1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

PREFERIRÍA NO HACERLO / AITOR ESTEBAN

“Nadie quiere destruir España”

Juan Carlos Escudier 17/02/2019

<p>Aitor Esteban.</p>

Aitor Esteban.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de fiesta? Pincha ahí: agora.ctxt.es/donaciones

Venía Aitor Esteban de bajarse de la tribuna del Congreso el día de la defunción presupuestaria después dar un repaso a Albert Rivera y a Pablo Casado y de explicar a lo Barrio Sésamo a los independentistas catalanes la diferencia entre lo que se quiere y lo que se puede. Si se permite el símil taurino, el portavoz del PNV venía embravecido y la prueba es que casi me empitona por colocar mal la muleta en algunas preguntas que debieron parecerle una tanda de derechazos. Esteban es famoso por sus dotes negociadoras, porque Ciudadanos le da urticaria y por su pasión por los nativos americanos, hasta el punto de que chapurrea el sioux mejor que un servidor el inglés. Se me pasó recordarle la foto en la que aparece vestido de uniforme, pistola en mano y portando una ikurriña, en la recreación de la batalla de Areces (1937), cuando el lehendakari Aguirre envió a dos batallones del PNV a ayudar al asedio republicano sobre Oviedo. Por muy gudari que sea, ahora soy yo el que le dispara.

¿Es una farsa el juicio a los independentistas catalanes?

Lo que me parece es que no tenía que haberse producido. Fue un error judicializar un problema político. Encerrar a los líderes de las formaciones políticas ha dificultado el diálogo y la búsqueda de una solución. Ha empantanado todo y ha creado un clima para Cataluña y los partidos catalanes de mucha emotividad. También me parece un despropósito que se siga hablando de golpe de Estado. Es ridículo porque ni hubo violencia ni nada que se le parezca.

Usted mantiene que los cargos que se les imputan no tienen sentido, que su prisión provisional no ha estado justificada y que los jueces tienes ganas de darles un escarmiento. Mucha confianza en la Justicia no tiene.

Hay un parte de la Judicatura que se siente custodia de las esencias, que cree que se ha sobrepasado determinada línea y que le gustaría dar un escarmiento. Eso es así lisa y llanamente. Lo de la prisión provisional en otro país no hubiera ocurrido. Había medidas para haber asegurado que los acusados se personaran ante las instancias judiciales. Ahora, el juicio es un tema importante con repercusión internacional y por eso el Supremo va a ser muy cuidadoso en todas sus formas. Y va a resultar muy difícil sostener los cargos de rebelión o sedición.

¿Cómo habría reaccionado cualquier Estado europeo ante la declaración unilateral de independencia de una parte de su territorio?

Primero, yo no sé si hubo declaración de independencia. Si la hubiéramos declarado nosotros habríamos arriado la bandera de España y no se arrió. Lo que no se debió dar fue la reacción ante el 1 de octubre. El hecho evidente de la desobediencia de poner unas urnas, que no tenía consecuencias jurídicas inmediatas, e intentar reprimirlo violentamente por parte de las fuerzas de seguridad descolocó bastante al Estado. ¿Qué hubiese pasado? Pues que la gente habría votado y luego cada uno podría haber hecho la lectura que quisiera. El Estado podría haber recurrido al censo, a la participación o, simplemente, haber argumentado que no era legal. Para un Estado que se siente fuerte, que lo es sin duda, y que forma parte de un club de socios que es Europa que no le va a dejar tirado, la reacción que mostraron las instituciones y los partidos políticos españoles fue exagerada.

Si nosotros hubiéramos declarado la independencia de Euskadi habríamos arriado la bandera de España y en Cataluña no se arrió

¿España es un país autoritario?

Aquí hay personas autoritarias y otras que no lo son. No se aceptan determinadas cosas que entran en la esfera de lo personal. Se les dice ‘usted es español’ aunque esa persona se sienta sólo catalán y se quedan tan a gusto. ¿Autoritario? Depende del juez que lleva la batuta o del policía que lleva la porra. Generalizar no es muy acertado.

¿Debía haber mediado la Unión Europea en el conflicto de Cataluña?

Si los catalanes hubiesen jugado de otra manera la partida al día siguiente del 1 de octubre habría intervenido. Europa estaba escandalizada de cómo se había reaccionado. Les bastaba con decir que se habían limitado a poner unas urnas y que se les había golpeado para reprimir un ansia inmensamente mayoritaria de querer votar. Estoy seguro de que algunos Estados habrían actuado discretamente o se habrían ofrecido como interlocutores.

Muy escandalizados no estarían. El lehendakari Urkullu pidió por carta esa mediación al presidente de la Comisión Europea aludiendo a la “dramática situación” que vivía España y le contestó seis meses después.

El lehendakari ha mandado muchas cartas y tiene muy buena relación con la UE. Tenemos muy claro que si Europa quiere seguir construyéndose no puede cerrar los ojos a pueblos que se sienten naciones y opinan que su participación ha de ser diferente. Ha de haber un hueco para esas realidades y los Estados tendrían que colaborar en ello. El lehendakari hizo todo lo que estaba en su mano para que el conflicto se encauzara de manera política y que no se exacerbaran las posturas y se llegara a una ruptura absoluta.

¿El PNV tiene como objetivo último la independencia de Euskadi?

Sí, claro. Yo no la veré pero para eso me afilié al PNV. Pensamos que los vascos somos una nación y que tenemos derecho a decidir cuál es nuestro futuro. Ahora bien, antes de la II Guerra Mundial, en 1933, el lema del Aberri Eguna organizado por el PNV era “Euskadi y Europa”, cuando nadie hablaba de Europa. Nuestra vocación es europeísta y quisiéramos que sus instituciones se reforzaran. No tiene ningún sentido que la Defensa corra a cargo de los Estados individualmente o que las relaciones exteriores no estén en gran medida unificadas. No tengo ni idea de en qué desembocará esa Europa en el futuro pero aspiramos a estar a la misma altura que el resto de las naciones sin un interlocutor intermedio.

¿El marco jurídico vigente permitiría la relación confederal con España que ustedes defienden junto a Bildu en el proyecto de nuevo Estatuto?

Podría permitirlo. Se trata de un documento de trabajo para negociar con el resto de partidos y nos gustaría que los partidos que tiene más fuerza en Madrid tuvieran la misma voluntad que nosotros para llegar a un acuerdo. Algunos no estamos a gusto y, de hecho, no estuvimos en el pacto constitucional y nos abstuvimos. Lo que planteamos es el reconocimiento nacional de Euskadi como una sociedad diferenciada y articular una nueva relación con el Estado y nuevas competencias. ¿Habría que modificar la Constitución? Pues depende. La ventaja que podemos tener los vascos es que existe una disposición adicional que, si no se interpreta de manera restrictiva, juega a nuestro favor. Nada se puede basar en la inmutabilidad de la ley. La ley está para intentar llegar a acuerdos.

Según Urkullu, Euskadi será reconocida como nación si hace las cosas bien. ¿Qué han estado haciendo mal los independentistas catalanes?

¿Quién dice que han hecho algo mal? Ellos han tomado sus propias decisiones. No compartimos algunas de ellas pero siempre vamos a defender su derecho al reconocimiento de la nación catalana y a que la sociedad catalana pueda decidir su futuro.

Lo ha dicho usted mismo en el debate de Presupuestos cuando se dirigió a los partidos catalanes para explicarles que en toda negociación hay que saber los límites del interlocutor y no pensar tanto en el qué dirán.

Si hubiéramos estado de acuerdo con toda la estrategia de los catalanes habríamos hecho miméticamente el mismo movimiento y conscientemente no hemos actuado así. Sin querer dar lecciones a nadie, primero hay que tener claro qué es lo que se quiere y luego qué es lo posible. Sé que para ellos el momento es muy emocional ahora que comienza el juicio del Supremo pero es bueno trascender de todo eso. Un lenguaje más nebuloso deja a todas las partes una interpretación más amplia, y luego ya se avanzará en lo que se pueda. Hay que saber los límites del otro y lo que está en juego. Y eso hay que gestionarlo con tiempos. Ya he dicho que no entiendo en qué beneficiaba a Cataluña votar en contra de la tramitación de los Presupuestos. Las consecuencias de la decisiones que tomas pueden tener efectos a largo plazo. Esto es como el golf. Nunca puedes saber dónde acabará la bolita pero tienes que tener claro hacia dónde la lanzas.

 No entiendo en qué beneficiaba a Cataluña votar en contra de la tramitación de los Presupuestos

¿Sigue vigente aquella frase de Arzalluz de que unos mueven el árbol y otros recogen las nueces? ¿El independentismo catalán es la avanzadilla en el reconocimiento plurinacional del Estado?

Le veo a usted muy defensivo. Quizás no sea autoritarismo pero sí un reflejo de la obsesión y el miedo que hay en España. Se trata de reconocer la realidad, de que hay ciudadanos del Estado que no se sienten a gusto en él y creen que su nación es diferente. Nadie quiere destruir España. No lo veo mañana ni pasado pero, ¿qué pasa si se secesiona Cataluña o Euskadi? ¿Desaparece España? Porque España será algo más que eso. ¿Desapareció España cuando se perdió Cuba? Como a la fuerza no se puede imponer nada porque el siglo XIX acabó y el XX también todo lo que se construya a partir de ahora tiene que ser con ideas democráticas y acuerdos.

¿Perjudica especialmente al PNV el adelanto electoral?

Nosotros queríamos primero que hubiera Presupuestos porque dan una estabilidad muy necesaria. Y segundo, en plena efervescencia del choque por el choque preferíamos que las elecciones pudieran darse con un debate más sosegado. No es de ahora. En el momento de la moción de censura estaba claro el movimiento que hizo Rivera, obsesionado con las elecciones, para dejar al Gobierno sin soporte. Con nuestro apoyo a la moción Rivera se quedó con un palmo de narices.

¿Tienen tanto miedo a Albert Rivera?

¿Miedo a Rivera? En Euskadi no tienen nada que hacer. Aquí me preocupa una cosa: no puede ser considerado centrista un partido que se niega a hablar con otros partidos democráticos y que, a veces, sugiere su ilegalización. Si tuvieran mayoría cambiarían la ley electoral para que una parte de la población se quedara sin representación en el Parlamento. Un partido que ha tomado como tótem para agitarlo electoralmente y excitar a la gente en contra de los vascos el concierto económico nos preocupa, claro que nos preocupa. Es una partido esquinado a la derecha. El otro día se hizo la foto con Vox y esa foto le va a perseguir por Europa toda la vida.

¿Miedo a Rivera? En Euskadi no tienen nada que hacer. La foto que se hizo con Vox le va a perseguir por Europa toda la vida

Hablan ustedes de la derecha como si el PNV fuera marxista…

¿Nosotros somos de derechas? Sí, es lo que dice todo el mundo. Un viejo parlamentario socialista me decía que su partido metía la pata cuando se empeñaba en calificarnos de derecha. Debemos de ser una derecha muy rara. Nosotros ni nos planteamos exactamente lo que somos. En lo social no nos puede dar lecciones ni Podemos. Y en lo económico no jugamos con las alubias. Sabemos cómo funcionan las cosas y lo importante que es un marco jurídico para que las empresas pueden desenvolverse. ¿Nosotros de derechas? Me río.

¿El PNV de derechas? Me río

Hablemos entonces de la derecha indiscutible. ¿Ha cambiado tanto el PP en el tránsito de Rajoy a Casado?

Sí. Rajoy, que era un señor muy de derechas, era lo más a la izquierda que tenían en el PP. Al 155, por ejemplo, le llevaron por las presiones que tenía alrededor pero él no quería llegar a ese punto. Casado intenta alejarse de Rajoy todo lo posible. Es un hijo de Aznar y por eso no le cuesta legitimar a Vox. Comparte los mismo valores. El PP es un partido muy disciplinado, muy jerárquico, pero algunos han de estar muy desconcertados.

Rajoy, que era un señor muy de derechas, era lo más a la izquierda que tenían en el PP

¿Acuerdos como los que alcanzaron con Rajoy serían impensables con Casado?

No lo sé. Probablemente, serían muy difíciles. Aunque yo me las tuve tiesas con Rajoy al principio. Luego va uno confiando en que la palabra del otro se va cumpliendo, en que se puede hablar con discreción… Ahí se fue tejiendo una confianza que ayudó a que se pudieran alcanzar esos acuerdos, que para nosotros fueron muy positivos. Ahora con Casado no sé lo que pasaría pero lo veo muy difícil por no decir imposible.

Tener la llave de la gobernabilidad a ustedes les ha sido muy rentable…

No la hemos tenido. Si con que se junten el PSOE y el PP ya está…

Bueno, o con que salgan el sol y la luna al mismo tiempo…

Pero vamos a ver, ¿no está España en peligro? Pues si España está en peligro y somos tan malos y contagiosos es muy fácil porque cuando quieren se juntan y no nos hacen ni caso. ¿Qué alguna vez, efectivamente, hemos sido nosotros los últimos en posicionarnos? Pues puede ser. Vayamos a la elección de Rajoy. El PNV votó en contra y al final pasó lo que pasó con el PSOE, que podía haber dicho ‘mira, he perdido, te voy a dejar pero prepárate para la legislatura que vas a tener’. Sin embargo, todas las miradas estaban puestas en nosotros. Igual en la moción de censura. ¿Es que los demás no habían tomado ya posiciones? Que nosotros seamos los últimos influirá pero nuestros votos son cinco. ¿Combinaciones? Múltiples, todas las que se quiera. ¡Qué más me gustaría a mi que tener la llave! España no es del PNV.

¡Qué más me gustaría a mí que tener la llave de la gobernabilidad! España no es del PNV

Viene al pelo aquella respuesta que le dio Rajoy al refrán que le dedicó: “Si quieres grano, Aitor, te dejaré mi tractor”. A ustedes les han dejado tractores tanto el PSOE como el PP. No les ha ido mal con cinco escaños.

Hemos sabido negociar y hemos hecho política. Hay que tomar decisiones, hay que leer los momentos y hay que tener voluntad de llegar a acuerdos. Eso es lo que nos manda el electorado.

El adelanto de las elecciones deja en el limbo su negociación para el traspaso de competencias pendientes a Euskadi, incluida la gestión de las cárceles.

Así es. Pero al próximo Gobierno, si cabe que tengamos cierta complicidad con él, volveré a exigirle lo mismo. El Estado ha reconocido después de 40 años que todas esas competencias estaban sin transferir. Y eso se lo recordaremos a los Gobiernos futuros. Un senador del PP por Álava, Iñaki Oyarzabal, candidato a diputado general, llegó a presentar un escrito para que no se hicieran los traspasos. Alucino. Otra dirigente del PP vasco pedía en una entrevista esperar el momento adecuado para las transferencias y el periodista tuvo que decirle que si después de 40 años aún había que seguir esperando. ¡Madre mía! ¡Lo que hay que aguantar!

En política penitenciaria, cuya competencia es estatal, ¿se ha contado con el PNV?

Para el caso que nos hacen… Hemos intentado aportar nuestra visión, normalmente con escaso éxito. No, no hemos sido nosotros los que hemos diseñado la política penitenciaria.

¿Se notó el cambio de Gobierno en lo que respecta al acercamiento de presos de ETA o en su progresión de grado?

Hubo un cambio en las solicitudes hechas a título individual por los presos de ETA, y eso ya es importante. Este Gobierno ha acercado presos –también lo hizo el de Aznar– de forma selectiva y en comunicación constante con las asociaciones de víctimas. Es lo más normal. La sociedad vasca lo tiene asimilado y lo ve de manera positiva. Tenemos que desdramatizar la cuestión. Hay que guardar respeto a las asociaciones de víctimas pero no les corresponde a ellas marcar los límites de la política penitenciaria.

¿La catarata de reproches a Idoia Mendía, incluso desde el PSOE, por su brindis con Otegi en una cena de Navidad desmiente los avances en la normalización política?

Es curioso lo de ese reportaje. Lo solicita un periódico que es el paradigma de la defensa de la unidad de España y que tiene orígenes monárquicos. Lo organiza El Correo, que no es el Gara, que es del grupo Vocento. Les pareció que era bueno dar una imagen de normalidad ante la sociedad vasca. Es decir, que no era un compadreo sino un intento de mostrar que vamos avanzando, que la sociedad se va normalizando, que el terrorismo se ha acabado. La gente que estuvo fue con buena voluntad, la primera Idoia Mendía. Sacar de quicio esa foto es un disparate. Y conste que yo no olvido las cosas. Algunas las he vivido en primera persona con familiares míos. Ya sé que de qué va la gaita y ya sé a quién todavía no le dirijo la palabra. Aquí aún hay mucha tela que cortar, pero tendremos que ir poco a poco. Algunos quieren decir que esto se ha pasado, pero no. Esto se lo dice un nacionalista vasco: yo no me olvido. Vamos a necesitar tiempo.

¿Cuánto tiempo? ¿Años? ¿Una generación?

Por lo menos la mía. Yo confieso que a mi me cuesta. Puedo hablar y acordar pero me cuesta porque he visto las actitudes de algunas personas. Hacen falta años para que los posos caigan al fondo del vaso. La sociedad vasca ha sufrido mucho.

¡Hola! El proceso al procés arranca en el Supremo y CTXT tira la casa through the window. El relator Guillem Martínez se desplaza tres meses a vivir a Madrid. ¿Nos ayudas a sufragar sus largas y merecidas noches de...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Juan Carlos Escudier

Periodista. Autor de Zapatero, el rojo y de Florentino Pérez: retrato en blanco y negro de un conseguidor.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. c

    SI quieren ls que se esconden detras de lo que no son y acusan a ls demas d lo que hacen ls partido "PPoPPular" : que roban y desPPrecian aPPorrean usurPPan y maniPPulan al PUEBLO ls que dicen que ls demas son financiados ilegalmente para tapar que ellos lo son Vx de iran PP de venezuela y ...de robar a España mientras `prssumen de defendeer y enseñar la bandera y C$ + Vx mismo programa economico PPuerc´oX

    Hace 2 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí