1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

Gracias por defender un periodismo de servicio público. Suscríbete a CTXT

Señales de humo

El profeta enamorado

Ana Sharife 22/11/2018

<p>Fotografía de un Corán en árabe.</p>

Fotografía de un Corán en árabe.

Juanedc / Wikimedia Commons

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

CTXT es un medio pequeño pero sus luchas son grandes. Necesitamos tu ayuda para seguir avanzando. Puedes suscribirte en agora.ctxt.es o hacer una donación aquí:

Siempre sospeché que el Corán había sido elaborado entre mujeres. A menudo las imaginé reescribiendo las hojas que el profeta dejaba al descuido mientras se recostaba un rato a dormir su siesta.

Mahoma estaba enamorado. Estoy completamente segura. Por eso otorga a las mujeres derechos y libertades que hasta hace bien poco no habían llegado a muchas de nuestras modernas sociedades occidentales.

Como primer ejemplo invalidó la boda de Jansa, obligada por su padre a casarse con un hombre al que no quería. Y tras la batalla de Uhud, que dejó tantas viudas y huérfanos, estableció derechos para las mujeres en materia de sucesiones y herencias que ni el código napoleónico por el que se rigen muchos países europeos les es más favorable (azora II, aleyas 218-234-235, y azora IV, aleyas 126-216).

Cuenta la tradición que durante uno de sus viajes a la Siria cristiana conoció en un monasterio a un fraile nestoriano que lo inició en el conocimiento del Antiguo Testamento, y cuenta también que recibió sus revelaciones por medio del arcángel Gabriel, pero yo siempre he pensado que tales revelaciones procedían de voces femeninas. Lo cual no es una idea disparatada dada la enorme influencia que pudieron ejercer las mujeres en las decisiones de un sentimental.

Mahoma instauró el divorcio (en pleno siglo VI) para que las mujeres fuesen libres si querían separarse (azora IV, aleya 127, y azora XXXIII, aleyas 36-39), o deseaban volver a unirse en matrimonio junto a un nuevo hombre (azora IV, aleya 23). Y enfrentándose a las costumbres más sagradas de la época las invitó a participar en la oración y la guerra, los dos actos más importantes de entonces.

Estaba enamorado. No tengo ninguna duda. Y tenía por el amor un entusiasmo platónico a cuya sombra surgieron las primeras cortes, muchos siglos antes que en Provenza, dejando escrito entre sus versos “ya lo dijo Alá, que el mejor de entre los hombres es el mejor hacia su esposa”.

De los pecados posibles, la calumnia a una mujer fue el más duramente castigado (azora XXIV), dictó leyes a favor del aborto antes de los 42 primeros días de gestación (azora XXXIX), abolió la esclavitud (azora XXIV, aleyas 32-33) y el repudio (azora II, aleyas 228-231-233-332 y azora LVIII).

No reconozco la imagen de un Islam violento e inmutable. En ninguna parte del texto sagrado existe una formulación que permita cualquier forma de discriminación entre hombres y mujeres, así como no es posible identificar el Islam con la forma de terrorismo que asola el mundo, porque la voluntad de transformar el mundo mediante actos de destrucción no se encuentra en el Islam tradicional. No busquemos sus raíces ideológicas en el pasado remoto, porque no son antiguas sino que provienen de la modernidad.

Las mujeres árabes luchan por sus derechos, un feminismo que hunde sus raíces en el propio mundo musulmán, pues como dictó aquel profeta enamorado “las mujeres son iguales al hombre, aquel que las honre es honorable y aquel que las desprecie es despreciable”.

-------------------------

Ana Sharife es atea, hija de musulmana y de teólogo cristiano.

Autora >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

10 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Brad Pitt

    Joder !!, si es que desde que se inventó el Síndrome de Estocolmo no hay nada que discutir con algunas personas secuestradas...... Qué afán tienen muchas personas religiosas en reivindicar textos religiosos anacrónicos, de hace siglos, y darles un barniz de vigencia....

    Hace 2 años 3 meses

  2. Julia

    El islam es una ideología fascista, vaya basura desquiciada de artículo.

    Hace 2 años 4 meses

  3. Juan

    iros a la mierda...menos mal que no es machista y retrógrado el islam y los suyos...pues nada, iros a arabia saudí o a iran a vivir y lo disfrutais, que sois tont@s

    Hace 2 años 4 meses

  4. PutinReloaded

    Deseando estoy que llegue el islam a Europa y libere a las mujeres oprimidas. https://www.youtube.com/watch?v=sUAHr-lI5jU

    Hace 2 años 4 meses

  5. PutinReloaded

    azora XXXIII, aleyas 36-39: "...cuando Zayd hubo terminado con lo que le unía a ella,......siempre que éstos hubieran terminado lo que les unía a ellas.." Es lo opuesto a lo que la autora pretende, son ELLOS los que tienen el privilegio de divorciarse, no ellas. A esta alturas queriendo vendernos el texto religioso más xenófobo y machista como faro del feminismo... en fin, yo votaré a VOX.

    Hace 2 años 4 meses

  6. UNAI ADRADA,

    Aquí les paso una dedicatoria del autor del "Principito", Antoine de Saint-Exupéry, quizá una persona tan enferma como yo, no lo sé Y DICE ASÍ: (A León Werth) Pido perdón a los niños por haber dedicado este libro a una persona grande. Tengo una seria excusa: esta persona grande es el mejor amigo que tengo en el mundo. Tengo otra excusa: esta persona grande puede comprender todo; incluso los libros para niños. Tengo una tercera excusa: esta persona grande vive en Francia, donde tiene hambre y frío. Tiene verdadera necesidad de consuelo. Si todas estas excusas no fueran suficientes, quiero dedicar este libro al niño que esta persona grande fue en otro tiempo. Todas las personas grandes han sido niños antes. (Pero pocas lo recuerdan.) Corrijo, pues, mi dedicatoria: (A León Werth, cuando era niño). PARA EL QUE QUIERA SEGUIR LEYENDO O SABER LAS 5 LECCIONES ESENCIALES DE VIDA QUE NOS DEJÓ EL PRINCIPITO, DE ANTOINE DE SAINT--EXUPÉRY, LO PUEDEN LEER AQUÍ: https://culturainquieta.com/es/inspiring/item/14807-5-lecciones-esenciales-de-vida-que-nos-dejo-el-principito.html

    Hace 2 años 4 meses

  7. Liz

    "En ninguna parte del texto sagrado existe una formulación que permita cualquier forma de discriminación entre hombres y mujeres". Los derechos de ellas sobre sus esposos son iguales a los derechos de éstos sobre ellas, según lo reconocido; pero los hombres tienen un grado sobre ellas. (2; 228.) ¡Profeta! Hemos declarado lícitas para ti a tus esposas, a las que has dado dote, a las esclavas que Alá te ha dado como botín de guerra .... (Corán 33:50-O) Una religión semita-árabe, abrahámica y patriarcal no puede ser otra cosa que machista. Que El Profeta regule el divorcio y de derecho a heredar (la mitad que los hombres) no convierte el Corán en una obra útil para la mujer de nuestro tiempo, como piensan ciertas llamadas "feministas islámicas".

    Hace 2 años 4 meses

  8. Stonewall

    Estáis enfermos.

    Hace 2 años 4 meses

  9. UNAI ADRADA

    Hola quiero agradecerte tus palabras, me han “recogido” Me gustaría con todos mis respetos complementar tu texto con un par de cosas La persona, hombre y mujer, tiene una parte femenina y otra masculina, ÁNIMA Y ÁNIMUS, el ánima nos aporta lo intuitivo, lo ilimitado, lo infinito, vamos, todo aquello que acerca a la persona al amor incondicional y el ánimus nos aporta lo racional y limitado Conozco a hombres con un ánima más desarrollada que su ánimus y mujeres con un ánimus más desarrollado que su ánima. Quiero decir que por el hecho de ser mujer, ello no te garantiza tener en desarrollados todos los atributos o beneficios que nos aporta el énmia. Sí puede ser y de echo creo que lo es, que las mujeres tienen UNA PREDISPOSICIÓN más acentuada para desarrollar el ánima pero eso NO LO GARANTIZA, lo que lo garantiza es el CAMINAR, EL NO INSTALRSE EN LA COMODIDAD. Creo que para que la mujer deje de estar discriminada, tanto ella como el hombre, nos tenemos que dar cuenta que todos tenemos ánima y saber que el ánima es aquello que más nos puede acercar a lo que estamos buscando, es decir, A NOSOTROS MISMOS Todos vamos de una manera u otra a ser lo que somos llamados a ser, estamos construyéndonos y vamos en camino a ser éso, lo que somos llamados a ser y que aún no lo somos, y ese que somos llamados a ser, es precisamente el que INTEGRA EN CADA UNO EL ÁNIMA Y EL ÁNIMUS, y lo hacemos a través, eso creo, DEL NIÑO-A, EL NIÑO-A ES LA DIMENSIÓN REAL DE LA PERSONA, EL NIÑO-A REPRESENTA EL AMOR, lo que es capaz, o lo único que es capaz de INTEGRAR AMBAS PARTES EN LA PERSONA Yo creo que cuanto más distinciones hagamos entre hombres y mujeres, tanto más va a separar a la mujer y al hombre de su ÁNIMA Por otro lado quería comentarte que el antiguo testamento y el nuevo testamento en lña religión cristiana, SU PUNTO DE UNIÓN SE PRODUCE GRACIAS A 2 MUJERES: EL ENCUENTRO ENTRE ISABEL, (madre de Juan el bautista) y MARÍA, (madre de Jesús) Y para acabar, te paso un dato que me llegó hace poco: Jesús en sus apóstoles, tenía más mujeres que hombres, aquí te paso el textto que lo indica de 20 minutos: https://www.20minutos.es/noticia/3301807/0/mitad-discipulos-jesus-eran-mujeres-revela-documental/ Un placer haberte leído Muy agradecido

    Hace 2 años 4 meses

  10. vejeke

    Corán 4:34 Los hombres están al cargo de las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos sobre otros y en virtud de lo que (en ellas) gastan de sus riquezas. Las habrá que sean rectas, obedientes y que guarden, cuando no las vean, aquello que Allah manda guardar. Pero aquéllas cuya rebeldía temáis, amonestadlas, no os acostéis con ellas, pegadles; pero si os obedecen, no busquéis ningún medio contra ellas. Allah es siempre Excelso, Grande. ¿Enamorado? ¿De cuál de sus varias mujeres? ¿De Aisha, su esposa de 6 años con la que "consumó su matrimonio" cuando aún tenía 9 años de edad (y él 54)?

    Hace 2 años 4 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí