1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Editorial

Un cordón sanitario para aislar a Vox

2/12/2018

<p>Acto de Vox en Vistalegre el 7 de octubre de 2018.   </p>

Acto de Vox en Vistalegre el 7 de octubre de 2018.   

Guillermo Fernández

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018 pasarán a la historia de la democracia española. No solo por la abstención récord del 41,4%, ni porque el centroizquierda pierde 40 años de hegemonía (aunque el PSOE sigue siendo la fuerza más votada), sino porque los partidos de derechas suman una inédita mayoría y, sobre todo, porque la extrema derecha nacionalista y xenófoba de Vox se convierte en un actor político relevante al entrar con una fuerza sorprendente en el Parlamento de Andalucía, con cerca del 11% de los votos (el 16% en Almería) y picos de hasta el 30% en lugares como El Ejido, donde es la fuerza más votada. 

La noticia del día es que la ultraderecha mejora las estimaciones de todos los sondeos y nos pone sobre aviso (¡cuidado!) al mostrar que, de momento, no hay ninguna vacuna, ni siquiera la del 15-M, capaz de cortocircuitar el nacionalismo identitario cuando este encuentra un caldo de cultivo favorable. Medios e instituciones tienen una responsabilidad enorme en la ultraderechización del discurso y de la agenda vivida durante y tras la crisis catalana, con sus apelaciones al golpe de Estado, sus invocaciones a la unidad nacional y su tolerancia hacia las manifestaciones neofascistas, y el resultado de Cs, el PP y Vox nos recuerda que nunca (nunca) se debe menospreciar a la derecha más ultramontana por muy burda o grotesca que parezca en las formas, por zafios o joseantonianos que resuenen los contenidos políticos que vehicula.

El partido ultra liderado por Santiago Abascal ha logrado en estas semanas politizar el sentimiento de indignación larvado en una parte de la sociedad andaluza tras la crisis de otoño de 2017, y enlazarlo con una retórica de orgullo nacional que rehabilita los mitos difusos del imperio español al tiempo que estigmatiza a la izquierda acusándola de soberbia moral. Lo que Vox le ha dicho a muchos andaluces sobre temas como la identidad nacional, la inmigración, el toreo o la caza es que no deben sentirse culpables por sentir como sienten o por pensar como piensan, y que pueden (o deben) rebelarse contra quienes les juzgan o les menosprecian. 

Así, la formación ultraconservadora imita los pasos del primer Jean-Marie Le Pen, quien, en los años ochenta del siglo pasado, se ganó el corazón de muchos franceses descargando su conciencia moral al “decir en alto lo que muchos pensaban en bajo”. Pero, a la vez, es fundamental que desde los ámbitos progresistas se evite una crítica exclusivamente moral de lo que supone Vox y se opte por indagar en las causas que explican esta irrupción sorprendente y en muchos sentidos desorbitada. Porque no es que muchos andaluces se hayan hecho de pronto de extrema derecha, sino que Vox ha sabido tocar un descontento latente que seguirá estando presente en la sociedad española en los próximos meses y años.

Cuando la izquierda despertó, la “España de los balcones” seguía ahí. Y ahí seguirá presumiblemente excitada hasta que los partidos nacionalistas catalanes no se decidan a desbloquear el trabajo legislativo en el Congreso de los Diputados. Pero ahora toca actuar, y tratar de limitar la influencia de Vox, evitando que se legitime entrando en las instituciones. En el corto plazo, el principio que debe regir las elecciones de los partidos a la hora de formar gobierno en Andalucía es el aislamiento de Vox. La experiencia de otras épocas indica que la ultraderecha no consigue infectar el sistema democrático si el resto de partidos le hacen frente. El mayor peligro en estos momentos consiste en que los partidos de la derecha decidan apoyarse en Vox para gobernar. Con el fin de evitarlo, la izquierda debería apoyar cualquier opción de gobierno en la que VOX sea irrelevante. Igual que hicimos hace tres años ante la corrupción del PP, ahora animamos a los partidos democráticos a realizar un cordón sanitario que impida que Vox sea una fuerza política decisiva, que quite o ponga gobiernos. Adelante Andalucía, que resta tres diputados a los 20 que tenían Podemos e Izquierda Unida, debería encabezar de forma enérgica este movimiento de higiene democrática.

Las elecciones andaluzas del 2 de diciembre de 2018 pasarán a la historia de la democracia española. No solo por la abstención récord del 41,4%, ni porque el centroizquierda pierde 40 años de hegemonía (aunque el PSOE sigue siendo la fuerza más votada), sino porque los partidos de derechas suman una...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

18 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Roberto

    La entrada de VOX en la transcendencia política, además de las causas que han hecho que un partido político que fuera irrelevante hasta ayer y que, de pronto, haya copado todas las portadas y telediarios del país hasta la celebración de las elecciones andaluzas, tiene más importancia por el simbolismo que representa su llegada que por el propio partido político en particular. Simboliza una sintomatología, una trayectoria social que ya forma parte de la esfera pública y que no es para nada irrelevante. Adolf Eichmann, uno de los responsables más importantes de la construcción de "La solución final" nazi, se le evaluó como una persona normal, estándar, sin grandes desviaciones antisemitas. ¿Su mayor rasgo distintivo? Pues que se limitó a obedecer las órdenes de su autoridad contemporánea de la manera más eficiente y diligente posible, y sin pararse a pensar en lo que estaba haciendo. Sin autocrítica y abandonando los valores humanos elementales. Recomiendo la lectura de la obra de Hannah Arendt para entender el fenómeno "Adolf Eichmann", la ausencia de reflexión y autocrítica en la sociedad contemporánea en todos los ámbitos de la vida pública, y los "monstruos" que fabrica la sociedad irreflexiva que ha perdido la capacidad de distinguir entre el bien y el mal. La banalidad del mal.

    Hace 2 años 10 meses

  2. 60

    Que si que si, que la solución al paro, a la pobreza, a los sueldos de mierder y desproteccion social, el marronazo del cambio climático, la incultura y déficit educacional que sufrimos, la corrupción y un largo etcétera, lo vais a solucionar votando a la extrema derecha, cosa que rechazan en casi todos los países europeos. Lo dicho, merecéis una dictadura, ni siquiera os habéis leído el programa electoral de este partiducho. A disfrutar lo votado! Y oye, que el problema del españolito es Cataluña. Claro que si, campeones! A disfrutar

    Hace 2 años 10 meses

  3. Carlos Ávila

    Realmente terribles los comentarios que se han hecho hasta ahora que demuestran la inmensa movilización de la extrema derecha y la paralización de la izquierda. Yo no estoy de acuerdo con el cordón sanitario, pero por otras razones. Es mejor que entren en las instituciones y se "pringuen" con sus socios. No obstante, el tema da para mucho pero no apetece expresar más aquí con el panorama que hay.

    Hace 2 años 10 meses

  4. Malinovsky

    O sea, este medio, editorialmente se atribuye la función de evitar que VOX obtenga buenos resultados electorales y después se declara indignado de que no le dejen entrar a los mítines del partido a sus "periodistas". Je.

    Hace 2 años 10 meses

  5. zyxwvut

    Le habéis estado dando cancha al nacionalismo catalán desde casi el comienzo (si exceptuamos a Guillén Martínez), disimulando su xenofobia, supremacismo y etnicismo. Y ahora que ha logrado despertar a la bestia del nacionalismo español (tan repugnante como el catalán) os ponéis en plan "cordón sanitario". Mejor dejáis de insultar llamando "rojipardos" a los que proponen enfrentarse al neo-fascismo, y os dejáis de tanta ficción de "la diversidad", y respetáis más el pluralismo político.

    Hace 2 años 10 meses

  6. Antonio Heller

    Claro, es mucho más democrático incitar a la violencia contra un partido político legal, como hizo Pablo Iglesias al lanzar la "alerta antifascista". O manifestarse en contra de dicho partido y sus simpatizantes y votantes, como ha ocurrido hoy en muchas ciudades de Andalucía. Hoy en día, la palabra fascista solo se usa como descalificación y como justificación para acabar con la libertad de expresión de quienes tienen ideas que no te gustan. Por ese motivo los verdaderos fascistas de hoy en día son quienes llaman fascistas a otros para, acto seguido, incitar a su persecución. Los verdaderos fascistas en fin, son quienes se llaman a si mismos antifascistas

    Hace 2 años 10 meses

  7. Ros

    Reservad un poco de bilis, que esto solo acaba de empezar. VIVA VOX

    Hace 2 años 10 meses

  8. R

    Esto es lo que pasa cuando te pasas años y años llamando franquistas al PP, falangistas a Ciudadanos y diciendo que España es un país fascista... que cuando llega la extrema derecha de verdad, ya no te cree nadie, y te quedas sin adjetivos Si han sacado 400.000 en Andalucía, en España estarán por los dos o tres millones de votos

    Hace 2 años 10 meses

  9. Miguel Urca

    Vox es mucho más democrático que bildu, pdcat, esquerra... y visto lo visto, podemos. Lo intrínseco del comunismo es que no creen ni quieren la libertad, solo imponer sus ideas y acabar con toda disidencia. Si hace falta matando, masacrando. Y no es exageración, es la lección que no aprendemos de TODOS los experimentos comunistas a lo largo de la historia hasta hoy. Fascismo y Comunismo tienen el mismo ADN totalitario y genocida. Y VOX, al cual tampoco votaría en mi vida porque prefiero una politica más social y centrada... hasta la fecha no a demostrado nada de fascista. Y de anticonstitucional solo el deseo de terminar con las comunidades autonomas, para lo cual se requerira el proceso de modificación constitucional recogido en las misma constitucion. ¿Cual es el problema?

    Hace 2 años 10 meses

  10. 7

    Maravilloso. Los únicos comentarios son todos de ignorantes y por ende, gentuza. A disfrutar lo votado majos!

    Hace 2 años 10 meses

  11. Mariano

    Pues yo creo que habría que hacer un cordón sanitario para aislar en España y en toda Europa a los partidos comunistas como Podemos, defensores y descarados promovedores de la ideología más corrupta, asesina, totalitaria y liberticida de la Historia.

    Hace 2 años 10 meses

  12. Javier Bacardí

    No deja de sorprender que los mismos que aceptan los votos de partidos cuyo único ideario es la destrucción de España como nación sean considerados democráticos y se rasguen las vestiduras diciendo que VOX no es constitucional ¿? tan democrático o antidemocrático es VOX como Batasuna

    Hace 2 años 10 meses

  13. CeX

    ¿Por qué hay que aislar a Vox y no a la extrema izquierada como el partido comunista y podemos, que son marxistas leninistas, la peor de las dictuduras? El problema de la extrema izquierda es que es muy bonita sobre el papel, pero no funciona. El mayor error del comunismo es pensar que el ser humano tiene las virtudes necesarias para llevarlo a cabo. Simplemente porque va contra la naturaleza humana. Es antinatura. Han arruinado todos y cada uno de los países en que se ha implantado. No hay ni una sola excepción. Aparte de la represión brutal, violación de los derechos humanos y los mayores crímenes contra la humanidad de la historia. Basta informarse un poco para tenerlo claro. El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla. Esperemos que no suceda esta vez. La solución se encuentra también en la historia: capitalismo con pinceladas comunistas, que es lo que llamamos estado del bienestar (educación, sanidad, pensiones, etc).

    Hace 2 años 10 meses

  14. alfredo

    el problema de los comunistas, es que cuando no les gusta porque los ciudadanos no los votan..se tiran al monte.Esto si que es antidemocrático!!.Los españoles ya no somos analfabetos y cada cuál vota en libertad,Estos hijos de Stalin,tienen que aceptarlo.

    Hace 2 años 10 meses

  15. David González

    La transformación real solo vendra de un movimiento transversal con diálogo y honestidad. En la izquierda, ni los partidos ni los regimenes socialistas y comunistas han logrado cambios realmente transformdires. Solo desde movi.ientos sociales como el fenimismo, los ecologismos y movimientos solidaruos y comprometidos pueden señalar el camino. Los partidos y otros regimenes han sido siempre muy jerarauizados, trabados de intereses particulares, herederos del patriarcado

    Hace 2 años 10 meses

  16. CeX

    El problema de la extrema izquierda es que es muy bonita sobre el papel, pero no funciona. El mayor error del comunismo es pensar que el ser humano tiene las virtudes necesarias para llevarlo a cabo. Simplemente porque va contra la naturaleza humana. Es antinatura. Han arruinado todos y cada uno de los países en que se ha implantado. No hay ni una sola excepción. Aparte de la represión brutal, violación de los derechos humanos y los mayores crímenes contra la humanidad de la historia. Basta informarse un poco para tenerlo claro. El pueblo que olvida su historia está condenado a repetirla. Esperemos que no suceda esta vez. La solución se encuentra también en la historia: capitalismo con pinceladas comunistas, que es lo que llamamos estado del bienestar (educación, sanidad, pensiones, etc).

    Hace 2 años 10 meses

  17. cayetano

    Las declaraciones de Pablo Casado abren la puerta a cabalgar a lomos de Vox; de otra parte la confrontación de discursos nacionalistas del PP y C,s ante los independentistas catalanes y el clima si no preelectoral, sí, de presión electoral por parte de estas formaciones a nivel estatal, complica y mucho la posibilidad de un gobierno alternativo a estas formaciones. Las posibilidades de gobierno en Andalucía hoy, parece que excluyen a Susana del gobierno. Aparecen con más probabilidades otras opciones para excluir a Vox: que pasarían por estimar la dimisión Susana tras dirigir un proceso que acabará con el gobierno de C,s apoyado por el PSOE; o por la abstención del PSOE-A que permitiera el gobierno de PP y C,s (probablemente liderado por el PP). Ahora bien, en Andalucia interferirá y mucho lo que se vaya a hacer estatalmente. Un cogobierno del PP y C,s con la abstención del PSOE como ocurriera ya con Rajoy en el Estado, sería una de las soluciones de gobernalidad en Andalucía que dejaría fuera de juego a Vox. Pero, depende de las Generales, si estas se convocan pronto dejá una centralidad alternativa a Vox, como plataforma de alternativa radical en todo el estado. De otra parte, si no es así, y las Generales se convocan pronto, dilapidar al nacionalismo catalán y su autonomía, junto al espantapajaro de la inmigración se convertirá en los azotes de la derecha en las tres formaciones. Ya no estaríamos hablando de un escenario normal del 155, sino de un 155 a saco. Si los nacionalistas catalanes saben interpretar el tiempo político y no se dan un viaje por mundo fantasia, debieran repensarse seriamente contribuir al modelo de Estado Español. En ese sentido las próximas semanas serán decisivas. Y el PSOE de verse forzado a ir a Generales, mejor con una derecha reunida con la extrema derecha, para sobre el caballo de los avances sociales movilizar al electorado de izquierdas tanto al suyo como el de UP. Es demasiado pronto para aventurar un camino y dirección, son demasiados actores jugando en el tablero andaluz y su interacción en el conjunto del Estado, incluyendo a Cataluña. Casado parece cómodo con cabalgar a Vox en Andalucía y España, C,s tiene difícil digerir un apoyo del PSOE andaluz ante unas Generales próximas. Estimar la abstención del PSOE para un gobierno de derechas en Andalucía, para excluir a Vox, ante unas Generales, sería algo que debieran evaluar en sus propias filas. De otra parte convocar unas elecciones generales a corto plazo, dejaría a Vox como centro de atención de dicha campaña electoral tanto a derecha como izquierda. Exactamente ese era el esquema teórico en cuanto a ritmo que planteaba Podemos para hacer saltar el tablero político, y entraña serios riesgos. Ya en Andalucía ha visto Susana los efectos de dar centralidad a Vox en Campaña Electoral, si hubieran Generales nadie tendría que dar centralidad a Vox, serían todos al unísono quienes en uno u otro sentido se la darían. Todo lleva, en principio, a pensar que desde las opciones que no sean autoritarias, lo mejor sería templar gaitas, y entenderse para hacer posible que acabe la legislatura con altura de miras. Ahora sí, parece que vivimos tiempos históricos, ¿habrá altura de mirás? De momento no he escuchado autocríticas, ni llamadas a la reflexión en las izquierdas, sólo he escuchado que afrontaremos a Vox con lo que creía que ya se hacía. En las izquierdas escuche misa y a fieles feligreses, espero que hagan autocrítica y reflexionen, sin cainismos, pero también sin límites. Algo se mueve y no le estamos dando respuesta, no es que haya ganado Vox, es que más de un 13% se pierde entre PSOE y AA. Toca reflexionar para cambiar algunas cosas. Un cordial saludo.

    Hace 2 años 10 meses

  18. Godfor Saken

    "Izquierda, derecha, delante, detrás", por Antonio Turiel: http://crashoil.blogspot.com/2018/10/izquierda-derecha-delante-detras.html

    Hace 2 años 10 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí