1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Carta abierta a los Estados Unidos: dejen de interferir en la política interna de Venezuela

Un grupo de 71 intelectuales, entre ellos Noam Chomsky, pide a la administración de Trump que deje de apoyar a quienes buscan derrocar a Maduro por vías no democráticas

Noam Chomsky y 70 firmantes más 26/01/2019

<p>Venezuela, EEUU, petróleo </p>

Venezuela, EEUU, petróleo 

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

El gobierno de los Estados Unidos debe dejar de interferir en la política interna de Venezuela, especialmente con el objetivo de derrocar al gobierno del país. Las acciones de la administración Trump y sus aliados regionales empeorarán casi seguro la situación en Venezuela, lo que llevará a un sufrimiento humano innecesario, violencia e inestabilidad.

La polarización política en Venezuela no es nueva; el país lleva mucho tiempo dividido por las diferencias raciales y socioeconómicas. Pero la polarización se ha profundizado en los últimos años. Esto se debe, en parte, al apoyo de los Estados Unidos a una estrategia de la oposición para destituir al gobierno de Nicolás Maduro por medios extraelectorales. Si bien la oposición está dividida respecto a esta estrategia, los EE.UU. han apoyado a los partidarios de la línea dura en su objetivo de derrocar al gobierno de Maduro mediante protestas a menudo violentas, un golpe de Estado militar u otras vías que eluden las urnas.

Bajo la administración de Trump, la retórica agresiva contra el gobierno venezolano se disparó a un nivel más extremo y amenazador, con sus representantes hablando de “acción militar” y condenando a Venezuela, junto con Cuba y Nicaragua, como parte de una “troika de tiranía”. Los problemas derivados de las políticas del gobierno venezolano han empeorado por las sanciones económicas de Estados Unidos, que serían ilegales bajo los parámetros de la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas, así como de la legislación de los Estados Unidos y otros tratados y convenciones internacionales. Estas sanciones han reducido los medios por los cuales el gobierno venezolano podría haber escapado de la recesión económica, y a la vez han causado una dramática caída en la producción de petróleo y han agravado la crisis económica, causando la muerte de muchas personas que no pudieron acceder a medicamentos que hubieran podido salvar sus vidas. Mientras tanto, los gobiernos de EE.UU. y sus aliados continúan culpando únicamente al gobierno de Venezuela por el daño económico, incluso el causado por las sanciones estadounidenses.

Ahora EE.UU. y sus aliados, incluido el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el presidente de extrema derecha de Brasil, Jair Bolsonaro, han empujado a Venezuela al precipicio. Al reconocer al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó como el nuevo presidente de Venezuela –algo ilegal según la Carta de la OEA– la administración Trump ha acelerado drásticamente la crisis política de Venezuela con la esperanza de dividir a los militares venezolanos y polarizar aún más a la población, obligándola a elegir un bando. El obvio y a veces explícito objetivo es expulsar a Maduro a través de un golpe de Estado.

La realidad es que, a pesar de la hiperinflación, la escasez y una profunda depresión, Venezuela sigue siendo un país políticamente polarizado. Los Estados Unidos y sus aliados deben dejar de alentar la violencia presionando por un cambio de régimen violento y fuera de la legalidad. Si la administración Trump y sus aliados continúan su curso imprudente en Venezuela, el resultado más probable será el derramamiento de sangre, el caos y la inestabilidad. Estados Unidos debería haber aprendido algo de sus iniciativas de “cambio de régimen” en Irak, Siria, Libia y su larga y violenta historia de patrocinio de “cambios de régimen” en América Latina.

Ninguna de las partes en Venezuela puede simplemente vencer a la otra. El ejército, por ejemplo, tiene al menos 235.000 efectivos de primera línea, y hay al menos 1,6 millones en las milicias. Muchas de estas personas lucharán, no solo sobre la base de la creencia en la soberanía nacional que se mantiene ampliamente en América Latina, frente a lo que parece ser una intervención liderada por Estados Unidos, sino también para protegerse de una posible represión si la oposición derroca al gobierno por la fuerza.

En semejante situación, la única solución es un acuerdo negociado, como sucedió en el pasado en países latinoamericanos cuando las sociedades políticamente polarizadas no pudieron resolver sus diferencias a través de las elecciones. Ha habido esfuerzos con potencial, tales como los liderados por el Vaticano en el otoño de 2016,  pero no recibieron apoyo de Washington y sus aliados, concentrados en el cambio de régimen. Esta estrategia debe cambiar para que exista una solución viable a la crisis actual en Venezuela.

Por el bien del pueblo venezolano, la región y por el principio de la soberanía nacional, estos actores internacionales deben apoyar las negociaciones entre el gobierno venezolano y sus oponentes que permitirán que el país salga finalmente de su crisis política y económica.

-------------------------------------------------------------------------------------

Firmantes

Noam Chomsky, Profesor Emérito, MIT y Profesor Laureate, Universidad de Arizona

Laura Carlsen, Directora, Programa de las Américas, Centro de Política Internacional

Greg Grandin, profesor de Historia, Universidad de Nueva York

Miguel Tinker Salas, profesor de Historia de América Latina y Estudios Chicano / a Latino / a en Pomona College

Sujatha Fernandes, profesora de Economía Política y Sociología, Universidad de Sydney

Steve Ellner, editor gerente asociado de Perspectivas de América Latina

Alfred de Zayas, exexperto independiente de la ONU sobre la promoción de un orden internacional democrático y equitativo y único relator de la ONU que visitó Venezuela en 21 años

Boots Riley, escritor / director de Sorry to Bother You, músico

John Pilger, periodista y cineasta

Mark Weisbrot, codirector del Centro de Investigación Económica y Política

Jared Abbott, PhD Candidate, Departamento de Gobierno, Universidad de Harvard

Dr. Tim Anderson, director, Centro de Estudios Contra Hegemónicos

Elisabeth Armstrong, profesora del estudio de mujeres y género, Smith College

Alexander Aviña, PhD, profesor asociado de Historia, Universidad Estatal de Arizona

Marc Becker, profesor de Historia, universidad estatal de Truman

Medea Benjamin, cofundadora de CODEPINK

Phyllis Bennis, Directora de Programas, New Internationalism, Institute for Policy Studies

Dr. Robert E. Birt, profesor de Filosofía, Bowie State University

Aviva Chomsky, profesor de Historia, Universidad Estatal de Salem

James Cohen, Universidad de París 3 Sorbonne Nouvelle

Guadalupe Correa-Cabrera, Profesora Asociada, Universidad George Mason

Benjamin Dangl, PhD, editor de Hacia la libertad

Dr. Francisco Dominguez, Facultad de Ciencias Sociales y Profesionales, Universidad de Middlesex, Reino Unido

Alex Dupuy, John E. Andrus Profesor de Sociología Emérito, Universidad de Wesleyan

Jodie Evans, Cofundadora, CODEPINK

Vanessa Freije, profesora asistente de Estudios Internacionales, Universidad de Washington

Gavin Fridell, Cátedra de Investigación de Canadá y Profesor Asociado en Estudios de Desarrollo Internacional, St. Mary’s University

Evelyn González, Consejera, Montgomery College

Jeffrey L. Gould, Profesor Rudy de Historia, Universidad de Indiana

Bret Gustafson, profesor asociado de Antropología, Universidad de Washington en St. Louis

Peter Hallward, profesor de Filosofía, Universidad de Kingston

John L. Hammond, profesor de Sociología, CUNY

Mark Healey, profesor asociado de Historia, Universidad de Connecticut

Gabriel Hetland, profesor asistente de Estudios Latinos de América Latina, el Caribe y los Estados Unidos, Universidad de Albany

Forrest Hylton, Profesor Asociado de Historia, Universidad Nacional de Colombia-Medellín

Daniel James, Bernardo Mendel Cátedra de Historia Latinoamericana

Chuck Kaufman, Co-Coordinador Nacional de la Alianza por la Justicia Global

Daniel Kovalik, profesor adjunto de Derecho, Universidad de Pittsburgh

Winnie Lem, profesora, Estudios de Desarrollo Internacional, Universidad de Trent

Dr. Gilberto López y Rivas, profesor investigador, Universidad Nacional de Antropología e Historia, Morelos, México

Mary Ann Mahony, profesora de Historia, Universidad Estatal de Connecticut Central

Jorge Mancini, Vicepresidente de la Fundación para la Integración Latinoamericana (FILA)

Luís Martin-Cabrera, profesor asociado de Literatura y Estudios Latinoamericanos, Universidad de California San Diego

Teresa A. Meade, Florence B. Sherwood Profesora de Historia y Cultura, Union College

Frederick Mills, profesor de Filosofía, Bowie State University

Stephen Morris, profesor de ciencias políticas y relaciones internacionales, Middle State State University

Liisa L. North, profesora emérita, Universidad de York

Paul Ortiz, profesor asociado de Historia, Universidad de Florida

Christian Parenti, profesor asociado, Departamento de Economía, John Jay College CUNY

Nicole Phillips, profesora de Derecho en la Universidad de la Fundación, Dra. Aristide Faculté des Sciences Juridiques et Politiques y profesora adjunta de derecho en la Facultad de Derecho de la Universidad de California en Hastings

Beatrice Pita, profesora del Departamento de Literatura de la Universidad de California en San Diego

Margaret Power, profesora de Historia, Instituto de Tecnología de Illinois

Vijay Prashad, Editor, El TriContinental

Eleanora Quijada Cervoni FHEA, facilitadora de educación del personal y mentora de EFS, Centro de Educación Superior, Aprendizaje y Enseñanza en la Universidad Nacional de Australia

Walter Riley, abogado y activista

William I. Robinson, profesor de Sociología, Universidad de California, Santa Bárbara

Mary Roldan, Dorothy Epstein Profesora de Historia Latinoamericana, Hunter College / CUNY Graduate Center

Karin Rosemblatt, profesora de Historia, Universidad de Maryland

Emir Sader, profesor de Sociología, Universidad del Estado de Río de Janeiro

Rosaura Sánchez, profesora de Literatura Latinoamericana y Literatura Chicana, Universidad de California, San Diego

TM Scruggs Jr., profesor emérito, Universidad de Iowa

Victor Silverman, profesor de Historia, Pomona College

Brad Simpson, profesor asociado de Historia, Universidad de Connecticut

Jeb Sprague, profesor de la Universidad de Virginia

Christy Thornton, profesora asistente de Historia, Johns Hopkins University

Sinclair S. Thomson, profesor asociado de Historia, Universidad de Nueva York

Steven Topik, profesor de Historia, Universidad de California, Irvine

Stephen Volk, profesor de Historia emérito, Oberlin College

Kirsten Weld, John. L. Loeb profesor Asociado de Ciencias Sociales, Departamento de Historia, Universidad de Harvard

Kevin Young, profesor asistente de historia, Universidad de Massachusetts Amherst

Patricio Zamorano, investigador de estudios latinoamericanos; Director Ejecutivo, InfoAmericas

Autor >

Noam Chomsky y 70 firmantes más

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

14 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Libertaria González

    Esto es una demostración de inmoralidad! La prueba de que estudiar no necesariamente te hace mejor persona. La cantidad de falacias que contiene este documento es tal, que parece que estuviera escrito por personas recién saliendo de un coma! Por nombrar solo unas pocas, en Vzla hace rato que no hay polarización! Hay un pueblo muriendo por el hambre y siendo asesinado por la violencia por parte de una organización criminal, una narcodictadura...que es lo que realmente es el régimen de Maduro. Los hechos son que el intervencionismo en Vzla ha sido de Cuba y de Rusia, pero parece que ellos sí tienen derecho a sacar provecho de Vzla y explotarnos. Qué hipocresía la de Uds. srs! Están es asustados porque la izquierda internacional pronto va a dejar de chupar de la teta de Vzla. Por último, será tan difícil de entender que la crisis humanitaria de Vzla producida por las políticas de este régimen, así como las violaciones sistemáticas a los D.D.H.H. es una razón más que suficiente para acabar con este régimen??Que se requiere de una medida definitiva, SÍ de acabar con esta organización criminal y desmantelar este sistema tan nefasto!! Y que los venezolanos como víctimas estamos dispuestos a asumir el riesgo de que nos ayuden los países democráticos del continente y del mundo, entre los que se incluye USA. O es que si a alguno de Uds. los tuvieran secuestrados, los torturaran, los pusieran a pasar hambre, los violaran y los mantuvieran en un sótano sin ver el sol..y finalmente alguién escuchara sus gritos y súplicas y ese alguién fuese americano, capitalista, etc..entonces desecharían esa ayuda por el riesgo de que este posible salvador pudiera hacerles lo mismo (además cuando no se tienen evidencia de ello)??? Esta es la analogía que se debe considerar. Esta es la situación de Vzla hoy día..y TODO el que contribuya a darle oxígeno y largas a esta situación, llámese papa, llámese intelectual, llámese Dios mismo es un cómplice y un criminal.

    Hace 2 años 2 meses

  2. Fernández Fernández Liria

    ¿Por qué sólo hay yanquis opinando sobre Venezuela en CTXT?

    Hace 2 años 2 meses

  3. Alejandro Fener González

    Sr. Chomsky y demás firmantes. La verdadera ingerencia en Venezuela es la cubana, desde hace 20 años es el régimen castristas quien interfiere constantemente en Venezuela y maneja los hilos del poder. Chavez y Maduro no son más que dos marionetas de los hermanos Castro. Pero claro, sobre éso ni Vd. ni sus compañeros de viaje escriben una sóla palabra. ¡Qué vergüenza!

    Hace 2 años 2 meses

  4. cayetano

    La cuestión no es si se es intelectual o arriero de alcornocal (corcho) quien opina, quién es mejor para Venezuela si Maduro o Guaido. Sino quiénes son los gobiernos extranjeros para improponer (vocablo nuevo de estos tiempos) a un país tercero sus gobernantes, mientras éste no supone un peligro cierto para la seguridad internacional. Improponer, vocablo nuevo que significa imponer la proposición, es la acción que acometen en su alicuota responsabilidad o capacidad todos quienes gobernantes o no de terceros países, apoyan el golpe de estado que sea benéfico o no, no deja de ser golpe de estado. Por eso, algunos líderes y lideresas de la izquierda española, debieran mirárselo, ya que en la realidad internacional de hoy no estan opinando sino improponiendo legitimar un golpe de estado por benéfico que sea. Estos líderes debieran tener más perspectiva, y releerse cuales son los elementos de desestabilización del estatus quo internacional que han llevado al grupo de ciéntificos internacional que estudian el reloj del mundo, a adelantarlo colocando el final ante la probabilidad de 2 min, de me queda un anuncio en cualquier momento. Y sin caer en la defensa de Maduro, defender los principios internacionales que nos hemos dado en la comunidad internacional, precisamente para intentar evitar que llegue la fátidica hora tan cercana, a tan sólo dos minutos metafóricos y ciertos al tiempo. Nuestr@s líderes-a debieran hacer pedagogía de la responsabilidad internacional y el compromiso con la Paz, en lugar de seguir el juego a la toma de posición sobre terceros que tan horribles resultados a provocado en Libia, Irak, Afganistan, Siria... Debieran ser conscientes y con perspectiva trasladar a la opinión pública, en lugar de dejarse arrastrar por la opinión de las redacciones y propiedad de los medios de comunicación, que no podemos permitirnos contribuir más a la desestabilización del Mundo, participando de la injerencia directa en el gobierno de terceros países, saltándonos a la torera las normas de derecho internacional. Y ello, porque en este contexto, con Venezuela, como ayer con Irak, Siria..., estamos alimentando una nueva forma de ejercer la desestabilización, de acelerar la demolición del estatus quo internacional, usando de la improposición como vía previa a la intervención directa, de la que se amenaza. Cuando un líder o lideresa de izquierdas, o patriota que defienda la soberanía, se manifiesta en favor del reconocimiento de Guaido, debiera caer en la cuenta de que al mismo tiempo, esta participando de una improposición de una autoproclamación en un país tercero y con ello, está acercando aun más el reloj del fin del Mundo. Por muy cerca que allá elecciones, la agenda y opinión de los medios de comunicación (redacciones y propiedad), no puede ante cuestiones tan cruciales y determinantes hoy en este Mundo tan desestabilizado, dejarnos arrastrar para coincidir con la media opinión por mayoritaria que sea. Sino que debemos hacer reflexionar a nuestro pueblo sobre la dimensión real que en el contexto internacional tienen nuestras acciones, adelantar más el reloj que ya está a 2 minutos, más cerca que durante la crisis nuclear de los años 50. Un cordial saludo.

    Hace 2 años 2 meses

  5. jose

    Daniel: en norteamerica hay varios presidentes muertos, y anualmente la policía acaba con la vida de más de mil personas. Eso sin contar todas las intervencion fuera de EEUU. Y Maduro hace poco sufrió un atentado. No se dice que en el país "donde no hay libertad" la prensa opositoria (mayoría, en manos de empresas privadas) pide la muerte de Maduro, sin responsabilidad alguna. Y ¿qué pasa en Colombia con periodistas, sindicalistas, dirigentes sociales e indígenas? Que memoria tan flaca. Otra cosa detectada: según Trump vaya cediendo a las imposiciones del "estado profundo", irá dejando de ser cómico.

    Hace 2 años 2 meses

  6. daniel

    jajaja, la mayoría son yankis, luego dicen que norteamerica no es cuna de libertad, allí puedes discrepar abiertamente contra el gobierno y no te pasa nada, en Venezuela ya estarías muertos. aparte ese documento solo repite mentiras del régimen. más´de 3 millones de venezolanos firmaron contra Maduro yéndose.

    Hace 2 años 2 meses

  7. Hernan Niño

    Toda la sucia derecha apoyada en los medios de comunicacion haciendole el juego a los gringos con el beneplacito de europs bloqueando a venezuela, como no se quejan de tantos regimenes africanos de real pobreza o Yemen, que se encuentran en pobrezas extremas es la doble moral, los gringos y sus multinacionales atropeyan a nuestros paises, duque dediquese a los colombianos que si estamos en una crisis soterrada

    Hace 2 años 2 meses

  8. Leon Kirow

    Como es habitual en estos casos, un grupo de intelectuales cómodamente sentados en sus poltronas pontifican sobre el bien y el mal. Y, como es habitual, lo hacen con un texto lleno de inexactitudes o, peor, de omisiones. Con razón habla el Sr. Chomsky y los abajo firmantes de la injerencia gringa en Venezuela. No es este un asunto nuevo. Pero para tener una visión exacta y completa deberían añadir la injerencia cubana -esta sí, absolutamente presente y directa- Mientras no lo hagan, estas "cartas" sólo pueden ser consideradas panfletos de la izquierda cómoda -y cómplice- que lleva tantos años apoyando dictaduras.

    Hace 2 años 2 meses

  9. jose

    Por cierto ¿9.500 millones las pensiones y 11.000 millones de ayudas a la iglesia y hay un problema? ¿Se injerirá EEUU?

    Hace 2 años 2 meses

  10. jose

    Roger, la cuestión no es cómo está Venezuela. ¿Está mejor Colombia, Argentina, Arabia Saudita, Guatemala, Brasil? La cuestión es que otro país no podría injerirse en nuestra política porque en España haya sueldos de 600€. EEUU habla de la injerencia en sus elecciones. ¿Cinismo, no? Pues no tienen salud pública. Por otra parte, por esta vía, pronto Trump caerá simpático al poder fáctico. Esta preocupación es por sus reservas de petróleo, las más grandes; su oro y demás riquezas. En Guatemala una multinacional explota el oro del país y este se queda el uno, 1%. Ya se nos ha olvidado cómo los EEUU se impusieron para que cediéramos a Marruecos el Sáhara. ¿Lo publicarán?

    Hace 2 años 2 meses

  11. jose

    Si Sánchez es capaz de pedir elecciones a quien las ha ganado, sin él (Sanchez) haber pasado por las urnas, es que no es fiable. Tan fiable como la secretaria de UGT Andalucía que ahora despierta de su sueño de los despistados.

    Hace 2 años 2 meses

  12. jose

    Para los del pensamiento y poder único, Trump ya es bueno. Cuando no hacía guerras era cómico, cuando pide dar un abrazo a la política de Hilary-Obama ya es respetable.

    Hace 2 años 2 meses

  13. Roger

    A todos estos "intelectuales", les invito a que estén un mes en Venezuela, cambiará su forma de pesar. Un país donde 5000 personas salen al día, no se puede decir que esta bien. Maduro quiere perpetuarse en el poder, tipo Castro. El resto del comunidad internacional no puede mirar para otro lado, es hora de actuar.

    Hace 2 años 2 meses

  14. Elvira

    A USA no le interesa que todo el pueblo Venezolano , no solo los desdencientes de europeos osea blanquitos, se eduquen y estas son las consecuencias el 5% de la población ha siempre ignorado al otro 95% y se han vendido a USA que por decadas se ha estado llevando el petroleo a precio de huevo y cuando el pueblo se quiere defender crean este caos .

    Hace 2 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí