del partido, pudo ser incluso candidata a la alcaldía con sólo 26 años si entre aquel “tienes que ser tú” de Pablo Iglesias y sus temblores de piernas no hubiera mediado la aparición en escena de Manuela Carmena. Suspendida cautelarmente de militancia por su renuncia a concurrir a las primarias de Podemos para integrarse en Más Madrid, la plataforma de la alcaldesa, Maestre vive en un limbo orgánico, en capilla de una expulsión que no termina de concretarse y que es, por cierto, la única capilla por la que se le pregunta.

¿Cuál es su situación ‘procesal’ en Podemos?

La desconozco. No tengo noticias sobre ella.

¿No le notificaron la suspensión cautelar de militancia?

Me notificaron la apertura de un expediente y nada más.

¿Pudieron presentar alegaciones usted y los otros concejales suspendidos?

Respondimos a esa apertura de expediente explicando las razones por las que considerábamos perfectamente compatible presentarnos a las primarias de una plataforma abierta.

¿Era consciente de que este paso de concurrir a las primarias de otra fuerza como Más Madrid estatutariamente podía ser motivo de expulsión?

La verdad es que no. Entre otras cosas me presenté en 2015 a las primarias de Ahora Madrid siendo de Podemos y formando parte también entonces de su dirección. Lo que hizo Podemos en 2015 fue abrir la posibilidad de construir candidaturas y plataformas en las elecciones municipales, algo muy positivo que ha permitido que gobernemos en las principales ciudades de España. No tengo constancia de que haya cambiado nada desde ese momento. De hecho, en otra ciudades se está ahora mismo en ese proceso. Por lo tanto, no creo que haya incompatibilidad.

Me siento parte de Podemos desde 2014 y salvo que suceda alguna otra cosa así voy a seguir

¿Está convencida de que se comerá el turrón como militante de Podemos?

Yo me siento parte de Podemos desde 2014 y salvo que suceda alguna otra cosa así voy a seguir.

No se considera, por tanto, una tránsfuga…

Tránsfuga es una palabra horrible en la que no me reconozco. Repito: he hecho en 2019 lo mismo que hice en 2015 no sólo con el aval sino con el empuje entusiasta del resto del partido. Y como no he hecho nada distinto sigo pensando que está bien. 

¿Por qué cree se ha actuado disciplinariamente contra ustedes y no contra Iñigo Errejón por causas idénticas?

Haber llegado a la situación actual después de que Manuela Carmena decidió presentarse a las elecciones, lo comunicó a Podemos y a la ciudad de Madrid y presentó un proyecto en el que iban a tener cabida ocho o nueve miembros del partido junto a otras personas es algo que la dirección tendrá que explicar. Como estrategia no me parece que sea especialmente exitosa. 

Ciudadanos ha sido en Madrid el cómplice entusiasta de la oposición reaccionaria y desmedida del PP

¿Se siente responsable de la crisis de Podemos?

Hice lo mismo que en 2015 y creo que había que hacerlo incluso con más razón. En 2014 nacimos diciendo que los partidos eran una herramienta para sumar y construir proyectos políticos amplios. Si alguien ha cambiado de opinión tendrá que explicarlo; yo no he sido.

La realidad es que la izquierda más allá del PSOE puede llegar a presentar varias listas al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid...

Yo tengo un proyecto político muy claro en la ciudad y en la Comunidad que se llama Más Madrid, que pretende hacer ahora lo mismo que hace cuatro años: no centrarnos en la unidad de la izquierda sino superar ese concepto y dedicarnos a unir en un mismo proyecto las necesidades de la sociedad española, no de las personas que se consideran de izquierdas. Cuando Podemos dijo que la izquierda le importaba menos que la mayoría social española que sufre una crisis fue cuando se convirtió en un actor que desbarató por completo el tablero político en España. Ese es el camino que tenemos que seguir haciendo más allá del carnet de cada uno.

Ahora Madrid, que no deja de ser una alianza de fuerzas de izquierda, es la que hizo posible que Carmena fuera alcaldesa.

Ahora Madrid fue mucho más que una alianza de izquierdas. Fue una candidatura ciudadana que movilizó a muchas personas que estaban fuera del circuito político y del sistema tradicional de partidos. Al frente estaba una candidata a alcaldesa que desde el primer minuto dijo que no era de ningún partido y que no iba a aceptar sus directrices. Ahora Madrid fue la demostración de que se puede unir a lo que ya está organizado y sumar a mucha más gente. Eso no lo había hecho la izquierda hasta entonces. Difícilmente se podría considerar de izquierdas el proyecto de Carmena; fue una candidatura ciudadana.

Una candidatura ciudadana donde sólo había gente de izquierdas…

Había gente que venía de proyectos de izquierda pero mucha otra no. Venían, por ejemplo, del movimiento vecinal. ¿El movimiento vecinal es de izquierdas? ¿Es de derechas?

Dígamelo usted.

El movimiento vecinal se ha dedicado a pelear durante 40 años de democracia, gobierne quien gobierne, para mejorar las dotaciones de los barrios. Eso trasciende a la organización clásica de las izquierdas.

¿Más Madrid no es una traición a Podemos?

Más Madrid representa el mejor espíritu de Podemos. 

Por lo que se dice en Podemos son ustedes los malos de la película…

Yo nunca he sido muy partidaria de descalificar a los compañeros. No lo he hecho ni en los procesos de primarias a los que me he presentado. Así no se suma nada. Durante los primeros años, Podemos –y yo soy de Podemos– ha sido una fuerza importantísima de este equipo de gobierno de Madrid y debe seguir siéndolo. Me cuesta entender por qué no quiere serlo. 

Ni los militantes ni los votantes entenderían que Podemos no apoye que Carmena sea la alcaldesa de Madrid

¿Necesita una explicación?

No lo comprendo porque no responde a las demandas y los deseos ni de los militantes ni de los votantes, que no van a entender que Podemos no apoye que Carmena sea la alcaldesa de Madrid.

Hablemos de Podemos. ¿Ha sido inteligente abrir ahora el debate sobre la sucesión de Pablo Iglesias?

No sé si ha sido algo pensado. Antes de unas elecciones de lo que se tiene que hablar es de las propuestas que se tienen para España y recordar lo que se ha hecho hasta el momento. Es el abecé de la contienda electoral. Deberíamos centrarnos todos en eso y menos en los nombres.

Es decir, que ha sido un error sacar ahora el tema de la sucesión.

Me parece que hay que centrarse en lo importante. 

 La sucesión en Podemos es la última de mis preocupaciones

Si esta sucesión se planteara –Irene Montero ha dicho que será “pronto”-, ¿el errejonismo debería hacerse a un lado?

La sucesión en Podemos es la última de mis preocupaciones.

Usted es una figura relevante y algo debería preocuparle.

No es un debate que se esté dando, al menos en los espacios en los que yo me muevo. No es una discusión que exista. Tenemos por delante dos elecciones y un momento histórico bastante notable para ver si este país sigue por la senda del progresismo o Vox empieza a incidir en la agenda. 

Permítame que insista. ¿Hay que descartar que Iñigo Errejón lidere Podemos en algún momento?

No tengo ni idea. Se lo tendría que preguntar a Iñigo Errejón. Yo diría que sí, que no está en eso. Lo que espero es que dentro de tres meses esté gobernando la Comunidad de Madrid, y cuando se gobierna una Comunidad uno tiene poco tiempo para dedicarse a los asuntos de los partidos.

¿Hay una operación en marcha para que Irene Montero releve a Pablo Iglesias?

Existen muchas posibilidades. No sé si es una operación pero todo apunta en esa dirección.

¿Se reconoce en el Podemos que usted ayudó a fundar?

Hay cosas que han cambiado y por eso yo he tratado de mantener en el corto tiempo que llevo en política una línea que creo que es correcta: no dedicar demasiado tiempo a esa vida interna del partido que mira a una parte muy pequeña de la sociedad, y construir un proyecto con vocación de mayoría. En ese Podemos me reconozco, y sigue estando la llave del éxito, tanto en las municipales y autonómicas como en las generales. 

¿Más Madrid es una iniciativa local o el embrión de un proyecto nacional?

Hasta donde yo sé es una iniciativa para gobernar la ciudad de Madrid y la Comunidad. No tengo constancia de ninguna otra cosa. 

¿No es cesarismo construir un proyecto en torno a una sola persona, por mucho que se llame Carmena?

Los Ayuntamientos son instituciones eminentemente presidencialistas. Tanto es así que los que tenemos responsabilidades de gobierno las tenemos por delegación del alcalde o de la alcaldesa. Además, en un Ayuntamiento sólo gobiernan los electos, a diferencia de las Comunidades o del Estado. De ahí que la persona que encabeza sea extraordinariamente importante, pero no en Madrid sino en todas las ciudades. Carmena ha demostrado una gran capacidad de integración en la conformación y en el impulso de un gobierno que, a veces, ha tenido desencuentros. Carmena ha sido siempre muy generosa. 

Nos hemos enfrentado a desavenencias internas y a una campaña de desprestigio y de oposición brutal como no se recuerda en democracia

Lo que usted llama desencuentros otros lo han definido como jaula de grillos…

Bueno, ha habido una posición mayoritaria muy clara y quienes se han sentido menos cómodos con esa posición. Nos hemos enfrentado no sólo a desavenencias internas sino también a una campaña de desprestigio y de oposición brutal como no se recuerda en la historia de la democracia española. Y hemos llegado hasta aquí razonablemente fuertes, con victorias y pasos bien dados.

Si hubiera que recordar a Carmena por estos cuatro años, ¿sería por reducir la deuda?

Las cosas más importantes que ha hecho Manuel Carmena tienen que ver con la dignificación de la política. Se puede gestionar con honradez. Eso lleva a la deuda, pero también a desterrar la idea de que todo el que llega a una administración lo hace para llevárselo por detrás. En los últimos 25 años en Madrid ha habido personas honradas pero también una práctica política estructuralmente corrupta. También ha habido una política valiente respecto a la contaminación y la movilidad, que habla de cómo se protege la salud pública desde un Ayuntamiento. Ya ha habido muchas inversiones, pequeñas y grandes, que son las que llegan a la gente. La política local tiene mucho que ver con lo cotidiano, con atender las quejas, y eso ha sido una enseña de Carmena.

¿No es una falta de respeto a los electores el anuncio de Carmena de que si no es alcaldesa se irá a su casa?

Ella no estaba en política y se presentó en mayo de 2015 con un proyecto para gobernar la ciudad de Madrid. También entonces dijo que con su edad no creía que aportara mucho desde la oposición. Y yo también lo creo. 

¿Qué ha hecho mal el Ayuntamiento en la ‘operación Chamartín’?

Lo primero que hizo el Ayuntamiento fue desestimarla y ello provocó que la alcaldesa sufriera una gran campaña mediática en contra y varias demandas de los socios privados.  Después propusimos un proyecto nuevo y nos sentamos a negociar con todas la partes. Cambiamos el diseño urbanístico, dimos prioridad a las viviendas, en particular las públicas, que ahora representan el 36%, y cambiamos el enfoque para anteponer las inversiones en transporte y en movilidad.

¿Por qué entonces hay concejales del equipo de gobierno que denuncian especulación y dicen que la operación es contraria al interés general?

Cada uno tiene que ser coherente consigo mismo. Uno llega a una ciudad que está en marcha en la que ya hay cosas que han sucedido sin posibilidad de marcha atrás, y lo que puede hacer es redirigir el rumbo. Hay que ser coherente con lo que uno dice y con la posición en la que se encuentra.

¿Lo que quiere decir es que estas denuncian proceden de concejales que tratan de vengarse porque dejarán de serlo?

Cuando Carmena propuso su candidatura, además de hasta nueve puestos para Podemos, había tres para IU, concejales que estaban, y a los que se les dijo que eran una parte importante de lo que iba a ser Más Madrid. Las personas que se van son los que tienen que explicar por qué lo hacen. Los que cambian la ruta o cierran la puerta son los que tiene que dar cuenta. Yo no lo puedo hacer por ellos.

De momento han explicado que la ‘operación Chamartín’ es especulativa…

Si uno forma parte, vota y defiende el proyecto Madrid Nuevo Norte y luego se descuelga diciendo que cualquier operación que tenga que ver con esas miles de hectáreas es especulativa hay una incoherencia. Han pasado de un lugar a otro sin explicar la razón.

¿La ultraderecha es una moda pasajera o se ha hecho presente para quedarse?

La ultraderecha enarbola las demandas de una parte pequeña de la sociedad que ya estaba representada antes en la derecha tradicional. La mayor parte de los postulados de Vox proceden de FAES. Lo que se ha producido es un salto cualitativo a un espacio de representación que es abiertamente misógino y homófobo. La existencia de la ultraderecha no debe relegar a la izquierda a una posición defensiva de mera réplica de sus barbaridades.

¿Estratégicamente Vox lo está haciendo bien o el resto lo está haciendo muy mal?

Ahora mismo Vox se está beneficiando de ese primer momento de la llegada, de la moda, de la atención mediática desmesurada… 

Como Podemos en su día.

Claro. Ese primer momento es rentable políticamente. La cuestión es cómo se consolida eso luego y Podemos lo hizo bien. El problema no es la aparición de la ultraderecha como actor político sino que la derecha lo reconozca como un interlocutor válido, a diferencia de lo que ocurre en Europa. El problema no es que un 8% vote a Vox en Andalucía sino que el centro se siente a negociar con Vox. 

¿Se sentaría usted a negociar con ese centro, que se deduce que es Ciudadanos?

No. Cuando llegamos al Ayuntamiento, Ciudadanos se presentaba como un partido liberal, progresista y yo pensé que en algunas cuestiones como la transparencia o la participación podrían ser parte de un cierto cambio porque hablaban de nueva política. Lo cierto es que en estos años Ciudadanos ha sido en Madrid el cómplice entusiasta de la oposición reaccionaria y desmedida del PP. Han votado con ellos el 95% de las veces y han asumido posiciones antiguas y carcas.

Es decir que no forma usted parte de esa “izquierda amable” que desde Podemos se anuncia y que estaría llamada a pactar con Ciudadanos y con el PSOE.

La verdad es que yo intento ser amable en general y en política también. En la larga discusión que hemos tenido en Podemos sobre este asunto nunca he compartido que la firmeza de los principios sea incompatible con la capacidad de diálogo. Lo que sí creo es que Ciudadanos hizo un congreso y cambió de rumbo. No sé si a su pesar, pero Rivera ya forma parte del trío de Colón, junto a Santiago Abascal, que es un señor misógino y homófobo. Por mucha bandera LGTBI que le pongan delante, no hay quien lo tape. 

Me extraña que Isabel Serra se haya prestado a una candidatura que parece tener como único objetivo criticar a Errejón, a Más Madrid y a Carmena

Isabel Serra, candidata de Podemos a la Comunidad de Madrid, ha dicho que no le extrañaría que Errejón planteara un pacto con Ciudadanos…

A mí lo que me extraña es que ella se haya prestado a una candidatura que parece tener como único objetivo criticar a Iñigo Errejón, a Más Madrid y a Manuela Carmena. Tenemos enfrente a tres partidos que quieren gobernar juntos para dar pasos atrás en la ciudad de Madrid y para convertir la Comunidad en algo aún más neoliberal de lo que ya es.

Aquí hay dos lados. En uno están los de Colón y en el otro quienes nos asustamos al escucharles

En la Comunidad también tienen enfrente al que usted considera su partido.

Aquí hay dos lados. En uno están los de Colón y en el otro quienes nos asustamos al escucharles. Tengo muy claro cuál es mi lugar y quiénes son mis adversarios políticos. Me disgusta que haya quien prefiera criticar a los que van al lado sin entender la responsabilidad que tenemos todos y que es muy grande. 

¿Es posible un arreglo de última hora?

Yo lo esperaba pero parece que la gestora (de Podemos en Madrid) ha elegido otro camino. Sólo cabe desearnos suerte a todos y entender dónde está el adversario y cuánto nos jugamos en mayo. 

Autor >

Juan Carlos Escudier

Periodista. Autor de Zapatero, el rojo y de Florentino Pérez: retrato en blanco y negro de un conseguidor.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

6 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mark

    No estaría mal que se dejaran los comentarios críticos. ¿eh?

    Hace 2 años

  2. Julián García

    EL PROBLEMA DE LOS TRANSFUGAS, ESTIMADA RITA MAESTRE, NO ES QUE ELLOS SE RECONOZCAN O NO EN ESA PALABRA....SINO LO QUE LOS DEMAS PIENSEN DE ELLOS.... Y, EN VUESTRO CASO, LOS HECHOS SON TOZUDOS..... RECORDEMOS UNA VEZ MAS QUE SE SUELE DECIR QUE POR MUCHO QUE SE REPITA UNA MENTIRA... NO VA A CONVERTIRSE EN VERDAD.....

    Hace 2 años

  3. cocose

    Vale. Prefieres que te llamen traidora, desleal, pérfida, infiel o desertora.

    Hace 2 años

  4. Mark

    A lo mejor te gusta más "lacaya del BBVA en búsqueda de poltrona" Lo peor es que tras traicionar el mandato democrático con el caudillismo de gesto blando complaciente con el poderoso encima vais a perder la alcaldía. Parece que la Juventud sin Futuro ya ha arreglado… el suyo.

    Hace 2 años

  5. Eugenio Gimenez Martinez

    No te gusta la palabra tránsfuga, pero a mi tampoco me gusta la jugada de Carmena y su camarilla, lleva desde que salió de alcaldesa y aprovechando cualquier situación para desmarcarse de Podemos sin tener en cuenta que si ocupo este puesto fue por tener el apoyo de todo el partido de Podemos. Y además creo que su posición a provocado que las confluencia se están rompiendo y la pregunta es si desde Podemos tenemos que confluir y con respuesta solo recibimos desaires y palos. Solo espero que con vuestras posiciones no volvamos a tener un gobierno de derecha en Madrid y en el resto de España. Yo como inscrito solo montar mi desacuerdo con tu decisión.

    Hace 2 años

  6. Frann

    "Cuando Podemos dijo que la izquierda le importaba menos que la mayoría social española que sufre una crisis fue cuando se convirtió en un actor que desbarató por completo el tablero político en España." Eso fue antes de que lanzaran a Ciudadanos en todo el estado. Una vez existe Ciudadanos, hay que considerar que quien escucha tiene pocas luces. O ser uno mismo el que tiene pocas luces. (O mucha cara). Porque está meridianamente claro que a Podemos "y parecidos", solo os vamos a votar los que seamos de izquierdas. Nadie que sea de ideología ultra-liberal-y-muy-espanyol-mucho-espanyol va a votar a Podemos, por mucho que le haya afectado la crisis. Qué decepción. Y cuándo se vaya Carmena, qué? Vaya pregunta que se te ha "escapado", Escudier.

    Hace 2 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí